lunes, 20 de octubre de 2014

Planeando y confiando en Dios




Todos los días tenemos planes, metas y proyectos a corto, mediano y largo plazo; esto es válido y hasta recomendable porque es cómo tener una brújula que nos indica hacia donde queremos ir.


La vida es por momentos, por minutos, cada uno de ellos no nos pertenece, es un tiempo que nos ha sido prestado por Dios para que hagamos Su voluntad; es un regalo a cada una de nosotras y creo que debemos aprovecharlo al máximo.


“En tu mano están mis tiempos”

Salmo 31:15ª



Todo tiene un tiempo específico, todo lo que planeamos tiene un momento justo para ser hecho, no debemos adelantarnos porque puede ser contraproducente.


Todo tiene su tiempo,
 y todo lo que se quiere debajo del cielo tiene su hora.

Eclesiastés 3:1



Cuando reviso los planes y proyectos que tengo a futuro siempre trato de hacer lo siguiente:

·        Visualizarlo, escribirlo, ver pros y contras.
·        Analizarlo junto a mi esposo y alguna amiga o compañera de oración para apoyarme con ellos.
·        Ponerlo en oración.
·        Armar y juntar lo necesario para cuando ya esté realizado (herramientas, utensilios, dinero, etc)


Y después de todo eso sin duda se me viene a la mente que debo tener 3 actitudes presentes.


1.      Paciencia
2.      Perseverancia
3.      Confianza en Dios



Y es que el tener planes a diferentes tiempos no es sencillo para alguien que le gusta tener todo bajo control y de manera inmediata; el hacer planes siempre requerirá de paciencia para saber esperar el tiempo adecuado y depender de Dios quien ya ha destinado todo para que sea hecho o no.







1.  Paciencia
Cuando debemos cambiar nuestros planes o simplemente posponerlos, nos podemos frustrar, pero más vale que pongamos en práctica nuestra paciencia para no actuar precipitadamente y errar.


sabiendo que la prueba de vuestra fe produce paciencia.

Santiago 1:3


Necesitamos cultivar la paciencia para alcanzar madurez y con ello muchas veces vienen luchas difíciles que prueban nuestra fe. Sin paciencia nuestros proyectos pueden parecernos inalcanzables, mientras esperamos el tiempo correcto para la realización de dichos planes, sumerjámonos en la búsqueda de Dios en oración y su palabra, misma donde nos llenaremos de fe y esperanza.


porque os es necesaria la paciencia, para que habiendo hecho
la voluntad de Dios, obtengáis la promesa.

Hebreos 10:36



2. Perseverancia.
En este punto me refiero principalmente a perseverar en la oración y en ser diligentes en ello.


gozosos en la esperanza; sufridos en la tribulación;
constantes en la oración;

Romanos 12:12



Perseveremos en la oración desde la planeación del proyecto hasta que lo veamos realizado y aún después; es común que mientras pasa el tiempo nos ocupamos en otras peticiones de oración y los planes van quedando un poco atrás, siempre oremos por ellos, sean a corto o largo plazo; creo que al hacerlo le damos a Dios un lugar que le corresponde en nuestra vida a futuro. ¿Quién mejor que Dios como nuestro socio? ¿Quién mejor que Él que tiene los mejores planes para nosotros?


Porque yo sé los pensamientos que tengo acerca de vosotros, dice Jehová, pensamientos de paz, y no de mal, para daros el fin que esperáis.

Jeremías 29:11



3. Confianza en Dios.
Habrá momentos en los que parecerá que no hay respuesta, podremos pensar que nos hemos equivocado y que nuestros planes realmente nunca se llevarán a cabo; tranquila, confía en Dios.

Hay un proverbio que dice:


Muchos pensamientos hay en el corazón del hombre;
Mas el consejo de Jehová permanecerá.

Proverbios 19:21



Cuando nuestros planes o proyectos están alineados a los de Dios y han nacido en su corazón prosperarán, de lo contrario esos planes del hombre no se llevarán a cabo.


Mientras tanto mujer, lo mejor es seguir confiando, creyendo y perseverando en la oración.



No te desanimes si tus planes o proyectos no salen como tú esperabas, debemos estar agradecidas con Dios porque tal vez la forma en la que estaba planeado no era la correcta y Él se encargará de acomodar todo.



Aguarda a Jehová;
Esfuérzate, y aliéntese tu corazón;
Sí, espera a Jehová.

Salmo 27:14



Te bendigo, mujer.





Renovada en Su Gracia



Karla


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Licencia Creative Commons
Este blog y todo su contenido gráfico y escrito está protegido por derechos de autor bajo Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips