viernes, 7 de agosto de 2015

4 tips para el varón {ayudándonos a ser una mujer virtuosa}



Hoy quiero comenzar con una serie dirigida a los varones, a nuestro esposo en especial; este blog ha sido destinado a la mujer en cada faceta de la vida pero, no estaría completo si no dedicara algunos temas a nuestro esposo. Ambos somos uno y hay cosas que necesitamos hacer en conjunto.


Así que, hoy léele a tu amado este tema, oren juntos, ámense y busquen la unidad y la paz entre ustedes, para que nuestro Dios derrame bendición en su matrimonio.


Mujer virtuosa, ¿quién la hallará?
    Porque su estima sobrepasa largamente a la de las piedras preciosas.

Proverbios 31:10


Seguramente has leído el Proverbio 31:10-31 que habla de la mujer virtuosa y todas esas cualidades tan hermosas que muchas anhelamos,  si leemos con detenimiento, no son tan difíciles de alcanzar solo es cuestión de tiempo, de llevar una virtud a la vez, de depender de Dios y sobretodo de no afanarnos ni frustrarnos cuando vemos que hemos fallado en algo.



¿Quién la hallará? Esa pregunta me causaba extrañeza, sinceramente, me hacía pensar que no existía y que yo no podría alcanzar a ser ni la mitad de lo que Dios en su sabiduría mostraba de ella pero, ayer leía una predicación que mencionaba que sólo quienes la buscan, la encuentran. Es decir ¡Si existen! O será mejor decir ¡si existimos! ¿Y sabes por qué? Mira:

La palabra virtuosa, es la palabra hebrea CHAYIL, y significa MUJER VICTORIOSA, VALEROSA,  FUERTE Y VALIENTE; vemos pues que Dios describe en Proverbios 31 a una mujer GUERRERA.



Tan guerrera como tú y como yo, tan segura de sí misma que a pesar de todas los errores y todas las debilidades, toda la fragilidad femenina, todo aquello que describe a una mujer; No nos damos por vencidas ¡Nunca! ¿Cuántas cosas pasamos en nuestra niñez y en nuestra juventud y ninguna de ellas nos detuvo? ¿Cuántas de nosotras tratamos de que nuestro hogar sea un pedazo de cielo? Y nos podemos dar cuenta si lo hemos logrado cuando nuestro esposo y nuestros hijos reconocen el esfuerzo y lo que hemos hecho. Y eso lo logramos mujer porque hemos recibido la gracia de Dios y nos ha hecho mujeres fuertes, valiosas, valerosas y victoriosas.


Nuestro esposo ayuda ¡mucho! En el proceso diario para mostrar el carácter que Dios nos ha dado, toda la descripción del proverbio de la mujer virtuosa es acerca de su carácter.
 -¡qué difícil, tengo el carácter horrible!- Un día a la vez mujer, por gracia de Dios.



Varones si se preguntan ¿cómo podemos ayudarles? Aquí les doy unos tips ¡gratis! jajaja, pongan atención y tomen nota de todo ¡por favor! Si hay dudas dejen su comentario.




Nos ayudan mucho si



Confían en nosotras.

Que bendición encontrar en nuestro esposo a nuestro mejor amigo, que hermoso es cuando la confianza es tanta que no hay celos que dañen la relación, cuando al final del día nos sentamos juntos  a beber café y a conocer que fue de cada uno durante todas las horas que no estuvimos juntos. Señores, confíen en nosotras, si nos casamos con ustedes es porque les amamos y daríamos lo mejor de nosotras para que ustedes sean felices en el núcleo del matrimonio. Confíen en nosotras, buscamos ser siempre transparentes y sinceras con ustedes y si acaso en algún momento no ha sido así, si de pronto hay cosas que comenzamos a ocultar, antes de que se jalen el cabello y enojados nos reclamen, analicen ¿qué he estado haciendo erróneamente para que ella haya dejado de confiar en mí? Si ustedes nos brindan la confianza de mejores amigos, floreceremos a su lado.


El corazón de su marido está en ella confiado,
Y no carecerá de ganancias.

Proverbios 31:11



Nos dan amor.

Varones ¿De verdad nos aman como Cristo ama a la iglesia? De manera sacrificial, para santificarnos, para mostrarnos gloriosas, para florecer y dar fruto. La mujer es más emocional que el varón y miren, aunque nuestro amor depende de Dios al 100% también anhelamos el amor de el varón que Dios nos dio para unirnos y darle descendencia a Él. ¿Cómo pueden amarnos? Todas somos diferentes, tú debes conocer de que manera le demuestras el amor a tu esposa, y si acaso lo has olvidado, es tiempo de recomenzar ¡se vale preguntar! Nada pierden si nos preguntan ¿cómo puedo demostrarte que te amo? Inténtenlo y me cuentan.


Esposos, amen a sus esposas, así como Cristo amó a la iglesia,
Y se entregó a sí mismo por ella.

Efesios 5:25


Nos provee.

Y esto es en todo aspecto, principalmente en lo espiritual. Varones, no olviden que Dios los ha puesto como autoridad nuestra en el hogar, ustedes son quienes deben velar por nosotras y nuestros hijos, orar por nosotros, hablarnos la Palabra de Dios, alimentar el amor a Dios. Estarán sembrando buena semilla en nosotros para dar fruto de bendición.

Provisión material, es necesario varón; he conocido hombres que tienen a su esposa como esclava doméstica, sin darles nada, ni zapatos, ni ropa ni nada, y lo más triste es que son varones que dicen ser cristianos. Creo que no han llegado a valorar a la mujer que tienen como esposa y eso es doloroso, necesitamos mucho de sus oraciones varones, no nos suelten espiritualmente ¡nunca! No nos dejen sin protección y no nos descuiden.


Reconocen nuestro valor.

No por presunción varón, sino porque somos lo que ustedes han ido sembrando con el paso del tiempo; ¿cuántos años tienen de casados? Si tienes buena memoria recuerda como era tu mujer hace 5 o 10 años atrás y mira como es ahora. ¿Ha cambiado? ¿Es mejor esposa, mejor madre, mejor mujer? ¿Cómo tiene tu hogar? ¿Cómo se relaciona contigo y con la gente que le rodea? ¿Cómo trata a tus hijos? ¿Qué hace cada día por ti? ¿Es una mujer de valor? Somos mujeres fuertes, guerreras, victoriosas.

Tan así que todos los días nos levantamos mucho antes que ustedes para darles lo mejor, muchas hemos preferido estar en el hogar para tenerles un pedacito de cielo al entrar por la puerta, otras han decidido salir a trabajar para apoyarles en el gasto y tener un pedacito de cielo al regresar al hogar. ¿Ves ahora por qué es bueno darle ese reconocimiento a la mujer de tu juventud? Somos afortunadas por tenerlos como esposos, una bendición, y si nuestro matrimonio no es color de rosa como nos gustaría, cada mañana son nuevas oportunidades de caminar con Dios y mejorar, de reconstruir ruinas desoladas, de reconstruir los muros que resguardan nuestro matrimonio y para restaurar nuestro hogar.


Se levantan sus hijos y la llaman bienaventurada;
Y su marido también la alaba:
Muchas mujeres hicieron el bien;
Mas tú sobrepasas a todas.

Proverbios 31:28-29



Querido varón, ame a su mujer de tal forma que la ayude a florecer.


La próxima semana le hablaré nuevamente a usted, así que ¡espere lo que viene! Dios les bendiga y guarde.



Renovada en Su Gracia


Karla





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Licencia Creative Commons
Este blog y todo su contenido gráfico y escrito está protegido por derechos de autor bajo Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips