miércoles, 4 de marzo de 2015

Ladrones de sueños {Eliminándolos de tu vida}





Si puedes soñarlo, puedes hacerlo.

Walt Disney



Cuando lo leí pensé ¡claro! lo puedo hacer… y después, nada pasó. Y pasó el tiempo y seguía sin cumplirse y creí que entonces no todos los sueños se cumplían, pero ese fue mi principal error.


Hoy te escribo acerca de esto porque aún tengo sueños por cumplir y porque el día de ayer un simple comentario estuvo a punto de hacerme desistir de uno de mis principales sueños, el cual sé que nació en el corazón de Dios y pensé: 
“¿A cuántas mujeres le están robando sus sueños? ¿Qué se puede hacer en caso de que eso pase?”


Y me acordé de 2 personajes Bíblicos a quienes “intentaron” robarle sus sueños y que sin duda Dios les dio la victoria aun cuando nadie creía en ellos.


José y David.


De José hemos hablado acerca de su incomprendida túnica de colores y de cómo Dios trabajó en su carácter para llegar a cumplir el propósito por el cual había sido creado; vivió humillaciones, rechazo, injusticias, y sorprende ver cómo es que ni aún con eso dudo de sus sueños y se cumplieron en el tiempo establecido por Dios.


David… él no tenía sueños como los de José, él simplemente se propuso a hacer algo que cambiaría el rumbo de su vida y también hubo ladrones de sueños…


Había un gigante llamado Goliat, amedrentaba a los israelitas quienes le temían por lo grande de su estatura y si leemos bien la historia, los atemorizaba con todo lo que les decía; pero llegó un jovencito con más visión que músculos, con una determinación que ningún otro tuvo y le venció (1 Sam 17)


Hubo 3 ladrones de sueños a quienes no escuchó…


1.   Sus hermanos.

Entonces habló David a los que estaban junto a él, diciendo:
¿Qué harán al hombre que venciere a este filisteo, y quitare el oprobio de Israel? 
Porque ¿quién es este filisteo incircunciso, para que provoque a los escuadrones del Dios viviente? 
Y oyéndole hablar Eliab su hermano mayor con aquellos hombres, 
se encendió en ira contra David y dijo: ¿Para qué has descendido acá?
¿y a quién has dejado aquellas pocas ovejas en el desierto?
Yo conozco tu soberbia y la malicia de tu corazón,
que para ver la batalla has venido.
David respondió: ¿Qué he hecho yo ahora? ¿No es esto mero hablar?


1 Samuel 17:26,28-29


¿Cuántas ocasiones alguien a quien amamos nos ha minimizado? Si permitimos que los comentarios se arraiguen en nuestro corazón y se hagan carne en nosotros, nos estancaremos. Muchos podrán decir que nos conocen de toda la vida, podrán dar testimonio de lo mal que hicimos tiempo atrás y de lo poco capaces que somos para cumplir con ese sueño o esa visión que tenemos; no los escuches, eres única. Tenemos la oportunidad de elegir que escuchar y que creer, tú decides.  David lo hizo así, no permitió que el comentario negativo de su hermano lo detuviera.


2. Su autoridad

Y dijo David a Saúl: No desmaye el corazón de ninguno a causa de él;
tu siervo irá y peleará contra este filisteo.
 Dijo Saúl a David: No podrás tú ir contra aquel filisteo, para pelear con él; 
porque tú eres muchacho, y él un hombre de guerra desde su juventud.


1 Samuel 17:32-33


Esto es tan común… desde los padres que no creen en las habilidades de sus hijos, maestros que se empeñan en minimizar la capacidad del alumno, hasta pastores que no creen en tus talentos y minimizan tu labor para con Dios. Debemos honrar a nuestras autoridades, pero eso no significa que debemos creernos cada comentario negativo que nos digan, no significa tampoco que debemos dejar nuestros sueños o visiones guardadas en un cajón por creer lo que ellos con toda su autoridad nos dicen.Nada tan dañino y doloroso como el que una autoridad nos desaliente en un sueño. Porque es muy fácil creerles y desistir.



3.  El temor


Y el filisteo venía andando y acercándose a David, y su escudero delante de él.
 Y cuando el filisteo miró y vio a David, le tuvo en poco;
porque era muchacho, y rubio, y de hermoso parecer.

1 Samuel 17:41-42


Cuando vemos la magnitud del sueño que Dios ha depositado en nosotros, y cuando vemos que está por ser cumplido ¡tememos! Es una reacción casi lógica, sin embargo puede ser perjudicial porque lo podríamos dejar de lado y posponer esa bendición.


Comenzamos a ver lo difícil que será cumplirlo, y ponemos excusas… tal vez no está listo, ¿y si no es para mí? Es muy pronto, ¿Será voluntad de Dios? No tengo dinero para hacerlo, es muy lejos, no conozco a nadie, etc. y perdemos de vista el verdadero motivo por el cual Dios lo sembró en nuestro corazón… Darle la gloria a Él y creer en que si lo prometió, Él lo hará.



DAVID LO ENTENDÍA


Y dijo el filisteo a David: ¿Soy yo perro, para que vengas a mí con palos?
Y maldijo a David por sus dioses.
 Dijo luego el filisteo a David: Ven a mí,
y daré tu carne a las aves del cielo y a las bestias del campo.
 Entonces dijo David al filisteo: Tú vienes a mí con espada y lanza y jabalina;
mas yo vengo a ti en el nombre de Jehová de los ejércitos,
el Dios de los escuadrones de Israel, a quien tú has provocado.
 Jehová te entregará hoy en mi mano, y yo te venceré, y te cortaré la cabeza,
 y daré hoy los cuerpos de los filisteos a las aves del cielo y a las bestias de la tierra; 
y toda la tierra sabrá que hay Dios en Israel.
 Y sabrá toda esta congregación que Jehová no salva con espada y con lanza;
porque de Jehová es la batalla, y él os entregará en nuestras manos.


1 Samuel 17:43-47



Algo para aprender: No dudar jamás de nuestros sueños, aún cuando alguien más dude… sólo tú y Dios saben que hablan en intimidad, sólo ustedes dos saben los planes que tienen uno con otro. Tus sueños dados por Dios ¡son tuyos! Nadie más puede vivirlos y por supuesto… nadie puede robarlos. porque de Jehová es la batalla, y será glorificado en ellos.

Nadie puede robarlos ¡Nadie! Confía, cree en ti, cree en Dios y sueña en grande.




Soñando sus sueños



Karla

7 comentarios:

  1. Maravillosa reflexion! Gracias !

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. @ileana gracias por comentar, un abrazo grande! Bendiciones!

      Eliminar
  2. Karlita un placer leerte, estupendo tema. Gracias por ser vaso de honra en manos de nuestro Rey. Abundantes bendiciones!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. aaaaw Nora, me hiciste sonrojar y llorar, que lindas palabras!Toda la honra y mi gratitud al Rey! un abrazo querida Nora, Dios te bendice!

      Eliminar
  3. Hermosa reflexión y muy oportuna, Dios te siga bendiciendo y usando!!
    Nati

    ResponderEliminar

Licencia Creative Commons
Este blog y todo su contenido gráfico y escrito está protegido por derechos de autor bajo Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips