martes, 7 de enero de 2014

Día 5 "Su protección"


SU PROTECCIÓN


Una de las principales preocupaciones de una madre, es la protección de sus hijos dentro y fuera de casa. En el hogar hay peligros en la cocina, la lavandería, la habitación, el baño, las escaleras, el jardín... en fin, que cansado sería tener que estar las 24 horas del día sujetando a nuestros hijos pequeños para que no les suceda ningún accidente, ¿pero y qué de ti, de tus responsabilidades? 

Fuera de casa el peligro podría ser mayor en cualquiera de nuestros hijos, sean pequeños o adultos; peligros tales como accidentes, robos, asaltos, personas que podrían dañarlos física o psicológicamente, etc., y esto tal vez nos de más inseguridad o hasta temor de no estar con ellos cuando nos lleguen a necesitar. ¿Y cómo podemos estar tranquilos confiando que ellos están bien?
Sencillo, confiando en Dios, creyendo su palabra, sus promesas de protección y orando siempre por ellos.

El estar calibrados con Dios en oración, conocimiento de su palabra y buscar siempre nuestra comunión con él nos garantiza recibir SU protección; la Biblia dice:


"El que habita al abrigo del altísimo
morará bajo la sombra del omnipotente"
Salmo 91:1

¿Qué quiere decir? Que Dios nos guarda, siempre y cuando estemos bajo su cobertura. Habrá momentos donde nosotros no tendremos el control total de las situaciones y es precisamente ahí donde Dios en su gran amor y misericordia actúa a nuestro favor, y para conseguirlo necesitamos tener comunión con él, orar y bendecir a nuestros hijos, levantar un cerco de protección alrededor de ellos a través de la oración.

Te contaré que cuando leí el versiculo que dice:





respiré profundo, me dije a mi misma: "Si envía a sus ángeles a cuidarnos, entonces no hay que temer", aún así procuro orar por ellos todos los días  cubrirlos y bendecirlos dentro y cuando salen de casa.

"Jehová te bendiga y te guarde; 
Jehová haga resplandecer su rostro sobre ti
y tenga de ti misericordia;
Jehová alce sobre tu su rostro y ponga en ti paz."
Números 6:24-26

Cubramos a nuestros hijos en oración, descansemos y confiemos en que Dios tiene todo bajo control, no quiere decir que "desatenderemos" nuestra obligación de cuidarlos, sólo intento que alcancemos a comprender el gran amor y cuidado que Dios tiene sobre nosotros y nuestra descendencia. 

Oremos hoy:






ACTO DE AMOR:

Bendícelo antes de salir, toma sus manos y bendice su camino.



PARA RECORDAR:

Mi comunión con Dios me protegerá.



Agradecida 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Licencia Creative Commons
Este blog y todo su contenido gráfico y escrito está protegido por derechos de autor bajo Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips