lunes, 10 de febrero de 2014

Sonríe... El amor es amable




"El amor es paciente y bondadoso..."

1Cor 13:4


El ejemplo más claro en cuanto al amor sin duda es Jesucristo; cuando hablan acerca de que el amor es bondadoso o amable, mi imaginación comienza a volar y veo a Jesús con los niños, lo imagino tan inocente, tan lleno de bondad para con las personas, tan amable que los niños querían estar con Él, cuando alguien es duro o amargado los niños le huyen.


Las personas con bondad tienen una inclinación a hacer el bien y de eso se trata el amor, de buscar siempre el bien del otro. Sin duda una persona que ha experimentado el amor, es amable, bondadoso siempre busca como ayudar a otros; podemos ver en una persona con amargura que difícilmente actúa con bondad y es obvio porque la amargura proviene de un corazón endurecido, lo contrario a bondad donde el corazón ha sido "ablandado", agradable, un corazón transformado por el amor de Dios.


Dios es bueno, si Él habita en nuestro corazón y dejamos que cada día nos vaya guiando y llenando con su amor, para nosotras será más sencillo actuar con amabilidad con todos. Y en verdad con todos, aún cuando las otras personas no sean amables con nosotras, de nada sirve si damos amor a los que nos aman, demos amor a todos sin hacer acepción de personas.


He visto con dolor como muchas personas son groseras con los que les prestan un servicio y los agreden, les hablan mal y no muestran agradecimiento por su trabajo; lo entiendo de personas que no conocen a Dios y que difícilmente podrían demostrar esa clase de amor, pero no lo entiendo de personas que hemos sido llenas con la presencia del Espíritu Santo, cuando tenemos esa llenura y nos guía podemos ser amables con todos.


En el matrimonio debería funcionar igual o mucho mejor que con las personas de fuera ¿por qué? porque el amor es bondadoso y en pareja el amor es único, por ejemplo: "No hay otra persona en la tierra a la que ame como amo a mi esposo" el amor se da a todas las personas, a los hijos, a los padres, hermanos, amigos, etc. pero el amor entre esposos es incomparable. Pero... ¿y si no recibo lo mismo? De igual forma seamos amables con ellos, pacientes, todo el tiempo Dios nos ama, nos perdona y nos ve diferentes, hagamos lo mismo con ellos, amemos, perdonemos y extendamos ese amor que Dios nos da, comencemos a amar en la forma que describe 1 Corintios 13 ese amor que no lo enseñan en las escuelas, en la calle, ni en el mundo.


Desgraciadamente no es en todos los casos, tristemente hay matrimonios en los que la bondad no existe de una parte o de ambas, pero creo en el poder de Dios y en que cambia corazones, por eso no dejemos de orar por nuestro esposo y sembrar en ellos aquello que nosotras deseamos cosechar.



Comparto contigo 20 cosas que en lo personal creo que ayudarán mucho a demostrar ese amor bondadoso y amable a nuestro esposo; no nos detengamos a pensar si lo merece o no, si nosotras merecemos lo mismo o más, hoy demos lo que deseamos recibir y oremos para que Dios toque y transforme su corazón en un corazón que tenga el amor de Dios y lo derrame conmigo y con las personas que lo rodean.



Agradecida Sirviendo


Artículo anterior






No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡únete a la comunidad instagram!

Licencia Creative Commons
Este blog y todo su contenido gráfico y escrito está protegido por derechos de autor bajo Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

¡Suscríbete a mi canal!

Blogging tips