viernes, 29 de enero de 2016

Tu historia se sigue escribiendo {Viaja Ligera}




Cuatro semanas pasaron ¡rapidísimo! Este devocional ha sido una bendición, pudimos ver la fidelidad de Dios en cada día trayendo a memoria tantas cosas que veníamos cargando, sin darnos cuenta.


Aprendimos que aunque no es sencillo soltar las cargas, es necesario. Jesús no se equivoca cuando nos pide:


Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar.

Mateo 11:28



Pero esto no termina aquí.

Nuestra historia se sigue escribiendo, tenemos a nuestro amado Padre que cuida de nosotras. Envía sus bendiciones cada día, nos cuida cuando dormimos, tiene pensamientos de bien para nosotras y nos ha adoptado.


Hemos sido renovadas espiritualmente, fortalecidas en Él y en el poder de su fuerza, ahora nos corresponde vivir la vida al máximo, recordando quién es el que nos ha llamado, recordando que todo lo que hacemos es por Él y para Él.


Nuestra historia se sigue escribiendo… hagamos de ella algo maravilloso, disfrutemos cada instante, cada paso que damos, cada respiro que nos recuerda que su misericordia ha sido extendida otra vez, disfrutemos cada beso de nuestro amado, cada “achaque” de nuestros padres, cada travesura de nuestros niños. Disfrutemos ese empleo que no nos gusta del todo pero por el cual, Dios nos envía su provisión; disfrutemos esos amigos cercanos y lejanos porque nos recuerda que necesitamos vivir en comunidad; disfrutemos a cada uno de nuestros familiares recordando que no vinimos solos a este mundo, hubo un lugar en el cual nos criaron, sea familia de sangre o no, pero un lugar donde pertenecimos.


Disfrutemos de las maravillas de Dios a cada instante. Oremos más cada día, busquemos su rostro una y otra vez, escudriñemos su Palabra, bendigamos a Israel, amemos la venida de nuestro Señor Jesucristo y no olvidemos que hay un mundo que necesita conocer de Él y entender que la vida no es color de rosa, pero si un lugar placentero donde conocemos la grandeza de nuestro Dios y somos preparadas para la eternidad, para el regreso a casa, sin cargas, viajando ligera…









DIOS TERMINA SU OBRA


Salmo 138:8 Jehová cumplirá su propósito en mí...

El que ha comenzado la obra en mi alma, la terminará. El Señor está al pendiente de todo lo que a mí concierne. Todo lo que está bien pero no es perfecto, el Señor lo va a cuidar, preservar y terminar hasta que esté completo.


Este es un gran consuelo, yo no podría perfeccionar la obra de gracia en mí mismo. De eso estoy seguro, porque todos los días fallo y he llegado hasta aquí solo porque el Señor me ha ayudado. Si Dios me dejara, todas mis experiencias pasadas no servirían para nada, y seguro me perdería del camino.


Pero Dios continuará bendiciéndome. Perfeccionará mi fe, mi amor, mi carácter, mi obra. Él lo hará porque ha comenzado una obra en mí.


Él ha puesto en mí el querer como el hacer y en cierto modo ha cumplido mis deseos. Él nunca deja las cosas sin terminar, no sería para Su gloria, no sería Él.

Él sabe cómo completar sus diseños, y aunque mi naturaleza mala y el mundo y el diablo todo conspire para estorbarle, no dudo de su promesa. Él perfeccionará todo lo concerniente a mí y yo lo alabaré por siempre.


Por Charles Spurgeon



En Su Gracia


Karla




Muchas gracias mujer por acompañarme en este devocional “Viaja Ligera”. Gracias por comentar y compartir cada publicación y ayudar a que llegue el mensaje a más mujeres. 


Estoy agradecida con Dios por su Palabra, porque a través de ella conocemos más su corazón y lo que tiene para nosotras. Por eso es que durante el mes de Febrero estaré compartiendo contigo un nuevo estudio Bíblico, con un nuevo método que me ha sido de bendición y me ha ayudado mucho a escudriñar  la Palabra de Dios.


Todos los detalles y materiales de estudio, los compartiré este próximo miércoles 3 de Febrero aquí, en el blog. No te pierdas las publicaciones, suscríbete y te llegarán directo a tu correo electrónico.







Escribe tu e-mail y recibe las publicaciones directo a tu bandeja de entrada:

jueves, 28 de enero de 2016

Pon tu esperanza en Dios {Viaja Ligera}




El Salmo 73 habla del destino de los malos, de quienes se alejan de Dios, de quienes no tienen temor de Dios.


En múltiples ocasiones me han preguntado ¿por qué les va bien a quienes hacen lo contrario a lo que Dios manda? ¿Por qué prosperan aquellos que no tienen temor de Dios? Y mi respuesta ha sido que todo lo que tienen materialmente es temporal, que muchos podrán aparentar tener una vida perfecta pero, las riquezas no son la felicidad; podrán ser dueños del mundo y vivir un infierno en su hogar.


No te sientas mal cuando alguien que no conoce de Dios, prospera o alcanza los sueños que has tenido desde hace años, no te enojes por no alcanzarlo aún. Mira el salmo 73:12-14



He aquí estos impíos,
Sin ser turbados del mundo, alcanzaron riquezas.
Verdaderamente en vano he limpiado mi corazón,
Y lavado mis manos en inocencia;
Pues he sido azotado todo el día,
Y castigado todas las mañanas.


El salmista deja ver que estaba si no triste, sí decepcionado. “Verdaderamente en vano he limpiado mi corazón”. Y es que nos puede llegar ese sentimiento o pensamiento cuando no vemos la respuesta de Dios a nuestras oraciones.






Tranquila, confía en Dios, pon tu esperanza n Él y Él hará en ti a su tiempo. No tengas envidia de aquellas que hacen maldad y prosperan porque lo hacen sin Dios.


Fija tus ojos en Cristo, pon tu esperanza en Nuestro Dios porque Él siempre ha estado contigo. Cuando vengan a ti pensamientos de derrota porque todos a tu alrededor cumplen metas y alcanzas objetivos, ya sea en lo natural o lo espiritual, recuerda y di en voz alta:



¿A quién tengo yo en los cielos sino a ti?
Y fuera de ti nada deseo en la tierra.
Mi carne y mi corazón desfallecen;
Mas la roca de mi corazón y mi porción es Dios para siempre.
Porque he aquí, los que se alejan de ti perecerán;
Tú destruirás a todo aquel que de ti se aparta.
Pero en cuanto a mí, el acercarme a Dios es el bien;
He puesto en Jehová el Señor mi esperanza,
Para contar todas tus obras.


Salmo 73:25-28




Todas tus obras, todo lo que Él haga en ti y a través tuyo.







Dios te bendiga y guarde mujer.



En Su Gracia



Karla



Escribe tu e-mail y recibe las publicaciones directo a tu bandeja de entrada:

miércoles, 27 de enero de 2016

Ayer lloraste, hoy ríe {Viaja Ligera}





Este salmo es una acción de gracias del Rey David por haber sido librado de la muerte. Voltea atrás un momento y recuerda todo lo bueno que ha sido Dios contigo. Recuerda de donde te sacó una y otra vez. Recuerda todas las ocasiones en las que extendió su misericordia y por gracia saliste en victoria.





En diversas ocasiones nos enojamos con Dios por las pruebas que enfrentaos, nos enojamos y reclamamos (tal vez inconscientemente y en silencio) el por qué seguimos luchando. Esperamos ver la bondad de Dios todo el tiempo porque Él es bueno, su misericordia es nueva cada mañana pero, olvidamos que es un Dios justo, y que si bien Cristo nos ha justificado, hay consecuencias de nuestros errores y eso es para los que creemos en Dios y también para quienes aún no creen en Él.



Lo que sembramos, cosechamos.

Eso debe ser un motivo de alegría, de regocijo mujer, porque cuando cruzamos las pruebas y salimos en victoria con Dios, todo aquello que nos hacía llorar se transforma en alegría.



Cada prueba superada, es un aprendizaje más,
 más madurez, más sabiduría y más acercamiento a Dios.


En medio de las pruebas tal vez no entendamos, pero cuando sales triunfante es una alegría inexplicable. ¿Cómo se sentirá una mujer que después de años de luchar contra el cáncer, por fin es declarada sana?

¿Cómo se sentirá un padre de familia, al ver a su hijo rebelde regresar a casa? ¿Cómo nos sentimos todas al ser traídas de muerte a vida espiritual?



Aunque el dolor dure una noche entera,
siempre habrá un amanecer brillante…






Canta, baila, ríe, goza de la presencia de Dios en las pruebas; ora confiando en que:

Misericordioso y clemente es Jehová;
Lento para la ira, y grande en misericordia.
No contenderá para siempre,
Ni para siempre guardará el enojo.
 No ha hecho con nosotros conforme a nuestras iniquidades,
Ni nos ha pagado conforme a nuestros pecados.
 Porque como la altura de los cielos sobre la tierra,
Engrandeció su misericordia sobre los que le temen.
Cuanto está lejos el oriente del occidente,
Hizo alejar de nosotros nuestras rebeliones.
Como el padre se compadece de los hijos,
Se compadece Jehová de los que le temen.

Salmos 103:8-13



Por eso clama a gran voz:


Bendice, alma mía, a Jehová,
    Y bendiga todo mi ser su santo nombre.
Bendice, alma mía, a Jehová,
Y no olvides ninguno de sus beneficios.
Él es quien perdona todas tus iniquidades,
El que sana todas tus dolencias;
El que rescata del hoyo tu vida,
El que te corona de favores y misericordias;
El que sacia de bien tu boca
De modo que te rejuvenezcas como el águila.

Salmos 103:1-5




¡Estás viva mujer! llora todo lo que tengas que llorar, que en un momento, en un momento tu lamento se convertirá en baile para la gloria de Dios…
Suelta todo, viaja ligera…








En Su Gracia



Karla



Escribe tu e-mail y recibe las publicaciones directo a tu bandeja de entrada:

martes, 26 de enero de 2016

Aunque tu principio sea pequeño, serás grande {Viaja Ligera}




Con Dios todo es posible, y es como un común denominador el que comencemos desde abajo en todo aquello que emprendamos  y conforme pasa el tiempo si somos disciplinadas, si hacemos las cosas como para el Señor y no para los hombres y sobre todo si somos pacientes, Dios actúa a nuestro favor.


En ocasiones imagino como si estuviéramos en una universidad divina, donde hay diferentes materias que debemos cursar y hasta cierto punto dominar para el día de la prueba estemos altamente preparadas y salgamos victoriosas.


Sería muy intrépido enviar a una persona son preparación a algo que desconoce como en lo natural, no podríamos dejarnos operar por un muchachito que tiene 2 días en la escuela de medicina porque sería muy peligroso y hasta mortal.


Lo mismo sucede en el ámbito espiritual, puede que estés cursando aún la escuela primaria, pero en algún momento te darás cuenta que tu madurez, tu preparación y el conocimiento que tienes en las cosas de Dios, va aumentando.

No te desesperes ni te desanimes, todo a su tiempo; ocupa los momentos que tienes libres para estudiar la Palabra de Dios, busca institutos bíblicos donde puedas ahondar más en la Palabra, si no te es posible ir o no hay uno cerca de tu hogar, busca diplomados o certificaciones en línea. Ora, pide discernimiento al Espíritu Santo para saber bien en qué instituto puedes estudiar donde compartan la sana doctrina y te ayude en tu caminar con Dios, háblalo con tus líderes o pastores y busca conocer más de Dios.


En lo natural, tal vez tienes años pidiendo una promoción en tu empleo, o tal vez planeas hacer crecer tu negocio y pareciera que no funciona o no sale como lo esperabas. Lo mismo, no te desanimes Dios tiene todo bajo control, nada se le sale de las manos, todo tiene un tiempo u nos ayuda a bien  a quienes amamos a Dios. (Romanos 8:28).


No te desesperes, Dios sabe cuando y como será todo, cuando has superado las pruebas y puedes subir a un nivel mayor; mientras confía bendice el lugar en el que estás ahora y espera esa oportunidad para subir.


¿Te doy un consejo que a mí me ha funcionado? No te compares con nadie, ni contigo misma de años atrás. Tendemos a ver que otros tienen menos tiempo que nosotras y van volando; recuerda que la vida cristiana no s una carrera de velocidad sino de resistencia, y nuestro fin es dar a conocer al hijo de Dios a más personas, a eso hemos sido llamadas.







No importa si por el momento solo le compartes a tu familia, ahí se empieza a ser de bendición, prepárate y ten siempre como objetivo llegar a más personas, conocer más de nuestro Señor, amarlo más y sobre todo parecernos más a Él cada día.


Hoy tal vez te veas como una pequeña semilla de mostaza pero recuerda:


Otra parábola les refirió, diciendo: El reino de los cielos es semejante al grano de mostaza, que un hombre tomó y sembró en su campo;  el cual a la verdad es la más pequeña de todas las semillas; pero cuando ha crecido, es la mayor de las hortalizas, y se hace árbol, de tal manera que vienen las aves del cielo y hacen nidos en sus ramas.

Mateo 13:31-32



Persevera, hoy podrás ser pequeña, pero si Dios te eligió y comenzó la obra en ti, ten por seguro que la terminará.


Mas gracias sean dadas a Dios, que nos da la victoria por medio de nuestro Señor Jesucristo. Así que, hermanos míos amados, estad firmes y constantes, creciendo en la obra del Señor siempre, sabiendo que vuestro trabajo en el Señor no es en vano.



1 Corintios 15:57-58








En Su Gracia


Karla







Escribe tu e-mail y recibe las publicaciones directo a tu bandeja de entrada:

lunes, 25 de enero de 2016

Perdona {Viaja Ligera}




Es una mandato perdonar, una obligación como seguidoras de Cristo, no es una opción pues sabemos que si no perdonamos no seremos perdonadas.


Porque si perdonáis a los hombres sus ofensas, os perdonará también a vosotros vuestro Padre celestial;  
mas si no perdonáis a los hombres sus ofensas, tampoco vuestro Padre os perdonará vuestras ofensas.

Mateo 6:14-15

No es sencillo perdonar, seguramente nos han herido más de una vez y dentro de nuestra propia familia. Sin embargo, creo que es tiempo de soltar todo eso que nos frena y que nos ata a alguien más.

Es tiempo de reconocer que nosotros también hemos herido a otros de manera que, perdonemos porque también hemos buscado (o buscaremos) el perdón.

Tampoco apliques tu corazón a todas las cosas que se hablan, 
para que no oigas a tu siervo cuando dice mal de ti; 
 porque tu corazón sabe que tú también dijiste mal de otros muchas veces

Eclesiastés 7:21-22


Si deseamos que nos perdonen, también deseemos perdonar a otros. Deja pasar la ofensa, no es sano, no es bueno espiritualmente tampoco, nos frena, nos llena de amargura y podemos dejar de disfrutar las bondades y bendiciones de Dios.

Somos humanos, somos imperfectos pero tenemos un Dios perfecto que nos da el mejor ejemplo en todo, principalmente en el perdón. Si Dios perdona ¿Quiénes somos nosotras para No perdonar? Si Dios perdona y olvida ¿Quiénes somos nosotras para perdonar pero no olvidar? ¿Acaso somos más que Dios?

Es necesario perdonar, aunque cueste pues al final las más beneficiadas seremos nosotras.





Si no perdonamos nos amargamos, cosa que es peligrosa en nuestra relación con Dios porque dice su Palabra:

Seguid la paz con todos, y la santidad, sin la cual nadie verá al Señor. 
Mirad bien, no sea que alguno deje de alcanzar la gracia de Dios; que brotando alguna raíz de amargura, 
os estorbe, y por ella muchos sean contaminados

Hebreos 12:14-15

No perdonamos para sentirnos bien. Si buscamos el perdón y decidimos perdonar, 
eso glorifica a Dios y de esta manera nos asemejamos a su carácter.

Si vamos a pedirle a Dios que nos perdone algo, tenemos que estar dispuestas a perdonar también. Jesús destaca que es inútil pedir perdón si nosotras no hemos perdonado.

Porque si perdonáis a los hombres sus ofensas, os perdonará también a vosotros vuestro Padre celestial; mas si no perdonáis a los hombres sus ofensas, tampoco vuestro Padre os perdonará vuestras ofensas.

Mateo 6:14-15


No estar dispuesto a perdonar impide la práctica de la oración, las consecuencias de la falta de perdón son duras.

Seguid la paz con todos, y la santidad, sin la cual nadie verá al Señor. 
Mirad bien, no sea que alguno deje de alcanzar la gracia de Dios; que brotando alguna raíz de amargura, 
os estorbe, y por ella muchos sean contaminados.

Hebreos 12:14-15


Podemos dejar de tener comunión con Dios.


¿Qué es aquello que aún no perdonas?
¿Vale más el rencor y la falta de perdón que tu comunión con Dios?
  





En Su Gracia

Karla

No olvides que en Pinterest hay un tablero específico para este devocional.
Síguelo para que tengas todos los artículos en un solo lugar.





Los temas de ésta, nuestra última semana serán:





Escribe tu e-mail y recibe las publicaciones directo a tu bandeja de entrada:

sábado, 23 de enero de 2016

Sueña en Grande {Viaja Ligera}




Recuerdo que mucho de los sueños que tenía de jovencita me parecían inalcanzables; de hecho más de una vez me dijeron  “ubícate, sé realista” y lo creí, guardé esos sueños en un cajón y con el paso del tiempo los fui olvidando.


Fue hasta que supe que Dios tiene pensamientos de bien para mí que comencé a soñar otra vez, a esperar que sus pensamientos fueran mis sueños, lo que él tenía planeado para mi vida como propósito, fuese para mí un sueño por cumplir. Y poco a poco he ido viendo como su mano ha estado ahí cumpliendo, cuidando, detallando todo.








Con Dios es posible soñar en grande, Él hará de acuerdo a su voluntad lo mejor para nosotras.
Hoy es tiempo de descansar en que sus pensamientos no son como los nuestros, descasar en que tiene cuidado de nosotras y que todos ellos son de bien y no de mal para darnos un futuro esperanzador.



Sabiendo esto ¿volverás a preocuparte por el futuro? Si Dios nos dice que pensamientos de bien tiene para nosotras, descansemos en ello, dediquemos nuestra fuerza a vivir cada día al máximo, dejando cada día su propio afán. Sembremos buenas semillas y confiemos en que Dios tiene el control de todo.







¿Qué sueños guardaste por creer que no eran realistas? ¿Te animas a creer en ellos una vez más?



En su Gracia



Karla



Escribe tu e-mail y recibe las publicaciones directo a tu bandeja de entrada:

¡únete a la comunidad instagram!

Licencia Creative Commons
Este blog y todo su contenido gráfico y escrito está protegido por derechos de autor bajo Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

¡Suscríbete a mi canal!

Blogging tips