martes, 8 de septiembre de 2015

¡Dejando un Legado!





El día de hoy continuemos con el libro de Proverbios, vamos a hablar un poco del Proverbio 22, leamos la primera parte del versículo 1


De más estima es el buen nombre que las muchas riquezas
RV1960


En la Nueva Versión Internacional para hablar del buen nombre usa la expresión  “buena fama” y en la Nueva Traducción Viviente usa el término “buena reputación”.


Tanto el buen nombre, como la buena fama o la buena reputación son lo mismo, el diccionario define la reputación como la “Opinión, prestigio, estima o consideración en que se tiene a alguien o algo”. Es decir, alguien puede tener buena o mala reputación, buena o mala fama, buen o mal nombre.


La Buena Fama en Derecho se refiere a que una persona se comporta ante la sociedad de una manera responsable, decorosa, y que además su modo de vivir sea digno y que se dirija a las demás personas con respeto.


Luego en el Versículo 6 habla sobre nuestro papel como madres, y dice



Instruye al niño en su camino,
y aun cuando fuere viejo no se apartará de él.”
RV1960



Más adelante en el versículo 15 nos habla nuevamente sobre nuestros hijos, cuando han crecido y dejan de ser unos niños para convertirse en muchachos o jóvenes



La necedad está ligada en el corazón del muchacho;
mas la vara de la corrección la alejará de él.
RV1960



Y ya casi para terminar en el versículo 28 dice


No traspases los linderos antiguos que pusieron tus padres.”



Y aquí Dios está hablando a nuestros hijos adultos.




¿Qué legado queremos dejar?



Esto me hacía reflexionar sobre nuestro papel como madres, ¿qué herencia, qué legado, queremos dejar a nuestros hijos?


 Legado viene del latín legātum que significa: “Aquello que se deja o transmite a los sucesores, sea cosa material o inmaterial”.



En el versículo 28 donde habla de no traspasar linderos antiguos se refiere a las divisiones que hizo Moisés en la tierra dándole a cada tribu una parte (Josué 12) y Moisés en Deuteronomio 29:14 advirtió al pueblo sobre no engañar moviendo los linderos de una propiedad para obtener más terreno a costa de los vecinos.
Aplicando el concepto a lo que estamos viendo hoy dice “los linderos antiguos que pusieron tus padres” está hablando del ejemplo que desde ya nosotros estamos dejando a nuestros hijos, los limites que tenemos, ¿cómo nos recordaran? ¿Qué memorias vendrán a sus mentes cuando ya no estemos? ¿Qué decisiones van a tomar basados en el ejemplo que les hemos dado?



En los demás versículos de este lindo capítulo, Dios nos enseña como colocamos esos límites, esos linderos que guiarán a nuestros hijos y aún cuando ya no estemos con ellos, éste será nuestro legado. Es nuestra labor y responsabilidad instruirlos por el camino del bien, en el camino del Señor, que ellos definan su identidad solo en Él, que se vean a ellos mismos como Dios los ve y no como el mundo quiere que ellos se vean.



Nuestros hijos hacen un “copiar/pegar” de nuestras actitudes, nuestras palabras, nuestro comportamiento, nuestras decisiones, seamos sabias en la sabiduría de Dios, de esta forma nuestros hijos copiarán y pegarán lo mejor de nosotras:



·        Seamos prudentes y con ayuda del Señor veremos el peligro y lo evitaremos. v.3
·        Riqueza, honor y larga vida nos dará Dios y dará a nuestros hijos si somos humildes y tenemos el temor del Señor como principio.v.4 y Proverbios 1:7
·        Nos alejamos del camino de los perversos. V.5 y 1 Corintios 15:33
·        Instruimos a nuestros hijos en el camino del Señor y ellos lo harán con sus hijos. V.6
·        Somos generosas y misericordiosas. V.9
·        Tenemos un corazón limpio y sano. V.11;  Salmos 51:10 y Mateo 5:8
·        Escuchamos a Dios y tenemos Su sabiduría V. 17, 1 Corintios 2:5
·        Nuestra confianza está en Dios. V.19
·        Sabemos escoger nuestras amistades. V24 y 25
·        Somos mujeres de palabra, nuestra palabra tiene valor V.26 (Mateo 5:37)
·        Somos diligentes en nuestro trabajo y estaremos delante de reyes. V.29



Que hermoso todo lo que nuestros hijos heredarán de nosotras, nuestro legado, nuestra herencia, algo que la plata y el oro no puede comprar, algo que les ayudará a seguir el buen camino y nunca se apartarán de él, tendrán larga vida, serán bendecidos, serán sabios, sabrán tomar buenas decisiones, tendrán corazones sanos y limpios, se rodearán de buenas personas y Dios los equipará y los llenara más y más de Su presencia y le darán la gloria y el honor al Señor con sus palabras, sus actitudes y sus decisiones.




Dejemos este legado, legado de vida.



“Algunas veces el hombre más  pobre le deja a sus hijos la más rica herencia”
-Ruth E. Renkel-




Bendiciones en Cristo



Sofi
Colombiana viviendo y sirviendo al Señor en la linda ciudad costera de Rosarito, vivió junto con su amado esposo Nick Flores y su precioso hijo Nick Jr. en USA por varios años y se mudó recientemente a México con su familia, siguiendo el llamado de Dios para compartir el evangelio. Su esposo sirve de tiempo completo en la Iglesia Koinonia Horizonte Rosarito y ella lo hace durante la noche y en los fines de semana.

Comparte en la página Vida Victoriosa porque está segura de que en Cristo somos más que vencedores, no somos víctimas,  y hemos sido llamados y equipados por Dios para hacer grandes cosas en Su nombre 


También comparte en la página En Brazos de Dios, este es un espacio dedicado a mamitas que han perdido hijos y este es su testimonio, de la amargura, el luto y el dolor a la restauración, sanidad y bendición.













3 comentarios:

¡únete a la comunidad instagram!

Licencia Creative Commons
Este blog y todo su contenido gráfico y escrito está protegido por derechos de autor bajo Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

¡Suscríbete a mi canal!

Blogging tips