domingo, 13 de diciembre de 2015

Jesús nos consuela {Devocional última semana}




Estamos comenzando la última semana de él devocional “21 días de gratitud a Jesús”, pasa tan rápido el tiempo y qué mejor que estudiar la Palabra de Dios en compañía de otras mujeres.


Durante estas semanas de estudio, hemos conocido las diferentes características de nuestro amado Jesús, todas ellas nos muestran el amor que nos tiene y cómo nos ayuda a través de todo lo que acontece en la vida.



Hoy leímos acerca de “Jesús, el Consolador”  en Juan 14, me llenan tanto los versículos 1 y 27 que te los comparto:



No se turbe vuestro corazón; creéis en Dios, creed también en mí.
La paz os dejo, mi paz os doy; yo no os la doy como el mundo la da.
No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo.



En dos ocasiones menciona “no se turbe vuestro corazón” y meditando en ello, creo que podemos aplicarlo en lo siguiente


…no se turbe mi corazón, porque Jesús está conmigo hasta el fin del mundo

…no se turbe mi corazón, porque el hijo de Dios cuida de mí.

…no se turbe mi corazón, porque es mi mejor maestro.

…no se turbe mi corazón, porque Él ha ganado mi alma.

…no se turbe mi corazón, porque Él es mi sanador.

…no se turbe mi corazón, porque Él dio su vida por mí y sacia la mía.

…no se turbe mi corazón, porque Él me da agua de vida.

…no se turbe mi corazón, porque Él me defiende.

…no se turbe mi corazón, porque Él es quien alumbra mi vida, mi caminar.

…no se turbe mi corazón, porque Él es mi buen pastor, su vida dio por mí.

…no se turbe mi corazón, porque me da vida abundante, aquí y en la eternidad.

…no se turbe mi corazón, porque Él es el Rey y está conmigo.

…no se turbe mi corazón, porque el mejor ejemplo de servicio lo tengo de Él.

…no se turbe mi corazón, porque Él estará conmigo todos los días hasta el fin del mundo.



¿Por qué habríamos de temer? ¿De angustiarnos? Él se llevó todo eso para que tú y yo podamos disfrutar de la abundante vida que Dios nos da, a través de su diseño divino.



Cada problema tiene solución en Él, si bien no es la manera que esperábamos no quiere decir que no tenga cuidado de nosotras al contrario; en su sabiduría nos da lo mejor, siempre. Es tiempo de dejar todo en sus manos, de reconocer que en nuestras fuerzas y por nuestros propios medios no podemos solucionarlo todo. Jesús está siempre disponible para hablar con Él, para poder dirigirnos en su nombre en oración a nuestro Padre Celestial. Hoy dejemos que Él nos consuele y sane.



Él nos consuela, es el mejor sanando corazones quebrantados.



Que ésta semana que inicia, aprendamos más acerca de Él y de su carácter,  oremos para que cada día nos parezcamos más a Él y podamos disfrutar de las maravillas que vienen a través de su amor.



Dios contigo, mujer.



Renovada en Su Gracia

Karla







Te comparto el plan de lectura y devocionales para esta semana que inicia.






Escribe tu e-mail y recibe las publicaciones directo a tu bandeja de entrada:

4 comentarios:

  1. No se turbe mi corazón ante nada porque mi confianza y fé están puesta en Dios Todopoderoso.

    ResponderEliminar
  2. Dios ha sido mi consolador. No hay otro como El para entendernos, cuidarnos y proveernos. Hoy mas que nunca puedo decir que es fiel.

    ResponderEliminar
  3. Dios ha sido mi consolador. No hay otro como El para entendernos, cuidarnos y proveernos. Hoy mas que nunca puedo decir que es fiel.

    ResponderEliminar

¡únete a la comunidad instagram!

Licencia Creative Commons
Este blog y todo su contenido gráfico y escrito está protegido por derechos de autor bajo Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

¡Suscríbete a mi canal!

Blogging tips