lunes, 6 de julio de 2015

Sube al Arca {Protege a tu Familia}





Hablaba con mi amiga y compañera de oración sobre la importancia de Salvaguardar a nuestra familia.

Qué tan importante es que estemos a salvo de todo lo que acontece en el mundo. No podemos huir de él, no podemos salir de él ni vivir en una burbuja alejada de todo lo que pasa en nuestro entorno, pero lo que si podemos hacer es guardar a nuestra familia en lo espiritual y por consiguiente el fruto será en lo terrenal también.


¿Por qué un arca? Porque si recuerdas, en el Antiguo Testamento a Noé se le dio la instrucción de construir un arca en la cual él y su casa se salvasen, el mundo en aquellos días se había corrompido de tal forma que, nuestro amoroso Dios cuidó y preservó la vida de Noé y su familia resguardándoles de lo que acontecería en el mundo. (Génesis 6)

Leo este capítulo en la Palabra de Dios y muchas veces me he preguntado ¿por qué Dios decidió terminar con la vida de todos aquellos que se habían corrompido? Y aunque hay muchas cosas que no entiendo, imagino que en esa ocasión era preferible perder a toda la creación que verlos ir “al precipicio” por causa de sus múltiples pecados y maldad.

Hoy en día, no esperamos un diluvio que termine con la humidad pero, es notable como la maldad ha ido en aumento; es increíble como en 3 décadas la vida en todo el mundo ha cambiado tan drásticamente, y si no vemos por nosotras y los nuestros, nadie más lo hará.


Voltea a tu rededor y mira lo que acontece el mundo…
Enciende el televisor y ve las noticias…
Entra a las redes sociales y verás las calamidades en tiempo real…
Habla con tus vecinos y conocerás historias que te harán pensar en cuán bueno es Dios contigo.

La maldad ha ido en aumento ¿cierto?

No cabe duda que nuestro Señor Jesucristo viene pronto, y tú y yo necesitamos ejercitar nuestra fe y poner manos a la obra de mano de nuestro esposo, y ver por el bienestar de nuestra familia.


Por la fe Noé, cuando fue advertido por Dios acerca de cosas que aún no se veían, con temor preparó el arca en que su casa se salvase; y por esa fe condenó al mundo, y fue hecho heredero de la justicia que viene por la fe.

Hebreos 11:7


Hacer como en los días de Noé, y buscar guardar a nuestros hijos dentro de un lugar seguro ¿cuál es ese lugar? La oración.

Si tú y yo permanecemos en oración, en comunión con Dios y habitando a su abrigo, Él nos guardará, está escrito mujer. (Salmo 91)


Así que, ¡manos a la obra! y…


Construyamos un arca…

Dentro el arca de Noé estaba su familia y todos los animales de la creación, estaban resguardados de las inclemencias del clima, lejos de los problemas que estaban aquejando el mundo externo, estaban en comunión entre ellos y con Dios pues, imagínate que el mundo está siendo exterminado y tú a salvo de ello ¿no es para estar agradeciendo a Dios y en comunión con Él por tanto amor?

Y no vamos tan lejos el día de hoy, salvo porque la humanidad se está consumiendo entre sí y se escuchan guerras y rumores de guerras,  terremotos, hambrunas, maldad, pestes… y es necesario estar en oración.


Oremos mujer por nuestra familia y por estar resguardados siempre, viene a mi memoria los versículos 4 y 5 del Salmo 27


Una cosa he demandado a Jehová, ésta buscaré;
Que esté yo en la casa de Jehová todos los días de mi vida,
Para contemplar la hermosura de Jehová, y para inquirir en su templo.
Porque él me esconderá en su tabernáculo en el día del mal;
Me ocultará en lo reservado de su morada;
Sobre una roca me pondrá en alto.



Así que desde hoy comencemos a orar con más fervor por nuestro matrimonio y por nuestra descendencia. Te comparto el Salmo 91 en forma de oración para que puedas orarlo junto a tu familia.


Padre, en el nombre de Jesús,
hoy oro a ti sabiendo que habito a tu abrigo, moro bajo tu sombra,
Dios, esperanza mía y castillo mío, mi Dios en quien confiaré,
tú me salvaras de toda trampa y me protegerás de enfermedades mortales,
con tus plumas me cubres, bajo tus alas estoy segura,
tus fieles promesas son mi armadura y mi protección,
no temo al terror nocturno ni saeta que vuela de día,
no temo de la enfermedad que acecha en la oscuridad
ni a la catástrofe que estalla en medio día. Tú eres mi refugio,
mi resguardo, ningún mal me sobrevendrá,
ninguna plaga se acercara a mi hogar pues tú, Amado Dios
ordenas a tus Ángeles que me protejan por donde voy,
me sostienen con sus manos para que ni siquiera mis pies se lastimen,
cuando te llamo me respondes, estás conmigo en las dificultades,
me rescatas, me recompensarás con una larga vida
y me darás tu salvación porque hija tuya soy,
en el nombre de Jesús, amén



Renovada en Su Gracia

Karla

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡únete a la comunidad instagram!

Licencia Creative Commons
Este blog y todo su contenido gráfico y escrito está protegido por derechos de autor bajo Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

¡Suscríbete a mi canal!

Blogging tips