domingo, 30 de agosto de 2015

Con todo para ser felices




Hablaba con un vecino acerca de que tenemos todo para ser felices… todo.
Dios en su infinito amor, nos da todo lo necesario para ser felices.


Asimismo, a todo hombre a quien Dios da riquezas y bienes,
y le da también facultad para que coma de ellas,
y tome su parte, y goce de su trabajo, esto es don de Dios.

Eclesiastés 5:19


Nos da riquezas y bienes y nos da la facultad para disfrutar de ellas, eso es un regalo de Dios.


Dios nos ha bendecido mujer, y no hablo de las riquezas que el mundo aspira y se gasta toda una vida tratando de alcanzar, buscan fama, bienes terrenales, autos, dinero, viajes, una vida desenfrenada en pasiones carnales, etc. No me refiero a ese tipo de riquezas, sino de la riqueza que nos hace disfrutar la vida.


“He conocido personas tan pobres, pero tan pobres que lo único que tienen es dinero”
triste pero cierto.


A lo largo del tiempo nos podemos dar cuenta que:

·        El dinero no da la felicidad ¡en absoluto!
·        Una casa enorme, no te hace tener una familia feliz
·        Un auto de lujo, no te lleva por el mejor camino.
·        Ropa de marca, no te da identidad
·        Una fortaleza, no te da seguridad.
·        Grandes colegios, no te da educación
·        Una cama de lujo, no te da paz ni te ayuda a dormir bien.


Entonces, ¿es malo tener riquezas de ese tipo? No. Lo inquietante sería que gastáramos toda una vida para conseguirlo, o si quisiéramos ser más como las personas de la televisión, o como nuestros vecinos o amigos quienes prosperan monetariamente, pero que su vida está incompleta sin Dios. Necesitamos detenernos un momento a pensar ¿qué es lo que tengo ahora? ¿Cómo Dios me ha bendecido en este momento? ¿Esto que tengo me ayuda a ser feliz?


Necesitamos ser sabias mujer, ser sabias para vivir, para casarnos, para educar a nuestros hijos, para llevar nuestro matrimonio de acuerdo a lo establecido por Dios.  Tener contentamiento con lo que Dios nos ha dado, ser felices y agradecidas con todo lo que tenemos.


Mira a tu alrededor, ¿qué tienes para ser feliz? Todo ¿cierto? disfrutemos de todo lo que Dios nos ha dado.


·        Un esposo que aunque no es perfecto, nos ama y da lo mejor de él para salir adelante.
·        Una casa que alberga a la familia que estamos formando.
·        Una alacena con el pan diario.
·        Unos hijos que son nuestra responsabilidad para llevarlos al conocimiento de Dios.
·        Salud física, emocional, espiritual y del alma.
·        Una almohada donde descansamos y dormimos en paz.
·        Un cuerpo donde mora el Espíritu Santo.


De nada sirve amiga mía, tener todas las riquezas del mundo si no tenemos a Dios. Porque Él nos puede dar todo lo que podemos imaginar, todo, sin embargo; ¿Qué será de nosotras en ese momento? ¿Nos olvidaremos de Dios? ¿Comenzaremos a pensar que todo lo hemos hecho por nuestros medios? Lee por favor Deuteronomio 8:11-19.


Necesitamos ser agradecidas y estar contentas con lo que tenemos ahora. Porque si ahorita con lo que tenemos no somos agradecidas, ¿cómo podemos estar seguras que cuando tengamos las riquezas que el mundo presume, seremos agradecidas?


Tú y yo tenemos la capacidad de ser felices con todo lo que tenemos, en el lugar en donde estamos ¿sabes por qué? Porque no es lo que tenemos sino a quien tenemos en nosotras, Dios mismo. Y ahí en ese lugar donde estás, te guste o no del todo, serás feliz porque reconoces quien te ha puesto en ese sitio y que Él es quien ha decidido bendecirte ahí en ese lugar.  Ahí nuestro Señor abrirá las puertas y ventanas del cielo para darte contentamiento, lo único que necesitas hacer es ser agradecida y repito, reconocer quien es el que te pone en el lugar adecuado y ceder.


Toda buena dádiva y todo don perfecto desciende de lo alto,
del Padre de las luces, en el cual no hay mudanza,
ni sombra de variación.

Santiago 1:17



Eso es un pequeño secreto de la felicidad… ser agradecidas y aprender a vivir contentas con lo que tenemos, ya lo decía el apóstol Pablo:


Sé vivir humildemente, y sé tener abundancia; en todo y por todo estoy enseñado,
así para estar saciado como para tener hambre,
así para tener abundancia como para padecer necesidad.
Todo lo puedo en Cristo que me fortalece.

Filipenses 4:12-13



No olvides que no es lo que tenemos, no es lo que somos ante la sociedad, no es la circunstancia, ni el dinero ni nada el secreto de la felicidad sino, nuestra relación con Él.


No tiene sentido vivir sin disfrutar lo que tenemos, por no tener la bendición de Dios. Podemos tener nada, pero teniendo a Dios lo tenemos todo. Todo para ser felices.


¿Estás disfrutando lo que Dios te ha dado? ¿Cuán agradecida estás con cada bendición que tienes? Disfrutemos de todo lo que hoy tenemos por gracia y amor de Dios a nosotras.



Renovada en Su Gracia



Karla

jueves, 27 de agosto de 2015

Enterrando el pecado





Hace días meditaba en cuanto al pecado.

Recordaba los pecados que más estragos hicieron en mi vida espiritual y física.

Hablaba con mi esposo,  a ambos nos dio tristeza darnos cuenta que es muy difícil olvidar los pecados cometidos.

Nos dolió aún más saber que las demás personas tampoco lo olvidan.

¿Cuál es la finalidad de no olvidarlos?

Si Dios los olvida y los arroja al fondo del mar para no tener memoria de ellos, ¿Por qué yo si los sigo trayendo a la superficie?


Tú volverás a tener misericordia de nosotros, sepultarás nuestras iniquidades,
y arrojarás al mar profundo todos nuestros pecados.
Miqueas 7:19 RVC



No podemos cambiar lo que hicimos en el pasado, pero si podemos aprender de cada error cometido y dejarlo enterrado en su lugar.


 Dios arroja nuestros pecados al fondo del mar, no salen a la superficie, Él no nos vuelve a juzgar por ellos, ya están ahí… enterrados bajo el agua, ahogados por su misericordia.


¿Te das cuenta de su amor por cada una de nosotras?

Si hoy recuerdas alguno de esos pecados, regocíjate al saber que Dios los ha perdonado gracias a Jesús, regocíjate de saber que es misericordioso para mostrarte su salvación y por gratitud a Él no volver a cometer el mismo pecado otra vez.


¿Aún hoy duele ese pecado? Claro… nos duele saber que le fallamos a Dios, nos duele reconocer que pudimos haber decidido hacer las cosas correctamente, sin embargo ya no están activos, no te condenes si Dios ya te perdonó, suelta ese pecado, ese recuerdo doloroso y gózate en su Gracia.


¿Ya viste la bendición que es el recordarlos para agradecer a Dios por su misericordia? Listo… ahora desechémoslo, ya no lo traigamos a memoria una vez más, de pronto vendrán imágenes o pensamientos de ellos, elimínalos, piensa otra cosa, alaba a Dios, lee tu Biblia, ora…


No dependas de recuerdos, mucho menos si fueron negativos a tu vida; mantén una vida devocional con Dios cada día, una relación estrecha con tu creador. La victoria sobre el pecado es Dios, nuestra comunión con Él nos mantendrá alerta a las tentaciones, nuestro temor a Él nos hará pensar las cosas bien antes de actuar.


«Ya no se acuerden de las cosas pasadas;
no hagan memoria de las cosas antiguas.

Isaías 43:18 RVC


La mente es un campo de batalla, y si bien entiendo, nosotras podemos decidir qué pensar, es tiempo de decidir renovar nuestra mente, dejar todo el pasado atrás y comenzar a vivir de acuerdo al diseño de Dios.


Por lo demás, hermanos, piensen en todo lo que es verdadero,
 en todo lo honesto, en todo lo justo, en todo lo puro, en todo lo amable,
en todo lo que es digno de alabanza; si hay en ello alguna virtud,
si hay algo que admirar, piensen en ello.

Filipenses 4:8



En cuanto a su pasada manera de vivir, despójense de su vieja naturaleza, 
la cual está corrompida por los deseos engañosos; 
 renuévense en el espíritu de su mente, y revístanse de la nueva naturaleza, 
creada en conformidad con Dios en la justicia y santidad de la verdad.

Efesios 4:22-24 RVC



Y por último mujer… muchas personas harán un gran esfuerzo por recordar tu pecado, por hacerlo salir a flote una vez más. No escuches, camina con la convicción de que si lo has entregado a Dios, Él lo ha perdonado.


Podrán recordarlo día tras día, depende de ti el escuchar esas voces o escuchar lo que Dios dice que eres por medio del sacrificio de Cristo.


…Eres amada

…Eres elegida

…Eres santificada

…Eres restaurada

…Eres, hija de Dios.

…Renovada

…Fortalecida

…Plena



Levanta tu rostro y di:


“Mi pasado ha sido redimido, mi presente tiene sentido,
mi futuro está seguro…”




Renovada en Su Gracia


Karla





No olvides que puedes adquirir tu copia del libro “Soy Mujer de Valor” 

para una cuarentena de oración exclusiva para damas.







viernes, 21 de agosto de 2015

Mi amor, ¿Me apoyas? {Varones tomando su lugar}



¡Ah! Queridos varones, todo cuanto hacen para nuestro beneficio no tienen ni idea cuánto lo agradecemos. Perdónenos si no lo hacemos notar pero, vamos a cambiar eso juntos ¿les parece?


Las semanas anteriores, les compartí 2 temas en los que nos ayudan mucho en nuestra vida, gracias por estar al pendiente de los 5 pasos para ser como la mujer de proverbios 31 con Su ayuda, y gracias por tomarse 31 días para orar por nosotras. Hoy quiero cerrar la serie dedicada a ustedes con un tema que nos hace mucha falta.


¿Saben que de las cosas más atractivas que tienen los varones, es el que tomen su lugar? Wow, cuando vemos a nuestro varón bien establecido en el hogar, estando pleno, fortalecido, seguro en el papel que Dios le ha dado como cabeza de familia, nos sentimos seguras, nos sabemos respaldadas y por consiguiente… completas.


El rol del varón es diferente al de la mujer, a ustedes se les manda amarnos como Cristo amó a su iglesia (Efesios 5:25) y también dice que ustedes son quienes nos aman como a su propio cuerpo. (Efesios 5:28) ¿Se dan cuenta? Ustedes varones, tienen un propósito increíble para con la mujer; si Dios les compara con el amor de Cristo a la iglesia, ¿cómo deben amarnos? ¿qué deben hacer por nosotras? Creo que es bueno sabernos amadas, protegidas, apreciadas, que les interesamos y que tienen el mismo amor sacrificial por nosotras


Por esto dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer,
 y los dos serán una sola carne; así que no son ya más dos, sino uno.

Marcos 10:7-8



¿Qué les parece si les menciono algunos puntos en los que necesitamos de su apoyo? Sólo son 5, pero si tienen algún otro, me dará mucha alegría leerlos.



¿Cómo nos pueden apoyar en nuestro crecimiento Espiritual?



1.   Orando por nosotras.- Siendo sincera, creo que a nadie le interesa tanto nuestro bienestar como a ustedes ¿cierto? sus oraciones harán que nosotras estemos completas, que nos levantemos con poder, que estemos cada día siendo renovadas, transformadas y por supuesto, a través de sus oraciones seremos bendecidas. ¿No es lo que desean para nosotras?


Por esta causa doblo mis rodillas ante el Padre de nuestro Señor Jesucristo,
 de quien toma nombre toda familia en los cielos y en la tierra,
 para que os dé, conforme a las riquezas de su gloria,
el ser fortalecidos con poder en el hombre interior por su Espíritu.

Efesios 3:14-16



2.   Tomando su papel en el hogar.- lo que mencionaba hace un rato, nada como ver a un varón establecido en su hogar y pleno. Hombres que reconocen el lugar tan de bendición que Dios les ha dado como cabeza de hogar. Varones que se levantan en oración por su esposa e hijos, que buscan la dirección de Dios y por supuesto, varones que tienen temor de Dios.
Necesitamos varones que sean proveedores primeramente en lo espiritual, no lo tome a la ligera varón, es necesario que usted esté firme con Dios, si usted sabe el lugar que le corresponde y lo lleva a cabo conforme el plan de Dios, su matrimonio y sus hijos estarán siendo bendecidos y transformados al diseño divino ¿por qué? Porque entonces estaremos cumpliendo con lo escrito en Deuteronomio 6:1-9.



3.   Respetarnos y amarnos.- Como Cristo ama a su iglesia, con amor sacrificial, amor que está buscando siempre el bienestar del otro. ¿Sabe que nos sabemos valoradas cuando nos dan nuestro lugar en todo? Es triste saber que hay hombres que prefieran a terceras personas que a su esposa. En cuanto a decisiones, a sueños, etc. respalden nuestras decisiones siempre y cuando estén basadas en la Palabra de Dios ¿cómo las diferenciará? Leyendo su Biblia y estando en comunión con Dios.
Ámenos, esto implica cuidar nuestra santidad, olvídese de todo aquello que pueda dañarnos, y con esto hablo de prácticas que no glorifican a Dios… si acostumbra a ver pornografía, deséchela… no bendice en nada. ¿Adulterio? Ni siquiera lo piense, ni vea con deseo a otras mujeres… seleccione sus amistades, sea sabio en la forma de hablarle a otras mujeres. Querido varón, su esposa es un tesoro, bendígala.


El hombre que halla esposa encuentra un tesoro,
y recibe el favor del Señor.

Proverbios 18:22 NTV



4.    Ser un papá ejemplar.- El ser padre de familia es una bendición, en nuestra sociedad bien podría parecer que quien importa en la familia es la madre, por el cuidado, la dedicación y el rol que desempeña con los hijos. Sin embrago, basándonos en la Palabra de Dios, el varón, el padre de familia es tan importante a los ojos del creador por diversas razones, él tiene encomendadas tareas muy bien definidas.


Le invito a leer este artículo que escribí hace tiempo para ustedes:




5.   Ayudarnos a ser como la mujer de Proverbios 31

Seguramente has leído el Proverbio 31:10-31 que habla de la mujer virtuosa y todas esas cualidades tan hermosas que muchas anhelamos,  si leemos con detenimiento, no son tan difíciles de alcanzar solo es cuestión de tiempo, de llevar una virtud a la vez, de depender de Dios y sobretodo de no afanarnos ni frustrarnos cuando vemos que hemos fallado en algo.


Lea una vez más el primer artículo de esta serie.





Muchas gracias por acompañarme en esta serie, gracias por interesarse en el bienestar de su esposa y gracias por decidirse a ser mejor esposo, somos bendecidas por tener un hombre a nuestro lado. ¡Gracias y sean muy bendecidos!



Renovada en Su Gracia



Karla

lunes, 17 de agosto de 2015

Dile adiós al estrés




Hace unos días, leía un artículo acerca de cómo aumenta el nivel de estrés en las madres después de tener su primer hijo, al leer los síntomas y las causas me provocó risa porque lo pasé sin darme cuenta en su momento.


Seguramente te has percatado cómo es que la vida ha cambiado radicalmente, y como es que sin darnos cuenta, nos acostumbramos a vivir estresadas ¡y no es bueno! Sé que en otras ocasiones hemos hablado acerca del tema pero hoy quiero hablar acerca de lo que podemos hacer para dejar de estresarnos y vivir felices con Cristo.


Uno de los Salmos que leo constantemente es el 46, sobre todo cuando estoy estresada, angustiada o cuando de repente hay algo que me está quitando la paz.


Dios es nuestro amparo y fortaleza,
Nuestro pronto auxilio en todos los problemas.
Por eso no tenemos ningún temor.
Aunque la tierra se estremezca,
y los montes se hundan en el fondo del mar;
aunque sus aguas bramen y se agiten,
y los montes tiemblen ante su furia.

Salmo 46:1-3 RVC



Hermoso ¿cierto? si acaso te encuentras en una situación de mucho estrés, ansiedad, no olvides que tenemos a Dios quien nos conoce, escucha y está presente en nuestro dia a día, así podemos acercarnos a Él.


Veamos qué podemos hacer en momentos de estrés y/o ansiedad de acuerdo al Salmo 46 que tanto me gusta leer.


Confía en Dios y elimina el estrés.

Antes de buscar ayuda en otra persona, aprendamos a ir con Dios, Él es nuestro amparo y fortaleza en todo ¡en todo! Cuando estamos en estrés nos enfocamos tanto en lo que está provocándolo y como solucionarlo y no en nosotras y nuestra salud.

El estrés provoca una serie de desordenes corporales que a la larga nos perjudica, nos quita el sueño, nos roba la paz, poco a poco nos aleja de la realidad con Dios.
¿Qué podemos hacer? Tomarnos un tiempo, dar un respiro y enfocarnos en Dios y su Palabra, puede servir de mucho leer tu diario de oración, buscar tus devocionales y leer nuevamente las promesas que Dios te ha dado, así te darás cuenta de qué tan bueno ha sido Dios y como es que siempre ha dado la salida en toda situación.

Un tip: no esperes hasta estar a solas para orar y leer tu Biblia si te encuentras en estrés; mira, cuando trabajaba y estaba estresada a más no poder, me encerraba en el baño unos 5 minutos a veces 10 y oraba, usaba la Biblia en mi celular vía YouVersion y entregaba cargas a Dios pues muchas veces no podía esperar tantas horas para encontrarme con Dios, la próxima vez que te suceda algo similar huye al baño por unos minutos, créeme, nadie preguntará por qué tardaste tanto.

No te preocupes, descansa.


Así que, no os afanéis por el día de mañana,
porque el día de mañana traerá su afán. Basta a cada día su propio mal.

Mateo 6:34



No temas

¿Por qué temer? Confiemos en que Dios es Dios y que todo cuanto hace es por su soberanía, por darnos lo mejor y lo que necesitamos en el momento. Cuando estamos en estrés todo pareciera no tener solución, comenzamos a temer por todo y de todo, es muy común la queja al ver que no hay respuesta o no es la esperada. Dejemos de quejarnos de todo, no es bueno y no es maduro de nuestra parte, imagina quejarnos contra lo que Dios está permitiendo en nuestra vida solo hará que nuestro corazón se endurezca y sinceramente estaríamos actuando con necedad. ¿cómo cuestionar a Dios por lo que hace?.

Confía mujer, no temas, espera en Dios. Y elimina el temor de tu corazón pues tu Padre celestial sigue siendo Dios.


Mantente firme.

¿Aunque haya un caos? Así es, aunque todo pareciera no tener solución y que todo actúa en tu contra, mantente firme. Dios está contigo.


Dios está en medio de ella; no será conmovida.
Dios la ayudará al clarear la mañana.
Salmo 46:5



Deja de actuar en tus fuerzas y no pelees con Dios.

Es muy común que si no vemos respuesta a nuestras oraciones, el mismo nivel de estrés y ansiedad nos lleve a actuar en  nuestra fuerza y buscar solucionarlo todo aun sin haber escuchado a Dios.

Cuando pasan cosas que no planeamos, que no esperamos o que no son las que pensamos que Dios haría, nos enojamos y podríamos pelear con Dios ¿pelear con Dios? Si, al no aceptar su voluntad, al estar en desacuerdo con su respuesta, al esperar algo


Recuerda que está contigo, mantente quieta y recuerda que tiene todo bajo control, en lugar de frustrarnos y enojarnos por no recibir lo que esperamos, alabemos a Dios por lo que tenemos, por reconocer su poderío y recordar que todo lo que Él hace es bueno, agradable, perfecto y ayuda a bien a los que le amamos.


Espera en Dios, descansa en Él.

Estad quietos, y conoced que yo soy Dios;
Seré exaltado entre las naciones; enaltecido seré en la tierra.
Jehová de los ejércitos está con nosotros;
Nuestro refugio es el Dios de Jacob.

Salmo 46:10-11


Tal vez seas como yo, impaciente en muchas áreas; Dios ha trabajado en mi en cuanto a eso porque, ¡ah! Quiero todo rápido y a mi manera. ¡error! Con Dios es diferente a lo que estamos acostumbradas en casa, he orado esperando que me responda pronto y, nada… obviamente porque las cosas no funcionan así y lo peor del caso es que a veces al no ver su respuesta, podemos actuar por nuestra cuenta y todo sale mal.

Mantente quieta… tenemos que aprender a descansar en Dios, en esperar y confiar que aunque los días, las tareas, el trabajo y todo lo que vivimos no son fáciles de llevar, siempre tenemos la respuesta con Dios.

Podemos acercarnos a Él y tener ese descanso que tanto esperamos porque Dios sigue teniendo cuidado de nosotras y sigue actuando a nuestro favor. No olvides de quien eres hija y de que todo estrés, frustración, enojo etc. lo podamos ocupar para encontrarnos con nuestro Dios quien sigue obrando en nuestra vida.



Renovada en Su Gracia


Karla




No olvides que puedes adquirir tu copia del libro “Soy Mujer de Valor” 
para una cuarentena de oración exclusiva para damas.






¡únete a la comunidad instagram!

Licencia Creative Commons
Este blog y todo su contenido gráfico y escrito está protegido por derechos de autor bajo Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

¡Suscríbete a mi canal!

Blogging tips