martes, 25 de febrero de 2014

Agradeciendo por el Matrimonio

Orar por el matrimonio es de suma importancia para mantener un matrimonio enfocado a lo que Dios quiere hacer en pareja. 


Iniciemos hoy... levantemos nuestra voz y oremos a Dios para hacer prosperar nuestro matrimonio.







lunes, 24 de febrero de 2014

Mi diario escrito para Dios



En ésta ocasión te mostraré cómo es que hago mi diario de oración, hace un tiempo compartí como es que llevo mi Cuaderno de oración pero el diario de oración es diferente.


¿Sabes? Me gusta mucho escribir, siempre lo he hecho, escribí cartas, poemas, canciones, jaja ¡de todo! y un buen día pensé ¿por qué no le escribo a Dios? total, algún día quizá olvide lo que oré hoy o como me hizo sentir el tiempo de adoración, sería bueno recordar dentro de unos años cómo eran mis pláticas con Él y será fascinante ver como es que mi relación con Él ha sido fortalecida y claro, habrán anotaciones también de los momentos en los que mis tiempos de oración bajaron...
¿Tuviste algún diario alguna vez? Yo si, y cuando lo volví a leer después de años me di cuenta de lo inmadura que estaba, de las cosas por las que me preocupaba y que siempre tuvieron solución, escribía todo con lujo de detalles y hasta pegaba en las hojas los tickets de la película que vi alguna vez en el cine, pegaba empaques de chocolates, flores, bueno... todo aquello que tenía un significado especial o simplemente lo que me hacía recordar con más claridad lo acontecido en el día.


Cuando me casé esa costumbre desapareció paulatinamente, dejé de escribir por centrarme en otras cosas más importantes tal vez, hasta que un buen día lo olvidé por completo, y a decir verdad fue bueno que dejara de hacerlo te diré más delante por qué.


Inicié nuevamente con ésta práctica porque ¡lo necesito! No quiero que mi tiempo de oración se vea afectado, oro a Dios siempre por tener un encuentro con Él cada día, no me gustaría enfriarme nuevamente, pues ya me pasó alguna vez y en verdad es lo peor que podemos hacer como cristianas, como mujeres, como esposas, y como madres, el dejar la oración te deja vulnerable y es mucho más sencillo caer y fallar; así que comencemos.



Te aconsejo que compres un cuaderno exclusivo para tu diario de oración. El tamaño que quieras, adórnalo como más te guste y recuerda ¡Es TUYO! son oraciones entre tú y Dios.


En mi diario de oración por lo regular escribo:


1.- Una cita Bíblica, alguna promesa que Dios me haya dado ese día y oro por ella.




2.- Mis peticiones de oración diarias, sobre todo porque en ocasiones olvidaba algo, puedes hacerlas en forma de lista o una oración completa



3.- Me desahogo muchas veces ahí con Dios, sobre todo cuando no quiero hablar con nadie más o cuando simplemente quiero escribirle una carta a Dios, algo que salga de mi corazón y que quiero compartirlo con él y que quede escrito para posteriormente leerlo nuevamente, no porque Él lo olvide, sino porque yo no quiero dejar de recordarlo.





4.- Y en ocasiones aplico la técnica que he aprendido en Buen día chicas dónde anoto el versículo y anoto observaciones, aplicaciones y una oración por lo aprendido, es un método que me ha ayudado muchísimo en mi caminar con Dios, he aprendido a meditar más en la palabra.






Por lo regular escribo por las noches antes de dormir, mi tiempo devocional lo tengo por las mañanas, y es cuando anoto la lista de oración y las promesas que me haya dado, algunos versículos y los medito;  por las noches es cuando escribo mi sentir y  termino el día así.

Lo importante aquí es nuestro tiempo de oración no el cuaderno en sí, ésta es una herramienta que yo comencé a utilizar y que me ha ayudado mucho en mi vida espiritual.


5.- Algo que NO escribo son mis confesiones (obviamente) porque eso es mucho muy personal y son cosas que a futuro no me gustaría recordar, porque sería como desenterrar algo que ya fue perdonado por Dios.


6.- Tampoco escribo si acaso alguien me ofendió o si tuve alguna discusión con mi esposo, ¿sabes por qué? porque pasa lo mismo que con las confesiones, cuando estás enojada hablas, o en este caso, escribes todo lo que te hicieron y podríamos desahogarnos por supuesto, pero en un futuro al leer nuevamente lo sucedido, podríamos ofendernos nuevamente o enojarnos por algo que ya pasó.



Te animo a que no dejes de orar, como te mencioné hace un rato es lo verdaderamente importante, el diario es sólo una herramienta más que por supuesto no sustituye tu tiempo de intimidad con Dios pero que a mi en lo personal me ha ayudado mucho en mi vida espiritual, espero te sea de bendición como lo ha sido para mi.

Un abrazo


Dedicada a servirle

jueves, 20 de febrero de 2014

¡Me casé con mi mejor amigo!




¡Me casé con mi mejor amigo!

Hoy te puedo decir que es la decisión más importante que he tomado en mi vida y de la que más satisfacciones he tenido, pues es el padre de mis hijos y el mejor de los papás.


Que importante es conocer a la persona con la que te casarás, por varias razones:






Y la lista sigue y sigue y (aunque tenga aliento a zombie mañanero lo amarás)... pero me encantaría que tú hicieras tu propia lista y la leas cada que puedas para que recuerdes siempre por qué sigues amando a ese hombre con el que te casaste y con el que estoy segura volverías a darle el si... 


Aparte te soy sincera, quiero que mis hijos vean a sus padres siempre felices, con confianza entre ellos, sonriendo, bromeando entre ellos, besándose cada vez más, amándose sin máscaras, hablándose la verdad, siempre buscando el bienestar del otro tal cual lo hacemos entre los mejores amigos... 


Recuerda algo querida amiga, el matrimonio es de 2 personas que se unen en uno sólo, tal vez no tengamos el matrimonio perfecto, pero con Cristo todo se puede y el amor florece cada vez que nosotras comenzamos a sembrar esa semilla y a regarla todos los días con esmero, paciencia y dedicación.


“Mejores son dos que uno; porque tienen mejor paga de su trabajo Porque si cayeren,
 el uno levantará a su compañero; pero !ay del solo! 
que cuando cayere, no habrá segundo que lo levante. 
También si dos durmieren juntos, se calentarán mutuamente; más ¿cómo se calentará uno solo?
Y si alguno prevaleciere contra uno, dos le resistirán; 
y cordón de tres dobleces no se rompe pronto.
Eclesiastés 4:9-12



Dios contigo mujer.


De su mano


lunes, 17 de febrero de 2014

Amor... Refugio seguro



"... Todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta, el amor nunca deja de ser..."

1Cor 13:7-8


Cuando comenzamos éste estudio lo hicimos con la visión de aprender a vivir nuestro matrimonio (el tuyo y el mío) con el amor que describe 1 Corintios 13; sin duda ese amor lo conocemos, lo experimentamos y lo vivimos todos los días, pues ese es el amor que Dios nos da a cada una de nosotras.

El amor ágape que hablamos anteriormente y que se describe de la siguiente manera: "El amor ágape no busca su propio bien, sino que es capaz de renunciar a sus derechos, perdona todo el tiempo y tiene como propósito primero dar y no sólo recibir."



El amor todo lo sufre...


Nunca se da por vencido... ¡jamás! cuando amamos siempre buscamos lo mejor para la otra persona, en este caso nuestro esposo, pero aplica igual para con todos. ¿Realmente estamos dispuestas a "sufrir" todo por amor? ¿A no darnos por vencidas? Esto no quiere decir que permitamos abusos, a lo que me refiero es si acaso podemos estar firmes en nuestro amor y luchar por él, por defenderlo y clamar por él para cubrirlo.


¿Cuánto tiempo hemos orado por nuestro varón? ¿días, meses, años? No te des por vencida, sigue orando por él, soporta las luchas que pudieran venir en contra de su unión, no te rindas, llegará un día la respuesta de Dios y aunque no sé si será lo que estás pidiendo si se que nuestras oraciones no tienen fecha de caducidad y que sea cual sea la respuesta de Dios, debemos confiar en que es lo mejor para nosotras

"Porque yo se los pensamientos que tengo acerca de vosotros, dice Jehová, pensamientos de paz y no de mal, para daros el fin que esperáis"

Jeremías 29:11


Todas nuestras oraciones son escuchadas, no te rindas.



El amor todo lo cree...


Tal vez pienses que todo está dicho y que ya no hay solución... tranquila, la última palabra la tiene Dios, no bajes la guardia pues es muy fácil dejar de orar, dejar de creer que algo extraordinario podría pasar, más cuando llevamos meses o tal vez años orando por el corazón de nuestro esposo; pero el amor todo lo cree, no pierdas la fe, si tu esposo es creyente o no, sigue orando por él tanto como si fuera el hombre que deseas ver en él, me explico: Dejemos de orar "quejas" y oremos soluciones, dejemos de orar los defectos de nuestro esposo y oremos sus virtudes... el amor todo lo cree, no pierdas la fe.


El amor todo lo espera...


¿De verdad todo lo esperamos? Esto es más acerca de nuestra dependencia de Dios, fíjate en quién depositamos nuestra esperanza, es un acto de rendición a él y decir: "Señor yo me alegro en la esperanza que hay en ti, soy paciente en la tribulación y no dejo de orar por él, sabiendo que tus tiempos y propósitos son perfectos"

No pierdas la esperanza de ver algún día cumplido el propósito de Dios en tu vida, en la de tu esposo y tu matrimonio, recuerda que el que comenzó la obra en nosotros la perfeccionará.


El amor todo lo soporta...


El amor se mantiene firme en toda circunstancia... ¿lo has experimentado? seguro que si... podemos soportar cualquier circunstancia por amor; hambres, engaños, indiferencia, falta de amor de tu cónyuge, en fin, tú sabes que es lo que has soportado hasta hoy por amor, es lo que nos hace diferentes de muchas más personas que dejan de perseverar, se rinden a la primer caída, sin embargo, el amor que prevalece es este, el amor que es sufrido, benigno, sin envidia, el que no es jactancioso, el que no se envanece, no hace nada indebido, no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor, no es injusto, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta... ¡No te rindas mujer de valor!



El amor nunca deja de ser...


Y de verdad, sólo el amor dura para siempre, por amor hacemos, deshacemos, hablamos, callamos, brillamos, cantamos, por amor hacemos cosas que no pensamos seríamos capaces de hacer.


Decide amar hoy a tu esposo mujer... ¿y si él no me ama? sigue amándolo, ¿y si él no pone de su parte en la relación? sigue amándolo. El matrimonio es de dos lo sé porque estoy casada y se que se construye entre ambos; cuando sólo uno trata de levantar el hogar, de reavivar el amor y de construir una familia es más difícil, sin embargo hemos sido unidos para ser uno y dar lo mejor para construir nuestra historia en pareja.


Yo te animo a que inicies tú... que estés dispuesta a sacar a flote tu matrimonio, algún día te contaré como es que el gran amor de mi esposo, sus oraciones, su perseverancia y su fe lograron que Dios cambiara mi corazón y hoy pudiera estar escribiéndote acerca del amor que todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta...


Por eso es que cuando hacía este estudio no podía dejar de dar gracias a Dios al darme cuenta de que el amor realmente lucha por el ser amado, no importa las circunstancias, no importan los engaños, las heridas, incluso no importa si la respuesta será lo que esperamos, sólo el amor no deja de ser y da lo mejor de si.


No te canses, no te rindas mujer, ama a tu esposo de la manera que deseas que él te ame, pero sobre todo, ámalo de la manera que Dios le ama a él.





Agradecida con Dios










Artículos anteriores

Amor... ¿histérico o histórico?

Los "NO" del amor

Sonríe... el amor es amable

Tranquila... el amor es paciente

Tu amor me hace bien


jueves, 13 de febrero de 2014

Amor... ¿Histérico o histórico?





"...No hace nada indebido, no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor; no se goza de la injusticia, mas se goza de la verdad."

1 Corintios 13:5-6


¿Me das la prueba de amor? -dice el novio esperando como respuesta un contundente ¡sí!- Cualquier jovencita ilusionada con un hombre que lo ha tratado bien accedería... 

Lo triste es que es más común hoy en día, ha habido un aumento en las estadísticas de mujeres menores de edad que están embarazadas, sin contar aquellas mujeres que han decidido abortar. Es triste que profesando un "falso" amor lastimen el corazón de una mujer, podemos pensar que hay demasiada publicidad sobre ese tema, y si, la hay; sin embargo la educación sexual debería darse en el hogar, dándole la explicación de la manera que Dios manifiesta en su Palabra y no la que el mundo falsa y abiertamente experimenta. 

Leí hace unos días un rótulo que decía: "La prueba de amor no se da en los moteles sino en un altar el día de tu boda" y estoy de acuerdo con ello, podemos comenzar a cambiar la manera de pensar y enseñarle a nuestros hijos valores en cuanto a ese tema, más si son varones, eduquémoslos de tal forma que podamos decir: "Así me hubiera gustado que me trataran a mi."


Dentro de "No hace nada indebido" en el matrimonio lo podemos hablar junto con "No busca lo suyo" porque por lo regular el varón y a veces la mujer "por amor" solicita diferentes tareas o prácticas que van contra lo que el cónyuge desea, y pienso que es egoísmo buscando lo suyo aunque para la pareja sea algo incómodo; puedo hablar en el sexo o en áreas contrarias a los valores que se tienen individualmente. Y a decir verdad no es por amor, es por egoísmo o amor propio, cuando nos casamos buscamos siempre hacer feliz a nuestra pareja y eso a veces quiere decir que tenemos que ceder, pero siempre y cuando no afecte nuestra integridad personal.


No se irrita, No guarda rencor... (histérico - histórico)

Mi esposo dice que las mujeres NO somos histéricas, sino históricas, porque recordamos cosas de años atrás como si hubieran sucedido hace 30 minutos y creo que es verdad, (por lo menos en mi caso, si jajaja) y son cosas buenas y malas las que recordamos, aunque seamos honestas, las cosas "malas", "tristes o que nos hicieron enojar" son las que predominan en nuestra mente y por lo consiguiente en nuestro corazón.

Leí alguna vez que alguien imaginaba nuestro corazón con dos habitaciones; una dónde están todos los recuerdos tristes, irritantes, todas aquellas veces que nos dañaron, nos engañaron, en fin... todo eso que nos marcó de manera negativa alguna vez en nuestra vida y cada anotación tiene escrita la fecha en la que nos sucedió.


Hay otra habitación dónde está todo lo bello, todo aquello que nos llenó de amor, de regocijo, cada triunfo en lo espiritual y terrenal, cada detalle que nos hizo sentir bien, importante y amada y también tiene la fecha escrita.


Entonces, si hay esas dos habitaciones ¿por qué me siento tan desdichada cada vez? Creo que es porque decidimos estar más tiempo en la habitación negativa, entramos a ella y nos sentimos apapachadas por el dolor que nos hicieron pasar, nos autocompadecemos, nos sentimos bien maquinando como vengarnos de esa persona que nos dañó y si, eso logra irritarnos a tal punto que desearíamos sacar ese coraje con lo primero que veamos... Y justo en ese momento llega tu esposo... que de hecho tiene una o más leyendas en ese "cuartito del terror" y comienzas a sacar NO sólo esa frustración sino todo el repertorio y paga platos que él tal vez no rompió.


Una pareja de esposos debería tener en cuenta que una de las bases para tener un matrimonio sano es "PERDONAR" pero te recuerdo que es perdonar y ¡olvidar! te lo digo porque he escuchado tantas veces "Perdono pero no olvido" No, querida amiga... ¿Imagínate si Dios actuará de esa forma con nosotras? es perdonar y olvidar como Dios lo hace todos los días de nuestra vida. Perdonando de verdad el resentimiento y el rencor serán más sencillos de erradicar de nuestro corazón. 

¿Te doy un tip? Pasemos más tiempo en esa habitación donde nos sentimos verdaderamente amadas, queridas, admiradas, respetadas... y no por vanidad u orgullo, sino porque ahí podemos experimentar cómo es que Dios nos ve, veamos esa habitación como el lugar donde nos re-enamoramos de Dios y de nuestro esposo.


No se goza de la injusticia más se goza de la verdad...


Max Lucado en su libro "un amor que puedes compartir" manifiesta:



"Quieres medir la profundidad de tu amor por alguien? ¿Cómo te sientes cuando esa persona tiene éxito? ¿Te alegras o sientes celos? ¿Y cuando tropieza o cae? ¿Cuándo algo le sale mal? ¿Lo lamentas de verdad? ¿O en el fondo te alegras? El amor nunca celebra la adversidad. Nunca.

Celebra el éxito inesperado de algún familiar. Haz algo divertido, memorable y significativo. Asegúrate de que la persona cuyo éxito se está celebrando sepa cuánto te alegras, no sólo por el éxito, sino también por ser quién es.



Toma nota de tu reacción cuando un hermano o una hermana creyente obtiene algún éxito. ¿Te alegras realmente con esa persona o sientes un poco de envidia? Piensa también en cómo reaccionas cuando un rival tropieza. ¿Lo disfrutas? Pídele al Señor que te revele el estado de tu corazón y dile después que te ayude a parecerte más a Cristo."



Entonces, hagamos algo querida amiga, ésta pequeña serie acerca del amor es más enfocada a vivir una vida marital tal cual la describe Dios en 1 Corintios 13, para dejar de amar de la manera que se nos enseñó en el mundo, echemos un vistazo a las parejas y el amor que se profesan personas que están lejos de Dios y analicemos si así es como queremos vivir nuestro matrimonio y peor aún, si ese es el ejemplo que deseamos vean nuestros hijos como modelo a seguir. Hay muchas cosas que debo cambiar, te confieso que cuando escribí éste artículo conforme escribía las palabras sabía que Dios estaba hablando a mi vida, sabía que para recibir primero tengo que dar y decidí comenzar nuevamente, como te expreso líneas arriba, quiero vivir un matrimonio de la manera que Dios nos muestra y amar a mi esposo de la misma manera que Dios lo ama a él... 



Recibe bendiciones Mujer de Valor


Agradecida Sirviendo







Artículos anteriores

Los "No" del amor

Sonríe... el amor es amable

Tranquila... el amor es paciente

Tu amor me hace bien

miércoles, 12 de febrero de 2014

Los "NO" del amor...



En el amor no todo es miel sobre hojuelas, a decir verdad ¿Cuántas de nosotras desearíamos tener el esposo perfecto? ¿El matrimonio perfecto? ¿Una historia que pudiéramos anotarla o escribirla para motivar a otros a enamorarse y casarse? todas nosotras, me imagino.

A las mujeres de mi generación nos mostraron un amor de telenovela y a las nuevas generaciones un amor al estilo Disney, con luchas para estar con el amor ideal pero después de la boda se les olvidó mencionar que las pruebas reales recién comenzarían.

No se si estés de acuerdo conmigo que el primer año de matrimonio todo es hermoso, es una extensión de la luna de miel y sigues tan enamorada que los errores de la pareja apenas comienzan a aparecer; pero en el segundo año, todo es diferente, ya hay mucha más confianza y la estabilidad emocional de ambos se ve afectada. ¿por qué?

Tengo 9 años de casada y haciendo una retrospección, recuerdo el segundo año de mi matrimonio ¡fue un caos! con mi primer hijo pequeñito, la escasez económica, las largas jornadas laborales de mi esposo, las voces externas que querían separarnos y hacernos pelear y nuestra lejanía de Dios, todo eso hizo que estuviéramos a punto de estallar, sólo era cuestión de tiempo para que lo que habíamos construído se viniera abajo.

Nadie nos dijo que el amor NO es sólo recibir y recibir... Es dar principalmente, buscar el bienestar del otro, anhelar su felicidad; pero tal parecía que esa parte de la historia se había dejado en blanco y vuelvo a preguntar ¿por qué? ¿Por qué hay tantos desacuerdos y fricciones algunas veces en los matrimonios? 

"...el amor NO tiene envidia, el amor NO es jactancioso, NO se envanece"

1 Cor 13:4

Es una cuestión de independencia, estamos acostumbradas a hacer las cosas por nosotras mismas que cuando nos unimos con alguien y nos hacemos uno, dejamos de buscar nuestros propios intereses para tomarlos en pareja, dejamos de pensar sólo en uno mismo para pensar en los dos, en nosotros... y es complicado al principio, es un cambio de hábitos, de mentalidad y de costumbres de manera independiente para comenzar una vida de la mano de alguien más.

Lo difícil del tema es que al no estar acostumbrados a esa integración con otra persona, comienza una lucha de poder.

  • ¿Quién tomará las decisiones?
  • ¿Quién aporta más?
  • ¿Quién sabe más en cosas del hogar?
  • ¿Quién empezó a lastimar?
  • ¿Por qué he de pedir perdón?
  • ¿Cuándo cambió?
  • ¿Por qué tengo que hacer siempre lo que él dice?
  • ¿Y dónde quedo yo?
  • Que me mantenga él
  • Siempre he sido más inteligente que ella...

y la lista podría continuar, pero el punto aquí mi querida amiga, creo que es aprender a amar a la manera que describe Pablo en 1 Corintios 13, es difícil porque estamos tan acostumbradas a solo recibir amor, que cuando el varón cambia un poco de actitud pensamos que se ha acabado el amor y comienza la lucha por el poder y podemos caer en los errores que precisamente Pablo nos advierte en ese versículo de Corintios.


Pablo dijo: "El amor NO es envidioso..."

¿Cuántos cónyuges compiten por ser mejores que el otro? La envidia separa, llena de sentimientos negativos el corazón del hombre. Anhela ser mejor que el otro, desea que le vaya mal secretamente, cuando en realidad el amor en pareja debería buscar el crecimiento y la prosperidad del otro en todas las áreas y ayudarle y alentarlo a ser mejor, no lo contrario.


"El amor NO es jactancioso..." (no se cree más que nadie)

  • El hombre no es mejor que la mujer, ni la mujer que el hombre, ambos tenemos capacidades y propósitos distintos para complementarnos.
  • Un título en la pared no te hace mejor que tu cónyuge
  • Un puesto en el empleo tampoco
  • Mayor sueldo tampoco.

Somos hijos de Dios, consideremos a los demás como mayores que nosotros con humildad.


"El amor NO se envanece..." (no es orgulloso)

El orgullo busca venganza, endurece el corazón y nos aleja de las personas que amamos, y esto puede entrar por una pequeña herida que tengamos sin sanar; pueden pasar años y sigue ahí, dañando silenciosamente hasta que un buen día sale en todo su esplendor.

  • Me la hizo, me la paga
  • No me habla, no le hablo
  • Ahora no lo abrazo para dormir
  • Lo más común, nos negamos a ellos en la intimidad.

Siempre es buen tiempo para mejorar, cada mañana es una nueva oportunidad, un nuevo comenzar, podemos partir de ahí y reflexionar en que nuestro matrimonio NO es una lucha de poder para ver quien es el mayor, es un complemento mutuo para hacer un matrimonio poderoso, un matrimonio con el amor de Dios, para guiarnos y guiar a otros a encontrar el amor al estilo de Dios: "El amor que se da sin esperar nada a cambio, el amor que busca la felicidad del otro, el amor que nos complementa y nos hace sentir que vale la pena orar y velar por él todos los días."


Recibe bendiciones mujer de valor.


Agradecida con Dios






Artículos anteriores


lunes, 10 de febrero de 2014

Sonríe... El amor es amable




"El amor es paciente y bondadoso..."

1Cor 13:4


El ejemplo más claro en cuanto al amor sin duda es Jesucristo; cuando hablan acerca de que el amor es bondadoso o amable, mi imaginación comienza a volar y veo a Jesús con los niños, lo imagino tan inocente, tan lleno de bondad para con las personas, tan amable que los niños querían estar con Él, cuando alguien es duro o amargado los niños le huyen.


Las personas con bondad tienen una inclinación a hacer el bien y de eso se trata el amor, de buscar siempre el bien del otro. Sin duda una persona que ha experimentado el amor, es amable, bondadoso siempre busca como ayudar a otros; podemos ver en una persona con amargura que difícilmente actúa con bondad y es obvio porque la amargura proviene de un corazón endurecido, lo contrario a bondad donde el corazón ha sido "ablandado", agradable, un corazón transformado por el amor de Dios.


Dios es bueno, si Él habita en nuestro corazón y dejamos que cada día nos vaya guiando y llenando con su amor, para nosotras será más sencillo actuar con amabilidad con todos. Y en verdad con todos, aún cuando las otras personas no sean amables con nosotras, de nada sirve si damos amor a los que nos aman, demos amor a todos sin hacer acepción de personas.


He visto con dolor como muchas personas son groseras con los que les prestan un servicio y los agreden, les hablan mal y no muestran agradecimiento por su trabajo; lo entiendo de personas que no conocen a Dios y que difícilmente podrían demostrar esa clase de amor, pero no lo entiendo de personas que hemos sido llenas con la presencia del Espíritu Santo, cuando tenemos esa llenura y nos guía podemos ser amables con todos.


En el matrimonio debería funcionar igual o mucho mejor que con las personas de fuera ¿por qué? porque el amor es bondadoso y en pareja el amor es único, por ejemplo: "No hay otra persona en la tierra a la que ame como amo a mi esposo" el amor se da a todas las personas, a los hijos, a los padres, hermanos, amigos, etc. pero el amor entre esposos es incomparable. Pero... ¿y si no recibo lo mismo? De igual forma seamos amables con ellos, pacientes, todo el tiempo Dios nos ama, nos perdona y nos ve diferentes, hagamos lo mismo con ellos, amemos, perdonemos y extendamos ese amor que Dios nos da, comencemos a amar en la forma que describe 1 Corintios 13 ese amor que no lo enseñan en las escuelas, en la calle, ni en el mundo.


Desgraciadamente no es en todos los casos, tristemente hay matrimonios en los que la bondad no existe de una parte o de ambas, pero creo en el poder de Dios y en que cambia corazones, por eso no dejemos de orar por nuestro esposo y sembrar en ellos aquello que nosotras deseamos cosechar.



Comparto contigo 20 cosas que en lo personal creo que ayudarán mucho a demostrar ese amor bondadoso y amable a nuestro esposo; no nos detengamos a pensar si lo merece o no, si nosotras merecemos lo mismo o más, hoy demos lo que deseamos recibir y oremos para que Dios toque y transforme su corazón en un corazón que tenga el amor de Dios y lo derrame conmigo y con las personas que lo rodean.



Agradecida Sirviendo


Artículo anterior






domingo, 9 de febrero de 2014

Día 30 "Gracias"



Gracias mujer por estar estos 30 días intercediendo a Dios por tus hijos, hemos tenido tiempos hermosos clamando por sus vidas, creo que Dios escucha la oración de una madre, creo que no hay fecha de caducidad en las oraciones y creo que antes de hablar Él ya nos escuchó.


No dejemos de orar por nada, su palabra lo dice bien: 

"Nunca dejen de orar" (1 tesalonicenses 5:17) 

y menos por nuestros hijos, nadie orará por ellos más que nosotras, nadie estará tan interesada en que les vaya bien toda su vida como nosotras, cuidemos de ellos, demos a cada uno amor, el mismo amor que Dios nos da a nosotras por ser sus hijas y vivamos una vida en la cual ellos puedan levantarse y llamarnos "bienaventurada"  (Proverbios 31:28)


Seamos de bendición a nuestros hijos, seamos influencia positiva a su vida y oremos siempre por ellos.


Hoy mi oración es por ti, para que nuestro Dios te de la fuerza, sabiduría y el consejo que necesitas para seguir en pie en esta hermosa comisión de ser mamá, confía en que tus oraciones serán contestadas.

Gracias por acompañarme, por interesarte en tus hijos y por ser de bendición.





¡Gracias mujer de Valor!



ACTO DE AMOR:

Nunca dejes de orar


PARA RECORDAR:

Mis oraciones no tienen fecha de caducidad


Agradecida Sirviendo



Artículo anterior

sábado, 8 de febrero de 2014

Día 29 "Agradecidos orando"



El agradecimiento es una de las emociones más poderosas de la humanidad, el ser agradecidos ayuda a las personas a ser más felices y podría cambiarse la actitud con que se vive la vida.


Una de las razones por las que la gratitud funciona es porque nos conecta con otros, nos hace empatizar con las personas y nos hace sentir bien.


Las abuelas solían decir que hay 2 palabras de oro que abren puertas "por favor y gracias" y es cierto, lo veo con mis hijos y lo experimento en mi vida, trato de ser agradecida con la gente que me rodea y con los que me han ayudado; tal vez no soy muy buena en ello y me hace falta demostrar más mi gratitud, pero me esfuerzo en ello cada que tengo oportunidad.


El ser agradecidos con las personas te hace diferente y más en un mundo dónde han dejado de interesarse por otros, la ingratitud es común hoy en día; nos hace falta reconocer los favores recibidos y nos hace fríos, apáticos y por ende nos aleja de las personas.


Con nuestro Dios es igual, cuando dejamos de ser agradecidos nos alejamos de su presencia; cuando nos rescata y cambia nuestro corazón nos damos cuenta de cuánto hemos sido perdonados, agradecemos todo el tiempo pues nos hemos enamorado tanto de Él que damos gracias por todo lo que ha hecho en nuestra vida, por todo lo que nos ha dado, y aprendemos a dar gracias por lo que nos falta y lo que nos ha sido quitado pues recién ahí es cuando entendemos que todas las cosas ayudan a bien a los que amamos a Dios. Y al igual que en lo terrenal, cuando dejamos de ser agradecidos nos alejamos de Él, es una forma de decir "Lo he logrado por mi misma" y nos endurecemos, podemos dejar de orar y de adorar también pues nuestro corazón se endurece a falta de gratitud porque repito "La ingratitud no reconoce los favores recibidos"


"Y den gracias por todo a Dios el Padre en el
nombre de nuestro Señor Jesucristo"

Efesios 5:20


Enseñémosle a nuestros hijos de gratitud, seamos ejemplo en ello, principalmente seamos agradecidos con Dios, por todo, guiemos a nuestros hijos en oración de gratitud, no importa la edad que tengan, siempre es bueno orar en familia, seamos agradecidas todo el tiempo, mi querida amiga Edurne de El viaje de una mujer tiene un diario de gratitud y cada día anota 3 cosas por las cuales agradecer a Dios, cosas tan simples como agradecer por el viento que nos despeina, pero que nos hacen darnos cuenta de lo bendecidas que somos todos los días.





El ser agradecidas con Dios nos lleva a orar más, el reconocer que sin Él nada de lo que somos seríamos nos lleva a agradecer. Ora mujer, no dejes de orar ni de adorar a Dios, arraiga tu vida en Él como dice su palabra, tu vida cambiará y la de tus hijos también, seamos agradecidas y oremos.






ACTO DE AMOR:

Comienza hoy escribiendo 3 cosas por las cuales estás agradecida con Dios.


PARA RECORDAR:

La gratitud me conecta con la personas.



Agradecida Sirviendo


Artículo Anterior

viernes, 7 de febrero de 2014

Día 28: "Enamorados de Dios"



Un anhelo en mi corazón es que mis hijos vivan toda su vida enamorados de Dios. Como mamás tenemos la responsabilidad de encaminar a nuestros hijos a amarlo, que lo conozcan y se enamoren de Él, que le sirvan y se capaciten en su Palabra para llevar a más y más personas a los pies de Cristo.


Hemos hablado antes acerca de que somos influencia en nuestro hogar en muchas áreas, y el amar a Dios no es la excepción, nuestros hijos actúan más por nuestro ejemplo que por lo que podamos decirles.


"Me acuerdo de tu fe sincera, pues tú tienes la misma fe de la que 
primero estuvieron llenas tu abuela Loida y tu madre, Eunice,
y sé que esa fe sigue firme en ti."

2Timoteo 1:5 ntv


De nosotras ellos aprenderán a buscar a Dios, ¿Ellos nos escuchan orando? ¿Ellos nos ven leyendo la Biblia? ¿Ellos nos ven evangelizando? ¿Ellos perciben tu amor a Dios?


El que ellos amen a Dios les hará su vida menos pesada, no quiere decir que nunca tendrán contratiempos, pero si sabrán hacerle frente a ellos con sabiduría, con la guía del Espíritu Santo y con la confianza de que las decisiones que tomen serán las correctas y aprenderán que cualquiera que sea el resultado le será de bendición porque todo, absolutamente todo ayuda a bien a los que amamos a Dios.


Cuando amamos a Dios nuestra vida es diferente porque anhelamos hacer todo para agradarle a Él; visualiza a tus hijos haciendo todo para Dios ¿no sería mucho mejor verlos enamorados de Dios que verlos enamorados de las cosas del mundo?





Sigamos orando por ellos no importa la edad que tengan, Dios es bueno y su llamamiento es irrevocable, oremos para que ellos se enamoren todos los días de Él.





ACTO DE AMOR:

Enséñale a tus hijos a adorar a Dios


PARA RECORDAR:

Yo soy el ejemplo que ellos seguirán.


Agradecida Sirviendo


Oración anterior


¡únete a la comunidad instagram!

Licencia Creative Commons
Este blog y todo su contenido gráfico y escrito está protegido por derechos de autor bajo Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

¡Suscríbete a mi canal!

Blogging tips