lunes, 22 de diciembre de 2014

¿Qué haremos ésta navidad?







            Recuerdo cómo de niña me apasionaba la navidad, el pino, las luces, el aroma a ponche de frutas y la ensalada de manzana eran lo máximo para mí. Recuerdo cómo todos hablaban y hablaban mientras picaban y pelaban fruta y verdura, era el día más feliz del año porque todos estábamos juntos en casa de mis padres y lejos estábamos de enojarnos, todo era felicidad.


         Nada extraordinario pasaba o sea, todo era felicidad por la navidad, intercambios, regalos, cena deliciosa, abrazos, pero faltaba algo ¿cómo lo sé? Pues porque al día siguiente todo continuaba igual que siempre, la felicidad era menor al ver los platos sucios por lavar, las sonrisas ya no eran tan espontáneas porque el desvelo era demasiado y así llegaba la noche y todo era normal.


         Para mi siendo una niña y teniendo juguetes nuevos no me importaba tanto ese tema, sin embargo siempre lo percaté. Ahora de adulto y con el conocimiento de Cristo, la navidad tiene otro sentido, un nuevo significado y una razón para sonreír no sólo ese día sino, todo el año.



         Nadie sabe el día exacto que nació Jesucristo, pero ¡nació! Y sigue vivo que es lo más hermoso que pueda sucedernos a nosotros los que creemos en Él.



Y dará a luz un hijo, y llamarás su nombre Jesús
porque él salvará a su pueblo de sus pecados.


Mateo 1:21



¡El Salvador del Mundo! Debería ser motivo de alegría, agradecimiento y celebración cada uno de nuestros días en la tierra, porque al nacer Jesús y morir en esa cruz obtuvimos el perdón de nuestros pecados, la entrada a la presencia de Dios, la sanidad y el poder para caminar en victoria.


¿Qué haremos ésta navidad?


¡Demos de gracia, lo que de gracia hemos recibido!

Regalemos a otros de lo mucho que él nos ha regalado, demos presentes que cambien y transformen vidas, Jesús vino a darse por nosotros así que, ésta navidad…


1.    Jesús nos brindó la Salvación
Compartamos con otros el mensaje de Salvación a través de Cristo.


Y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos.

Hechos 4:12



porque todo aquel que invocare el nombre del Señor, será salvo.

Romanos 10:13


2.  Jesús nos brinda acceso al Padre.

Enseñemos a otros a orar, abracemos a muchos en oración y clamemos a Dios por su vida.


Y todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre,
lo haré, para que el Padre sea glorificado en el Hijo.
 Si algo pidiereis en mi nombre, yo lo haré.

Juan 14:13-14



Hasta ahora nada habéis pedido en mi nombre;
pedid, y recibiréis, para que vuestro gozo sea cumplido.


Juan 16:24


3.   Jesús nos da sanidad.

Regalemos a otros el conocimiento de la sanidad a través de Cristo, oremos por su sanidad y hablemos de los milagros que Jesús sigue haciendo hoy en día.


Mas él herido fue por nuestras rebeliones,
molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él,
 y por su llaga fuimos nosotros curados.

Isaías 53:5



4.   Jesús nos dio la victoria sobre Satanás.

Regalemos a otros la oportunidad de conocer la diferencia entre el bien y el mal, pero sobre todo a estar seguros de que todo lo malo que Satanás pudiera hacer en contra de su vida ha sido derrotado por medio de Cristo.


Someteos, pues, a Dios; resistid al diablo, y huirá de vosotros.


Santiago 4:7

  




Jesucristo el mejor regalo para nuestra vida. Que está navidad las fiestas y celebraciones sean sólo por Él.

Que nuestro motivo principal para reunirnos en familia sea celebrar y agradecer a Dios por la vida que tenemos a través de Cristo.



Recibe bendiciones mujer.




Renovada en su Gracia


Karla






No hay comentarios:

Publicar un comentario

Licencia Creative Commons
Este blog y todo su contenido gráfico y escrito está protegido por derechos de autor bajo Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips