viernes, 25 de julio de 2014

Examen espiritual







Hace unas semanas atrás, nos compartieron en la iglesia un examen para conocer nuestro nivel espiritual y cómo es que lo reflejamos al exterior.


Sin duda anhelamos ser los mejores embajadores de Cristo, y podríamos pensar que estamos actuando correctamente, sin embargo a la luz de la Palabra todo es expuesto y siempre será para edificación y para crecer.


Examíname, oh Dios, y conoce mi corazón;
    pruébame y conoce los pensamientos que me inquietan.
Señálame cualquier cosa en mí que te ofenda
    y guíame por el camino de la vida eterna.

Salmo 139:23-24 NTV


Pidamos a Dios que nos examine hoy y mejoremos todo aquello que estamos haciendo incorrectamente.


De los siguientes puntos ¿Con cuáles batallamos aún?

1.      Robar

Si eres ladrón, deja de robar. En cambio, usa tus manos
en un buen trabajo digno y luego comparte
generosamente con los que tienen necesidad.

Efesios 4:28

2.      Defraudar, ¿Recibiste algo que no te correspondía?

Así que ¡escuchen! Oigan las protestas de los obreros del campo a quienes estafaron con el salario. El dinero que no les pagaron clama en contra de ustedes. Los reclamos de quienes les cosechan sus campos han llegado a los oídos del Señor de los Ejércitos Celestiales.

Santiago 5:4


3.      Mentira, ¿aparentaste bondad cuando había otra cosa en tu corazón?

»Pero los cobardes, los incrédulos, los corruptos, los asesinos, los que cometen inmoralidades sexuales, los que practican la brujería, los que rinden culto a ídolos y todos los mentirosos, tendrán su destino en el lago de fuego que arde con azufre. Ésta es la segunda muerte».

Apocalipsis 21:8


4.      Calumnia, ¿Has hablado mal de otra persona a su espalda? ¿Has hablado con afán de herir a alguien más?

No juzguen a los demás, y no serán juzgados. 
Pues serán tratados de la misma forma en que traten a los demás.
El criterio que usen para juzgar a otros
es el criterio con el que se les juzgará a ustedes.

Mateo 7:1-2


5.      Inmoralidad.

Pero yo digo que el que mira con pasión sexual a una mujer,
ya ha cometido adulterio con ella en el corazón.

Mateo 5:28

6.      Envidia. ¿Te duele las bendiciones de otros?

El corazón apacible es vida de la carne;
Mas la envidia es carcoma de los huesos.

Proverbios 14:30 RV60


7.      Orgullo. ¿Pretendes en tu pensamiento o en tus acciones ser más de lo que realmente eres?


Es mejor vivir humildemente con los pobres,
    que compartir el botín con los orgullosos.

Proverbios 16:19


8.      Avaros. Tomar algún sacrificio de otros pensando que lo merecías.

Pues la gente sólo tendrá amor por sí misma y por su dinero.
Serán fanfarrones y orgullosos, se burlarán de Dios,
serán desobedientes a sus padres y malagradecidos.
No considerarán nada sagrado.

2 Timoteo 3:2


9.      Ira.

Los que tienen entendimiento no pierden los estribos;
    los que se enojan fácilmente demuestran gran necedad.

Proverbios 14:29


10. Maldición, lenguaje sucio. Debemos refrenar nuestra lengua de expresiones que son de maldición.


A veces alaba a nuestro Señor y Padre, y otras veces maldice a quienes Dios creó a su propia imagen. Y así, la bendición y la maldición salen de la misma boca. Sin duda, hermanos míos, ¡eso no está bien! ¿Acaso puede brotar de un mismo manantial agua dulce y agua amarga?

Santiago 3:9-11


11. Ligereza al hablar. Pláticas vanas, chistes de la Palabra de Dios.


Les digo lo siguiente: el día del juicio, tendrán que dar cuenta
de toda palabra inútil que hayan dicho.

Mateo 12:36


12. Dureza. ¿Regresaste mal por mal?

No paguen mal por mal. No respondan con insultos cuando la gente los insulte.
Por el contrario, contesten con una bendición. A esto los ha llamado Dios,
y él los bendecirá por hacerlo.

1 Pedro 3:9


13. Malos hábitos. Comportamientos que dañan tu cuerpo con alimentos o bebidas.


Van camino a la destrucción. Su dios son sus propios apetitos,
se jactan de cosas vergonzosas y sólo piensan en esta vida terrenal.

Filipenses 3:19


14. Negligencia al no leer la Palabra de Dios y confiar en sus planes.


Presten atención, ustedes que dicen: «Hoy o mañana iremos a tal o cual ciudad
 y nos quedaremos un año. Haremos negocios allí y ganaremos dinero». 
¿Cómo saben qué será de su vida el día de mañana?
La vida de ustedes es como la neblina del amanecer:
aparece un rato y luego se esfuma. Lo que deberían decir es:
«Si el Señor quiere, viviremos y haremos esto o aquello». 
De lo contrario, están haciendo alarde de sus propios planes,
 y semejante jactancia es maligna.

Santiago 4:13-17

15. Estorbo. ¿Has malgastado el tiempo de otros en cosas infructuosas?

Que sus conversaciones sean cordiales y agradables,
a fin de que ustedes tengan la respuesta adecuada para cada persona.

Colosenses 4:6


16. Hipocresía. ¿Has dicho una cosa y haces otra? ¿Por tu causa otras personas han dejado de seguir a Dios?

¡Hipócritas! Isaías tenía razón cuando profetizó acerca de ustedes, porque escribió:
“Este pueblo me honra con sus labios,
    pero su corazón está lejos de mí. Su adoración es una farsa
    porque enseñan ideas humanas como si fueran mandatos de Dios”

Mateo 15:7-9


17. Promesas rotas. ¿Prometiste algo a Dios y no lo cumpliste?

Cuando entres en la casa de Dios, abre los oídos y cierra la boca.
El que presenta ofrendas a Dios sin pensar hace mal. 
No hagas promesas a la ligera y no te apresures a presentar tus asuntos delante de Dios. 
Después de todo, Dios está en el cielo, y tú estás aquí en la tierra.
Por lo tanto, que sean pocas tus palabras.

Eclesiastés 5:1-6


18. Seguir viviendo bajo las obras infructuosas de la carne.

Cuando ustedes siguen los deseos de la naturaleza pecaminosa,
los resultados son más que claros: inmoralidad sexual, impureza, pasiones sensuales,
idolatría, hechicería, hostilidad, peleas, celos, arrebatos de furia, ambición egoísta,
 discordias, divisiones, envidia, borracheras, fiestas desenfrenadas
 y otros pecados parecidos. Permítanme repetirles lo que les dije antes:
cualquiera que lleve esa clase de vida no heredará el reino de Dios.


Gálatas 5:19-21



Tremendo ¿verdad? Todos los días buscamos parecernos más a Cristo, buscamos que nuestra conciencia esté limpia, pues tenemos una gran nube de testigos quienes están viendo nuestras acciones. ¿Qué versión de Cristo mostramos?


Este artículo no es para generar condenación, sino que podamos analizarnos, pedirle a Dios que examine nuestro corazón y que podamos reconocer que es lo que aún está mal en nuestra vida.


Seamos congruentes con lo que decimos y hacemos, busquemos la paz con todos, seamos sinceros siempre y que nuestro arrepentimiento sea genuino, sincero. Busquemos a Dios ahora mismo y pidámosle que sea Él quien nos limpie y restaure por su misericordia.




Dedicada a Servirle



Karla



Artículo escrito para Unidos Radio 




miércoles, 23 de julio de 2014

Pornografía {Cómo salir de la adicción}






La semana pasada dimos una introducción al tema de la pornografía, dijimos que es un tema oculto pero público.

Hoy hablaremos de cómo buscar una solución y salir de esa adicción, para poder ayudar a otros que están pasando por lo mismo.

Lo primero que debo hacer es aceptar que tengo un problema o una adicción a la pornografía; darme cuenta de que no es algo normal, que no me beneficia y que por el contrario puede afectarme de muchas formas, como pueden ser: salud mental, salud física, salud espiritual, anímica y hormonalmente, así como de manera familiar, en tu relación conyugal, etc.



Examíname, oh Dios, y conoce mi corazón;
Pruébame y conoce mis pensamientos;
Y ve si hay en mí camino de perversidad,
Y guíame en el camino eterno.


Salmo 139:23-24


Desgraciadamente el tema de la adicción a la pornografía no excluye a mujeres, hombres, niños, niñas, ancianos y por supuesto tampoco excluye religiones, es peligroso pensar que como cristianos nunca tendremos un problema así; hay adictos a la pornografía que no buscan ayuda en ello por miedo, vergüenza o condenación, pero eso es dañino puesto que deberíamos apoyarnos sin juzgar y sin buscar culpables sino mostrar misericordia, amor y apoyo en oración para que salgan de esa adicción.


Tenemos que identificar siempre cuál es la raíz del problema para poder atacarla a fondo y así determinar cómo acabar con esta adicción. Una vez aceptado y completamente identificado podemos comenzar a trabajar en ello.


¿Cómo me doy cuenta que soy adicto?


1.      Cuando la mayor parte del tiempo piensas en las imágenes que has visto.
2.      Genera dependencia a ver sitios prohibidos en internet.
3.      Te apartas de la gente para consumir pornografía.
4.      Te sientes ansioso y alterado.
5.      Tienes altibajos emocionales
6.      Buscas obtener lo mismo en tu relación sexual marital.
7.      Comienza la práctica continua de la masturbación.
8.      Buscas relacionarte con personas que tienen la misma adicción.
9.      Entre muchas otras más.


Listo, ya identificamos que hay un problema, una adicción… ¿Cómo salgo de ella?
Aquí te presentamos 9 pasos que pueden ayudarte a salir de esa adicción.


1.      Aceptación. De nada sirve negar que tenemos una adicción, eso no ayuda en caso de que queramos dejar esa práctica. Lo primero que debemos hacer es aceptar que somos adictos y que necesitamos ayuda de alguien más pues, es muy difícil salir de un mal hábito sin ayuda.



2.      Reconcíliate con Dios. Si, tal vez pienses que es una “desvergüenza” presentarte ante Dios después de toda la basura que consumiste, de todo el tiempo invertido en satisfacer tus deseos, tal vez creas que no tienes cara con que presentarte ante Él buscándolo en oración. Error… Nadie más que Dios está interesado en que tú vuelvas al camino, Él se interesa en tu perdón, tanto así que nos ha dado al mejor abogado de todos, Jesucristo…


Hijitos míos, estas cosas os escribo para que no pequéis;
y si alguno hubiere pecado, abogado tenemos para con el Padre,
a Jesucristo el justo.

1 Juan 2:1



3.      Acércate a alguien de confianza. En una adicción es importante contar con el apoyo de alguna persona cercana a ti, que sepas que te apoyará en lugar de juzgarte y que te ayudará a valorarte en lugar de desmotivarte. Habla con ella de tus inquietudes, de tus problemas con la pornografía, pídele que esté en comunicación constante contigo y yo te recomiendo que cuando sientas el deseo de consumir pornografía le llames para que esa persona esté orando contigo en ese momento y sea tu apoyo espiritual.


Confiésense los pecados unos a otros y oren los unos por los otros,
para que sean sanados.
La oración ferviente de una persona justa tiene mucho poder
y da resultados maravillosos.

Santiago 5:16 NTV



4.     Busca tu fuerza interior en oración. Aprende a valorarte y reconoce que tienes más fuerza de la que te imaginas, pídele a Dios en oración que te permita liberar ese potencial y que te dé la guía necesaria para levantarte. Recuerda que a pesar de nuestros muchos errores Él siempre está con nosotros, sosteniéndonos o cargándonos, pero siempre a nuestro lado; haz de la oración tú principal arma.


No se preocupen por nada; en cambio, oren por todo.
Díganle a Dios lo que necesitan y denle gracias por todo lo que él ha hecho.

Filipenses 4:6



5.      Lleva todo pensamiento cautivo a la obediencia a Cristo. Cuando vengan las imágenes a tu mente lo recomendable es pedir en oración que tu mente sea liberada de toda esa basura, pídele a Dios que sea Cristo quien se lleve todo eso cautivo y así puedas pensar en todo lo bueno, todo lo puro, todo lo amable, lo que es digno de alabanza. Que tu mente sea liberada, sanada y por supuesto santificada por medio de Cristo.


Y ahora, amados hermanos, una cosa más para terminar. Concéntrense en todo lo que es verdadero, todo lo honorable, todo lo justo, todo lo puro, todo lo bello y todo lo admirable. Piensen en cosas excelentes y dignas de alabanza.

Filipenses 4:8



6.      Corta de tajo. Aléjate de personas que pudieran influir a que regreses a esa práctica, decide mantenerte alejada de ellos y si acaso llegan a comentarte o a hablar del tema cambia la conversación. Tú sabes en que lugares puedes encontrar pornografía, ya sea en algún kiosco, en internet, canales de televisión, revistas, etc. aléjate de ello lo antes posible de todo eso y de situaciones que pudieran hacerte caer una vez más. Ocupa tu tiempo en algo que te entretenga es decir, no pases mucho tiempo en el ocio pues eso no es benéfico en una persona que está en rehabilitación, ocúpate.


El avisado ve el mal y se esconde;
Mas los simples pasan y reciben el daño.

Proverbios 22:3



7.      Valoriza. ¿Qué tiene mayor importancia? ¿La adicción? ¿Tu cónyuge, tus hijos? Cuando veo a mi pequeño de 4 años correr y jugar feliz, pienso en cada niño que ha sido robado o secuestrado para utilizarlos en la industria de la pornografía, niñas y niños que jamás serán los mismos por ser víctimas de personas sin escrúpulos que sólo buscan generar dinero a costa de vidas inocentes; y sin duda que esa industria existe y es multimillonaria porque hay personas que consumen lo que producen sin pensar en lo que realmente están pagando



8.      ¿Qué haría Jesús? Cada que vengan a ti deseos de regresar al pasado recuerda ¿qué haría Jesús? Es una manera de recordar que Él está ahí para ayudarte, que no estás sola y que sólo basta su gracia para que su poder se perfeccione en tu debilidad y salgas en victoria siempre.



9.      Ayuda a otros. Ya que estás libre de esa adicción, busca ayudar a quienes desean salir de eso también, usa tu testimonio y que ellos sean animados y bendecidos por medio de ti para que reconozcan que es posible salir de esa adicción a través de la oración y de confiar en Cristo. Cuando ayudas a alguien más te fortaleces también tú,  el escuchar tus palabras de aliento y el poder orar por otros en esa área en la que saliste triunfante, es una herramienta para que permanezcas lejos de ese pecado y sigas buscando a Dios en compañía de ellos y que a su vez hagan un compromiso como lo hiciste al principio tú.



No te desanimes, por el contrario toma fuerza y decídete a cambiar y mantenerte libre de eso. Tu vida cambiará por completo al dejar esa práctica, sé libre y disfruta tu vida sin necesidad de pornografía, disfruta tu matrimonio y deléitate con tu cónyuge. Sé que vendrán imágenes a tu mente de todo eso que viste alguna vez, no permitas que se instalen ahí y mucho menos que lleguen a tu corazón; cada que venga una imagen a tu mente entrégala a Cristo, es una batalla que ha sido vencida sin embargo, necesitas estar alerta a todo aquello que pudiera hacerte retroceder. No navegues a solas en internet, evita películas y programas donde tratan la sensualidad y el sexo comúnmente, mantente alejado de todo ello y ora… es lo mejor que podemos hacer, Orar y entregarle nuestras cargas al Señor, apóyate en tu cónyuge y salgan adelante juntos…


Te Bendigo Mujer…




Dedicada a Servirle



Karla




Artículo anterior






martes, 22 de julio de 2014

Enamoramiento {Buscando a mi otra Costilla}






Definición: Estado emocional surcado por la alegría, en el cual una persona se siente intensamente atraída por otra que le da satisfacción, y/o de alguien que pueda comprender y compartir tantas cosas como trae consigo la vida.



¡Ay el amor! No hay nada más hermoso que esa ilusión de sentirse enamorado, precioso tiempo donde experimentamos sensaciones que no sentiremos con nada más.



Bésame, una y otra vez,
    porque tu amor es más dulce que el vino.
¡Qué fragante es tu perfume!
    Tu nombre es como la fragancia que se esparce.
    ¡Con razón todas las jóvenes te aman!
¡Llévame contigo, ven, corramos!
    El rey me ha traído a su alcoba.

Cantares 1:2-4 ntv



¿Te das cuenta? El enamoramiento comúnmente, hace referencia a un estado en el que una persona magnifica las cualidades positivas de otra y suele tener lugar al comienzo de una relación amorosa.



En México se dice que “el amor es ciego” y por lo regular se hace ese comentario cuando alguien está en la etapa de enamoramiento porque la pareja no logra ver los errores del otro ni sus defectos, y siempre se expresan de manera tal que todos a su alrededor se dan cuenta que está completamente enamorada.



Te confieso que es una de las etapas que más disfruté con mi esposo, el enamoramiento es la fase del amor que me encanta. Estarás de acuerdo conmigo que son los momentos más románticos, dulces, tiernos y que anhelas que el día sea de 48 hrs solo para estar con tu pareja.



¿Cómo podemos identificar el enamoramiento?


Hay comportamientos que delatan que nos estamos enamorando, entre ellos están:


*        Indudablemente deseas estar con la otra persona.
*        Anhelas que la otra persona sienta lo mismo.
*        Temor al rechazo.
*        Pensamientos constantes sobre la otra persona.
*        Perdida de la concentración.
*        El sentimiento llamado “mariposas en el estómago”.
*        Te tiemblan las rodillas.
*        Escribes cartas.
*        Cantas canciones.
*        Tu estado anímico mejora.
*        Sonríes sin motivo aparente.
*        Sueñas despierta.
*        Y por supuesto… ¡todos nos volvemos poetas!



¿Te identificas con alguno o varios de estos comportamientos? Pues si… te estás enamorando… disfruta mucho, es muy lindo el sentirse amada, atraída y hasta deseada por alguien, sin embargo presta mucha atención porque como te mencioné anteriormente “el amor es ciego” en ésta etapa, y podemos cometer mucho errores de los cuales podemos evitarlos si tan solo usamos la cabeza a la par del corazón.



Te contaré un poco de mi en el enamoramiento con mi amado esposo: Resulta que la mujer que te escribe es muy, muy romántica y detallista, porque toda la vida luche con el temor al rechazo por parte de los varones puesto que fui muy gorda, desde la infancia hasta casi los 30 años, motivo por el cual sentía que nadie se fijaría en mi, así que cubrí esa inseguridad con detalles y amor visible.



Cuando me enamoré de mi esposo fue un flechazo a primera vista, supe desde ese momento que quería pasar toda mi vida con él, no me importó el tiempo que esperé, no me importó su rechazo y por supuesto, no me importó nada porque sabía que él era el hombre con el que yo deseaba casarme.



Cuando por fin puso sus ojos sobre mí (8 años después de ese primer encuentro) no dudé en atraerlo a mí con detalles y con muestras de amor y afecto por él. Le escribía todos los días, tenía un diario donde anotaba todo lo referente a los dos, su nombre estaba pegado en las paredes de mi habitación, tenía una canción que le cantaba, le cocinaba, siempre tenía algo para él, chocolates, dulces y por supuesto… ¡muchos, pero muchos besos!












Años antes de experimentar ese enamoramiento tan hermoso, oré por él y ¿te confieso algo? Hice una lista con las cualidades que anhelaba tuviera mi esposo, quise hacerla lo más objetiva y real posible y sin pensar en nadie en concreto, sin embargo, Dios sabía el deseo de mi corazón y segura estoy que mi amado estaba elegido para mi desde siempre, puesto que cuando por fin decidimos unirnos en matrimonio recordé esa lista y todos y cada uno de los detalles que mi corazón anhelaba encontrar en una persona las tiene él (menos una, no me ha cantado, no aún).


Como el manzano entre los árboles silvestres,
Así es mi amado entre los jóvenes;
Bajo la sombra del deseado me senté,
Y su fruto fue dulce a mi paladar.

Cantares 2:3



Ese versículo me mantuvo en pie, en oración por mi futuro esposo, sabía que lo reconocería de entre todos los demás, sería el que sobresaliera de entre todos los hombres que pudiera conocer, así que, yo te animo a que si estás en la hermosa etapa del enamoramiento no dejes de orar por él, no dejes de buscar a Dios, de hecho creo firmemente que el enamoramiento te lleva a pedir con más fervor por tu enamorado y eso es bueno.



Por último, estoy convencida de que para dar amor de manera correcta, en el tiempo preciso y con la persona adecuada, tenemos que enamorarnos primeramente  de Dios, llenarnos de ese amor que Él nos brinda, sabernos amadas, respetadas y valiosas para Él, puesto que de esa forma nosotras podemos pedir y dar lo mismo a nuestra pareja. ¡Bienvenida al mejor sentimiento de todos! ¡Al amor!





Dedicada a Servirle

Karla


Artículo para la serie “Buscando a mi otra costilla” de Con Visión de hogar entra en el enlace y podrás leer su artículo donde encontrarás otro punto de vista del tema.





¡únete a la comunidad instagram!

Licencia Creative Commons
Este blog y todo su contenido gráfico y escrito está protegido por derechos de autor bajo Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

¡Suscríbete a mi canal!

Blogging tips