jueves, 17 de septiembre de 2015

Esposos imperfectos {3 áreas para relacionarnos}




No existen príncipes azules… No existe un príncipe perfecto que siempre esté de buen humor, que no se enoje porque no tiene una camisa planchada, en ninguna película de Disney vi que el príncipe llegara de trabajar sin ánimos de platicar y fastidiado del tráfico nocturno.


Tampoco existen las princesas de cuento… digo, porque en ninguna película las vi enfadadas porque el esposo no levanto la tapa del w.c., en ninguna las vi deprimidas y de pronto exaltadas por estar en su periodo menstrual.


Creo que después de 11 años de matrimonio me di cuenta que todo lo que veía en las películas de Disney era ficción. Jejeje y ¿sabes algo? ¡Lo celebro! Qué aburrida sería la vida marital si todo fuera perfección, si fuésemos tan parecidos uno del otro y que no hubiera matices en la relación.


Estoy en un taller de “Emociones vs Reacciones” en la Iglesia Bíblica Torre Fuerte con mi amiga Eva Hernández, quien ha escrito anteriormente para nosotras y aprendí que, hay 3 áreas en las que definitivamente necesitamos estar bien como persona y también en el matrimonio para relacionarnos de manera adecuada.


1.      Cognitivo
2.      Emocional
3.      Sensorial



Cognitivo… Tiene que ver con el conocimiento.

Y en este punto enfocándonos al matrimonio, creo que es necesario que exista una comunicación efectiva entre ambos, necesitamos conocernos a nosotras mismas primeramente y después buscar conocer a nuestra pareja; buscar momentos en los cuales podamos conversar y sobre todo, buscar la interacción con él.

Necesitamos conocernos mujer, conocer qué es lo que pasa conmigo cuando no me siento escuchada, qué pasa conmigo cuando todo sale del orden que estoy acostumbrada… y aprender a conocer nuestras reacciones para evitar malos ratos y por supuesto conocer nuestras reacciones benéficas también. Ejercer el dominio propio que nos es dado por medio del dulce Espíritu Santo.


Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía,
sino de poder, de amor y de dominio propio.

2 Timoteo 1:7



Probablemente llegue cansado del trabajo y sin ánimos de hablar, que pasa muy a menudo, ellos ya hablaron todo lo que tenían que hablar durante el día y a veces tú apenas llevas la mitad y quieres hablar con él y él, no está tan disponible. ¿Qué hacer? ¿Qué te parece si le das un masajito mientras hablas con él de tus cosas? ¿Un rico café? ¿Y si le lavas sus pies mientras platicas que fue en tu día?  Si conocemos nuestras reacciones, nos será más fácil reaccionar de manera positiva y será de bendición. Imagina a tu esposo que está acostumbrado a escuchar un reproche tuyo cuando no te escucha, y de repente en lugar de eso te ve preparándole un café, ¿no crees que será algo hermoso con que comenzar una conversación?



Emotiva… Tiene que ver con las emociones.

La vida no es color de rosa (todo el tiempo), pero tampoco es color gris (todo el tiempo). Tenemos una vida hermosa por vivir, con altos y bajos, con alegrías, con tristezas, con enojos, con euforia, con ira, con depresión, con frustración… eso es inevitable, y tiene mucho que ver el tiempo, el pasado, presente y futuro.


Así que sabiendo eso ¿para qué preocuparse del pasado? Si seguimos arrastrando las cosas de ayer, no disfrutaremos el hoy y por consiguiente no estaremos formando un buen futuro.


Lo mismo pasa en nuestro matrimonio, si la parte emotiva está enfocada al pasado ¿dónde estamos viviendo? ¿Estamos disfrutando el día de hoy? ¿Cómo estará nuestro matrimonio mañana? Debemos aprender a canalizar nuestras emociones, si sabemos que la mujer es más emocional que el varón aprovechemos esa parte y seamos emotivas con ellos.


Tal vez en un inicio ellos no estén acostumbrados pero, con el paso del tiempo se hará un hábito y ellos aprenderán a mostrar sus sentimientos, su emotividad. No esperemos demasiado en poco tiempo porque, nos vamos a frustrar. Un día a la vez. Pero seamos emotivas con ellos; un detalle, una caricia, un mimo, una palabra linda dicha a tiempo es un placer para ellos.



Como manzanas de oro en engastes de plata es la palabra dicha a su tiempo.

Proverbios 25:11 LBLA



Y aquí enfatizaré que debemos dejar el pasado atrás, toda herida, todo enojo y aún toda felicidad, debe quedarse en el momento vivido. No arrastremos nada del ayer, vivamos el hoy que para todo hay tiempo, para cada día hay un afán, un amor, misericordias y todo es nuevo cada día.



Todo tiene su tiempo, y todo lo que se quiere
debajo del cielo tiene su hora.

Eclesiastés 3:1



Sensorial… Tiene que ver con la capacidad de sentir.

Mi área favorita… Dios nos ha dado sentidos: tacto, gusto, oído, olfato, vista… ¿Por qué no usarlos para el bien todo el tiempo? Nuestro esposo es quien más se  “goza” con ellos.
Toquemos su cuerpo, saboreemos sus besos, escuchemos aún sus palabras indecibles, apreciemos su aroma, busquemos su mirada.


Necesitamos estar “conectadas” con ellos en esta área, somos uno, nos  pertenecemos uno a otro, somos la única mujer con la que desnuda su alma y nosotros con ellos. ¿Cómo negarnos el uno al otro?
Aquí entra de lleno la supremacía del amor…



El amor es paciente y bondadoso; no es envidioso ni jactancioso,
no se envanece; no hace nada impropio; no es egoísta ni se irrita;
no es rencoroso;  no se alegra de la injusticia,
sino que se une a la alegría de la verdad. 
Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta.

1 Corintios 13:4-7 RVC


¿Te das cuenta? Si fallamos en una de esas áreas como mujeres, las otras dos se verán  afectadas. Lo mismo sucede en el matrimonio, necesitamos las 3 áreas funcionando uniformemente y todo fluirá en armonía.


¿En qué área necesitas ayuda? ¿Cómo puedes mejorar en cada área? ¿En qué áreas estás completa? ¿Cómo ayudar a nuestro esposo cuando alguna de sus áreas no está correcta?



No desmayes, no dejes de orar, ama a Dios.



Renovada en Su Gracia


Karla



No olvides que puedes adquirir tu copia del libro “Soy Mujer de Valor”  para una cuarentena de oración exclusiva para damas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Licencia Creative Commons
Este blog y todo su contenido gráfico y escrito está protegido por derechos de autor bajo Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips