lunes, 24 de febrero de 2014

Mi diario escrito para Dios



En ésta ocasión te mostraré cómo es que hago mi diario de oración, hace un tiempo compartí como es que llevo mi Cuaderno de oración pero el diario de oración es diferente.


¿Sabes? Me gusta mucho escribir, siempre lo he hecho, escribí cartas, poemas, canciones, jaja ¡de todo! y un buen día pensé ¿por qué no le escribo a Dios? total, algún día quizá olvide lo que oré hoy o como me hizo sentir el tiempo de adoración, sería bueno recordar dentro de unos años cómo eran mis pláticas con Él y será fascinante ver como es que mi relación con Él ha sido fortalecida y claro, habrán anotaciones también de los momentos en los que mis tiempos de oración bajaron...
¿Tuviste algún diario alguna vez? Yo si, y cuando lo volví a leer después de años me di cuenta de lo inmadura que estaba, de las cosas por las que me preocupaba y que siempre tuvieron solución, escribía todo con lujo de detalles y hasta pegaba en las hojas los tickets de la película que vi alguna vez en el cine, pegaba empaques de chocolates, flores, bueno... todo aquello que tenía un significado especial o simplemente lo que me hacía recordar con más claridad lo acontecido en el día.


Cuando me casé esa costumbre desapareció paulatinamente, dejé de escribir por centrarme en otras cosas más importantes tal vez, hasta que un buen día lo olvidé por completo, y a decir verdad fue bueno que dejara de hacerlo te diré más delante por qué.


Inicié nuevamente con ésta práctica porque ¡lo necesito! No quiero que mi tiempo de oración se vea afectado, oro a Dios siempre por tener un encuentro con Él cada día, no me gustaría enfriarme nuevamente, pues ya me pasó alguna vez y en verdad es lo peor que podemos hacer como cristianas, como mujeres, como esposas, y como madres, el dejar la oración te deja vulnerable y es mucho más sencillo caer y fallar; así que comencemos.



Te aconsejo que compres un cuaderno exclusivo para tu diario de oración. El tamaño que quieras, adórnalo como más te guste y recuerda ¡Es TUYO! son oraciones entre tú y Dios.


En mi diario de oración por lo regular escribo:


1.- Una cita Bíblica, alguna promesa que Dios me haya dado ese día y oro por ella.




2.- Mis peticiones de oración diarias, sobre todo porque en ocasiones olvidaba algo, puedes hacerlas en forma de lista o una oración completa



3.- Me desahogo muchas veces ahí con Dios, sobre todo cuando no quiero hablar con nadie más o cuando simplemente quiero escribirle una carta a Dios, algo que salga de mi corazón y que quiero compartirlo con él y que quede escrito para posteriormente leerlo nuevamente, no porque Él lo olvide, sino porque yo no quiero dejar de recordarlo.





4.- Y en ocasiones aplico la técnica que he aprendido en Buen día chicas dónde anoto el versículo y anoto observaciones, aplicaciones y una oración por lo aprendido, es un método que me ha ayudado muchísimo en mi caminar con Dios, he aprendido a meditar más en la palabra.






Por lo regular escribo por las noches antes de dormir, mi tiempo devocional lo tengo por las mañanas, y es cuando anoto la lista de oración y las promesas que me haya dado, algunos versículos y los medito;  por las noches es cuando escribo mi sentir y  termino el día así.

Lo importante aquí es nuestro tiempo de oración no el cuaderno en sí, ésta es una herramienta que yo comencé a utilizar y que me ha ayudado mucho en mi vida espiritual.


5.- Algo que NO escribo son mis confesiones (obviamente) porque eso es mucho muy personal y son cosas que a futuro no me gustaría recordar, porque sería como desenterrar algo que ya fue perdonado por Dios.


6.- Tampoco escribo si acaso alguien me ofendió o si tuve alguna discusión con mi esposo, ¿sabes por qué? porque pasa lo mismo que con las confesiones, cuando estás enojada hablas, o en este caso, escribes todo lo que te hicieron y podríamos desahogarnos por supuesto, pero en un futuro al leer nuevamente lo sucedido, podríamos ofendernos nuevamente o enojarnos por algo que ya pasó.



Te animo a que no dejes de orar, como te mencioné hace un rato es lo verdaderamente importante, el diario es sólo una herramienta más que por supuesto no sustituye tu tiempo de intimidad con Dios pero que a mi en lo personal me ha ayudado mucho en mi vida espiritual, espero te sea de bendición como lo ha sido para mi.

Un abrazo


Dedicada a servirle

6 comentarios:

  1. muy bueno, siempre inicio y lo dejo, encuentro papelitos con anotaciones q después termino tirando, esta vez lo hare enserio!! Bendiciones! :) Jess Morgan

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. hola querida Jess! si, hazlo verás que en unos años es hermoso recordar palabra que nos haya dicho y verificar cómo ha sido fiel al contestar oraciones, te mando un abrazo y bendiciones! :)

      Eliminar
  2. Muchisimas gracias por tomarte el tiempo de compartir esta hermosa herramienta. Gracias por tu servicio. Que Dios te bendiga grandemente..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. igualmente querida Linda, espero sea de bendición, te envío un abrazo y muchas bendiciones :)

      Eliminar
  3. Karla que buena idea, yo escribia diarios, muchos desde mis 15, luego deje de hacerlo, sin embargo me agrada mucho la idea de tener un diario de oracion.
    Muchas gracias por compartir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. que bueno que te gustó ;) si comienzas con uno me gustaría recibir una fotografía para publicarla si gustas =) te envío un abrazo muy grande y bendiciones Denilsa, cuídate!

      Eliminar

¡únete a la comunidad instagram!

Licencia Creative Commons
Este blog y todo su contenido gráfico y escrito está protegido por derechos de autor bajo Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

¡Suscríbete a mi canal!

Blogging tips