miércoles, 29 de abril de 2015

Obra completa {30 días por nuestros niños}






¡30 días han pasado tan rápido! ¿cómo te fue?  Sabes que el tiempo pasa volando cuando oramos, hace un mes comenzábamos y teníamos una meta clara: “orar todos los días por nuestros hijos”

Espero que este tiempo haya sido de bendición a tu vida, si acaso antes no tenías un tiempo de oración específico por tus hijos, espero que esta guía de oración te haya ayudado y orientado más acerca de cómo orar por ellos.


Nuestras oraciones tienen poder, son importantes querida amiga, por algo se nos aconseja “orad sincesar” y Cristo mismo nos enseña a orar. ¿cuán necesario será, que Él mismo oraba mucho?

Podrán pasar meses y hasta años sin que veas respuesta a tus oraciones, pero no te desanimes mujer, ninguna tiene fecha de caducidad, confiemos en que nuestra voz hace eco en el cielo y llega a la misma presencia de Dios, quien prepara todo para el momento justo.


Hemos orado un mes por nuestros hijos y hoy creemos que nuestro amado Dios quien comenzó la obra en ellos, la perfeccionará día a día. Confía mujer y no dejes de orar.


estando persuadido de esto, que el que comenzó en vosotros la buena obra,
la perfeccionará hasta el día de Jesucristo

Filipenses 1:6



Hoy te comparto el álbum con las fotografías y oraciones que publiqué en Facebook, sólo pincha la imagen.






Si tienes pinterest, no dejes de visitar el tablero específico para esta jornada.




Sigue el tablero 30 días por los niños de Soy Mujer de Valor en Pinterest.




Y por último, te comparto el video del tema de hoy, si no puedes visualizarlo, pincha aquí.






Muchísimas gracias mujer por tu compañía, por orar en conjunto con miles de mujeres en América latina, sé bendecida.


Jehová recompense tu obra, y tu remuneración sea cumplida de parte de Jehová 
Dios de Israel, bajo cuyas alas has venido a refugiarte.


Rut 2:12




Renovada en Su Gracia


Karla

martes, 21 de abril de 2015

No más rechazo {30 días por nuestros niños}





¿Alguna vez has sentido el rechazo de alguien? Por lo regular el rechazo de las personas a quienes amamos es el que más duele,  puede hacer mucho daño en nuestra vida si acaso no sabemos cómo deshacernos de el.


En un niño el rechazo es aún más doloroso porque, difícilmente enfocarán su sentir en Jesucristo como se nos ha enseñado a nosotras; hoy en día se habla mucho acerca del "bullying" lo que en mis tiempos de niña era el rechazo, la burla y menosprecio. 



He escuchado que la gente dice: "Los niños por naturaleza son crueles" pero no encontré ningún versículo en la Biblia que hable o sostenga el que los niños son así, sin embargo recuerdo mi infancia y en realidad había niños crueles.



Sufrí de sobrepeso toda mi infancia y recuerdo perfecto como los niños se burlaban de mi gordura, recuerdo como me pateaban por ser gorda, como me rechazaban y se burlaban aún los maestros, pero recuerdo también que aunque no me dolía ni me lastimaba el que hicieran dibujos de mi en el pizarrón, no era algo que me gustara. Llega un momento en el que te acostumbras a las burlas y a los comentarios negativos;  tal vez sea que distraes la atención para no permitir que ese rechazo dañe más tu corazón. 



Pero eso no es lo peor del caso; lo peor (creo yo) es que esas burlas se hagan en el hogar, porque entonces nosotras estaremos enseñando a nuestros hijos a que rechacen a sus otros compañeritos,  actúen de manera cruel y hasta estaríamos enseñándoles que ser rechazado en todos los lugares a donde él asista es normal.



He analizado mucho esa situación porque soy madre y lo último que quiero es que ellos sufran, sin embargo con mi hijo el mayor lo hemos vivido de cerca. El rechazo es un tema que podríamos sacar estudios y pláticas y hasta testimonios, pero hoy no quiero ahondar en ello, deseo orar para que si nosotras y/o alguno de nuestros hijos ha sufrido rechazo, podamos ayudarles a perdonar y a ser libres de ese sentimiento.



Sería muy bueno identificar en que etapa de la vida se ha experimentado el rechazo, puede ser desde la concepción, hasta la edad adulta o el matrimonio; y hay diferentes síntomas de dicho rechazo por ejemplo: son iracundos, testarudos, agresivos, no dan amor, tienen baja autoestima, inferioridad, rebeldía, tristeza, condenación, miedos, pérdida de identidad, ansiedad, miedo al rechazo, etc.



Observemos a nuestros hijos, el rechazo es uno de los "problemas" más comunes y de los menos hablados, es de los que más dañan a la persona y al cuerpo de Cristo en sí, pues al sentir rechazo nos sentimos sin posibilidades de servir a Dios; aparte, podemos estar siendo rechazados o podemos estar rechazando a alguien, dañándolo y tal vez ni siquiera habernos dado cuenta. 



Hagamos una evaluación a nuestra forma de ser principalmente con ellos, nuestros hijos y aceptemos si es que acaso los hemos rechazado. Tranquila, aún eso tiene solución y antes de condenarte y sentirte la peor madre del mundo (lo cual alguna vez me pasó) mejor actuemos y dejemos que sea el Espíritu Santo quien nos guíe a ser mejores madres.



¿Cómo ayudo a mis hijos si son rechazados?


Primero, perdónate a ti misma, perdona a quienes seguramente te rechazaron, pide perdón a tus hijos y guíalos en oración para que ellos perdonen también a quienes los han rechazado.


Segundo, explícales a ellos que el rechazo que sienten o viven es un proceso por el cual las personas comúnmente pasamos pero que por Gracia de Dios logramos salir. Necesitamos renunciar al rechazo, ¡No más rechazo en mi vida!


Tercero, y el más importante, ellos deben entender que Jesucristo fue rechazado para que nosotros fuéramos aceptos en Él. Él fue quien soportó rechazo, dolor, soledad, traición para que nosotros seamos libres del rechazo.







Recuerda, del rencor al amor, hay un paso… el perdón




Renovada en Su Gracia

Karla

No olvides visitar la página de Facebook Soy Mujer de Valor, suscribirte al canal de YouTube para recibir los videos que estaré compartiendo y suscribirte al blog para recibir en tu correo cada vez que publique un artículo. (Te comparto el video del día de hoy, si no puedes verlo da clic aquí)








Escribe tu correo electrónico:


Delivered by FeedBurner

lunes, 20 de abril de 2015

Cristianos imperfectos {Reconociendo los errores}





No sé si te pase lo mismo que a mí o sea algo personal pero, muchas veces me he dado cuenta que las personas que no conocen de Dios o que aún conociéndolo, pero que no tienen una relación con Él, esperan que seamos perfectos.


Pareciera que cuando dices que eres cristiano todos tienen la vista sobre ti, esperando que cometas un error para acusarte de ser mal ejemplo o incongruente con lo que predicas; y mucha culpa de ello la tenemos nosotros.


Creo que a veces olvidamos que somos humanos, que estamos aprendiendo y creciendo en Cristo cada día, y pretendemos esconder nuestros errores para mostrar el evangelio a quienes nos rodean, sinceramente creo que es mejor mostrarnos como somos, con errores, con fallas y mostrarle a la gente cómo es que Dios está cambiando nuestra vida.


Nuestra meta como cristianos no debería ser mostrar cuánto trabajamos para Dios, sino mostrar cuánto Dios trabaja en nosotras, en nuestra vida y la gente creerá por lo que Dios está haciendo.




Es una responsabilidad enorme el predicar de Cristo, son vidas por las cuales Él también murió por su salvación, y el tratar de mostrarnos como personas sin fallas y sin pecado, tal vez no sea la forma adecuada pues todos estamos aprendiendo.


Sinceramente, muchas veces llegué a ver la vida de grandes hombres y mujeres de Dios y me frustré pensando que tenían una vida perfecta; es raro encontrar a ministros que confiesen que tienen problemas con algún hábito oculto, con alguna tentación o con un pecado ¿por qué? Porque nos han enseñando que con nuestro testimonio la gente llegará, y buscamos mostrarnos perfectos cuando lo cierto es que todos vivimos bajo la gracia de Dios y necesitamos mostrarle a la gente que somos humanos quienes necesitamos de Dios todos los días.


Mucho tiempo me sentí mal por eso, fallaba en algo y sentía que estaba siendo destituida de la gracia de Dios porque no era lo que me habían enseñado, y me costaba mucho acercarme a Dios pues me daba vergüenza presentarme ante Él y prefería separarme un poco. ¡Error! Nada tan dañino como eso, es como si alguien enfermo dijera que cuando se sienta mejor irá al médico ¡es una locura! Lo mismo sucede en lo espiritual, cuando más mal nos sentimos es cuando debemos presentarnos ante Dios ¡urgente! No importa si tenemos una semana de cristianos o toda una vida de serlo. Tenemos un abogado ante Dios, a Jesucristo su hijo y necesitamos presentarnos ante Él tal cual somos y en la condición en la que estemos.


Leyendo en la Biblia puedo ver varios hombres que fallaron a Dios y su arrepentimiento genuino los hizo encontrarse nuevamente con Él, créeme esto no es un “permiso para pecar” sino un llamado al arrepentimiento, a reconocer que somos humanos y que tal vez fallaremos, pero que eso no nos aleje de Dios.


Pedro falló, Moisés, Abraham, Jonás, pero sin duda quien tiene un ejemplo más claro de arrepentimiento genuino y confesión de pecado, es el rey David. Este gran hombre ungido de Dios, elegido por Él tuvo un error enorme, vio a una mujer, la codició, la tomó, la embarazó y la abandonó y encima envió a matar a su esposo; cuando Dios lo enfrenta con su pecado {oculto} su reacción fue:

“No quites de mi tu Santo Espíritu”

Salmo 51:10


Hoy tú y yo tenemos la oportunidad de reconocer esos errores, de confesar ese pecado que nos asedia y ser libres; Él es fiel y justo para perdonarnos y limpiarnos de toda maldad ( 1 Juan 1:9) y no te sientas en condenación por eso, por las acusaciones que otros pudieran hacer en tu contra porque Sólo tú y Dios saben lo que está ocurriendo en tu vida, sólo tú y Dios saben que es lo que has tenido que enfrentar para cada día levantarte nuevamente y probablemente caer, y salir a flote una vez más de la mano de Cristo. Ánimo mujer, sacúdete todo eso, ve a la presencia de Dios, ora, comunícate con Él, búscale en su Palabra y camina un día a la vez, solicita ayuda de personas que tengan una vida de oración y pide te apoye orando.


Oremos como oraba David, ora conmigo el Salmo 51 adaptándolo a nosotras y por favor, que no pase un día más sin ponernos a cuentas con Dios.


Amado Dios, hoy me presento a ti reconociendo que he fallado, que he pecado y necesito tu perdón. Nuestro Señor Jesús pagó el precio por mi vida, por mis pecados en esa cruz, por favor no tengas en cuenta mis pecados y perdóname.
Amado Dios, cambia mi vida hoy, hoy anhelo caminar en integridad como caminó Jesús, hoy quiero pensar cómo piensa Jesús, tener su mente, anhelo caminar siendo guiada por tu dulce Espíritu y seguir adelante con él.


Ten piedad de mi amado Dios, conforme a tu amor y tu misericordia, a tu compasión, borra de mi toda transgresión.
Limpia toda mi iniquidad, limpia mi pecado porque siempre están delante de mí.
Contra ti y sólo contra ti he pecado y he hecho lo malo delante de tus ojos.
Tú amas la verdad en lo más íntimo; tú me enseñas sabiduría en lo más secreto.
Purifícame con hisopo y seré limpia, lávame y seré más blanca que la nieve.
Hazme oír gozo y alegría; y se recrearán los huesos que has abatido.
Esconde tu rostro de mis pecados, y borra todas mis maldades.
Crea en mi, oh Dios un limpio corazón y renueva un espíritu recto dentro de mí.
No me eches de delante de ti y no quites de mí tu Santo Espíritu.
Vuélveme el gozo de tu salvación, y espíritu noble me sustente.
¡En el nombre de Cristo Jesús, amén!

Gracias amado Dios por tu perdón, por tu amor y por el gozo que me da la salvación 
y el perdón de mis pecados a través de Cristo.




Kathryn Kuhlman solía decir:


"Estoy segura de cuales serán mis primeras palabras cuando me encuentre cara a cara con mi Señor. Lo mirare fijamente y le diré: No fui la mejor y tuve una montaña de errores, pero nadie como yo intentó agradarte tanto cada día de su vida". 

A esto se reduce nuestra vida de oración; Que cada partícula y átomo de nuestro ser este concentrado en agradarle, que estemos comprometidos, hasta en nuestras fibras más intimas, en buscar su santidad.




Recuerda: Cada persona decide tener su propia historia con Dios…






Renovada en su Gracia

Karla



Te comparto una canción del Salmo 51 si no puedes ver el video, da clic aquí.



miércoles, 15 de abril de 2015

Mansedumbre {30 días por nuestros niños}





Mansedumbre, control de sí mismo, ser manso, lo contrario a la ira…

¿Realmente somos mansas? Esta cualidad que nos brinda el Espíritu Santo nos beneficia a todas, el tener un carácter manso nos ayuda a estar en paz con todos.


¿Cómo logramos tenerla? Estando en la presencia de Dios, sin duda es un fruto que otorga el dulce Espíritu, en nuestras fuerzas será muy difícil que podamos lograrlo, te podrás dar cuenta que no es tan fácil controlarte si no es con ayuda del Espíritu Santo.


La mansedumbre nos ayuda en momentos de tensión, en momentos en los que los ánimos se elevan, escrito está:


Si el espíritu del príncipe se exaltare contra ti, no dejes tu lugar; 
porque la mansedumbre hará cesar grandes ofensas.


Eclesiastés 10:4


Seamos mansos, oremos por nuestros hijos para que la mansedumbre sea una de sus cualidades, creo que así se ahorrarán muchos problemas, vivirán más tranquilos, aparte una persona mansa siempre es bienvenida en cualquier lugar porque transmite serenidad a los que le rodean.



Leía el Salmo 27 y todo es hermoso, lleno de sabiduría como toda la palabra de Dios; se me hace increíble que en tan pocos versículos podamos aprender tanto para cualquier situación que estemos viviendo. Los 3 primeros versículos de ese Salmo muestran confianza, dependencia de Dios, libres de temor, seguridad, paz, y sin duda mansedumbre…



Jehová es mi luz y mi salvación; ¿de quién temeré?
    Jehová es la fortaleza de mi vida; ¿de quién he de atemorizarme?
Cuando se juntaron contra mí los malignos, mis angustiadores y mis enemigos,
Para comer mis carnes, ellos tropezaron y cayeron.
Aunque un ejército acampe contra mí,
No temerá mi corazón;
Aunque contra mí se levante guerra,
Yo estaré confiado.


Salmo 27:1-3


¿Mansedumbre? Imagina la situación de David cuando escribía ese Salmo, estaría en persecución, siendo atacado, atemorizado por alguien más, injuriado, no lo sé… y él siendo el Rey podría haber actuado en sus fuerzas y pelear contra  la carne y lo que leo es que estuvo en paz; manso. ¿sabes por qué? Porque sabía en quien confiar, quien lo estaba respaldando y cuando tú y yo entendemos eso mismo, viviremos en paz con los demás sin necesidad de explotar en carácter o mostrar nuestra fuerza personal.


¿Cuándo es que pierdes los estribos y actúas sin mansedumbre? Lee nuevamente los versículos y verás que no hay que temer, presentemos defensa con mansedumbre ¿cómo? Sometiéndonos a Dios, confiando en él, dejando de temer al hombre y depositando todo nuestra confianza en Cristo. Oremos mujer para no reaccionar impulsivamente y actuar con mansedumbre y veamos que sucede con los que nos rodean.





Recordemos…

La mansedumbre calma la ira.






Renovada en Su Gracia



Karla

No olvides visitar la página de Facebook Soy Mujer de Valor, suscribirte al canal de YouTube para recibir los videos que estaré compartiendo y suscribirte al blog para recibir en tu correo cada vez que publique un artículo. (Te comparto el video del día de hoy, si no puedes verlo da clic aquí)










Escribe tu correo electrónico:


Delivered by FeedBurner

sábado, 11 de abril de 2015

Confía, Él pelea por ti {5 pasos a través de las pruebas}





Esta semana platicando con algunas amigas nos dimos cuenta que estamos atravesando pruebas, unas más complicadas que otras, pero al final del día nuestro carácter está siendo probado. Nos decidimos orar unas por otras en esas situaciones específicamente y ver el poder de Dios actuar en cada una.

Nuestra meta es salir aprobadas por Dios a pesar de las pruebas y batallas con las que tendremos que lidiar, lo importante es la aprobación divina que a decir verdad, sabemos que estamos “en la mira” por estar buscando su reino.

El día de ayer de plano me derrumbé con Dios, repetía una y otra vez: “No sé qué hacer, sólo a ti volteo mis ojos” y recordé que es un versículo, así que lo busqué y encontré un tesoro que deseo compartirlo contigo para darte ánimo si acaso estás en alguna prueba en la que sólo resta mirar a Cristo. No te desanimes, todo tiene un propósito y Dios está en cada situación si tan sólo le buscamos.


Resulta  que, el rey Josafat era un hombre temeroso de Dios, hijo de un hombre piadoso y tenía malas asociaciones, pero el profeta Jehú le amonesta acerca de eso, le hace ver que tiene cosas muy buenas para con Dios, sólo que hay algunos errores que tienen solución y es mejor cambiarlos, así que Josafat recapacita y  decide seguir a Dios y honrarle, tanto que mando establecer jueces en todo Judá y levitas y sacerdotes en Jerusalén. Josafat decide mostrar al Dios que conocía, manda a que se exhorte a los hombres con el temor de Jehová, para que ellos busquen a Dios y no pequen contra Él.
¿Te pasa que cuando más buscas de Dios y extiendes su Palabra y su reino, vienen pruebas difíciles a tu vida? Bienvenida a la universidad de Dios. A Josafat le declararon la guerra 2 pueblos, Moabitas y Amónitas; pero contrario a lo que algún otro rey hubiera hecho como esconderse, huir o salir a defenderse Josafat tuvo un mejor plan…


Entonces él tuvo temor; y Josafat humilló su rostro
para consultar a Jehová, e hizo pregonar ayuno a todo Judá.
Y se reunieron los de Judá para pedir socorro a Jehová;
y también de todas las ciudades de Judá vinieron a pedir ayuda a Jehová.

2 Crónicas 20:3-4




1.    Buscar a Dios a solas y en compañía.

Hagamos de la oración y la búsqueda de Dios el “Primer recurso”. Josafat tuvo temor y buscó a Dios; antes de buscar consejo de alguien más, búscale a Él, pide apoyo en oración con mujeres creyentes y temerosas de Dios que estén orando contigo y por ti; recuerda que en una “guerra” no se sale a solas, apóyate con alguien más.



2. Clama a Dios

Aaah, es cuando nos damos cuenta que sin Dios ¡nada somos! Y ante cualquier situación podemos reaccionar como el rey Josafat.


¡Oh Dios nuestro! ¿no los juzgarás tú?
Porque en nosotros no hay fuerza contra
tan grande multitud que viene contra nosotros;
no sabemos qué hacer, y a ti volvemos nuestros ojos.

2 Crónicas 20:12



3.No temas, Dios cuida de sus hijos.

Cuando estamos bajo ataque, comúnmente pensamos cómo defendernos, a quién recurrir, las palabras que diremos, los lugares a los que iremos, de quien nos cuidaremos, etc. Todo en nuestra fuerza, todo a nuestra manera y la verdad es que, Dios cuida de sus hijos, búscale, clama, No temas, Él pelea por ti.


…No temáis ni os amedrentéis delante de esta multitud tan grande,
porque no es vuestra la guerra, sino de Dios.  
No habrá para qué peleéis vosotros en este caso;
paraos, estad quietos, y ved la salvación de Jehová con vosotros.
Oh Judá y Jerusalén, no temáis ni desmayéis;
salid mañana contra ellos, porque Jehová estará con vosotros.


2 Crónicas 20:15,17


4.             Adora, cree…

Hagamos de la adoración a Dios un estilo de vida, que no sea sólo en los momentos de la iglesia o en los tiempos de aflicción sino, todo el tiempo; que nuestra adoración a Dios no sea el último recurso. Adoremos a Dios por todo lo que Él es, hace y da, por su soberanía y majestad. Cree en su poder, en lo que hará, en lo que hizo ya, adora y agradece a Dios por lo que estás pasando porque Dios trabaja en tu carácter, y quita de ti todo aquello que no le glorifica a Él.


Entonces Josafat se inclinó rostro a tierra, y asimismo todo Judá
y los moradores de Jerusalén se postraron delante de Jehová,
y adoraron a Jehová. Creed en Jehová vuestro Dios, y estaréis seguros;
creed a sus profetas, y seréis prosperados.

2 Crónicas 20:18, 20b




5. ¡Canta, alaba, celebra!

Porque para Dios no hay nada imposible y Él es justo con los que le buscan y sale a defenderlos a su manera, de manera sobrenatural y como menos lo imaginamos. ¿Por qué alabar en medio de la prueba? Por la confianza que tenemos en Él, por el amor que le tenemos y el regocijo que nos da saber que todas las cosas ayudan a bien a los que le amamos; sea justo o no por lo que estás pasando, tu carácter está siendo modificado por Dios y tu corazón lo estará moldeando. ¿no es motivo de alegría? ¡canta!


Y se levantaron los levitas de los hijos de Coat y de los hijos de Coré,
para alabar a Jehová el Dios de Israel con fuerte y alta voz.  
Cuando comenzaron a entonar cantos de alabanza,
 Jehová puso contra los hijos de Amón, 
de Moab y del monte de Seir,  las emboscadas de ellos mismos 
que venían contra Judá, y se mataron los unos a los otros.


2 Crónicas 20:19,22




Dios es bueno mujer, no dejara desamparado al justo. No te aflijas, pon todo en manos de Dios, cree y confía en que lo que estás pasando tiene un propósito para con Él. ¿Por cuánto tiempo? El necesario para pulir nuestro carácter. ¡ánimo!




Bendice a Jehová y celebra la paz que Él te da.



Y el reino de Josafat tuvo paz, porque su Dios le dio paz por todas partes.

2 Crónicas 20:30



En Su Gracia



Karla




Escribe tu dirección de correo electrónico:


Delivered by FeedBurner

miércoles, 8 de abril de 2015

Identidad en Cristo {30 días por nuestros niños}





¡Gordita!
¡cuatro ojos!
¡burro!
¡cerebrito!
¡tonto!

Y tantas y tantas palabras que durante niñas nos pudieron haber dicho y que sin duda alguna llegaron a caracterizarnos porque las palabras tienen poder, dan vida o dan muerte, vivifican el espíritu o pueden llegar a matar nuestra identidad.

Hoy en nuestra serie de oración por los niños, estaremos clamando por su identidad, porque ellos sepan y reconozcan quienes son en Cristo; que dejen de verse, creerse y vivir de acuerdo a los adjetivos calificativos que otros (o ellos mismos) pudieran decirles.

Que nuestros hijos crezcan sabiendo ¡quienes son en Cristo! Que se sepan ¡Hijos de Dios!



Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre,
les dio potestad de ser hechos hijos de Dios;
los cuales no son engendrados de sangre, ni de voluntad de carne,
ni de voluntad de varón, sino de Dios.


Juan 1:12-13



Te comparto algunos de los versículos que estaremos hablando a nuestros hijos, a nosotras mismas, nuestro esposo para que seamos vivificados, recuerda que la Palabra de Dios nos vivifica. (salmo 119:92-93)


“Nueva identidad y sentir personal de valor,
es determinado por descubrir quién Soy en Cristo Jesús”



·        Tengo un destino en Dios. Yo sé los pensamientos que tiene Dios de mi, pensamientos de paz y no de mal para darme el fin que espero. Jeremías 29:11

·        Soy parte de una iglesia victoriosa, edificada sobre la roca e Jesucristo, y las puertas del hades no prevalecerán contra ella. Mateo 16:18

·        Soy hecho justicia de Dios en Cristo Jesús, por mi se hizo pecado, para que yo fuese hecho justicia de Dios en Él. 2Corintios 5:21

·        Ciertamente soy linaje de Abraham, y por eso heredero según la promesa, que Dios hizo con Abraham. Gálatas 3:29

·        Soy una nueva criatura en Cristo, las cosas viejas de mi vida han pasado y todas son hechas nuevas. 2 Corintios 5:17

·        Soy sepultado juntamente con Cristo, para muerte por el bautismo y ahora ando en vida nueva, sabiendo que mi viejo hombre fue crucificado juntamente con él, para que el cuerpo de pecado sea destruido, a fin de que no sirvo más al pecado. Considero a mi mismo muerto al pecado, pero vivo para Dios en Cristo Jesús, Señor mío. Romanos 6:4-6, 11

·        No hay condenación en mi vida, porque yo estoy en Cristo Jesús, no ando conforme a la carne sino conforme al Espíritu y la ley del Espíritu de vida en Cristo Jesús, que me ha librado de la ley del pecado y de la muerte. Romanos 8:1-2

·        Soy guiado por el Espíritu de Dios porque soy hijo de Dios, no he recibido el espíritu de esclavitud para estar otra vez en temor, sino que he recibido el espíritu de adopción, por el cual clamamos “¡Abba Padre!” el Espíritu mismo da testimonio a mi espíritu, de que soy hijo de Dios y su hijo también heredero de Dios, y coherederos en Cristo. Romanos 8:14-17

·        Soy llamado con llamamiento santo, no conforme a mis obras, sino según el propósito de Dios y la gracia que me fue dada en Cristo Jesús antes de los tiempos. Entonces soy esforzado en la gracia que es en Cristo Jesús. 2Timoteo 1:9; 2:1

·        Yo sé a quién he creído y estoy seguro que es poderoso para guardar mi depósito para aquel día. 2Timoteo 1:12

·        Olvidando ciertamente lo que queda atrás y extendiéndome a lo que está adelante, prosigo a la meta, al premio del supremo llamamiento de Dios, en Cristo Jesús. Filipenses 3:13-14

·        Soy vestido del nuevo hombre, creado según Dios en la justicia y santidad de la verdad y va renovando hasta el conocimiento pleno de acuerdo con la imagen de Dios. Efesios 4:24, Colosenses 3:10

·        Me humillaré bajo la poderosa mano de Dios, para que Él me exalte cuando fuere tiempo. Echando toda mi ansiedad sobre Él, porque él tiene cuidado de mí, seré sobrio y velaré porque mi adversario el diablo, como león rugiente anda alrededor, buscando a quien devorar, pero lo resistiré firme en mi fe. 1 Pedro 5:6-9

·        He recibido preciosas y grandísimas promesas, a través de las cuales llego a ser participante de la naturaleza divina, habiendo huido de la corrupción que hay en el mundo a causa de la concupiscencia. 2 Pedro 1:4

·        Yo sé que mi Dios es poderoso para hacer todas las cosas mucho más abundantemente de lo que pido o entiendo según el poder que actúa en mi. Efesios 3:20

·        Soy un santo, escogido, especial tesoro para Dios. Deuteronomio 14:2

·        Me negaré a mí mismo, tomaré mi cruz, cada día y seguiré a Jesucristo, tú eres mi roca y mi fortaleza; entonces por tu nombre, enséñame y guíame. Salmo 31:3

·        Señor, tú serás mi guía hasta morir. Salmo 48:14

·        Tú me guiarás con tu consejo y después me recibirás con tu gloria. Salmo 73:24

·        Señor, eres maravilloso en consejo y excelente en guianza. Isaías 28:29

·        El Señor me guiará continuamente y satisface mi alma en sequía. Isaías 58:11

·        Tú guías mi pie en el camino de paz. Lucas 1:79

·        Tú confortarás mi alma, me guías en los senderos de justicia por tu propio nombre. Salmo 23:3

·        Tú me encaminas en el camino de sabiduría, tú me tienes en sendas derechas. Cuando camino, mis pasos no se estrecharán y cuando corra no tropezaré. Proverbios 4:11-12

·        Tú me llevas por camino que no conozco. Me enseñas en senderos que no conozco. Tú harás luz en la oscuridad delante de mí y los lugares escabrosos, llanura. Isaías 42:16

·        Soy bendecido, escogido, predestinado, adoptado como hijo de Dios y aceptado en el amado, en el tengo redención por su sangre y el perdón de pecaos. Me ha sido dado a conocer el misterio de su voluntad, según su beneplácito, el cual se había propuesto en sí mismo. En él así mismo, tengo herencia, habiendo sido predestinado conforme al propósito del que hace todas las cosas según el designio de su voluntad. Efesios 1:3-11

·        Mantendrá firme, sin fluctuar, la profesión de nuestra esperanza, porque fiel es el que prometió. No perderé mi confianza, que tiene grane galardón. Porque es necesaria la paciencia, para que habiendo hecho la voluntad de Dios obtenga la promesa. Hebreos 10:23, 35 y 36

·        Soy una persona justa y viviré por fe y si retrocediere no agradará a mi alma, pero yo no soy de los que retroceden para perdición, sino de los que tienen fe para preservación del alma (mi mente, mi voluntad y mis emociones). Hebreos 10:38-39

·        Soy una piedra viva, edificada como casa espiritual y sacerdocio santo, para ofrecer sacrificios espirituales, adoptables a Dios, por medio de Jesucristo, soy parte de un linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido por Dios, para que anuncie las virtudes de aquel, que me llamó de las tinieblas a su luz admirable. En otro tiempo yo no era parte de este pueblo, pero ahora soy parte del pueblo de Dios. En otro tiempo no había alcanzado misericordia, pero ahora he alcanzado misericordia. 1Pedro 2:5,9-10

·        Lejos esté de gloriarme, sino en la cruz de mi señor Jesucristo, por quien el mundo me es crucificado a mí y yo al mundo. Gálatas 6:14

·        Soy corona e gloria y diadema de reino en la mano de Dios. Isaías 62:3

·        Con Cristo estoy juntamente crucificado y ya no vivo yo, más vive Cristo en mí; y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí. Gálatas 2:20

·        He muerto, y mi vida está escondida con Cristo en Dios. Colosenses 3:3

·        Siendo renacido, no de simiente corruptible, sino de incorruptible, por la palabra de Dios que vive y permanece para siempre. 1 Pedro 1:23

·        Que la participación de mi fe sea eficaz en el conocimiento de todo el bien que está en mí por Cristo Jesús. Filemón 6

·        Yo no desecharé la voluntad de Dios para mi vida. Lucas 7:30

·        Yo sirvo a mi propia generación con la voluntad de Dios. Hechos 13:36

·        Él es quien escudriña los pensamientos de mi corazón y conoce la intención del Espíritu, porque el intercede por mí, conforme a la voluntad de Dios. Romanos 8:27

·        Yo tengo la mente de Cristo. 1 Corintios 2:16

·        Porque ésta es la voluntad de Dios, mi santificación. 1 Tesalonicenses 4:3

·        Si yo sufro de acuerdo a la voluntad de Dios, encomendaré mi alma a Él, mi fiel creador y haré lo bueno. 1 Pedro 4:19

·        Venga tu reino, sea tu voluntad hecha en la tierra (en mi) como es en el cielo. Mateo 6:10

·        No mi voluntad, pero la tuya sea hecha. Lucas 22:42

·        La voluntad del Señor será hecha. Hechos 21:14



En el nombre de Jesús, somos lo que la Palabra de Dios dice que somos, enséñale a tus hijos a decirse la Palabra de Dios, que ellos estén consientes de quienes son en Cristo y adelante mujer ora por cada uno de tus hijos.


Te bendigo mujer



Renovada en su Gracia

Karla

No olvides visitar la página de Facebook Soy Mujer de Valor, suscribirte al canal de YouTube para recibir los videos que estaré compartiendo y suscribirte al blog para recibir en tu correo cada vez que publique un artículo. (Te comparto el video del día de hoy, si no puedes verlo da clic aquí)









Escribe tu correo electrónico:

¡únete a la comunidad instagram!

Licencia Creative Commons
Este blog y todo su contenido gráfico y escrito está protegido por derechos de autor bajo Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

¡Suscríbete a mi canal!

Blogging tips