sábado, 8 de marzo de 2014

¡Mujer... es de Valor!




Mujer…
¿Por qué fue creada la mujer? Porque Dios deseaba una descendencia, Malaquías 2:15 nos dice:


“¿No te hizo uno el Señor con tu esposa? En cuerpo y espíritu ustedes son de él.
¿Y qué es lo que él quiere? De esa unión quiere hijos que vivan para Dios.
Por eso, guarda tu corazón y permanece fiel a la esposa de tu juventud.




¿Te imaginas? Que maravilloso es saber que Dios deseaba tener hijos y creó a la mujer para ser quien diera a luz a toda su descendencia, ser quien cuidara desde el inicio al nuevo ser que vendría ya con un propósito establecido.



Mujer, lo mejor que Dios nos pudo haber regalado es el privilegio de dar vida, cargar en tu vientre un ser un ser que es hijo de Dios, sentir sus movimientos y saber que desde entonces Dios tiene cuidado de ellos, y sus ojos ven el embrión… uau, es para agradecerse todos los días de nuestra estadía en ésta tierra que se nos dio para gobernarla junto con nuestro esposo. Génesis 1:28



“Y los bendijo Dios, y les dijo: Fructificad y multiplicaos;
llenad la tierra, y sojuzgadla, y señoread en los peces del mar, en las aves de los cielos,
y en todas las bestias que se mueven sobre la tierra.



Somos mujeres, creadas de la costilla del varón, carne de su carne, 100% creación de Dios, de la vida nos dio vida y mi parte favorita… Nos creó del varón para pertenecernos uno al otro, para complementarnos y unirnos.



Meditaba acerca del por qué somos formadas de la costilla del varón y me puse a pensar en las funciones de las costillas.


1.      Están unidas a la columna vertebral.- Ninguna de ellas se separa de la columna; me gusta pensar que esa es una de nuestras funciones como mujer y esposa, NUNCA separarnos de la columna, eso que sostiene el cuerpo y que definitivamente es Cristo, el día en que decidiéramos separarnos de la columna, moriríamos espiritualmente si acaso no hay una reconexión, al igual que en lo natural no podríamos vivir si no estuviéramos pegadas y dependiendo de Cristo.



2.      Cubren y protegen los pulmones.- Si pensabas que sólo estamos en el hogar como segundo lugar y a veces hasta no valorada, bueno pues al meditar en esta parte me di cuenta de que una de nuestras funciones es salvaguardar el aire de nuestro hogar, somos quienes estamos la mayor parte del día en casa, de nuestra cuenta corre que la atmósfera de cada habitación sea llena de la presencia del Espíritu Santo, tú como yo hemos aprendido qué es lo que le agrada y qué no le agrada a Dios de acuerdo a lo escrito en su Palabra, y en cuestión de santificar nuestro hogar es sencillo, sólo preguntémonos cada que vayamos a colocar algo en cualquier lugar de nuestro hogar: ¿Esto glorifica a Dios? ¿La presencia de esto llenará de unción mi hogar? guardemos los pulmones, el aire espiritual de nuestro hogar y por consiguiente de nuestro esposo, pues al estar santificando nuestro hogar y llenando cada rincón con la presencia del dulce Espíritu, nuestro amado esposo notará la diferencia.



3.      Son resistentes para soportar el cuerpo y al mismo tiempo frágiles si son presionadas fuertemente.- ¿Te suena familiar? La mujer es fuerte, soporta el dolor físico y el emocional, es capaz de levantarse minutos después de haber dado a luz y es capaz de salir a trabajar aún cuando su matrimonio esté en crisis. Dios nos creó con la capacidad enorme de soportar el dolor, sin embargo nos hizo frágiles, me gusta pensar que para que nuestro varón nos cuidara y nos protegiera también, nos pertenecemos y ellos saben hacernos sentir cuidadas también.



4.      La función principal de las costillas es la de proteger el corazón.- Leíste bien… que privilegio es el que nosotras, las mujeres seamos las encargadas de cubrir, proteger y guardar el corazón en nuestro hogar, de nuestro esposo, nuestros hijos… Me agrada la idea y la agradezco pues es una confianza enorme de parte de Dios en cada mujer el hecho de ser quienes protejamos el corazón. ¿Cómo podemos hacerlo? Amando, haciendo nuestro trabajo de la mejor manera, siendo fieles al pacto que hicimos en el altar, guardando la espalda de nuestro esposo y levantándolo en oración, no permitiendo que nada pueda dañarlo.




Tenemos tantas virtudes que nos ha dado Dios, y es sencillo verlas si tan sólo leemos Proverbios31, la mujer virtuosa y lo mejor de todo es que podemos convertirnos en esa mujer si tan solo nos disponemos a cambiar actitudes, hábitos, pensamientos y nos dejamos moldear por nuestro amado creador, ¿no te gustaría? podemos ser una joya para nuestros esposos y para nuestros hijos y creo que nosotras estaríamos mucho más agusto con nosotras mismas, mucho más de lo que estamos ahora, y nos sentiríamos completamente plenas.



¡Somos mujeres de valor por el simple hecho de ser mujeres! Dios nos planeó, nos pensó y nos creó, tuvo cuidado al hacernos y me conmueve el imaginar cómo es que tuvo la paciencia para detallarnos y darnos cada una de las características que nos diferencía del varón. Mi esposo dice que la mujer es tierna, cálida, dulce por ser creada de la vida misma, contrario al varón que fue creado de la tierra áspera, fría, creación de Dios sí, pero muy diferentes uno del otro.



Hoy que es el día internacional de la mujer queremos hacer un homenaje a cada mujer, cada una es una mujer de valor, bendecida, deseada, planeada y amada por Dios, desde antes de nacer Él ya nos amaba, no importa la situación como hayas nacido, Dios ya había planeado tenerte para darte su amor.



Imagino a nuestro Padre viéndonos a los ojos cuando nos estaba creando, tierno, sonriendo al darnos nombre, hablándonos de cómo es que sería nuestra estadía en la tierra, platicándonos como sería nuestra niñez y diciéndonos “tranquila, habrán cosas que no serán las que esperas, pero mi amor por ti es enorme y siempre estaré ahí para ayudarte y amarte.” Lo imagino tanto abrazándonos justo en el momento en el que nos implantaría en el vientre de nuestra madre para meses después nacer y ver la luz de la que Él nos había hablado, acariciando nuestro cabello al explicarnos que viviríamos una vida que Él ya planeó para que al final de nuestros días indudablemente regresemos a casa, a sus brazos directamente, a su regazo donde con emoción nos escuchará relatarle cómo fue nuestro paso por ésta vida…



Hoy te bendecimos mujer, te bendecimos desde tu concepción, el día de tu nacimiento, tu niñez, tu adolescencia, tu noviazgo, tu matrimonio, el día que te convertiste en madre, el día que descubriste que Dios tenía un propósito para tu vida y lo reconociste como tu Salvador, bendecimos cada lucha que tengas porque eso te hará crecer y madurar, bendecimos cada decisión que tomes conforme a la voluntad de Dios, bendecimos tu entrada y tu salida, tu acostarte y tu levantarte, bendecimos cada una de las virtudes y características que tienes y que te hacen diferente de toda la humanidad, te bendecimos por ser mujer, por ser creación de Dios, siéntete amada por Él y disfruta este día que fue establecido para darle reconocimiento a una de las más grandes creaciones de Dios… ¡Tú!



Hoy gritemos a viva voz: gracias a mi Dios ¡Soy Mujer de Valor!




Dedicada a Servirle

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Licencia Creative Commons
Este blog y todo su contenido gráfico y escrito está protegido por derechos de autor bajo Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips