martes, 22 de julio de 2014

Enamoramiento {Buscando a mi otra Costilla}






Definición: Estado emocional surcado por la alegría, en el cual una persona se siente intensamente atraída por otra que le da satisfacción, y/o de alguien que pueda comprender y compartir tantas cosas como trae consigo la vida.



¡Ay el amor! No hay nada más hermoso que esa ilusión de sentirse enamorado, precioso tiempo donde experimentamos sensaciones que no sentiremos con nada más.



Bésame, una y otra vez,
    porque tu amor es más dulce que el vino.
¡Qué fragante es tu perfume!
    Tu nombre es como la fragancia que se esparce.
    ¡Con razón todas las jóvenes te aman!
¡Llévame contigo, ven, corramos!
    El rey me ha traído a su alcoba.

Cantares 1:2-4 ntv



¿Te das cuenta? El enamoramiento comúnmente, hace referencia a un estado en el que una persona magnifica las cualidades positivas de otra y suele tener lugar al comienzo de una relación amorosa.



En México se dice que “el amor es ciego” y por lo regular se hace ese comentario cuando alguien está en la etapa de enamoramiento porque la pareja no logra ver los errores del otro ni sus defectos, y siempre se expresan de manera tal que todos a su alrededor se dan cuenta que está completamente enamorada.



Te confieso que es una de las etapas que más disfruté con mi esposo, el enamoramiento es la fase del amor que me encanta. Estarás de acuerdo conmigo que son los momentos más románticos, dulces, tiernos y que anhelas que el día sea de 48 hrs solo para estar con tu pareja.



¿Cómo podemos identificar el enamoramiento?


Hay comportamientos que delatan que nos estamos enamorando, entre ellos están:


*        Indudablemente deseas estar con la otra persona.
*        Anhelas que la otra persona sienta lo mismo.
*        Temor al rechazo.
*        Pensamientos constantes sobre la otra persona.
*        Perdida de la concentración.
*        El sentimiento llamado “mariposas en el estómago”.
*        Te tiemblan las rodillas.
*        Escribes cartas.
*        Cantas canciones.
*        Tu estado anímico mejora.
*        Sonríes sin motivo aparente.
*        Sueñas despierta.
*        Y por supuesto… ¡todos nos volvemos poetas!



¿Te identificas con alguno o varios de estos comportamientos? Pues si… te estás enamorando… disfruta mucho, es muy lindo el sentirse amada, atraída y hasta deseada por alguien, sin embargo presta mucha atención porque como te mencioné anteriormente “el amor es ciego” en ésta etapa, y podemos cometer mucho errores de los cuales podemos evitarlos si tan solo usamos la cabeza a la par del corazón.



Te contaré un poco de mi en el enamoramiento con mi amado esposo: Resulta que la mujer que te escribe es muy, muy romántica y detallista, porque toda la vida luche con el temor al rechazo por parte de los varones puesto que fui muy gorda, desde la infancia hasta casi los 30 años, motivo por el cual sentía que nadie se fijaría en mi, así que cubrí esa inseguridad con detalles y amor visible.



Cuando me enamoré de mi esposo fue un flechazo a primera vista, supe desde ese momento que quería pasar toda mi vida con él, no me importó el tiempo que esperé, no me importó su rechazo y por supuesto, no me importó nada porque sabía que él era el hombre con el que yo deseaba casarme.



Cuando por fin puso sus ojos sobre mí (8 años después de ese primer encuentro) no dudé en atraerlo a mí con detalles y con muestras de amor y afecto por él. Le escribía todos los días, tenía un diario donde anotaba todo lo referente a los dos, su nombre estaba pegado en las paredes de mi habitación, tenía una canción que le cantaba, le cocinaba, siempre tenía algo para él, chocolates, dulces y por supuesto… ¡muchos, pero muchos besos!












Años antes de experimentar ese enamoramiento tan hermoso, oré por él y ¿te confieso algo? Hice una lista con las cualidades que anhelaba tuviera mi esposo, quise hacerla lo más objetiva y real posible y sin pensar en nadie en concreto, sin embargo, Dios sabía el deseo de mi corazón y segura estoy que mi amado estaba elegido para mi desde siempre, puesto que cuando por fin decidimos unirnos en matrimonio recordé esa lista y todos y cada uno de los detalles que mi corazón anhelaba encontrar en una persona las tiene él (menos una, no me ha cantado, no aún).


Como el manzano entre los árboles silvestres,
Así es mi amado entre los jóvenes;
Bajo la sombra del deseado me senté,
Y su fruto fue dulce a mi paladar.

Cantares 2:3



Ese versículo me mantuvo en pie, en oración por mi futuro esposo, sabía que lo reconocería de entre todos los demás, sería el que sobresaliera de entre todos los hombres que pudiera conocer, así que, yo te animo a que si estás en la hermosa etapa del enamoramiento no dejes de orar por él, no dejes de buscar a Dios, de hecho creo firmemente que el enamoramiento te lleva a pedir con más fervor por tu enamorado y eso es bueno.



Por último, estoy convencida de que para dar amor de manera correcta, en el tiempo preciso y con la persona adecuada, tenemos que enamorarnos primeramente  de Dios, llenarnos de ese amor que Él nos brinda, sabernos amadas, respetadas y valiosas para Él, puesto que de esa forma nosotras podemos pedir y dar lo mismo a nuestra pareja. ¡Bienvenida al mejor sentimiento de todos! ¡Al amor!





Dedicada a Servirle

Karla


Artículo para la serie “Buscando a mi otra costilla” de Con Visión de hogar entra en el enlace y podrás leer su artículo donde encontrarás otro punto de vista del tema.





10 comentarios:

  1. Gracias por compartir amiga....un abrazo y bendiciones!!!1

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. a ti por visitarnos Isa, te mando abrazo grande!

      Eliminar
  2. Muy edificante, Gracias Bendiciones

    ResponderEliminar
  3. me sentí muy identificada con este articulo.. tanto que me conmovió y hasta me reí de mi misma recordando la mayoría de cosas que tu relatas y que confieso también he hecho. Creo que ya he encontrado la persona indicada y por la cual he orado tanto para que llegara.. No se que nos depare, pero confío que Dios sabrá guiar nuestros pasos. Mil bendiciones para ti y para tu hogar. mil gracias por estos bellos articulos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sigue orando Carolina, nada como la oración de una esposa, Dios hará su voluntad ;) un abrazo y bendiciones!!!

      gracias por visitar =)

      Eliminar
  4. hermoso, todos los días Dios nos habla y dice sigue confiando en mi, bendiciones amada

    ResponderEliminar

Licencia Creative Commons
Este blog y todo su contenido gráfico y escrito está protegido por derechos de autor bajo Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips