miércoles, 5 de febrero de 2014

Día 27: Su Dominio Propio




Dominarse a sí mismo, se dice tan fácil ¿pero en realidad lo es? Seamos honestas, tener dominio propio cuesta mucho trabajo en diversas áreas ¿por qué? Creo que necesitamos diligencia, prudencia y sobre todo determinación para hacerlo.


Alguna vez leí que la vida cristiana avanza cuando cooperamos con todo aquello que el Espíritu Santo no da; es decir "Tenemos que poner de nuestra parte para sobresalir en lo que Dios nos otorga".


¿Podrías mencionar en dónde hace falta dominarte a ti misma?
  • En lo que hablas
    • Chismes
    • Quejas
  • En la comida
  • En la forma que ocupas tu tiempo
    • Demasiada T.V.
    • Dormir demasiado
  • ¿Gastas compulsivamente?
  • ¿Haces demasiado ejercicio?
  • ¿Qué pensamientos predominan en tu mente?

Y podemos ser más específicas pero no se trata de "ventanear" a nadie, cada una de nosotras sabemos en qué somos débiles y podemos orar a Dios para saber administrar todo eso.





Conociendo entonces que Dios nos ha dotado de dominio propio, comencemos a usarlo, por poner un ejemplo sencillo:

"Estás decidida a bajar unos cuantos kilitos que te sobran y te pones a dieta "rigurosa" ¿te pasa que ves un pastelillo y piensas en comerte sólo un pedacito? Y en realidad terminas comiéndolo todo porque razonas "Bueno, tengo 15 días más para seguir al pie de la letra la dieta."


El dominio propio ya lo tenemos por gracia de Dios, tenemos oportunidad de "decidir" si lo usamos o no; sólo nos falta decisión, determinación y diligencia para salir victoriosas en Él. Lo mismo sucede con nuestros hijos, obsérvalos, podrás percatarte en qué les hace falta dominarse y ser diligentes; hoy tenemos la oportunidad de orar a Dios por ellos para que actúen y decidan dominar aquello en lo que podrían perder el control más adelante; o si acaso ya hay algo en lo que están teniendo problemas debido a la falta de dominio, oremos por ello también, recuerda lo que dice Proverbios 13:4


"El alma del perezoso desea, y nada alcanza;
mas el alma de los diligentes será prosperada."


Deseamos ver a nuestros hijos triunfando, oremos hoy, seamos diligentes en la oración por ellos.





ACTO DE AMOR:

Haz una lista con tus debilidades, ora por ellas para dominio propio y haz una lista más con las debilidades de tus hijos.


PARA RECORDAR:

Yo decido ejercer el dominio propio.


Agradecida Sirviendo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡únete a la comunidad instagram!

Licencia Creative Commons
Este blog y todo su contenido gráfico y escrito está protegido por derechos de autor bajo Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

¡Suscríbete a mi canal!

Blogging tips