miércoles, 3 de diciembre de 2014

Una oración por el futuro de los hijos





         Mientras te escribo me encuentro con mis 2 hijos menores, uno juega con una pelota en el piso, el otro escribe palabras con Nn en su cuaderno y los observo detenidamente porque, últimamente he tenido la inquietud de orar específicamente por cada uno de mis hijos, no es que no lo acostumbre sino que de pronto comenzó esa necesidad que sé que debo cubrir y te cuento por qué.


         No acostumbro a ver televisión, se me hace pérdida de tiempo el estar viéndola cuando puedo estar leyendo mi Biblia o escribiendo o en el parque con mis hijos, es raro que me siente a ver algún programa; pero antes de dormir mientras mi esposo ve alguna serie televisiva, yo ocupo ese tiempo sentada a su lado tejiendo una colcha a crochet, hablo con mis hermanos vía whatsapp y comparto con ellos cómo nos fue en el día, pero ha habido 2 o 3 días que escucho lo que mi esposo mira en el televisor que me ha llamado mucho la atención, es una serie policiaca en la que tocan temas actuales y los hacen ver tan reales que me estremecen; la gran mayoría de capítulos hablan de delincuentes que tuvieron traumas en la niñez y muchos de ellos fueron a causa del descuido de los padres o por los padres en concreto, eso me hizo recordad el proverbio que dice:



Hijo mío, presta atención cuando tu padre te corrige;
    no descuides la instrucción de tu madre.
Lo que aprendas de ellos te coronará de gracia
    y será como un collar de honor alrededor de tu cuello.


Proverbios 1:8-9 ntv



         La  Biblia Nueva Traducción Viviente menciona “lo que aprendemos de ellos” anteriormente hemos hablado acerca del ejemplo y la influencia que ejercemos en nuestros hijos y éste versículo lo deja aún más claro.


         Y la verdad es que no es tan complicado de entender, anhelamos hijos fieles, seamos fieles con nuestra pareja; anhelamos hijos que no roben, dejemos de robar, de mentir, seamos ejemplo bueno a seguir y hasta en las cosas que parecieran insignificantes ellos aprenden. Alguien alguna vez me platicó que se le hacía fácil robar porque de pequeño veía como su mamá “se guardaba el cambio del mandado” todo cuanto hacemos ellos lo aprenden y algún día lo harán también porque lo vieron de nosotras.


         Pero bueno, toda esta introducción es porque como mamá siento la enorme responsabilidad de llevar a mis hijos por el camino del bien, de impulsarlos a hacer las cosas lo mejor que puedan y dar un plus en todo cuánto emprendan, que lleguen a donde ni siquiera se imaginan pero que tal vez sí sueñen llegar, que cumplan el propósito por el cual fueron creados y por el cual se me encomendó a mí la tarea para formarlos.

        
         Y estarás de acuerdo conmigo que sin Dios todo esto podría parecer muy difícil y hasta imposible si acaso vemos nuestras limitantes financieras, culturales y demás; gracias a Dios lo tenemos a nuestro lado y con Él todo es posible y nuestras oraciones tienen poder aún antes de pronunciarlas.


Les responderé antes que me llamen.
    Cuando aún estén hablando de lo que necesiten,
    ¡me adelantaré y responderé a sus oraciones!

Isaías 65:24 ntv



         Así que, me di a la tarea de enlistar las oraciones por cada uno de mis hijos, no porque quiera imponer mi voluntad sino porque veo en la Biblia diversos padres que bendecían y oraban sin cesar por sus hijos y por el bienestar de ellos, veo a Abraham, Isaac, Jacob, Job, Ana, etc. y quiero hacerlo así en compañía de mi esposo y levantar a nuestros hijos en oración.




ORACIÓN POR LOS HIJOS


Oremos por y con nuestros hijos, enseñemos a cada uno de ellos a vestirse de toda la armadura de Dios Ef. 6:10-18  y a orar por si mismos y a defenderse del enemigo.


Padre en el Nombre de Jesús, me arrepiento de todos mis pecados y me pongo a cuentas contigo, me arrepiento de cualquier iniquidad de mi pasado o presente que pueda estar trabajando en contra de la vida de mis hijos de manera negativa, perdóname en el nombre de Jesús.


Te doy gracias por la vida de cada uno de mis hijos (nombres) gracias por su vida, por su salvación, por la libertad que tienen en Cristo, por su Bendición y tu amor.


·        Oro a ti por cada uno de ellos para que cada una de las bendiciones que tienes para ellos fluyan en y sobre ellos.

·        Oro por sus pies para que sean guiados por ti para encontrar su propósito y cumplirlo de tu mano y en tu tiempo.

·        Oro por cada palabra negativa que fue dicha en su contra de parte de otros, de parte mía o de él mismo, oro para que sean borradas de su vida y que sólo las palabras de bendición y tu Palabra que vivifca lleguen  a su vida.

·        Oro para que sus sueños sean tus sueños y que al dormir tengan un dulce sueño y un divino descanso en ti, que ellos se acuesten y se levanten confiados en que tienes cuidado de ellos.

·        Oro por cada día de mis hijos para que vivan vidas completas, prósperas, que no se dejen envolver por los placeres del mundo y que no sean parte de las estadísticas del mundo porque son hijos tuyos, los aires espirituales son prósperos sobre sus cabezas en el nombre de Jesús.

·        Oro creyendo que mis hijos son sanos, libres de virus, bacterias, infecciones, ataques, plagas, enfermedades extrañas, accidentes, robos, secuestros, extorsiones, trata de blancas, accidentes automovilísticos, injurias, libres de engaño y de todas las aflicciones del mundo porque Cristo ya las venció.

·        Oro para que mis hijos sean transformados a tu imagen aún cuando no coman de la porción que el mundo les ofrece ¡que ellos brillen!

·        Oro porque tu voluntad los guíe, que cumplan su llamado, tu propósito para ellos y bendícelos, que las naciones de la tierra sepan que son hijos tuyos, linaje bendito de Dios.

·        Oro para que mis hijos sean sensibles a tu voz y reconozcan y diferencien lo santo de lo común y no se dejen envolver por ningún placer del mundo que pueda alejarlos de tu perfecta voluntad.

·        Oro para que su carácter sea guiado por el Espíritu Santo para cumplir el propósito de Dios, que el encamine a mis hijos, su carácter y el fruto del Espíritu fluya en mis hijos y sean sabios y temerosos de Dios.

·        Oro para que cumplan sus sueños, reconozcan de qué son capaces, de quienes son hijos y de lo que pueden lograr con Él y con su Espíritu Santo.

·        Oro para que atesoren la Palabra de Dios y amen el sacrificio de Cristo y lo prediquen a las naciones.

·        Oro porque lleguen a esos lugares donde anhelen llegar, que cumplan sus sueños, que conquisten, que sean benditos y exitosos en todo lo que emprendan de acuerdo a la perfecta voluntad de Dios.


Gracias amado Dios por elegirme como su madre, permíteme ser buen instrumento en tus manos para guiarlos en oración, ejemplo y acción, que ellos vivan vidas largas, prósperas sirviéndote eternamente.


Permite que cada palabra de bendición tuya, sea programada en los cielos por siempre y alcance a nuestras siguientes generaciones para que te sirvan y tengan temor de ti en el nombre de Jesús, amén.




         ***Y puedes hacer oraciones específicas por cada uno de tus hijos en cuanto a su carácter, aptitudes, etc. la verdad es que muchas veces no alcanzamos a entender el poder de la oración y no oramos salvo por las peticiones “urgentes”.



Oremos para prevenir y
No sólo para solucionar…




Tenemos tarea mujer….



Renovada en Su Gracia



Karla



No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡únete a la comunidad instagram!

Licencia Creative Commons
Este blog y todo su contenido gráfico y escrito está protegido por derechos de autor bajo Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

¡Suscríbete a mi canal!

Blogging tips