lunes, 16 de diciembre de 2013

¡niños, niños y más niños!



Estos días he pensado tanto acerca de cómo actúa Dios conmigo como Padre, me ha dado vueltas en la cabeza el hecho de que quisiera ser una madre para mis hijos de la misma manera que Dios es conmigo.

 

No sé si soy la única mujer que siente que puede dar más como mamá, o en otras palabras, que no he dado lo suficiente como madre... No se si mis expectativas son muy altas o si son reales, lo que si se es que Dios nos da la sabiduría para llegar a ser esa madre que cualquier niño desearía tener.

 

Es muy común sentirse culpable un día porque los gritos de los niños han despertado al vecino y tus gritos sacan a relucir la poca tolerancia que tienes con ellos. ¿Qué podemos hacer? He solicitado consejo siempre en amigas, en familiares, en psicólogos, maestros, libros, revistas, etc. y llegue a la conclusión que quien debe modificar su comportamiento y actitudes somos nosotras como madres; ¿por qué? porque ellos son el reflejo de lo que viven en casa (aunque no es siempre así).

 

No tienes porque sentirte condenada por tener una actitud que no es la correcta con tus hijos, pero si motivate a cambiar eso; te recomiendo visualices a la mamá que te hubiera gustado tener y la veas como una meta que es posible alcanzar porque "Todo lo puedo en Cristo que me fortalece" Fil 4:13 y porque que mejor regalo para nuestros hijos el darle el amor y la comprensión que ellos merecen.

 

Tal vez tus hijos son ideales y pienses que no necesitas cambiar actitudes, es respetable, realmente estos consejos son para las mamás que como yo tienen hijos hiperactivos, confieso que más de una vez he estado a punto de arrancarme el cabello, y he llorado porque no sabía cómo actuar. Fui con la persona que más me conoce, la persona con la que jamás podría tener secretos ni aparentar lo que no soy... me acerqué a Dios en oración y entendí que el problema radicaba precisamente en mi, en mi falta de paciencia y dominio propio. Y comencé un tiempo de oración específica por mi carácter y el carácter de mis hijos, próximamente les compartiré un devocional para un mes dirigido especialmente a los niños.

 

"No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia." Isaías 41:10

 

Ama a Dios incondicionalmente.

 

Karla

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Licencia Creative Commons
Este blog y todo su contenido gráfico y escrito está protegido por derechos de autor bajo Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips