miércoles, 1 de abril de 2015

Orando por las madres {30 días por nuestros niños}





¡Qué tal mujer! Agradecida y feliz por tenerte de vuelta en este lugar y en este tiempo para levantar la voz por nuestros hijos; hoy dedicaremos tiempo a orar por nosotras ¿lista?


¿Por qué orar por nosotras como madres e intercesoras?

Para comenzar, ¿qué es la intercesión?

·        Es rogar o mediar por otro que tal vez no pueda defenderse.
·        Una persona se pone en el lugar de otro para suplicar o defender el caso de ésta, guiado sólo por el amor y la misericordia.
·        Es buscar el bien del otro, interviniendo a su favor para conseguirle un beneficio.
·        Es postrarse o reunirse con la intención de hacer una petición a favor o en contra de alguien o de algo.


Tal cual lo hace nuestro Señor Jesucristo, Él intercede en favor de nosotros delante del Padre, recuerda, “Él es el camino, la verdad y la vida” (Juan 14:6) y nosotras como sus seguidoras y discípulas imitamos su enseñanza, Él es nuestro mayor ejemplo de intercesión, Él se dio por nosotros, su vida es intercesión todo el tiempo.


Nosotras somos llamadas a interceder por nuestros hijos, orar por ellos todo el tiempo, suplicar a Dios por su bienestar y esto lo hacemos mediante la Palabra de Dios, y clamarla para la vida de nuestros hijos; en Jeremías 1:8-10 lo dice así:


“No temas delante de ellos, porque contigo estoy para librarte, dice Jehová.
Y extendió Jehová su mano y tocó mi boca, y me dijo Jehová:
He aquí he puesto mis palabras en tu boca.  
Mira que te he puesto en este día sobre naciones y sobre reinos,
para arrancar y para destruir,
para arruinar y para derribar, para edificar y para plantar.”


Dios ha puesto su Palabra en nuestra boca, tú y yo vamos este tiempo a orar por nuestros hijos de acuerdo a la Palabra de Dios, porque la Palabra de Dios es poder, libera, sana, trae convicción de pecado, restaura, Jesús nos da palabras de vida y por eso oraremos, intercederemos en su favor; no porque seamos superiores a Cristo ¡jamás! Sino porque es nuestro deber como padres de familia, recuerda a Job intercediendo por sus hijos, a Abraham bendiciendo a Isaac, y muchos ejemplos de hombres y mujeres de Dios que oran y bendicen a sus hijos, así que, mujer manos a la obra y comencemos a orar.



Por protección (Salmo 91)


Padre en el nombre de Jesús, hoy me presento ante ti creyendo y confiando que escuchas mi oración, oro creyendo que habito a tu abrigo pues te busco en lo más secreto, y moro a tu sombra; hoy te digo amado Señor: tú eres mi esperanza, mi castillo, mi Dios en quien confío, cúbreme con la sangre de Cristo y escóndeme bajo la sombra de tus alas, tengo confianza en ti de que no hay arma forjada en mi contra que pueda hacerme daño.

Oro amado Dios por protección a mi vida, mi esposo, mis hijos, mi casa, mi matrimonio y todo lo que tengo que es tuyo, lo pongo en tus manos en este tiempo  pidiéndote que envíes ángeles a que guarden mis caminos, que guarden mi morada pues se que este tiempo de oración por mis hijos es un tiempo en el que estaré proclamando tu palabra y pidiendo tu favor para con ellos; te pido frustres toda obra que el enemigo tenga planeada en contra nuestra, hoy invoco tu nombre creyendo me responderás y que estarás conmigo para librarme y glorificar tu nombre, mil gracias por tu protección y tu cuidado en el nombre de Jesús, amén.



Por un derramamiento del espíritu de Intercesión (Daniel 2:20-23)

Señor, en este tiempo que estaremos orando, no queremos orar lo que está en nosotros, anhelamos orar lo que tú deseas que oremos por nuestros hijos, bendito sea tu nombre amado Dios, el poder y la sabiduría son tuyos, llénanos de ti hoy, muéstranos cómo debemos orar por nuestros hijos, derrama en nosotros un espíritu de intercesión lleno de sabiduría tuya, de tu temor, para que oremos conforme a tu espíritu y no con nuestro conocimiento o entendimiento; tú que das la sabiduría a los sabios, danos hoy esa sabiduría para conocer lo que hay escondido, lo que debemos atacar en la vida de nuestros hijos, tú que eres luz muéstranos aquello que está escondido y permítenos orar a favor de nuestros hijos.

Gracias amado Dios, porque muestras a nosotras tus hijas el motivo correcto para orar, gracias porque tú dices que si necesito sabiduría la pida a ti y hoy creo que has escuchado mi oración para saber cómo orar por nuestros hijos, revélanos el motivo principal por el cual oraremos cada día en el nombre de Cristo Jesús, amén.


Motivación para orar  (1Corintios 15:58)


Amado Dios,  se que podrán pasar días y días sin ver respuesta a mis oraciones, hoy te pido Señor que no permitas que eso me desanime, al contrario que eso me aliente a orar más, a estar firme y constante en oración, buscándote creyendo que todo lo que hago para ti tiene fruto, que cada oración que elevo a ti es escuchada y que todo cuanto hago de acuerdo a tu voluntad no es en vano, cada tiempo de oración tiene un valor para ti y sé que me escuchas y estás pendiente de mi, gracias amado Dios por el permitirme orar a favor de mis hijos, interceder por ellos ante ti y velar en oración, gracias, te bendigo, te alabo y te amo mi Señor, en el nombre de Jesús gracias por escucharme, amén.



Oremos para prevenir, no sólo para solucionar


Renovada en Su Gracia


Karla


No olvides visitar la página de Facebook “Soy Mujer de Valor”, suscribirte al canal de YouTube para recibir los videos que estaré compartiendo y suscribirte al blog para recibir en tu correo cada vez que publique un artículo. (Te comparto el video del día de hoy, si no puedes verlo da clic aquí)






Aquí podrás imprimir el separador para tu Biblia con los temas de oración, sólo da clic a la imagen y ésta te llevará al grupo de Descargas de Soy mujer de Valor.







Escribe tu correo electrónico:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Licencia Creative Commons
Este blog y todo su contenido gráfico y escrito está protegido por derechos de autor bajo Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips