lunes, 13 de enero de 2014

Día 11 Fruto: FE



FRUTO FE


Días anteriores vimos las 3 cualidades del fruto del Espíritu que son para con Dios, ahora veremos el fruto del espíritu "la fe" ésta la ejercemos nosotras, es dada por Dios pero la ejercitamos nosotras, aprendemos a activarla y vemos de manera diferente la vida. 

¿Qué es la fe?

"La fe es la confianza de que en verdad
sucederá lo que esperamos; es lo que nos da
la certeza de las cosas que no podemos ver"
Hebreos 11:1 ntv


Por medio de la fe, se asegura el éxito, nos da la victoria, nos justifica recibimos bendiciones a través de ella y lo más importante, la fe en Cristo nos asegura la salvación. 
¿Puedes mencionar alguna situación en la que hayas utilizado tu fe? ¿Cómo actuaste? si bien la fe nos ayuda a confiar en que tenemos lo que hemos esperado, siempre hay que activarla, ¿cómo? La Biblia dice:


"Amados hermanos, ¿de que le sirve a uno decir que tiene fe si no lo demuestra con sus acciones ¿Puede esa clase de fe salvar a alguien? Supónganse que ven a un hermano o a una hermana que no tiene que comer ni con que vestirse y uno de ustedes le dice: "adiós, que tengas un buen día; abrígate mucho y alimentate bien" pero no le da ni alimento ni ropa. ¿Para qué le sirve? Como pueden ver, la fe por si sola no es suficiente. A menos que produzca buenas acciones, está muerta y es inútil."
Santiago 2:14-17 ntv


Esto quiere decir que hay que actuar, caminar en pos de lo que queremos ver; hay un dicho muy conocido en México que dice: "Si quieres ganar la lotería nacional, primero compra el boleto" No es suficiente sólo querer, hay que actuar. Cada uno tiene una medida de fe dada por Dios, pero podemos ejercitarla y crecer en ella, ¿Recuerdas a Pedro bajando de la barca?


"Entonces le respondió Pedro, y dijo: Señor, si eres tú, manda que yo vaya a ti sobre las aguas. Y el dijo: Ven. Y descendiendo Pedro de la barca, andaba sobre las aguas para ir a Jesús. Pero al ver el fuerte viento, tuvo miedo; y comenzando a hundirse, dio voces diciendo: ¡Señor Sálvame! Al momento Jesús, extendiendo la mano, asió de él, y le dijo: ¡Hombre de poca fe! ¿Por qué dudaste?"
Mateo 14:28-31


Sin duda nuestra fe baja cuando dudamos de que podemos hacer cosas mayores de las que creemos, baja cuando dudamos que Jesús nos respalda y eso hace que nos hundamos, nos desanimemos y no alcancemos a cumplir lo que deseamos; la buena noticia es que la fe también aumenta si la ejercitamos, si caminamos en pos de la palabra de Dios, viendo a Jesucristo y en oración; te comento que mientras mas conozcamos lo que la Palabra de Dios dice acerca de nosotras y de lo que Él tiene para nosotras y los nuestros, la fe aumentará, creceremos en fe.


"Debemos siempre dar gracia a Dios
por vosotros hermanos como es digno,
por cuanto vuestra fe va creciendo, y el amor de todos
y cada uno de vosotros abunda para 
con los demás."
2 Tesalonicenses 1:3


¿Y de qué manera podemos orar a Dios por la fe de nuestros hijos?. Creo que es bueno que ellos aprendan a crecer en fe, no importa si son menores o adultos, oremos para que ellos ejerciten su fe, que sepan que su fe será probada pero que no se den por vencidos, Jesucristo estará ahí para guiarlos, y lo más importante: Que ellos sepan que la fe en Jesucristo les da la salvación.




Oremos hoy por nuestros hijos:





ACTO DE AMOR:

Escribe una petición que tus hijos te digan para orar por ella en fe.


PARA RECORDAR:

Debo tener fe para agradar a Dios





Agradecida sirviendo




















No hay comentarios:

Publicar un comentario

Licencia Creative Commons
Este blog y todo su contenido gráfico y escrito está protegido por derechos de autor bajo Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips