jueves, 16 de enero de 2014

Día 14 Fruto: PACIENCIA




FRUTO PACIENCIA

Hemos visto 6 de 9 cualidades del fruto del espíritu, los 3 primeros son enfocados en Dios, los 3 siguientes vimos que nos benefician de manera personal y éstas 3 últimas cualidades son para con las demás personas. Hoy hablaremos y oraremos por desarrollar nuestra paciencia y por supuesto en nuestros hijos.

Sinceramente, ¿puedes decir en qué área eres impaciente? Con el paso del tiempo como que aprendemos a ser pacientes, no se si sea cuestión de edad o de madurez, pero se aprende a ser paciente, gracias al Espíritu Santo que nos deposita su fruto es que podemos desarrollarlo; se que muchas personas aún sin Dios pueden manifestar éstas cualidades pero en nosotros esa paciencia va acompañada de fe.


"Sabiendo que la prueba de vuestra fe
produce paciencia."
Santiago 1:3


PACIENCIA: Viene del griego "hupomone" y quiere decir "firmeza, perseverancia, constancia". El poder resistir es resultado de la fe que ha sido probada y ha triunfado; es decir que cuando Dios está actuando en o con nosotros tenemos la convicción de que al tiempo preciso la respuesta llegará.

Pero en el ámbito "terrenal" muchos somos impacientes, en mi caso lo reconozco, soy impaciente a la hora de consultas médicas y te diré por qué, trato de llegar mínimo 30 minutos antes de mi cita y por lo regular la persona antes que yo es impuntual lo que genera que se retrase mi hora de entrada, hasta 1 hora eso me impacienta, camino de un lado a otro, bebo agua, me siento, me levanto, miro el reloj, suspiro... el hecho de cumplir y que otros no respeten sus compromisos me altera la paciencia y tengo que ir delante de Dios y decirle: "Señor... por favor... ¿te los llevas o te los mando?"  es broma jeje, pero la verdad es que Dios sigue trabajando conmigo y me recuerda que otros (Muchos) también me tienen paciencia y entre ellos está mi esposo quien aplica muy bien eso de que "El amor es paciente, todo lo soporta" y créeme que aprendo de él.


¿Te pasa que tienes poca paciencia con tus hijos? a mi si, y sabes que analizando me di cuenta que era porque me enfocaba tanto en todo lo demás para que ellos estuvieran bien, tranquilos, cómodos que lo esencial se me salía de las manos, por ejemplo: Dedicaba gran parte del día en arreglar el hogar, comida, limpieza, etc, etc. y cuando ellos llegaban del colegio yo estaba cansada, sin humor y al mínimo desorden me alteraba... y me acerqué a mi esposo y le dije "por favor apóyame en oración, necesito ser paciente con mis hijos" y se que Dios habló a mi vida a través de él y me dijo: "Tranquila, disfruta cada momento del día, establece prioridades y hazlo; no te gastes haciendo todo en un sólo día y todos los días, divide las tareas y disfruta" ¿sabes? me funcionó ¿que te quiero decir? que la paciencia la tenemos gracias al Espíritu Santo que mora en nosotras, pero tenemos que activarla y usarla en nosotros y con los demás.


"No nos cansemos de hacer el bien. 
A su debido tiempo, cosecharemos numerosas
bendiciones si no nos damos por vencidos."
Gálatas 6:9 ntv


¡Bájate de ahí! ¡Guarda silencio! ¡Es ahora o nunca! ¡Tienes 3 para decidir! me pregunto si la paciencia que tengo para con mis hijos y otras personas es la misma paciencia que tengo para con Dios.

Ese es otro punto, se que muchos esperamos que la respuesta a nuestras oraciones sea inmediata y al no verla actuamos impulsivamente, recuerdo a Abraham, no tuvo paciencia en cuanto a ser padre y engendró un hijo con su criada y no con su esposa como le había prometido Dios y la impaciencia de ambos les llevó a actuar anticipadamente (Génesis cap. 15 y 16). Dios bendijo a ese hijo, pero no de la manera que lo hizo con el hijo prometido ¿me explico? No seamos impacientes con la respuesta de Dios porque podemos recibir menos de lo que nos correspondía.

"Con paciencia esperé que el Señor me ayudara,
y él se fijó en mi y oyó mi clamor."
Salmo 40:1 ntv






Hoy oremos por nosotras y por nuestros hijos, para que la paciencia desarrolle firmeza en nuestro carácter.





ACTO DE AMOR:

Preguntémosle a nuestro esposo o a la persona que nos conozca bien en qué área ellos se han dado cuenta que necesitamos desarrollar la paciencia.


PARA RECORDAR:

La paciencia para con Dios me da más de lo que puedo hacer yo.



Agradecida Sirviendo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Licencia Creative Commons
Este blog y todo su contenido gráfico y escrito está protegido por derechos de autor bajo Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips