martes, 2 de septiembre de 2014

{Poniéndose de acuerdo para el matrimonio}






¡Qué rápido han pasado las semanas escribiendo acerca del noviazgo! Ésta es la séptima semana y la penúltima entrega de la serie “Ni naranja ni toronja, buscando a mi otra costilla” de la mano de Con Visión de Hogar, un verdadero placer el contribuir en ésta serie pues como te mencioné la semana anterior yo no tuve un noviazgo cristiano ni preparación para el matrimonio, ni nada por el estilo; así que, todo lo que he estado escribiendo ha servido tanto para cuando mis hijos estén en la edad de ponerse de novios y les surjan dudas respecto al tema. Espero que sea de bendición a tu vida como lo ha sido a la mía.


Después de haber conocido a la persona que no sólo cautivó tu mirada sino también tu corazón, después de haber examinado al susodicho y poner “a prueba” si los sentimientos son los correctos; hoy trataremos el bello tema acerca de la preparación para el matrimonio.


Hace 2 semanas te compartí acerca de los 6 meses para prepararse físicamente y los 6 meses para prepararse espiritualmente, hoy quiero profundizar un poco más y compartirte un poco de lo que a mí me instruyeron en la iglesia, pues te cuento que me acabo de casar por la iglesia apenas este año, en enero para ser exactos, después de 9 años de estar solo por el civil y al borde del divorcio, Dios restauró nuestro corazón y nuestro matrimonio y nos regaló un hermoso tiempo en su presencia al hacer nuestro pacto nupcial con Él.


Y bueno, aún después de 9 años nos hicieron unas preguntas en consejería prematrimonial y no sabes cuántas cosas pasábamos por alto, por eso la importancia de conocerse y prepararse bien antes de dar el sí (así reducirán las probabilidades de incompatibilidad)

Imagínate en un mundo donde la mayoría de los jóvenes no piensan en el matrimonio como un compromiso, sino cómo un tiempo de convivencia donde si “no funciona” es mejor el divorcio.


Es hermoso pensar que a nosotros y a  nuestros hijos jamás nos pasará, y si… creemos en la soberanía de Dios y en que estamos cimentando nuestro matrimonio en Cristo y que de esa forma les daremos ejemplo a nuestros hijos para formar un matrimonio como Dios ha establecido y que sea para toda la vida.



Así que, como padres podemos instruirles, o si estás próxima a casarte (sea dentro de mucho o poco tiempo) lee lo siguiente:


Pasos Para Entablar Una Relación De Pareja


Una pareja necesita desarrollar una comprensión precisa de las expectativas y deseos de la otra persona. Ambos deben completar cada oración por escrito y después comentar cada punto.


• Mi definición personal de amor es...
• Mi razón para casarme es...
• Mi forma de manejar el conflicto es...
• Mi forma de manejar la ira es...
• Mi preferencia para pasar el tiempo es...
• Mi concepto de los roles y responsabilidades en el matrimonio es...
• Mis compromisos con mi familia son...
• Mis opiniones acerca del sexo en el matrimonio son...
• Mis metas personales para el matrimonio son...
• Mis deseos en cuanto a los hijos son...
• Mis prioridades en cuanto al dinero son...
• Mis metas y deseos en cuanto a la vida espiritual son...


“Mejor es adquirir sabiduría que oro preciado; y adquirir
inteligencia vale más que la plata”.

Proverbios 16:16



¿Cuáles son algunas razones equivocadas para casarse?


• “Quiero casarme o me sentiré fracasado”.
• “Quiero escapar de mi situación actual”.
• “Quiero sentirme amado y aceptado”.
• “Quiero que alguien me haga feliz”.
• “Quiero que alguien me cuide”.
• “Quiero vengarme de alguien que me rechazó”.
• “Quiero complacer a mis padres”.
• “Quiero complacer a mis amigos”.
• “Quiero complacer a la persona con la que estoy saliendo”.
• “Quiero tener hijos”.
• “Quiero otro padre (madre) para mi(s) hijo(s)”.
• “Quiero una mejor vida familiar que la que yo tuve en mi infancia”.
• “Quiero alcanzar plenitud en la vida”.
• “Quiero casarme para que mi profesión se estabilice”.
• “Quiero tener alguien con quien pueda envejecer”.


“Muchos pensamientos hay en el corazón del hombre; mas el
consejo de Jehová permanecerá”.

Proverbios 19:21




Antes de casarte puede surgir la pregunta “¿Cómo saber si Dios me está guiando a casarme?”


Tú necesitas la dirección del Espíritu de Dios. La guianza del
Espíritu Santo puede determinarse a través de:


• La lectura de la palabra de Dios.

— y hacerse la siguiente pregunta... ¿va de acuerdo este matrimonio con los principios bíblicos del matrimonio cristiano?

“Los mandamientos de Jehová son rectos,
que alegran el corazón; el precepto de Jehová
es puro, que alumbra los ojos”.

Salmo 19:8

• Buscar la voluntad de Dios.

— y hacerse la siguiente pregunta ¿Se encuentra este matrimonio dentro del camino que Dios me ha señalado?

“Fíate de Jehová de todo tu corazón, y no te apoyes en tu
propia prudencia. Reconócelo en todos tus caminos, y él
enderezará tus veredas”.

Proverbios 3:5-6


• Aprender del pueblo de Dios.

—y hacerse la siguiente pregunta... ¿me apoyan en mi decisión de casarme mis padres y mis amigos de la iglesia?

“Los pensamientos son frustrados donde no hay consejo; mas
en la multitud de consejeros se afirman”.

Proverbios 15:22

• Escuchar al Espíritu de Dios.

— y hacerse la siguiente pregunta... ¿será esta persona la pareja que Dios ha elegido para mí?

“Pero cuando venga el Espíritu de verdad, él os guiará a
toda la verdad; porque no hablará por su propia cuenta,
sino que hablará todo lo que oyere, y os hará saber las
cosas que habrán de venir”.

Juan 16:13



Y por último:


Estoy Listo para el Matrimonio

·       ¿Soy paciente conmigo mismo y con otros?
·       ¿Soy amable con otros?
·       ¿Siento envidia de alguien?
·       ¿Me gusta presumir acerca de mí mismo o de lo que tengo?
·       ¿Tengo un espíritu orgulloso?
·       ¿Soy brusco?
·       ¿Soy egoísta y busco satisfacer sólo mis necesidades?
·       ¿Me enojo con facilidad?
·       ¿Guardo una lista de ofensas?
·       ¿Me deleito cuando se equivoca alguien que no me agrada?
·       ¿Amo la verdad sin importar lo difícil que pueda resultar?
·       ¿Protejo a otros del dolor?
·       ¿Soy capaz de confiar en otros?
·       ¿He puesto mi esperanza en el Señor?
·       ¿Persevero cuando las cosas se ponen difíciles?


Escogiendo una Pareja

·       ¿Es una persona que ama primero a Dios y después a los demás?
·       ¿Es una persona que desea crecer espiritualmente?
·       ¿Es una persona a la que le tengo mucho respeto?
·       ¿Es una persona con la que me puedo comunicar honestamente?
·       ¿Es una persona responsable?
·       ¿Es una persona capaz de hacer un compromiso para toda la vida?
·       ¿Es una persona que no depende exclusivamente de mí para ser feliz?
·       ¿Es una persona alegre que valora la vida que Dios le ha dado?
·       ¿Es una persona que honra y muestra respeto hacia sus padres?
·       ¿Es una persona flexible y adaptable?
·       ¿Es una persona que desea mantener la pureza sexual?
·       ¿Es una persona con quien estoy seguro que deseo pasar el resto de mi vida?


“Por tanto, si hay alguna consolación en Cristo, si algún
consuelo de amor, si alguna comunión del Espíritu, si algún
afecto entrañable, si alguna misericordia, completad mi gozo,
sintiendo lo mismo, teniendo el mismo amor, unánimes,
sintiendo una misma cosa”.


Filipenses 2:1-2







Como te darás cuenta no es tan sencillo dar el sí, son muchos los puntos a tomar en cuenta puesto que es un compromiso, un pacto para toda la vida y por eso mismo no podemos casarnos sin pensar en el futuro al lado de una persona imperfecta, sino que debemos analizar todo lo que nos espera a su lado y de la mano de Dios.


Dios quiera que el matrimonio de cada persona que nos lee sea bendecido y fortalecido en el Señor, para que así sea para toda la vida.



No te pierdas la próxima semana, el desenlace de ésta bella serie, y no te olvides visitar el blog Con Visión de Hogar  de mi amiga Jessica Jiménez la creadora de “Ni naranja ni toronja, buscando a mi otra costilla”



Te bendigo mujer.


Dedicada a Servirle


Karla


Artículo anterior




No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡únete a la comunidad instagram!

Licencia Creative Commons
Este blog y todo su contenido gráfico y escrito está protegido por derechos de autor bajo Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

¡Suscríbete a mi canal!

Blogging tips