martes, 3 de febrero de 2015

¡Cómo flash! {Preparando héroes}






         Tengo un hijo que está en la edad que todo quiere saber y mejor aún ¡todo lo cree! Hace unos días de la nada me preguntó:

-mamá, ¿qué necesito para ser como Flash? ¿Si le pido a Dios que me haga un superhéroe como Flash, lo hará? Dios es bueno mamá-

Sinceramente me agarró en curva, sólo abrí mis ojos titubee 3 segundos y le contesté:
-bueno… eeehm, Dios es bueno todo el tiempo y poderoso para hacer todas las cosas, pero para ser un superhéroe tienes que entrenar mucho… no supe que más decir; 

él se quedó pensando y me dijo:
-bueno tal vez no ser flash, sólo quiero ser un superhéroe que rescate niños.

Buen punto, -le contesté- tú puedes ser el superhéroe que aún no existe, puedes ser algo así como Súper Santiago o Súper pity... 

abrió sus enormes ojos negros y me dijo:
- ¿¡qué tal Santiago el superhéroe!?

-¡Perfecto! 
Y ahí terminó nuestra plática de héroes.


         Amo ser mamá, muy a pesar de las ocasiones en las que me dan ganas de tirar la toalla por el cansancio y lo abrumador que puede ser estar 24 horas al cuidado de 3 niños que parecen  5 y aparte ser esposa, ama de casa, y trabajar en crochet para ayudar al sustento familiar, todo eso se compensa por los momentos que disfruto a mis niños, las historias interminables de mi hijo mayor, las ocurrencias del mediano con cada pregunta que ponen mi cerebro a trabajar y los bailes con cantos de mi pequeño bebé aaah, en realidad me hacen sentirme bendecida y todo cuanto pudiera pasar fuera de mi hogar en un gran puesto ejecutivo es sin valor para mi, si acaso me perdiera de todo eso.


         No todo es miel sobre hojuelas, si eres mamá sabrás que muchos días sufres y lloras con tus hijos cuando se enferman, muchos días te conviertes en osa cuando el vecino de enfrente se burla de tu hijo mayor, pasas noches en vela esperando que la fiebre aminore y por fin ellos puedan descansar, aaah como duele cuando las decisiones que toman no son las correctas y tú pudiste haberle hecho saber lo que pasaría y no tuviste oportunidad de hacerlo, noches en vela esperando que lleguen a casa, noches de desvelo a su lado ayudándoles a estudiar una materia que tú entiendes menos que ellos pero ahí estás, al pie del cañón… difícil ser mamá…


         Mi madre decía: “Pero algún día serás madre y entenderás” otras dicen: “Los dolores y las preocupaciones crecen con los hijos” diciendo con ello que las preocupaciones no terminan. Veo a futuro a cada uno de mis hijos y en verdad anhelo que lleguen y cumplan metas y sueños de parte de Dios, que alcancen las promesas y que vivan una vida completa y llena del amor y la sabiduría de Dios, me siento honrada y retada por ser quien está al pie del cañón mostrándoles hacia donde deben ir, ser esa arquero que está preparando las flechas que serán lanzadas algún día al horizonte y que lleguen a su destino, en realidad me hace estremecer y agradecer a Dios por su bondad, su misericordia y por creer en mí para hacerlo.


Como saetas en mano del valiente,
Así son los hijos habidos en la juventud.

Salmos 127:4




         Así que, en base a las características de mis hijos hice una lista de consejos tomados del libro de proverbios para prepararles un poco más para su vida adulta, creyendo que toda la instrucción que le dé ahora de niños le servirá aún cuando sean adultos para que no se aparten del camino.


Consejos a los futuros héroes



1.      Teme a Jehová (Prov. 1:7)
2.      Escucha los consejos de tus padres (Prov. 1:8)
3.      No escuches a los que se portan mal (Prov. 1:10)
4.      Aléjate de los que hacen cosas indebidas (Prov. 1:15-16)
5.      Escucha a Jehová (Prov. 1:33)
6.      Guarda los mandamientos de Dios (Prov. 3:1)
7.      Se misericorde y habla verdad (Prov. 3:3)
8.      Confía siempre en Dios (Prov. 3:5)
9.      No seas peleonero (Prov. 3:30)
10. Guarda tu corazón y habla bendición (Prov. 4:23-25)
11. Busca a Dios (Prov. 8:17)
12. Sé prudente al hablar (Prov. 10:13)
13. Piensa antes de hablar (Prov. 10:19)
14. No mientas(Prov. 12:22)
15. Busca buenas amistades ( Prov. 13:20)
16. No te enojes (Prov. 14:17)
17. Guarda la corrección de tus padres (Prov. 15:5)
18. Confía y haz partícipe a Dios de todos tus planes (Prov. 16:3)
19. Sé buen amigo y buen hermano (Prov. 17:17)
20. No hables cuando no debas hablar (Prov. 17:18)
21. No te ofendas sin razón (Prov. 18:19)
22. Cuida tu testimonio y se transparente (Prov. 20:11)
23. Aléjate de los chismosos (Prov. 20:19)
24. No busques venganza (Prov. 20:22)
25. Piensa antes de hablar (Prov. 21:23)
26. No te juntes con burlones (Prov. 22:10)
27. Cuida con quienes te juntas (Prov. 22:24-25)
28. No seas vanaglorioso(Prov. 27:2)
29. Huye del mal (Prov. 27:12)
30. Confía y se transparente con Dios (Prov. 28:13)
31. No temas, pon tu confianza en Dios (Prov. 29:25)
32. Defiende a los pobres y desamparados (Prov. 31:9)



Puedes añadir más,  y orarlas por ellos cada día nuestra labor es prepararles para el camino, tomémonos de la mano de Dios y adelante mujer, ¡no desmayes!




Renovada en su Gracia


Karla


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Licencia Creative Commons
Este blog y todo su contenido gráfico y escrito está protegido por derechos de autor bajo Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips