lunes, 16 de junio de 2014

Cuarentena de Oración





Hoy quiero compartirte acerca de algo que nos ha funcionado a mi amado esposo y a mí en lo que a oración se refiere.


Hace dos años estuvimos en una de esas “rachas” en las que sólo tienes a Dios, y era literal solo teníamos a Dios,  fue un tiempo donde sabemos que Él estaba preparándonos para algo grande y diferente.


Ninguno de los dos teníamos empleo, con 2 hijos pequeños, uno en primaria y el otro de apenas un año de edad, viviendo en casa de mis padres, solos literalmente, había días que no teníamos que comer solo buscábamos ayuda para alimentar a nuestros hijos, sin leche en la nevera y cada vez los sueños se veían más lejanos, si acaso aún solíamos soñar…


Estábamos viviendo las consecuencias de haber actuado mal delante de Dios, de habernos alejado de su camino y de su voluntad, de haber olvidado lo bueno que había sido con nosotros años atrás y de haber dejado de orar, de estar en su secreto.


Un buen día, dormimos a los niños temprano, nos preparamos un café y nos salimos al jardín a platicar, abrimos nuestro corazón delante de Dios y quisimos ponernos a cuentas con Él, nos perdonamos mi esposo y yo porque en temporadas bajas, pareciera que el amor también se desvanece y se enfría; oramos el uno por el otro esa noche fría y más oscura que otras, esa noche donde no había más que hacer ni a quien más recurrir, oramos a Dios pidiendo su piedad y su misericordia para con nosotros y nos ayudara a seguir adelante, a cumplir el propósito por el cual nos unió en matrimonio.


Esa noche algo se rompió en lo espiritual, algo comenzó a suceder en nuestra vida espiritual que anhelábamos más su presencia, seguíamos teniendo carencias, hambres y necesidades sin suplir, pero nuestro corazón comenzó a buscar de Dios, como te dije, era lo único que teníamos y a quien desgraciadamente habíamos dejado atrás.


Vimos en la Biblia que cuando iba a suceder algo extraordinario, Dios preparaba a la gente durante 40 días:


·       Duración del diluvio                                             Gen 7:17
·       Noé envía un cuervo después del diluvio            Gen 8:6
·       Duración del embalsamiento de Jacob                Gen 50:3
·       Ayuno de Moisés en el Monte                              Ex 24:18: 34:28
·       Los espías en la tierra de Canaán                         Núm 13:25
·       Moisés en oración por Israel                                Deut 9:25
·       Duración del desafío de Goliat                            1Sam 17:16
·       La comida de Elías duró 40                                  1Rey 19:8
·       Periodo típico de Ezequiel                                    Ez 4:6
·       La advertencia de Jonás                                         Jon 3:4
·       La tentación de Cristo                                            Luc 4:2 
·       Cristo después de la resurrección                          Hch 1:3


Así que nos decidimos a comenzar una cuarentena de oración, quisimos exponer nuestras peticiones específicas a Dios durante ese tiempo y esperar a ver un milagro, cada noche durante los siguientes 40 días nos reuníamos en la sala de estar para orar juntos como matrimonio, elegimos lo que creímos más importante para recibir de Dios, hicimos una lista donde incluíamos a nuestra iglesia, nuestra familia, nuestro matrimonio y peticiones personales; cabe aclarar que esta oración era independiente de nuestro tiempo devocional y personal con Dios, cada uno oraba por las mañanas a solas y por las noches nos reuníamos en pareja con Él.


Pasaban los días y no veíamos la respuesta de esas oraciones específicas, pero comenzamos a ver la mano de Dios en nuestro hogar, nuestro negocio nos daba para los gastos del día y para reinvertir para la venta del siguiente día, nuestro ánimo comenzó a verse mejorado, comenzamos a soñar nuevamente y comenzamos a disfrutar de lo poco que teníamos, éramos felices aun sin tener nada de lo que un año atrás tuvimos, y nos enamoramos más uno del otro.


Prácticamente a la mitad de la cuarentena de oración, recibí un mensaje de un gran amigo quien me solicitaba el curriculum vitae de mi esposo pues tenía una vacante en su empresa, wow, no sabíamos si gritar, reír o llorar pues era lo que estábamos orando, pero… había una condición, el tener que cambiar de ciudad de residencia; lo hablamos, lo oramos y entre tantas cosas recordé que cuando recién conocí de Cristo en un sueño me dijo que tenía que irme a esa ciudad pues Él ahí tenía planeado cosas grandes para mí. Así que, alistamos maleta y viajó a entrevista, una semana después estaba contratado, justo cuando terminamos nuestra cuarentena de oración.


Hoy, dos años después seguimos viviendo en la ciudad prometida, en la ciudad de ángeles que acampan alrededor de ella, en la ciudad donde mis hijos conocen de Dios y buscamos agradarle en todo. ¿qué te quiero decir con esto? No pierdas la fe, cuando la noche está más obscura es cuando va a amanecer, aunque pareciera que nuestras oraciones no llegan al cielo no te desanimes, ninguna oración tiene fecha de caducidad y créeme que siempre hay respuesta en el tiempo correcto.


El día de hoy comenzaremos una nueva cuarentena de oración, ésta vez incluiremos ayuno y un tiempo específico como matrimonio otra vez. Soy muy visual, es por eso que mi hogar tiene papeles pegados en la pared, pues me recuerdan las promesas de parte de Dios, y en cada cuarentena de oración coloco las peticiones en hojas blancas y las pego en la pared de nuestra sala que es donde oramos mi esposo y yo, otras veces las hice en una cartulina y también en mi cuaderno de oración, esto te dará más certeza de que estas solicitando, y podrás orar sin olvidar nada.









Nuestra promesa para esta cuarentena es:

Dios es nuestro amparo y fortaleza,
    Nuestro pronto auxilio en las tribulaciones.
Por tanto, no temeremos, aunque la tierra sea removida,
Y se traspasen los montes al corazón del mar;
Aunque bramen y se turben sus aguas,
Y tiemblen los montes a causa de su braveza. 
Del río sus corrientes alegran la ciudad de Dios,
El santuario de las moradas del Altísimo.
Dios está en medio de ella; no será conmovida.
Dios la ayudará al clarear la mañana.
Bramaron las naciones, titubearon los reinos;
Dio él su voz, se derritió la tierra.
Jehová de los ejércitos está con nosotros;
Nuestro refugio es el Dios de Jacob.
Venid, ved las obras de Jehová,
Que ha puesto asolamientos en la tierra.
Que hace cesar las guerras hasta los fines de la tierra.
Que quiebra el arco, corta la lanza,
Y quema los carros en el fuego.
 Estad quietos, y conoced que yo soy Dios;
Seré exaltado entre las naciones; enaltecido seré en la tierra.
 Jehová de los ejércitos está con nosotros;
Nuestro refugio es el Dios de Jacob.

Salmo 46



Anímate a hacer una cuarentena de oración, ora en todo tiempo, deléitate en Jehová y búscale en su secreto.




Dedicada a Servirle



Karla


Artículo Anterior





6 comentarios:

  1. hermoso testimonio, gracias por compartir bonita1 :)

    ResponderEliminar
  2. hermosoooooo, cuando estamos en tiempos de carencia o de abundancia nuestros corazones son probados como el oro, he pasado por momentos asi, de hecho, en este momento pienso que el enemigo se ha ensañado con nosotros, pero digo, si el satanas quiere desanimarme y alejarme, esta logrando lo contrario porque se que en mi Señor esta la respuesta, esta la victoria, esta la bendicion y solo de El depende mi vida Quisiera unirme a la cuarentena de oracion, lo necesito
    bendiciones y gracias por todo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sofi, muchas gracias por compartir de ti y de tu situación, Dios siempre cuida de nosotros y nunca duerme así que, ánimo mujer todas las cosas cooperan a bien a los que le amamos!

      Por otro lado, la cuarentena de oración es por peticiones bien específicas en tu vida, por ejemplo, el cambio de carácter tal vez de uno de tus hijos, la salvación de tu esposo, no sé la necesidad en específico que tengas y orar por ella durante los 40 días, nosotros dividimos las peticiones en iglesia, matrimonio/ministerio, familiar y personal para orar por eso en específico. te envío un abrazo y bendiciones! cualquier duda, contáctame mujer! =)

      Eliminar
  3. Bueno es Dios y siempre fiel, bello testimonio y muy oportuno en estos momentos, Dios te bendiga. Nati.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. amén, gracias a Dios Nati!!! Dios te bendiga y te guarde, un abrazo!

      Eliminar

Licencia Creative Commons
Este blog y todo su contenido gráfico y escrito está protegido por derechos de autor bajo Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips