domingo, 29 de junio de 2014

Oración por el matrimonio




  
Muchas gracias por pasar este tiempo al lado mío, orando, intercediendo por tu esposo y por ti misma para hacer de tu matrimonio un pedacito de cielo.


Espero en mi corazón que te haya sido de bendición como lo fue para mí, mi oración es que tanto el varón como la mujer se levanten en oración para hacer crecer su matrimonio y sea edificado de la manera que Dios desea que lo hagamos.



Hoy terminamos nuestra hermosa serie Matrimonio con Propósito, y que mejor manera que orando por tu matrimonio y por el mío. ¿Me acompañas?



Padre en el nombre de Jesús, gracias por tan hermoso tiempo donde he aprendido que el matrimonio es un claro ejemplo de tu relación con la iglesia, gracias porque me has permitido ver desde fuera las necesidades que tenemos como pareja imperfecta donde el que nos perfecciona eres tú.



Bendito seas amado Dios porque tuviste a bien unirme con mi esposo, gracias porque fuiste tú quien planeó, ideó, unió nuestras vidas para llegar a hacer un pacto de amor contigo, nadie mejor que tú para encontrarme mi pareja ideal.



Hoy bendigo el día que permitiste que nos conociéramos, bendigo el día que con manos sudorosas nos vimos a los ojos en un primer beso de amor, bendigo el día que me nos dijimos “te amo” por primera vez, bendigo esa tarde en la que por fin me pidió matrimonio, bendigo las palabras entrecortadas al decir “acepto” ante tu altar, bendigo ese día de nuestra boda y cada una de las noches que vinieron después, bendigo el día que nos permitiste discutir porque aún en eso vimos tu poder, tu amor y tu anhelo por vernos juntos siempre, bendigo el día que nos diste la noticia de que seríamos padres y de que tus planes son grandes para ellos, bendigo cada día que despierto a su lado porque puedo ver en su rostro la paz que solo tú le das al dormir, bendigo las discusiones y desacuerdos porque tú me enseñas de paciencia, de tolerancia, de amor y de templanza para con él y con los demás.



Gracias amado Dios porque siempre estuviste en mi matrimonio, pues cuando todo parecía terminar entre nosotros dos, tu luz, tu Palabra, tu amor pero sobre todo tu visión en nosotros nos daba una segunda oportunidad de crecer y salir adelante, oh gracias Dios porque cuando nadie creía en nosotros ni en nuestro matrimonio, tú si creíste y hoy seguimos juntos, en pie, amándonos a tu manera y llenos de fuerza para no sólo seguir adelante sino para mostrar a otros que en ti hay victoria, libertad y perdón.



Haz de nuestro matrimonio un refugio seguro afirmándonos en la roca que es Jesucristo, llena nuestra unión con tu amor y con el poder del Espíritu Santo para que, cada día al despertar agradezcamos por pertenecernos el uno al otro, y para que cada noche antes de dormir podamos vernos a los ojos y agradezcamos porque a pesar de los contratiempos del día, tu misericordia, tu gracia y tu bondad nos permiten estar juntos en familia, amándonos y creyendo que todo, absolutamente todo ayuda a bien a los que te amamos.



Gracias por el tiempo que permitiste que mi esposo no conociera de ti, porque me diste la oportunidad de ser mejor mujer y de que él conociera de ti a través de mi, gracias Dios porque me usaste para bendecir su vida y darle la Palabra adecuada, en el momento preciso y porque si no fuera por ti, nada de lo que hoy somos como esposos, seríamos.



Te bendecimos amado Jesús, porque tú nos has enseñado que lo mejor está por venir si estamos a tu lado, si dependemos de ti y hoy queremos estar así, siempre centrados en ti. Te amamos con todo nuestro corazón y dedicamos nuestro matrimonio a dar a conocer que tú eres quien restaura lo que se había derribado, que tú eres el que venda a los quebrantados de espíritu y que tú llamas las cosas que no son como si fuesen para tu gloria, gracias por Creer en nuestra unión, gracias porque nos diste el regalo del perdón y porque nos has llamado a ser UNO solo en ti, te bendecimos, te amamos y nuestra honra, nuestra gloria es solo para ti.



Bienvenido seas Espíritu Santo a nuestro matrimonio, en Cristo Jesús bendita es nuestra unión, amén.


Las muchas aguas no podrán apagar el amor,
 Ni lo ahogarán los ríos.
Si diese el hombre todos los bienes de su casa por este amor,
De cierto lo menospreciarían.

Cantares 8:7


Dedicada a Servirle



Karla


Artículo Anterior


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Licencia Creative Commons
Este blog y todo su contenido gráfico y escrito está protegido por derechos de autor bajo Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips