miércoles, 28 de octubre de 2015

¡Disfrutando la vida! {Incluso en días grises}





Hace unos días fui al correo para depositar un paquete de libros que me pidieron en el extranjero, la mujer que atiende es sumamente amable; pero ese día en especial su rostro estaba bastante afligido, sus movimientos eran lentos e incluso no sonreía.


Yo le sonreía y hacía la plática con ella de manera amena, tratando de que cambiara su semblante por un momento y de la nada expresó: -son tan tristes los días grises ¿cierto? no me gustan, cuando amanece así prefiero no salir de casa y quedarme en cama, son tan deprimentes-


A decir verdad a mi me fascinan los días grises, más aún si llueve y hace frío, pero a ella no, por alguna razón (que no mencionó) le hacen deprimirse al extremo. Así que le dije, goce este día que es bello en su interior, está viva, aquí y ahora.


Y esta mañana estuve leyendo el libro de Eclesiastés después de mi tiempo de oración, es un libro tan pequeño pero lleno de tanta sabiduría que, regresaré a leerlo una vez más y las que sean necesarias.


El hombre más sabio de toda la humanidad hace mención de disfrutar la vida, disfrutarla cada día porque no sabemos qué día nos llamará nuestro Padre Celestial a su presencia. Todos los  días son buenos días… todo depende desde que perspectiva los veamos, si los vemos con la nuestra no creo que sean muy alentadores, pero si los vemos desde la perspectiva divina, todos son espectaculares, llenos de su amor y de su misericordia.



Dios nos ha dado la capacidad para disfrutar de lo que Él nos da, todos los días recibimos de él, todo. ¿Por qué no disfrutarlo?



Pero algo bueno he visto. Y es que no hay nada mejor que comer y beber y gozar, cada día de nuestra vida
del fruto del trabajo con que nos agobiamos bajo el sol. Ésa es la herencia que de Dios hemos recibido.
A cada uno de nosotros Dios nos ha dado riquezas y bienes, y también nos ha dado el derecho de consumirlas. 
Tomar nuestra parte y disfrutar de nuestro trabajo es un don de Dios.

Eclesiastés 5:18-19



Es responsabilidad nuestra disfrutar del día a día, tenemos todo para ser felices mujer. Estamos vivas, tenemos provisión diaria de parte de nuestro Dios, somos amadas, tenemos un destino en Él y lo mejor de todo, su presencia, el perdón de nuestros pecados y su salvación por medio de Jesucristo. Ese es el motivo principal por el cual debemos alegrarnos en esta vida.



Todo lo demás es secundario y ayuda a vivir una vida de acuerdo al diseño divino de Dios, pero no debe regir ni marcar nuestro futuro. Un día gris no tiene por qué definir los demás días de nuestra vida. Un día gris trae enseñanza a quien desea verlo de esa manera, todos los días debemos pensar que somos afortunadas por estar vivas, por vivir diferentes experiencias en nuestro caminar con Dios.



Aprendamos a disfrutar todo lo que Dios nos da.



Y como Dios nos llena de alegría el corazón,
no nos preocupamos mucho por los días de nuestra vida
Eclesiastés 5:20



Hoy te reto a disfrutar el día, haya comenzado diferente a como estabas planeando que comenzara.


·        Su presencia.- toma tiempo diariamente para estar en oración y lectura de su Palabra.  ¿Hace cuánto que no disfrutas de un buen tiempo con Dios? (Deuteronomio 4:29)

·        Su perdón.- acércate a Él hoy para perdón de pecados. ¿Recuerdas el Salmo 51?

·        Tu Familia.- Nuestro primer ministerio, nuestro esposo e hijos. (Salmo 128)

·        Tu trabajo.- ser agradecidos y disfrutar de él pues es donde Dios envía su bendición, recordemos que todo lo hacemos para el Señor y no para el hombre. (Col 3:23)

·        Disfruta el presente sin agobiarte por el futuro ¿qué ganas con eso? (Jer. 29:11)

·        Disfruta de todos los pequeños detalles de la vida.

·        ¡Canta, ríe, baila, celebra que estás viva!

·        Hazte el propósito de vivir feliz y agradecida.



La gratitud a Dios nos lleva a amar a Dios aún más porque, con ello nos damos cuenta de todo lo bueno que Dios nos ha dado…  seamos agradecidas hoy.



Somos afortunadas de experimentar los cambios de ánimo, experimentar diferentes situaciones en la vida porque eso quiere decir que estamos totalmente vivas, con identidad, que hay un ser supremo que cuida de nosotras y cada día nos permite vivir la vida para que la disfrutemos.



Cuando te llegue un buen día, disfruta de él; y cuando te llegue un mal día,

piensa que Dios es el autor de uno y de otro,
y que los mortales nunca sabremos lo que vendrá después.
Eclesiastés 7:14


¡A disfrutar, que estamos totalmente vivas!



En Su Gracia

Karla



Todas las citas Bíblicas son de la versión Reina Valera Contemporánea.




Escribe tu e-mail y recibe las publicaciones directo a tu bandeja de entrada:

2 comentarios:

  1. Excelente artículo, por aquí me quedaré enganchada a tu blog para comenzar a leer tus publicaciones.
    Hoy justamente hubo un día gris, pero al agradecer a Dios al lado de mis hijos esperando el transporte para que fueran al colegio.... Apareció un maravilloso arcoiris en el cielo y les dije a mis hijos: hasta los días grises tienen su rayo de color y todo esto gracias a la grandeza de Dios nuestro creador. Agradezcamosle cada momento. Y vienen a mi tus palabras gracias a una amiga que me etiquetó en tu página de Instagram.
    Que Dios te bendiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amén +Yelyn Melo! que lindo testimonio, gracias por compartirlo conmigo, lo aprecio mucho! Muchas gracias y que Dios te siga bendiciendo y guardando, un abrazo!

      Eliminar

Licencia Creative Commons
Este blog y todo su contenido gráfico y escrito está protegido por derechos de autor bajo Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips