sábado, 10 de mayo de 2014

Ella es mi madre







Cuando comencé ésta semana dedicada a la madre no sabía que escribir, de hecho te cuento que son las 4:00 a.m. me acompaña música suave de fondo y una buena taza de café, todos duermen excepto yo, a decir verdad el sueño ha disminuido conforme pasan las horas y yo sigo aquí esperando que sea de mañana para celebrar. Cada día de las madres es tan diferente, unos llenos de risas, otros llenos de lágrimas y uno que otro olvidado por la rutina y el estrés.



Nunca pensé que el ser madre llenara la vida de tantas satisfacciones y de tantas preocupaciones también, hoy en verdad entiendo a mi madre cuando la veía tan afanada lavando la ropa de 7 personas desde las 4:00 a.m. para que el desayuno estuviera listo a las 10:00 a.m. que era la hora exacta en que la silueta de mi padre con su sombrero se reflejaba en la ventana de la cocina donde, a decir verdad, era el centro de reuniones familiares.

Ese lugar con olor a café de olla por las mañanas y frijoles con huevo para desayunar casi todos los días, era lo que despertaba al más soñoliento del hogar, el ruido de mi madre lavando los trastes varias veces al día me hace recordar que siempre hubo pan en casa y que Dios tuvo cuidado de nosotros todo el tiempo.



Recuerdo con tanta nostalgia las tardes que mi madre dormía la siesta en su habitación donde me escabullía entre sus brazos para dormir cerca de ella, cerca de su corazón, el olor a tabaco era desagradable para una niña de mi edad, pero qué más daba si eso significaba que estaría entre sus brazos lo soportaba feliz.



Risas todo el tiempo que ella hablaba y contaba chistes, es una mujer risueña y con sentido del humor, bromista y una mujer que imita voces y expresiones casi a la perfección, ella es mi madre, la mujer que no supo expresar su amor con caricias ni con palabras dulces, la entiendo y la admiro porque aún a pesar de haber sido huérfana desde muy niña supo hacer su papel de madre muy bien, a su entender con fallas tal vez, pero no me toca a mi calificarla.

Sólo sé que cada día de mi vida mientras estuve con ella tuvo cuidado de mi, de que mi ropa estuviera siempre limpia, de que mi cabello no fuera un desastre al ir a la escuela, de alimentarme con lo mejor que tenía para darme, de vacunarme, de llevarme al médico cuando enfermaba, cuidó de mi cuando alguien hirió mi corazón por primera vez. Me apoyó cuando me enamoré de mi esposo y mi decisión de casarme con él, cuidó de mi cuando nació mi primer hijo y puedo decirte que hasta hoy sigue cuidando de mi en oración, en amor derramado a mis hijos y mi esposo, es una madre que no fue perfecta y doy gloria  a Dios por ello porque en su imperfección puedo ver a Dios actuar.



Duele escuchar a través de la línea telefónica una voz que tiembla al hablar, una voz que es más tenue y que ha descendido su vivacidad, me duele saber que en mi lejanía física no puedo apoyarla como quisiera o debiera hacerlo. Solo me resta orar y orar hasta que algún día ella por fin se dé cuenta de que sin Dios la vida no tiene sentido.



Ella es mi madre, no fue perfecta pero me supo amar.






Hoy que es día de las madres en México y en otros países,  me pongo a reflexionar en ¿cómo es que mis hijos se expresarán de mí? Yo podré contar una historia pero ¿será la misma que ellos cuenten? Oro a Dios para que ellos reciban de mi parte todo el amor que necesitan, reciban el mejor ejemplo en cuanto al amor y temor de Dios, oro en verdad para que algún día no muy lejano les pueda decir “imítame a mí, así como yo imito a Cristo” anhelo que mis hijos vean congruencia y el mejor ejemplo de vida en Cristo en mi diario vivir y que ellos en su edad adulta puedan inculcarle los valores y el amor de Dios a sus propios hijos.



Bendito Jehová que me permite ver a mis hijos crecer en estatura y sabiduría con Él, bendito Jehová que me ha prestado 3 hijos varones para ser junto a mi esposo quienes los guiemos en el camino de Dios, bendito Jehová que nos ha llamado a ser los padres de 3 niños que serán la voz del Dios que vive, bendito Jehová que extiende su misericordia para conmigo que soy madre y no soy perfecta.



Te bendigo mujer



En Su Gracia


Karla










Escribe tu e-mail y recibe las publicaciones directo a tu bandeja de entrada:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡únete a la comunidad instagram!

Licencia Creative Commons
Este blog y todo su contenido gráfico y escrito está protegido por derechos de autor bajo Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

¡Suscríbete a mi canal!

Blogging tips