viernes, 22 de agosto de 2014

¿Princesa o langosta? ¿Quién eres tú?




“Cómo te ves te tratan” oí tantas veces esa frase que dejé de prestarle atención y cerré mis oídos a ella durante años, pensaba que se trataba de apariencia pero me equivoqué.


Podríamos pensar que se trata acerca de la apariencia externa, y eso es erróneo porque podemos pasarnos la vida entera buscando ser como alguien más dicta que debiéramos ser para tener un estatus mejor, para conseguir el mejor empleo, para conquistar al mejor varón y para ser más feliz.


“Como te ves te tratan”


¿Cómo te ves tú? ¿Cómo la mujer que anhelas ser? ¿la mujer que eres? o ¿la mujer que Dios dice que eres? Léelo nuevamente por favor… muchas veces nos encontramos en esa disyuntiva, tal vez podríamos pensar que es un tema que solo afecta a las jovencitas, pero no.


 Por favor haz un análisis de ti misma, se realista y objetiva; esto no es para sentirnos mal sino para mejorar y florecer.


Muchas de nosotras nos casamos con una expectativa de lo que el matrimonio es, muchas otras elegimos una carrera que pensamos era nuestra vocación, otras más decidimos vivir una vida que nos sugirieron sería la ideal para vivir.


¿En realidad estamos viviendo como la mujer que anhelamos ser?


Fallamos constantemente por poner nuestras expectativas en cosas o personas que no deberíamos, fijamos nuestros ojos en aquellos que nos fallarán y por si fuera poco, dejamos que sean otros quienes decidan y prácticamente vivan por nosotros. ¿por qué? porque dejamos de fijar nuestros ojos y nuestra confianza en Dios y comenzamos a vivir una vida que otros “dicen o creen” que es la correcta.



Mejor es confiar en Jehová
Que confiar en el hombre.

Salmo 118:8


¿Qué anhelas ver en tu vida y que no lo has logrado por confiar más en las opiniones de los demás?



La mujer que soy


Toma una hoja de papel y escribe ¿quién soy yo? y haz una lista de quien eres… mejor aún, imagina que tendrás que presentarte de forma escrita delante de un empresario exitoso… ¿qué escribirías? ¿y si la carta fuera para presentarte ante Dios? ¿quién eres?


Eres la profesionista, la ama de casa, la ministro, la maestra, la esposa, la hija, la nuera, la amiga, la mujer… olvídate por un momento de lo que has escuchado toda tu vida respecto a quién eres y céntrate en ti y escribe realmente quien eres.


El Señor llevará a cabo los planes que tiene para mi vida,
    pues tu fiel amor, oh Señor, permanece para siempre.
    No me abandones, porque tú me creaste.


Salmo 138:8 ntv



La mujer que Dios dice que soy


El título de este artículo es ¿Princesa o langosta? ¿Quién eres tú? La gente podrá decir infinidad de cosas para definirte, tú tendrás un concepto objetivo o no, erróneo o no de quien eres en realidad, pero todo va de acuerdo a tu actitud.


Tu altitud depende de
Tu actitud y no de
Tu aptitud



La Biblia lo deja mucho más claro en Números 13:33


También vimos allí gigantes, hijos de Anac, raza de los gigantes,
y éramos nosotros, a nuestro parecer, como langostas;
y así les parecíamos a ellos.



¿Cómo te ves realmente? ¿Cómo vives todos los días? ¿Cómo la gente dice que eres? ¿Cómo tú crees que eres? ¿o realmente vives como Dios dice que eres?



Joyce Meyer compartió una lista hace tiempo llamada “conociendo quien soy en Cristo” te la comparto para que a partir de hoy mismo conozcas quién dice Dios que eres y vivas de acuerdo a ello. ¡Te bendigo mujer!



·       Yo estoy completo en Él que es la cabeza de todo principado y potestad.  (Colosenses2:10)
·       Yo estoy vivo juntamente con Cristo. (Efesios 2:5)
·       Yo soy libre de la ley del pecado y de la muerte. (Romanos 8:2)
·       Yo estoy lejos de la opresión y el temor no se acerca a mí. (Isaías 54:14)
·       Yo soy nacido de Dios y el maligno no me toca. (1Juan 5:18)
·       Yo soy santo y sin mancha delante de Él en amor. (1Pedro 1:16; Efesios 1:4)
·       Yo tengo la mente de Cristo. (Filipenses 2:5; 1Corintios 2:16)
·       Yo tengo la paz de Dios que sobrepasa todo entendimiento. (Filipenses 4:7)
·       Yo tengo al “Grande” viviendo en mí; porque mayor es el que está en mí, que el que está en el mundo. (1Juan 4:4)
·       Yo he recibido el don de la justicia y reino en vida por Cristo Jesús como un rey.  (Romanos 5:17)
·       Yo he recibido el espíritu de sabiduría y de revelación en el conocimiento de Él,  alumbrando los ojos de mi entendimiento. (Efesios 1:17-18)
·       Yo he recibido el poder del Espíritu Santo de poner manos sobre los enfermos y verlos sanar, para echar fuera demonios, y hablar en nuevas lenguas. Yo tengo potestad sobre el  enemigo y nada me dañará. (Marcos 16:17,18; Lucas 10:17, 19)
·       Yo me he despojado del viejo hombre y he sido revestido del nuevo, el cual conforme a la imagen del que me creó se va renovando hasta el conocimiento pleno. (Colosenses 3:9,10)
·       Yo he dado y se me a sido dado; medida buena, apretada, remecida y rebosando darán a mi regazo. (Lucas 6:38).
·       No me falta nada pues mi Dios suple todo lo que me falta conforme a sus riquezas en gloria en Cristo. (Filipenses 4:19)
·       Yo puedo apagar los dardos de fuego del maligno con mí escudo de la fe. (Efesios 6:16)
·       Todo lo puedo en Cristo que me fortalece. (Filipenses 4:13)




Dedicada a servir al Rey



Karla





No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡únete a la comunidad instagram!

Licencia Creative Commons
Este blog y todo su contenido gráfico y escrito está protegido por derechos de autor bajo Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

¡Suscríbete a mi canal!

Blogging tips