lunes, 19 de mayo de 2014

Siendo única






Anoche mientras bebía café con mi amado esposo y platicábamos acerca de lo que hemos hecho como pareja y como padres, llegamos a la conclusión de que aún nos falta mucho por aprender y mucho por enseñarle a nuestros hijos.


Hacíamos remembranza de nuestra vida cuando recién nos casamos y como es que hemos cambiado con el paso de los años y lo mismo cuando tuvimos nuestro primer bebé y ahora con el tercero y ¡no es lo mismo!


Hemos madurado sin duda, dejamos de “jugar a la casita” y terminamos nuestra novela para comenzar a escribir nuestra historia. Eso sólo lo pudimos experimentar hasta que decidimos los dos rendir nuestra vida a Dios, recién ahí comenzó todo a fluir como tenía que ser. Los roles de cada uno los tomamos muy en serio, nuestra vida devocional mejoró y comenzamos a vivir a la manera de Dios ¿cómo? Obedeciéndole, buscándole, tratando de hacer las cosas que le agradan, fallamos claro, pero confiamos en que si nos levantamos nuevamente podemos retomar lo ganado.


Y de pronto recuerdo como me comparaba con alguien más y pensaba cosas tales como:


·        “Caray, no soy tan buena esposa como ella”
·        Si tan sólo fuera tan buena mamá como ella”
·        “No creo poder ser buena amante con mi esposo”
·        “Me comportaré como ella se comporta con sus hijos”
·        “Me vestiré como ella para gustarle a mi esposo”
·        “Hablaré lo mismo que ella”
·        “Los llevaré al mismo colegio”
·        “Saldré los viernes con mis amigas para estar en onda”


Y cosas por el estilo, ¿Te ha pasado? ¿Has tenido pensamientos que te hacen dudar de la capacidad que tienes? Tranquila, no eres una súper mujer a la que todo debería salirle ben, somos humanas imperfectas y estamos todos los días aprendiendo a ser mejores, y si acaso has tenido pensamientos similares a esos, es porque probablemente estés “bajo ataque”



El enemigo de nuestra alma, el diablo, quiere matar, robar o destruir todo aquello que tenga que ver con nosotras y si puede matar nuestras expectativas, robarnos la paz haciéndonos dudar, o destruyendo la identidad que Dios nos ha dado, entonces él habrá ganado la batalla.



Pero hay una buena respuesta a sus ataques.

Primero: Nosotras hemos vencido por medio de la sangre de Cristo.

Segundo: tú tienes la identidad de Cristo, Él nos creó únicas a cada una, no pretendas vivir el matrimonio ni la vida de alguien más; cada una tenemos una identidad, un propósito único y una vida propia para vivirla de acuerdo a Dios.


Así que la próxima vez que venga a tu mente pensamientos de esa índole recuerda:



Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad.

Filipenses 4:8


Lo que me he dado cuenta es que cada ataque contra mi o contra mi matrimonio, por lo regular es justo antes de tener alguna experiencia con Dios, algo bueno sucederá y ¡pum! Los ataques a mi mente vienen.


Lo importante amiga mía es que, si tú lo experimentas también ¡alabemos a Dios por ello! Porque entonces quiere decir que vamos bien; si el diablo tiene que atacarnos así para hacernos caer, entonces es por nuestro amor a Dios.


No te rindas, si ya lo identificaste entonces ¡manos a la obra! Cuando tengas esos ataques recuerda que Jesús ya venció, mantente alerta, firme y decidida para guerrear en oración por ti, por tu matrimonio, por tu rol de mamá y sal una vez más victoriosa en Jesús.



“Pero tenemos este tesoro en vasos de barro, para que la excelencia del poder sea de Dios, y no de nosotros, que estamos atribulados en todo, mas no angustiados; en apuros, mas no desesperados; perseguidos, mas no desamparados; derribados, pero no destruidos;  llevando en el cuerpo siempre por todas partes la muerte de Jesús, para que también la vida de Jesús se manifieste en nuestros cuerpos."

1 Corintios 4:7-10


{RECUERDA}

1.      Soy única.
2.      Su vida no es la mía.
3.      Tengo todo para ser feliz.
4.      Soy una obra perfecta de Dios.
5.      Mi vida mejorará por gracia de Dios.
6.      Dios, mi esposo y yo trabajamos en conjunto.
7.      Soy de mi amado y el es mío, juntos nos apoyamos.
8.      Seré mejor mamá por el temor de Dios que hay en mí.
9.      No importan los pensamientos negativos, en mi mente estará todo lo que es digno de alabanza.
10. Dios sigue creyendo en mí.


TIP:

Haz una lista de esos ataques a tu mente o a tu matrimonio y ora para erradicarlos, sabiendo que con Jesús tenemos libertad.


{ORACIÓN}

Padre en el nombre de Jesús, gracias por esos ataques que me hacen dar cuenta de que mi amor por ti es mayor, gracias porque me das la capacidad de entender que todo ello es porque las cosas que estoy haciendo te agradan, sólo te pido que me des el discernimiento para identificar cuando son ataques que debo erradicar con oración y para diferenciar cuando es una mala conducta mía. Pongo delante de ti todos mis pensamientos negativos para que sean llevados cautivos a la obediencia en Cristo y yo pueda pensar todo lo bueno, todo lo puro, todo lo agradable y todo aquello que sea de alabanza, te pido me permitas renovar mi mente y reconocer que ya no soy yo quien vive sino Cristo en mi y que su mente es mi mente, en Cristo Jesús, amén.




Dedicada a Servirle

Karla


Artículo anterior

La Armadura en el Matrimonio

2 comentarios:

  1. Karlita que bonito todo lo que escribes, pero principalmente en lo personal me haces reflexionar mucho... Que nuestro Padre siga dandote esa sabiduria para que nos sigas ayudando a muchas de nosotras a ser mejor!! Dios te Bendice!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. hola! gracias a Dios porque su palabra nunca vuelve vacía =) me alegro tanto de leer tus palabras, mil gracias por leerme, un abrazo y bendiciones del cielo!

      Eliminar

Licencia Creative Commons
Este blog y todo su contenido gráfico y escrito está protegido por derechos de autor bajo Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips