martes, 17 de noviembre de 2015

¿Cómo ayudar a una mujer que no ha tenido hijos?





Seguramente conoces a una mujer que no ha podido ser mamá.

No imagino el dolor que produce anhelar tener un bebé y no conseguir embarazarse.

Cada mes que pasa es un mes lleno de esperanza y al final, llega el dolor de un vientre vacío.

Se nos enseña a anhelar ser mamás desde niñas, nos llenan con muñecas y juguetes que toman el papel de hijos.

Y al crecer, cuando  nos convertimos en madre,  es la experiencia más hermosa que podemos tener y queremos compartirlo con todo mundo.



Pero, ¿qué pasa con las mujeres que tenemos cerca y que por una u otra causa no han tenido bebés? He conversado con amigas muy queridas acerca de ese tema, la gran mayoría hace hincapié que son dolorosos algunos comentarios en cuanto a la maternidad.



¿Qué podemos hacer para ayudarlas?



Evitemos preguntarles ¿y tú para cuándo?

Aunque sea una pregunta bien intencionada y sin querer lastimarles, podemos hacerlo porque tal vez no sabemos la lucha que están pasando, lo doloroso que puede ser buscar embarazarse y no lograrlo.



Evita hablar sólo de tus bebés con ella, sé que es maravilloso compartir que tu hijo ya come papillas, que duerme toda la noche, que ya no vomita la leche, que tienes 10.327 fotos de él en tu compu, etc. para ellas puede tornarse incómodo y sin afán de lastimarlas, podemos hacerlo.


Esto me recuerda la historia de Ana y Penina

Y su rival la irritaba, enojándola y entristeciéndola, porque Jehová no le había concedido tener hijos.  
Así hacía cada año; cuando subía a la casa de Jehová, la irritaba así; por lo cual Ana lloraba, y no comía.

1 Samuel 1:6-7


Aunque Penina lo hacía con alevosía para dañarla, nosotras podemos caer en lo mismo si no somos lo suficientemente prudentes con nuestras amigas, que aún no son mamás.


Cambiemos nuestra manera de dirigirnos a ellas y comencemos a ser ayuda a ellas.


El amigo ama en todo momento;
en tiempos de angustia es como un hermano.

Proverbios 17:17 rvc




1.  Sé su apoyo.

Anímale, habla con ella pero sobre todo escúchala.

Podrás ponerte en su lugar y consolarla a través de la Palabra de Dios, si escuchas su dolor.

Habrá momentos en los que estén en crisis, muy probablemente los días que llega su periodo sé una amiga en la que pueda confiar, un hombro en el que pueda llorar y desahogarse.

Si está en un tratamiento médico, ofrécete a acompañarla en esos momentos.



2. Fortalece su fe

Es un excelente momento para poder compartirle de la Palabra de Dios y lo que puede hacer a través de ella.

Ayúdale a encontrarse con Dios cada día, estudia junto a ella la Palabra de Dios.

Anímala a centrar sus ojos en Cristo y en no afanarse en el embarazo. Es muy sencillo dejar de ver lo celestial por enfocarnos en lo terrenal.



Así que la fe es por el oír, y el oír, por la palabra de Dios.

Romanos 10:17



3.               Ora por y con ella.

La oración es lo mejor que podemos hacer por ella.

Tal vez no tienes la respuesta a sus preguntas, pero puedes orar por ella, por la paz de Dios en su vida.

Los días en los que está enojada y sin consuelo, ora por ella

Días en los que la tristeza la embargue, ora por ella.

Días en los que esté feliz, ora por ella.

Siempre, ora por ella.

Porque Dios está en control y Él es bueno.


Confiesen sus pecados unos a otros, y oren unos por otros, para que sean sanados. La oración del justo es muy poderosa y efectiva.

Santiago 5:16 rvc



¿Qué otras cosas puedes hacer para ayudarle? ¿Estás en esa situación? ¿Qué podemos hacer para ayudarte en este proceso?


Confía en Dios, descansa en Él.




Renovada en Su Gracia





Karla



Escribe tu e-mail y recibe las publicaciones directo a tu bandeja de entrada:

8 comentarios:

  1. Karla te puedo contar que viví eso al lado de la hermana de mi madre, ella se caso grande y perdió a su primera hija en un accidente, luego de eso no podía quedar embarazada, fui su compañía por un tiempo, y en el tiempo del Señor él le regaló una nenita que fue su alegría, después tuvo una nena y un varoncito. Un consejo que le doy a muchas mujeres es que adopten un bebé, hay tantos bebitos sin amor, sin hogar, es una gran bendición abrirles nuestro corazón y hogar, muchas mujeres tienen temor hasata de escuchar la palabra adoptar, pero no deben temer, sabes yo adopté una bebita a mis 42 años, como dicen por acá "en la vejez, viruela", pero no me arrepiento de haberlo hecho, mi hija tiene ya 18 años y es un ángel, una verdadera bendición en mi vida, les digo que a medida que les demos amor, recibiremos amor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. amén Ileana, gracias por compartir tan bello testimonio, yo también estoy a favor de la adopción. Oremos para que esos trámites sean sencillos para quienes anhelan ser madre :D un abrazo mujer!

      Eliminar
  2. Que bello mensaje. Yo soy una de esas mujeres que anhelo tener un bebé por 15 años estuve casada y no pude tener hijos nos sometimos a tratamientos y más bien mi ex esposo me fue infiel y producto de eso tuvo un hijo con su amante la cual era como penina por que me ofendí a Hasta que al fin puse fin a esa relación y decidí alejarme y dejar que fueran según ellos felices. Durante ese tiempo nunca encontré apoyo y ayuda de alguna amiga todas tenían sus hijos y solo querían saber detalles del por qué yo no los tenia. Mi mayor apoyo a sido Dios el único que le da consuelo a mi alma y puedo decir que el sabe mejor los planes que tiene para mi. Apoyo en mi iglesia en el área de sala cuna y soy feliz cuidando esos bebitos dándoles todo el amor que tengo y que Dios puso en mi corazón.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. amén Claudia, Dios es fiel y sabio.
      Te admiro por tu entereza y tu amor por otros niños, Dios es bueno te mando un abrazo grande y bendiciones mujer. Dios te conceda los anhelos de tu corazón :) un beso!

      Eliminar
  3. Excelente post. Gracias por ayudarnos día a día a ser mejores mujeres y ayudarnos mutuamente.
    Gracias a Dios por bendecirme con mis hijos y gracias por permitirme no ser como Penina. Tengo amigas y primas con ese dolor de no poder ser madres y siempre he estado allí escuchándolas y apoyándolas en todo momento.
    Que Dios te bendiga.

    ResponderEliminar
  4. Excelente post. Gracias por ayudarnos día a día a ser mejores mujeres y ayudarnos mutuamente.
    Gracias a Dios por bendecirme con mis hijos y gracias por permitirme no ser como Penina. Tengo amigas y primas con ese dolor de no poder ser madres y siempre he estado allí escuchándolas y apoyándolas en todo momento.
    Que Dios te bendiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. amén Yelyn, gracias a Dios!!! te mando un abrazo bien grande, Dios te bendiga y guarde siempre!

      Eliminar
  5. GRACIAS KARLA, TUS PALABRAS ME ALIENTAN, A SEGUIR ESPERANDO EN DIOS Y EN SUS TIEMPOS, PARA MI MATERNIDAD

    ResponderEliminar

Licencia Creative Commons
Este blog y todo su contenido gráfico y escrito está protegido por derechos de autor bajo Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips