miércoles, 24 de septiembre de 2014

Mujer de influencia en el hogar {introducción}







Creo que casi todas las mujeres que leemos la Palabra de Dios nos sabemos el proverbio 14:1 que dice:


"La mujer sabia edifica su casa; mas la necia con sus manos la derriba"


Y es muy cierto, todas anhelamos ser esa mujer de influencia sana que levante un hogar digno de admirar; sin embargo también el proverbista habla de otro tipo de mujer, la mujer necia, insensata. Hoy quiero darte un adelanto de lo que estaremos estudiando estos días y de cómo Dios nos ha dado las herramientas para ser una mujer de influencia en el hogar.


¿Qué clase de mujer somos?


Prov. 27:15 dice: “Gotera continua en tiempo de lluvia y la mujer rencillosa, son semejantes



¿Cómo es una gotera? Molesta, implacable, destructora, ruidosa, etc. dice que la mujer rencillosa y la gotera en tiempo de lluvia son semejantes. ¿a quién de nosotras le gustaría ser una gotera?



He escuchado que antes utilizaban las goteras como método de tortura, sentaban al preso en un cuarto donde solo cupiera él en cuclillas y día y noche había una gotera que caía en su cabeza; imagínense la molestia del ruido, de la mojada, y aparte los llevaba a la locura, porque una gotera es destructora, tal vez han tenido la oportunidad de ver cuando hay una llave que no cierra bien cómo el cemento o concreto está perforado; bueno al igual que el cemento, se perforaba el cráneo hasta que llegaban a la locura. Una gotera es destructora cuando esta sin “control” cuando no se tiene el cuidado de arreglarla, pero hoy estamos aprendiendo a dejar de ser goteras.


Se nos ha dicho que las mujeres somos el corazón del hogar y eso me encantó cuando lo escuché, somos una parte esencial en el hogar, sabemos que el varón es cabeza del hogar, es sacerdote de nuestra familia, es quien está al frente.


El varón es cabeza de la mujer como Cristo lo es de él.


"Las casadas estén sujetas a sus propios maridos, como al Señor;
porque el marido es cabeza de la mujer, así como Cristo es cabeza de la iglesia,
la cual es su cuerpo, y él es su Salvador.
Así que, como la iglesia está sujeta a Cristo,
así también las casadas lo estén a sus maridos en todo."

Efesios 5:22-24


“Pero quiero que sepáis que Cristo es la cabeza de todo varón,
y el varón es la cabeza de la mujer, y Dios la cabeza de Cristo.”

1 Cor 11:3


El varón es quien está al pendiente de nosotras y de nuestros hijos y muchas veces se involucran en las tareas del hogar porque también son parte de ella. En eso no hay duda, en el papel que tienen ellos como varones, en lo que representa ante nosotras, ante sus hijos, ante la sociedad y la iglesia; sin embargo, la mujer es diferente; la mujer tiene un rol distinto dentro del hogar y siempre se le ha visto diferente del varón y si; de hecho las mujeres somos distintas, muy distintas de ellos ¡gracias a Dios!


Desgraciadamente muchas mujeres han tomado por la fuerza, voluntaria o involuntariamente el rol del varón; ejemplo:

·        En el hogar pues hay mujeres como cabeza (matriarcado)

·        En los trabajos (mujeres albañiles, y en construcción en gral.)


y eso no va con lo que establece Dios, no porque no podamos o no sepamos hacer las cosas, sino que la mujer tiene un rol distinto al varón, somos princesas del omnipotente, somos una creación especial tomada de la costilla del varón para estar a su lado apoyándole, más no suplantándolo. Somos su ayuda idónea.


 ¿A qué mujer le gustaría tomar el rol del varón? La mujer se ha visto como la que apoya al esposo, cuando se hablan de las mujeres esposas en la Palabra de Dios, se habla de mujeres comprometidas con el varón, no me imagino a Sara la esposa de Abraham poniéndose al tú por tú con él, con el amigo de Dios; ni me imagino a Séfora diciéndole a Moisés que era un tartamudo que no podía decirle una palabra a las borregas menos al pueblo…


Al contrario esas mujeres aparecen en la Biblia porque eran mujeres sabias, piadosas, que estaban al pendiente de su esposo y de su hogar, se sabían someter al esposo y a Dios, eran mujeres temerosas de Dios,  no eran perfectas lo sé, Sara se rió cuando escuchó que sería madre a los casi 100 años pero ella estaba al pendiente de su hogar, con su marido y creo que tenemos mucho por aprender de ellas...



Así que te invito a que los próximos jueves estudiemos las características de las mujeres sabias y qué mejor ejemplo que el de la mujer virtuosa como influencia en el hogar.






Renovada en su gracia



Karla


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡únete a la comunidad instagram!

Licencia Creative Commons
Este blog y todo su contenido gráfico y escrito está protegido por derechos de autor bajo Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

¡Suscríbete a mi canal!

Blogging tips