lunes, 18 de enero de 2016

Déjate querer {Viaja Ligera}




Es una bendición nacer en una familia donde sobreabunda el amor de Padres a hijos; cuando nos sabemos amadas es más sencillo dar y recibir el amor de otros. Cuando no es así nos es difícil incluso recibir el amor de Dios.


Pasa en ocasiones que, nacemos en hogares donde las demostraciones de amor no son muy frecuentes o podría suceder que, nacemos en hogares hostiles o no tuvimos un hogar y crecimos con personas desconocidas donde el amor no era tan común.


Dios tiene un propósito para cada persona, sea cual sea la situación en la que nacimos, nosotras debemos salir adelante, agradeciendo a Dios porque seguimos vivas, con planes, proyectos, sueños y lo mejor de todo: con su protección y cuidado.


Somos sus hijas ahora que aceptamos a Jesús, y si Él es nuestro camino al Padre, podemos estar seguras que todo lo bueno de Él, lo tendremos (Filipenses 4:19) y llegará un momento en el que quizá entendamos para qué permitió que pasáramos tantas pruebas desde pequeñas.







Déjate Querer…


Recibe el amor del Padre.
Su amor es eterno.


Olvida todas aquellos rencores que pudiste guardar en tu corazón contra Dios, todas esas veces que sentiste que te abandonó, realmente estaba cuidando de ti,  (Isaías 54:7) llegaste hasta aquí, fortalecida, viva, sin temores, más sabia, más tú.


Todo enojo en contra de Dios, quítalo de tu corazón, entrégalo a Él en oración y déjate querer.Recibe su amor, si has recibido amor en casa o si no lo tuviste nunca, si fuiste la más popular o si te rechazaron, recibe su amor.


Él quien te entretejió en el vientre de tu madre cuida de ti, te ama con amor eterno y está interesado en ti, en tu vida, en tu corazón.


Déjate querer cada día, te muestra su amor siempre, cuando duermes cuida de ti. (Salmo 121:4) cuando sales de casa cuida de ti (Salmo 121:8), cuando trabajas cuida de ti (Deuteronomio28:1-14) cuando te casas y tienes hijos, cuida de ti (Salmo 128).


Te ama con amor eterno, eterno… tanto que envió a su único hijo a morir para que todos tengamos la dicha de estar con Él en la eternidad. (Juan 3:16) de volver a casa, de entrar al reposo con Él y vivir la vida en abundancia tal cual Él la diseñó.


Déjate querer mujer. Dios es el único que jamás te fallará, que nunca te abandonará y que estará contigo todos los días de tu vida, hasta el fin del mundo… (Mateo 28:19-20)







Eres amada, déjate querer.



En Su Gracia

Karla




No olvides que en Pinterest hay un tablero específico para este devocional.
Síguelo para que tengas todos los artículos en un solo lugar.







Los temas de esta semana serán:






Escribe tu e-mail y recibe las publicaciones directo a tu bandeja de entrada:

2 comentarios:

  1. Graciasssssss tesoro, ❤ nos vamos a dejar querer y así poder amar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. siii! te mando un abrazo grande mi querida Emma!

      Eliminar

Licencia Creative Commons
Este blog y todo su contenido gráfico y escrito está protegido por derechos de autor bajo Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips