miércoles, 15 de abril de 2015

Mansedumbre {30 días por nuestros niños}





Mansedumbre, control de sí mismo, ser manso, lo contrario a la ira…

¿Realmente somos mansas? Esta cualidad que nos brinda el Espíritu Santo nos beneficia a todas, el tener un carácter manso nos ayuda a estar en paz con todos.


¿Cómo logramos tenerla? Estando en la presencia de Dios, sin duda es un fruto que otorga el dulce Espíritu, en nuestras fuerzas será muy difícil que podamos lograrlo, te podrás dar cuenta que no es tan fácil controlarte si no es con ayuda del Espíritu Santo.


La mansedumbre nos ayuda en momentos de tensión, en momentos en los que los ánimos se elevan, escrito está:


Si el espíritu del príncipe se exaltare contra ti, no dejes tu lugar; 
porque la mansedumbre hará cesar grandes ofensas.


Eclesiastés 10:4


Seamos mansos, oremos por nuestros hijos para que la mansedumbre sea una de sus cualidades, creo que así se ahorrarán muchos problemas, vivirán más tranquilos, aparte una persona mansa siempre es bienvenida en cualquier lugar porque transmite serenidad a los que le rodean.



Leía el Salmo 27 y todo es hermoso, lleno de sabiduría como toda la palabra de Dios; se me hace increíble que en tan pocos versículos podamos aprender tanto para cualquier situación que estemos viviendo. Los 3 primeros versículos de ese Salmo muestran confianza, dependencia de Dios, libres de temor, seguridad, paz, y sin duda mansedumbre…



Jehová es mi luz y mi salvación; ¿de quién temeré?
    Jehová es la fortaleza de mi vida; ¿de quién he de atemorizarme?
Cuando se juntaron contra mí los malignos, mis angustiadores y mis enemigos,
Para comer mis carnes, ellos tropezaron y cayeron.
Aunque un ejército acampe contra mí,
No temerá mi corazón;
Aunque contra mí se levante guerra,
Yo estaré confiado.


Salmo 27:1-3


¿Mansedumbre? Imagina la situación de David cuando escribía ese Salmo, estaría en persecución, siendo atacado, atemorizado por alguien más, injuriado, no lo sé… y él siendo el Rey podría haber actuado en sus fuerzas y pelear contra  la carne y lo que leo es que estuvo en paz; manso. ¿sabes por qué? Porque sabía en quien confiar, quien lo estaba respaldando y cuando tú y yo entendemos eso mismo, viviremos en paz con los demás sin necesidad de explotar en carácter o mostrar nuestra fuerza personal.


¿Cuándo es que pierdes los estribos y actúas sin mansedumbre? Lee nuevamente los versículos y verás que no hay que temer, presentemos defensa con mansedumbre ¿cómo? Sometiéndonos a Dios, confiando en él, dejando de temer al hombre y depositando todo nuestra confianza en Cristo. Oremos mujer para no reaccionar impulsivamente y actuar con mansedumbre y veamos que sucede con los que nos rodean.





Recordemos…

La mansedumbre calma la ira.






Renovada en Su Gracia



Karla

No olvides visitar la página de Facebook Soy Mujer de Valor, suscribirte al canal de YouTube para recibir los videos que estaré compartiendo y suscribirte al blog para recibir en tu correo cada vez que publique un artículo. (Te comparto el video del día de hoy, si no puedes verlo da clic aquí)










Escribe tu correo electrónico:


Delivered by FeedBurner

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Licencia Creative Commons
Este blog y todo su contenido gráfico y escrito está protegido por derechos de autor bajo Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips