viernes, 22 de enero de 2016

Ama hasta la médula {Viaja Ligera}





Se dice que nadie puede dar algo que no tenga o conozca, y creo que tiene mucha razón.


Estarás de acuerdo conmigo que antes de caminar con Dios, no conocíamos el verdadero amor; conocíamos y practicábamos el amor que otros nos brindaban y aprendimos a amar así.


Aprendimos a dar y recibir amor condicional en la gran mayoría de los casos, porque cuando dejábamos de recibir algo o cuando había un mal entendido, pensábamos que el amor se había terminado.






Pero cuando el amor de Dios nos inundó, recién conocimos el amor verdadero, el incondicional; el amor que se da sin esperar nada a cambio. El amor que cubre multitud de faltas. ¿De qué manera nos amará Dios que envió a Jesús a morir por nuestros pecados? (Juan 3:16) ¿Cómo nos verá nuestro Dios?


No alcanzo a imaginar cuán grande es su amor por nosotras que nos ha perdonado todo, dice el Salmo 103:12


Cuanto está lejos el oriente del occidente,
Hizo alejar de nosotros nuestras rebeliones.



Y nosotras debemos amar a todos, a quienes nos aman y a quienes no; debemos amar y procurarles pues es un mandato además,  si tenemos el amor de Dios nos saldrá naturalmente. Aprendamos a amar de la manera que Dios nos pide que amemos y lo brindaremos a conocidos y desconocidos.



Cuando el amor de Dios mora en nosotras, lo demostramos porque hemos conocido y creído en el amor que Dios tiene para con nosotras.  Brindamos lo que tenemos, damos lo que sabemos es bueno para los demás porque hemos dejado nuestra vieja pasada forma de vivir, y buscamos vivir de acuerdo a lo que hemos aprendido, creído y experimentado a través de la Palabra de Dios.



¿Te cuesta amar a algunas personas en particular? Recordemos la segunda parte del versículo devocional:



“Dios es amor; y el que permanece en amor,
Permanece en Dios y Dios en él”



Permanezcamos en amor, es tiempo de entregar a Dios esa falta de amor por alguna persona, de pedir perdón a Él por no practicar amar a todos sin distinción; entregar a Dios todas las razones por las cuales no sentimos amar a esas personas y llenarnos con su amor.



Es válido orar para amar a otros y decidirnos a amarles en verdad. 1 Timoteo 6:11 dice:


Mas tú, oh hombre de Dios, huye de estas cosas, y sigue la justicia,
 la piedad, la fe, el amor, la paciencia, la mansedumbre.



Y para poder amar, necesitamos ejercitar todo eso en conjunto, pienso que si damos amor, seremos justas, piadosas, infundiremos fe en Dios, seremos pacientes con aquellos que aún no le conocen, seremos amables, bondadosas y mansas con aquellos que buscan dañarnos; porque les amamos y el amor de Dios está en nosotras.







¿De qué manera demuestras amor a quienes te cuesta amar?



Muchas gracias mujer por acompañarme en esta tercer semana del devocional “Viaja Ligera” Nos leemos el lunes ¡mantente en oración!




En Su Gracia



Karla



Escribe tu e-mail y recibe las publicaciones directo a tu bandeja de entrada:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡únete a la comunidad instagram!

Licencia Creative Commons
Este blog y todo su contenido gráfico y escrito está protegido por derechos de autor bajo Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

¡Suscríbete a mi canal!

Blogging tips