martes, 4 de febrero de 2014

Tu amor me hace bien



Hablemos de amor...

En la actualidad el amor en la sociedad se ha ido menospreciando; no sé si te has dado cuenta que hoy en día los jóvenes se ponen de novios para no estar solos y no por amor, algunos más profesan un amor inexistente sólo para conseguir sexo y otros más ni siquiera promulgan amor.

El amor según Wikipedia es: "Un concepto universal relativo a la afinidad entre seres, se interpreta como un sentimiento relacionado con el afecto y el apego."


En la Biblia (en el griego) se mencionan 4 tipos de amor:

  • STORGE (afecto) una pareja tiene afinidad uno por el otro
  • EROS (Romance) Pasión uno por el otro
  • FILEO (Amistad) Me cae bien y disfruto su compañía
  • ÁGAPE (Busca el bien del otro) El amor que se busca en una pareja.

Todas las parejas experimentan diferentes niveles de amor dentro del matrimonio, y constantemente se suele escuchar que las parejas ya no se aman, hemos escuchado que ya no hay deseo uno por el otro o definitivamente ya no se entienden y el orgullo es más grande que el amor.

Pero Dios nos muestra que su amor es ágape, ese amor que busca siempre lo mejor para el otro; ese amor en el que debe cimentarse el matrimonio para así agradar a Dios.


El amor ágape no busca su propio bien, sino que es capaz de renunciar a sus derechos, perdona todo el tiempo y tiene como propósito primero dar y no sólo recibir.


"El amor es paciente, es bondadoso; el amor no tiene envidia; 
el amor no es jactancioso, no es arrogante;
 no se porta indecorosamente; no busca lo suyo, 
no se irrita, no toma en cuenta el mal recibido; 
no se regocija de la injusticia, sino que se alegra con la verdad; 
todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta. 
El amor nunca deja de ser."

1 Corintios 13:4-8


Por eso este tiempo lo dedicaremos a hablar acerca de como vivir el matrimonio basándonos en Corintios 13. Dios es bueno y cambia corazones, re-enamora, restaura relaciones, reconstruye ruinas sólo necesita que los constructores estén dispuestos a trabajar y levantar lo que tal vez se derribó.

Si los cimientos están fuertes y todo marcha tal cual Dios lo estableció, demos gracias por ello y sigamos haciendo lo que Él nos ha enseñado; instruyamos a aquellos que pasan por momentos en los que piensan darse por vencidos y demos de gracia lo que de gracia hemos recibido.

No olvides que:

"Así que no son ya más dos, sino una sola carne;
por tanto, lo que Dios juntó, no lo separe el hombre."

Mateo 19:6

Me fascina darme cuenta que de entre millones de mujeres fui elegida para ser la esposa de mi esposo, su ayuda idónea, su compañera, su complemento, su carne...


Avivemos el amor en pareja y hagámoslo un estilo de vida conyugal.

Acompáñame, estos días seguiré hablando del amor en pareja.


Agradecida Sirviendo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Licencia Creative Commons
Este blog y todo su contenido gráfico y escrito está protegido por derechos de autor bajo Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips