viernes, 17 de julio de 2015

Alimentando el amor {diariamente}





Todos los días se construye un matrimonio…

Todos los días se vale enamorarse más de tu esposo…

Visualiza tu caminar diario al lado de él, durante toda una vida…

¿Quién nos enseñará a llevar un matrimonio perfecto? Nadie… es una caminata diaria, junto a él… de su mano y en manos de Dios.

La rutina puede apagar la relación… saquemos provecho de ella.


 Tengo casi 37 años de edad, casi 11 años de casada y 19 años enamorada de mi amado esposo… y me doy cuenta que me faltan años a su lado, no podría estar más feliz por ello sinceramente, pero hay días en los que,  ¡aaah!  La rutina pareciera interminable, cansada y nada linda. ¿Así será el resto de nuestro matrimonio?

Así que echando un vistazo rápido a mi vida marital y a la de varios amigos me doy cuenta que la rutina ¡pesa mucho! Usémosla para bendecirnos, para alimentar el amor y para sacar provecho de ella.


Así que, comencemos desde hoy y…



Hablemos…

Hablemos de todo y nada, cosas insignificantes, cosas importantes, pero siempre en comunicación.

Enviemos mensajes de texto

Escribamos cartas, notas, un te amo en el espejo al despertar

Dibujemos para ellos

Hablemos con ellos antes de con alguien más

Confiemos en que guardarán nuestros secretos



Tiempo eterno…

Cada momento a su lado, hagamos que parezca eterno disfrutándonos mutuamente.

Demostremos nuestro amor cada día…

Acariciemos su cabello mientras ve la televisión, pidamos que lo haga a nosotras

Pidamos que cepille nuestro cabello después de la ducha

Muchos abrazos

Besos sin fin

Mirémosle  y digamos te amo sin hablar.

Enamorémonos de ellos cada día más



Compañía perfecta…

Vamos juntos a caminar

Hagamos juntos la despensa

Acompañemos uno al otro en los hobbies

Salgamos a jugar con los hijos

Démonos tiempo para acompañarnos cada día

Oremos juntos



Cuidado mutuo…

Somos uno… cuidaré de ti como tú de mi…

Si lloras ahí estaré

Si te sientes triste, te cantaré

Si te agobias, te abrazaré

Si ríes, reiré

Tu felicidad, me hace feliz

Cuidaré de ti, te defenderé, apoyaré y viviré mi vida agradecida por tenerte a mi lado.

No importa si hay enojos, aún si son trivialidades… mi amor por ti no cambia.

No importa si doy más de lo que recibo… lo hago por amor a ti y a mi Dios que nos unió.

No importa el pasado… ¿acaso lo recuerdas? Yo no.

Estoy unida a ti y es más de lo que puedo pedir

Envejecer a tu lado, es mi oración.

Nuestro amor no es perfecto… es Real.



Todo lo hizo hermoso en su tiempo; 
y ha puesto eternidad en el corazón de ellos,
sin que alcance el hombre a entender la obra que ha hecho 
Dios desde el principio hasta el fin.



Eclesiastés 3:11










Renovada en Su Gracia

Karla



No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡únete a la comunidad instagram!

Licencia Creative Commons
Este blog y todo su contenido gráfico y escrito está protegido por derechos de autor bajo Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

¡Suscríbete a mi canal!

Blogging tips