lunes, 28 de abril de 2014

Guardar su Espalda




¿Guardar su espalda? Cuando escuché eso por primera vez me sorprendí, la verdad es que nunca pensé en la importancia de guardar el testimonio de mi esposo, eso va de la mano o es sinónimo de respeto.


El respeto es un valor que permite que podamos reconocer, aceptar, apreciar y valorar las cualidades del prójimo y sus derechos. Es decir, el respeto es el reconocimiento del valor propio y de los derechos de los individuos y de la sociedad.


Cuando hablo de “guardar la espalda” de tu esposo quiero decir que lo cubramos en oración y físicamente, ellos como varones confían plenamente en nosotras y si no tenemos el cuidado necesario podríamos lastimarlos o dejarlos en mal con las personas que nos rodean y con quienes tenemos contacto.



Por lo demás, cada uno de vosotros ame también a su mujer como a sí mismo;
y la mujer respete a su marido.

Efesios 5:33



Podemos respetar a nuestro esposo en todas las áreas, no nos dice “si él se lo merece” dice que la mujer respete a su marido, y podemos comenzar desde hoy si acaso no lo hemos hecho antes.



Todo varón necesita sentirse respetado, y la mujer puede y debe hacerlo honrando el liderazgo y la autoridad de su esposo porque él ha sido puesto en ese sitio por Dios, no porque sea superior a la mujer sino por la autoridad que Dios le dio.



Guarda su espalda


Sinceramente ¿cómo te expresas de tu esposo con otros? ¿Hablas de sus errores más que sus virtudes? ¿Te burlas de él a su espalda o peor aún, frente a él? ¿Haces chistes de sus defectos? ¿Cuándo tienen problemas lo exhibes ante sus amigos o familiares? ¿Realmente lo apoyas en las decisiones que toma con tus hijos?


Nuestro papel como mujer es distinto al del varón, eso lo hemos estudiado antes y en el hogar ellos son la cabeza, la autoridad y les ha sido delegado un liderazgo que a nosotras no nos corresponde llevar, y a veces decimos que lo sabemos y que lo llevamos a cabo pero no es así, porque en cuanto al varón se le ocurre dar su punto de vista en cualquier cosa del hogar o de los hijos, respingamos o definitivamente no lo acatamos.


Recuerda que los hijos observan y escuchan todo, no importa si estás en una habitación diferente, ellos saben cuando la mujer no respeta esa autoridad del marido y por consiguiente ellos no respetarán a su papá.


Pero eso no es para condenarnos, sino para mejorar y madurar en pareja.



¿Qué podemos hacer para mejorar eso?


·         Ama a tu marido, con defectos, virtudes, errores, carencias… ¡con todo ello! Tú lo elegiste y te enamoraste de él, honralo, respetalo, guarda su espalda al no hablar mal de él. (1 Pe 4:8)


·         No lo critiques, de verdad no lo critiques… podrá superar una crítica de cualquiera, pero no de ti, háblale cosas que lo edifiquen dale consejos sin afán de crítica. (Ef 4:29)


·         Escúchalo, y escúchalo con atención… deja de hacer lo que estás haciendo cuando te hable y míralo a los ojos, apaga el celular cuando estés con él y hablen.


·         Respalda su autoridad con acciones, con palabras, con oración. (Rom 13:1)



·         Realza y valora sus virtudes, sus capacidades, sus talentos ¡Conviértete en su mejor porrista! (Cant 1:16)



·         Apoya sus decisiones, siempre y cuando estén de acuerdo a la Palabra de Dios (Sal 119:105)



·         Sé romántica, dulce y a la vez seductora con él, atiéndelo en el área sexual se su novia, su esposa, su amante; sé lo mejor de ti para él.  (Cant 6:3; 7:10)



·         Interésate en sus sueños, en sus metas, en sus proyectos; se tú su mejor socio para emprenderlos (Ecl 4:9-12)



·         Apapáchalo  en los momentos en los que flaquea, ora por él, anímalo, ellos son fuertes pero también se quebrantan y necesitan de ti para levantarse.



·         Perdónalo, de todo corazón perdónalo… olvida sus fallas ámalo de manera tal que las faltas sean cubiertas.  (1 Pe 4:8)



·         Ora por él,  todo el tiempo, ¿quién mejor que tú para cubrirlo en oración? A nadie le interesa que se levante como ese gran varón que anhelas ver, sólo a ti… Nadie orará más por él que tú, así que ¡pon manos a la obra y a interceder!  (Ef 6:18)



·         ¡Admíralo! ¡Díselo, celebra sus triunfos, llénate de orgullo por las cosas que logre hacer, sé su mejor porrista, su mejor amiga, que él sepa que es tu héroe!



Construyamos un mejor matrimonio, trabajemos de la mano de Dios en compañía de nuestro esposo, hónralo, es tu compañero para toda tu vida, es quien despierta a tu lado todos los días, quien te ve reír, quien celebra tus triunfos, quien ríe de tus chistes, quien llora cuando sufres, quien vela cuando enfermas, quien trabaja para darte lo mejor, quien se esfuerza por hacerte feliz, con errores, tropiezos y fracasos pero es tu regalo del cielo… tu compañero en este viaje que tiene un final feliz… la eternidad.



{ORACIÓN}

Padre en el nombre de Jesús, mil gracias por el maravilloso hombre que tengo a mi lado, gracias amado Dios porque me has dado la oportunidad de ser su esposa, gracias porque me has mostrado que debo guardar su espalda, no porque lo tenga que hacer, sino porque lo respeto, lo honro como mi esposo y mi autoridad delegada por ti; perdóname mi amado Dios por las veces que lo critiqué, esos días que no lo escuché, las horas en las que me distancié y las ocasiones en las que hablé mal de él, hoy con el corazón en la mano te pido que restaures esa área en mi matrimonio y nos llenes más y más de ti, de tu amor, permite que ese mismo amor fluya entre nosotros para que todas las faltas que hubieron sean quitadas de forma permanente y comencemos a partir de ahí, cambiando nuestra vieja manera de pensar y de vivir para ser de bendición no sólo a nosotros sino a nuestros hijos también; a partir de hoy guardaré la espalda de mi esposo y antes de hablar con alguien acerca de lo que me molesta o me lastima de él iré directamente contigo, en el nombre de Jesús, amén.



¿Qué te parece si ésta semana planeas una cita con él, donde le demuestres como en tu noviazgo cuán grande es tu amor por él?



Recibe bendiciones mujer…



Dedicada a Servirle

Karla



Artículo anterior

4 comentarios:

  1. !Qué romántico! Me encanta tu artículo amiga!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. :D te mando un abrazo amiga! gracias por visitar =)

      Eliminar
  2. guau, me encantó, muy interesante y aunque mucho de ello lo sabemos en la teoría, en la práctica a veces como que descuidamos ese aspecto. Gracias por recordarnos a las mujeres nuestro papel, el de esposa, amiga, confidente y amante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias a Dios! te mando un abrazo Isa, y bendiciones =)

      Eliminar

¡únete a la comunidad instagram!

Licencia Creative Commons
Este blog y todo su contenido gráfico y escrito está protegido por derechos de autor bajo Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

¡Suscríbete a mi canal!

Blogging tips