viernes, 19 de febrero de 2016

La luz que necesitamos {Efesios}




Por esta causa también yo, habiendo oído de vuestra fe en el Señor Jesús,
y de vuestro amor para con todos los santos
Efesios 1:15

Efesios, una iglesia con mucha fe y amor. Cuando se nos manda amar a otros y hacer el bien con ellos, muy a menudo decimos hacerlo pero ¿En realidad amamos como nos ha mandado hacer?


La iglesia de Éfeso se caracterizaba por ser una iglesia que amaba como Dios había pedido, era una iglesia que amaba la verdad y que trabajaba arduamente por amor de Dios y aunque con el paso del tiempo perdió esa pasión, Dios le pide que vuelva a actuar como el principio. (Apocalipsis 2:1-7)



no ceso de dar gracias por vosotros, haciendo memoria de vosotros en mis oraciones.

Efesios 1:16



¿Te imaginas orar sólo agradeciendo? ¿Qué es lo que abunda en nuestras oraciones?

·        ¿Adoración?
·        ¿Alabanza?
·        ¿Gratitud?
·        ¿Quejas?
·        ¿Peticiones?


Pablo continuamente habla de la oración, podríamos pensar que sólo se dedicaba a evangelizar y a servir fielmente en la iglesia primitiva, sin embargo, Pablo era un hombre de oración, conocía el poder de la oración.


Me llama la atención que da gracias por aquellos a quienes recuerda, me gusta pensar que oraba por nombre, recordando, agradeciendo a Dios por ellos. Imitemos a Pablo en esto, en orar agradeciendo por nombre de cada uno que recordemos, bendigamos su vida, pidamos sean bendecidos de manera espiritual como Pablo lo hizo:





Este versículo es parte de mi oración diaria.


Si recordamos todo el capítulo 1 de efesios, veremos que Dios nos ha elegido para ser sus hijas, parte del cuerpo de Cristo, su iglesia la cual planeó y selló con el Espíritu Santo.


Pablo nos enseña a orar para recibir revelación en el conocimiento de Dios, de hecho lo necesitamos. Necesitamos que el Espíritu de Dios nos muestre, nos explique y nos ayude a comprender y entender las verdades que vienen de Él.



Tú y yo dependemos del Espíritu Santo para entender la escritura, sin él, solo veremos la Palabra como un libro más. Gracias a Dios porque Él es nuestro maestro y acompañarte cuando la leemos, pidamos nos dé sabiduría y revelación en el conocimiento de Él.



¿Cómo podemos lograr esto? La respuesta nos la da el siguiente versículo





Sólo el Espíritu de nuestro Dios puede alumbrar nuestros ojos en el entendimiento de Él y de lo que tiene para nosotras. Es necesario que todos los días le busquemos en oración, que leamos nuestra Biblia y la escudriñemos.


No te desanimes si de inicio no le entiendes, o si determinado pasaje que has leído no lo entiendes, ora y pídele a Dios que te enseñe y guíe a través de su dulce Espíritu para comprender y entender su Palabra. No caigas en lo que muchas de nosotras cayó y es en dejar de leerla por no entenderla. Conforme permitimos a Dios que nos guíe y muestre su Palabra, también nos ayudará a entender cómo debemos aplicarla en nuestra vida.


Oremos para que todo eso que nos tiene reservado para nosotras podamos entenderla y aplicarlo en nuestra vida. Él puede revelarnos su voluntad en nuestra vida, la de nuestro esposo e hijos; tú y yo debemos buscar diariamente su consejo y actuar porque en él vivimos, y nos movemos, y somos.


Padre, anhelamos conocerte más, revélate a nosotras a través de tu Palabra porque tú pides a nuestro corazón buscar tu rostro, y nosotras Señor tu rostro buscamos.



En Su Gracia


Karla



Si te animas, contesta las siguientes preguntas:


¿Qué tanto oramos? ¿Qué nivel de dependencia hacia Dios tenemos? ¿Hemos dejado la oración sólo para cuando estamos en problemas? ¿Por qué no entiendo las escrituras? ¿Qué puedo hacer para entender de ahora en adelante lo que está escrito?



Únete a nuestra comunidad “Soy Mujer de Valor”


miércoles, 17 de febrero de 2016

Sellada con el Espíritu Santo {Efesios}




En quien tenemos redención por su sangre, el perdón de pecados según las riquezas de su gracia, que hizo sobreabundar para con nosotros en toda sabiduría e inteligencia, dándonos a conocer el misterio de su voluntad, según su beneplácito, el cual se había propuesto en sí mismo, de reunir todas las cosas en Cristo, en la dispensación del cumplimiento de los tiempos, así las que están en los cielos, como las que están en la tierra. En él asimismo tuvimos herencia, habiendo sido predestinados conforme al propósito del que hace todas las cosas según el designio de su voluntad, a fin de que seamos para alabanza de su gloria, nosotros los que primeramente esperábamos en Cristo. En él también vosotros, habiendo oído la palabra de verdad, el evangelio de vuestra salvación, y habiendo creído en él, fuisteis sellados con el Espíritu Santo de la promesa, que es las arras de nuestra herencia hasta la redención de la posesión adquirida, para alabanza de su gloria.
Efesios 1:7-14

Hemos sido elegidas por Dios, desde antes de la fundación del mundo nos eligió para ser hijas suyas.

Nos dotó de voluntad y decisión propia, nos dio libre albedrío y durante mucho tiempo caminamos creyendo que sabíamos diferenciar el bien del mal. Sin embargo esto solo lo conocemos a través de un nuevo nacimiento, de una renovación de nuestra mente.
En otro tiempo vivíamos en obscuridad siguiendo las reglas morales del mundo, dejándonos guiar por lo que los hombres influyentes en la sociedad dictaban como bueno y como malo.


Hoy, gracias a Dios y su palabra es  que conocemos su mente, sabemos cómo es que el creador del universo, el creador de la humanidad ha dejado escrito esas “reglas morales” que debemos seguir. ¿Quién mejor que el creador del humano para mostrarle cómo vivir? En su omnisciencia conocía que pecaríamos Él nos dio la libertad de elegir cómo vivir, y sabiendo que sin su dirección erraríamos deliberadamente y viviríamos en pecado, envía a Cristo a morir en nuestro lugar para recibir el perdón de nuestros pecados.


Por medio de la sangre derramada en la cruz, tú y yo vivimos hoy redimidas; es decir que Jesús pagó el rescate con su propia vida. En Él asimismo participamos de la herencia, pues fuimos predestinadas conforme a los planes del que todo lo hace según el designio de su voluntad.


Somos mujeres que han sido elegidas por Dios, hemos tenido la bendición de escuchar el evangelio de nuestra salvación, alguien nos habló acerca de la verdad que está escrita en su Palabra y creímos en él.


Cuando esto sucede, tú y yo somos selladas, apartadas, señaladas con el espíritu Santo que es las arras de nuestra herencia. Arras en el original es  arrabón y quiere decir: “la parte de pago por adelantado por la seguridad”.


Regocíjate mujer, después de haber escuchado el evangelio de nuestra salvación, de haber creído en él y ser selladas con el Espíritu Santo de la promesa; estamos aseguradas, pues su sello es símbolo de protección, es como si Dios dijera:
“Esto es mío, sepárenlo y resérvalo para mí. Nadie debe tocarlo porque regresaré para reclamarlo”  Él nos redime y nos sella para alabanza de su Gloria.


A partir de ahora, camina con la confianza y seguridad de que Si Dios te predestinó ara ser su hija, decidiste seguirlo, creer en su hijo Jesús; Él te resguarda y regresará por ti.


Eres amada por Él.


En Su Gracia


Karla




Si te animas, contesta las siguientes preguntas:

¿Estoy convencida de que he sido redimida? ¿Me queda claro lo que es la redención por su sangre? ¿Qué quiere decir que todas las cosas estarían reunidas en Cristo? ¿Cómo estoy segura de mi salvación? ¿Cuál es mi garantía de herencia?

¡Nos leemos pronto!



lunes, 15 de febrero de 2016

Eres una mujer elegida {Efesios}



La semana pasada hicimos una introducción al libro de los efesios leyendo el capítulo 19 del Libro de los Hechos de los apóstoles, leímos acerca de la primera vez que Pablo visitó Éfeso.


Hoy comenzamos a leer la carta a los Efesios. Este libro tiene verdades hermosas que aprenderemos con el paso de los días; por una parte nos enseña las riquezas que tenemos con Cristo en los lugares celestiales, nos da una enseñanza de cómo vivir en esta tierra, nos ayuda a enfrentar problemas cotidianas y nos enseña cómo hacerle frente a la vida espiritual en un mundo que día a día se aleja más de Dios.


La semana pasada leíamos cómo es que Pablo viaja a Éfeso y durante 2 años enseña las verdades del evangelio aún en una ciudad llena de idolatría. Éfeso era el hogar de la diosa Diana, su templo era considerado una de las 7 maravillas del mundo antiguo; dentro de él estaba Diana, una figura tallada en madera de una mujer con muchos senos, ella era la diosa de la fertilidad.


Pablo llega a esa ciudad donde el comercio de las estatuillas del templo era grande y próspero. Pablo estuvo poco más de dos años en ese lugar predicando con valentía la Palabra de Dios. (Hechos 19:10). Hubo disturbios y buscaron a Pablo pero Dios, lo guardó y protegió su vida (Hechos 19:23-41). En esa ciudad y en toda Asia hubo muchos que se convirtieron al escuchar el mensaje que compartía Pablo.


Esta semana estudiaremos el capítulo 1 de Efesios y veamos de manera global  lo que estudiaremos.




1Pablo, apóstol de Jesucristo por la voluntad de Dios, a los santos y fieles en Cristo Jesús que están en Efeso: Gracia y paz a vosotros, de Dios nuestro Padre y del Señor Jesucristo. Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos bendijo con toda bendición espiritual en los lugares celestiales en Cristo, según nos escogió en él antes de la fundación del mundo, para que fuésemos santos y sin mancha delante de él, en amor habiéndonos predestinado para ser adoptados hijos suyos por medio de Jesucristo, según el puro afecto de su voluntad, para alabanza de la gloria de su gracia, con la cual nos hizo aceptos en el Amado

Efesios 1:1-6



El día de hoy, tocando el tema de la iglesia de Cristo, Pablo nos muestra que fue llamado apóstol por voluntad de Dios, no fue llamado así por una iglesia, no por un hombre terrenal sino por Dios. Él sabía quién lo había elegido, tanto que hacia constantemente referencia a la voluntad de Dios como el fundamento de su apostolado.


Él saluda a los santos en Cristo Jesús.
Santos en el idioma original es “hagios” y significa “Separados o apartados para el uso único de Dios”. Tú y yo hemos confiado en Cristo, hemos sido elegidas y separadas para el uso exclusivo de Dios. (1Cor 6:17)


Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, nosotras le alabamos, le bendecimos, glorificamos su nombre por ser Dios, Él nos bendice por amor, nos ha bendecido en los lugares celestiales en Cristo, nosotras recibimos sus bendiciones a través de Él.


Él nos eligió… Él planeó la iglesia.
Nos predestinó y nos dio de su gracia en el amado.



Gracias a Dios porque somos parte de ese gran plan, sus bendiciones espirituales que tiene para nosotras están de acuerdo a su perfecta voluntad. Él nos eligió antes de la fundación del mundo para que fuésemos separadas para el uso exclusivo de Él, limpias de toda maldad, redimidas. Y es que cuando nos elige, sabía que le seguiríamos; tú y yo teníamos la libertad para seguirle o no. ¡Qué hermoso es Dios! Recuerda que nuestro Señor Jesucristo dijo (Juan 15:16)


“Ustedes no me eligieron a mí, sino yo los elegí a ustedes”


Agradecida con Dios porque nos eligió para santificarnos, para limpiarnos de toda maldad, para decidir seguirle y hacer su voluntad y vivir la vida nueva con Cristo. (1Juan 2:1-2) nos adoptó, somos parte de la familia de Dios, se nos da posición de hijos para alabanza de la gloria de su gracia, con la cual nos hizo aceptos en el amado, esto es en Cristo Jesús, nos aceptó en Él como está escrito en Juan 17:23-24 ¿Acaso no es hermoso?


Estos 6 versículos del inicio de Efesios nos dejan ver y conocer el gran amor con que Dios nos planeó como hijas y como miembro de su iglesia. Estamos en este mundo, no por accidente, no somos producto de una explosión o de un fallo en las cuentas; nuestra vida no es un error, hemos sido planeadas divinamente para ser hijas del Dios del universo para dar a conocer su plan de salvación a otras mujeres.


Siéntete amada, elegida, adoptada y con una nueva vida en Cristo Jesús. Eres parte de su iglesia, de su familia para cumplir su voluntad.


~En Su Gracia~


Karla



Contesta las siguientes preguntas:

¿Estás convencida que has sido elegida por Dios? ¿Qué significa vivir en gracia y Paz? ¿Buscas a Dios continuamente para ser limpiada? ¿Cómo podemos estar seguras de ser hijas de Dios? ¿Crees que has sido predestinada? ¿Qué lugar toma un hijo adoptado en su nueva familia? ¿Crees que tu vida aquí es una casualidad?


No olvides que aún puedes descargar tu diario devocional sin costo, sólo da clic aquí: EFESIOS



viernes, 12 de febrero de 2016

Prediquemos la cruz {Efesios}




Hubo por aquel tiempo un disturbio no pequeño acerca del Camino. Porque un platero llamado Demetrio, que hacía de plata templecillos de Diana, daba no poca ganancia a los artífices; a los cuales, reunidos con los obreros del mismo oficio, dijo: Varones, sabéis que de este oficio obtenemos nuestra riqueza; pero veis y oís que este Pablo, no solamente en Efeso, sino en casi toda Asia, ha apartado a muchas gentes con persuasión, diciendo que no son dioses los que se hacen con las manos. Y no solamente hay peligro de que este nuestro negocio venga a desacreditarse, sino también que el templo de la gran diosa Diana sea estimado en nada, y comience a ser destruida la majestad de aquella a quien venera toda Asia, y el mundo entero. Cuando oyeron estas cosas, se llenaron de ira, y gritaron, diciendo: ¡Grande es Diana de los efesios! Y la ciudad se llenó de confusión, y a una se lanzaron al teatro, arrebatando a Gayo y a Aristarco, macedonios, compañeros de Pablo.  Y queriendo Pablo salir al pueblo, los discípulos no le dejaron.  También algunas de las autoridades de Asia, que eran sus amigos, le enviaron recado, rogándole que no se presentase en el teatro.  Unos, pues, gritaban una cosa, y otros otra; porque la concurrencia estaba confusa, y los más no sabían por qué se habían reunido. Después que cesó el alboroto, llamó Pablo a los discípulos, y habiéndolos exhortado y abrazado, se despidió y salió para ir a Macedonia.

Hechos 19:23-32, 20:1


En nuestro caminar con Dios tendremos buen camino, sin obstáculos unos días y otros habrá contratiempos.

Nosotros debemos estar listas y preparadas para cuando eso suceda, estar firmes y no permitir que uno u otro nos afecte el estado de ánimo o bien, nos frene en el camino.

¿Cómo lograr que una distracción en el camino no nos desvíe del lugar a donde queremos o debemos llegar? Madurando en la Palabra, conociendo más de Dios, buscando y escudriñando su escritura, sometiendo nuestra carne y viviendo más en el espíritu.

Me impresiona leer de Demetrio el platero que hacía las réplicas del templo de la diosa Diana, aunque era una divinidad para ellos, eso no les importaba tanto como las ganancias que dejaba la idolatría de las personas. (V.24-25)

Pablo pudo haber desistido de hablar las buenas nuevas de Cristo al encontrarse con una “fortaleza” que veneraba a Diana. Sin embargo, algo sucedió antes y es que Demetrio sabía quién era Pablo, la verdad de lo que él predicaba, y de cómo su negocio corría peligro al saber que Diana no era diosa realmente.

¿Imaginas el poder que tenía esa creencia en Diana? Era conocida en toda Asia y el mundo entero, al caerse ese templo, sería una perdida millonaria para quienes lucraban con la fe de las personas. ¿Te suena familiar? Era tal la ceguera espiritual que tenían los habitantes de Éfeso, que defendían a capa y espada la deidad de Diana.

Nosotras nos toparemos con personas que no creen en lo que predicamos, o bien aunque saben que la Palabra de Dios y el mensaje de la cruz es verdad, lo rechazarán por conveniencia sea monetaria o por seguir en los placeres que el mundo ofrece.

Pablo hablaba con la Palabra, hablaba el mensaje de la Cruz, hablaba verdad por  cruda y dura que fuese a quienes le escuchaban. Tomemos ese ejemplo, crezcamos en conocimiento de Cristo, hablemos la verdad y libertad que Él nos da, hablemos lo que le diríamos o decimos a nuestros hijos. ¿Qué palabra es la que compartimos con ellos? ¿La verdad de Cristo o sólo lo que evita que nos apedreen?

Cuando hablemos la verdad, la idolatría de los corazones de las personas quedará expuesta a la luz y muchos renunciarán a esas prácticas que alejan de Dios; habrá oposición a nuestra vida por hablar de Cristo, muchos sufrirán persecución y serán atacados por predicar la verdad, debemos discernir cuándo hablar y cuando callar, cuando quedarnos quietas y esperar la instrucción de Dios.

Busquemos rodearnos de personas que amen a Dios, su Palabra, que peleen con nosotras la buena batalla de la fe y que podamos guardarnos la espalda unas a otras.



Prediquemos la Cruz de Cristo.



-En Su Gracia-

Karla





Te comparto un video en el que te presento a algunas de las muchas mujeres que se han unido a la comunidad en línea “Soy Mujer de Valor”.
Si no puedes ver el video, sólo da clic aquí:







Descarga tu diario devocional sin costo - Efesios



Escribe tu e-mail y recibe las publicaciones directo a tu bandeja de entrada:

miércoles, 10 de febrero de 2016

Dios elige a sus voceros { Devocional Efesios}




Debo decirlo, había pasado por alto este capítulo de Hechos al estudiar Efesios, me centraba sólo en los 6 capítulos de la carta y no recordaba este viaje de Pablo.


Pablo es ese tupo de personas apasionadas por la Cruz, esos que no se quedan callados ni en un solo lugar, esos hombres valientes que se dan a sí mismos para cumplir con su llamado y es que, cuando Dios es quien envía ¿Podríamos decir que no? si le amamos y le conocemos de verdad contestamos “Heme aquí, envíame a mí”.


Vemos que Pablo comparte el evangelio sin temor y sin guardarse nada. Algo que me deja como enseñanza es confirmar que quienes nos escuchan hayan realmente creído en Cristo Jesús. A veces damos por hecho que quienes están con nosotros ya lo saben pero, en realidad muchos sólo le conocen de oídas sin tener una relación con Él, y en el peor de los casos, sin realmente haber nacido de nuevo.


¿Hemos nacido de nuevo?  (Juan 3:1-21)  Nuestra vida debe reflejar ese nuevo nacimiento, una vida transformada, de muerte a vida por medio de la resurrección de Cristo. De esta forma cuando le conocemos a Él, hablar de su obra será una necesidad en nuestra vida, pero necesitamos conocerle y hablar la verdad por dura que sea y aunque muchos se opongan.


Dios es bueno con nosotras, nos ha dado la autoridad de Cristo, cuando lo hemos recibido.


Y hacía Dios milagros extraordinarios por mano de Pablo, de tal manera que
aun se llevaban a los enfermos los paños o delantales de su cuerpo,
y las enfermedades se iban de ellos, y los espíritus malos salían.

Hechos 19:11-12



Y aunque tal vez menciones “yo no sano a nadie, no hago milagros tan sorprendentes como lo hacía Pablo” si hacemos cosas maravillosas por su Gracia. Tenemos la capacidad de escuchar y consolar los corazones de nuestros hijos, tenemos la gracia de Dios para orar por nuestro esposo y que él salga victorioso a trabajar, Dios nos ha dado autoridad espiritual. Reconozcamos que somos hijas de Dios, sin temor al maligno. Recordemos quiénes somos en Cristo, creamos en la Palabra, compartamos de la sanidad y liberación que Cristo nos da.


Dios nos usa para sanar, para dar palabras de ánimo, para exhortar, para animar, es Él quien lo hace; no es Pablo, no es Pedro, no eres tú ni soy yo, es Dios quien usa a sus hijos.


Cuando nuestra vida comienza a ser instrumento en las manos de Dios, en nuestro lugar de influencia (hogar, trabajo, escuela, vecindario, etc.) será notorio a quienes nos conocen y llevará a querer conocer más de Jesús, a magnificar su nombre.


Pasará (y que sea nuestra oración) que cuando eso suceda, muchos confiesen sus malas prácticas, renuncien a su vida pasada y decida vivir una nueva vida con Cristo, se deshagan de todo aquello que no glorifica a Dios sin importar el valor sentimental o monetario.


Comprometámonos mujer, en ser parte de la obra en la iglesia de Cristo, busquemos servirle y compartir su Palabra donde aún no ha sido predicada.




En Su Gracia

Karla






Si te animas, contesta las siguientes preguntas:

¿Hay manifestaciones del poder de Dios en ti, cuáles son? ¿Conoces a personas que invocan a Jesús sin conocerle? ¿Sabes la manera de defenderte ante los ataques demoníacos? ¿Cuándo escuchas/lees la Palabra de Dios te lleva  a confesar tus pecados? ¿Aún conservas “algo” que no glorifique a Dios? ¿Compartes la Palabra de Dios?


No olvides que aún puedes descargar el diario devocional de este estudio, sólo da clic aquí:

“Efesios”




Te comparto un video en el que explico cómo estamos haciendo el estudio "Versículo a Versículo"
si no puedes ver el video, da clic aquí:





Escribe tu e-mail y recibe las publicaciones directo a tu bandeja de entrada:

lunes, 8 de febrero de 2016

Efesios, confirmando y equipando una iglesia madura




Comenzamos un devocional diario de la carta del apóstol Pablo a los Efesios.

Es hermosa la Palabra de Dios, hoy que la leemos con libertad puedo decirte que es el mejor libro que he leído, no solo por su contenido histórico sino por el poder de transformar vidas, de acercarnos al corazón del creador del universo y de revelarnos la vida a través de Cristo.


La leo y me parece increíble que contenga todo lo que el ser humano necesita para vivir una vida plena; que tenga leyes de física, química, biología, anatomía, el genoma humano, etc. y que haya sido revelado hace siglos cuando nada de la tecnología que ahora lo comprueba, existía.


Y es que la Palabra de Dios es perfecta…


La ley de Jehová es perfecta, que convierte el alma;
El testimonio de Jehová es fiel, que hace sabio al sencillo.
Los mandamientos de Jehová son rectos, que alegran el corazón;
El precepto de Jehová es puro, que alumbra los ojos.
El temor de Jehová es limpio, que permanece para siempre;
Los juicios de Jehová son verdad, todos justos.
Deseables son más que el oro, y más que mucho oro afinado;
Y dulces más que miel, y que la que destila del panal.

Salmo 19:7-10



¿Por qué estudiar el libro de los Efesios? Este libro fue escrito probablemente entre el año 60-63 d.C. es importante que quienes creemos en Dios y avanzamos en nuestra vida espiritual lo estudiemos, sobre todo si anhelamos una madurez a semejanza de Cristo.


Conforme lo vayamos estudiando conoceremos y ejercitaremos la disciplina necesaria para convertirnos en verdaderos hijos de Dios.


Objetivo de este estudio: buscaremos fortalecernos y establecernos como creyentes y así cumplir con el propósito y llamado que Dios tiene para cada uno de nosotras. Esta carta nos ayudará a confirmar y equipar una iglesia madura. Veremos cómo desde un inicio la iglesia crecía en sabiduría y el por qué Pablo se tomó el tiempo suficiente para escribirles, discipularles y cuidarles.

Nos daremos cuenta de nuestra posición en Cristo, de quienes dice Dios que somos. Buscaremos ejercitarnos en nuestra comunión con Dios y buscarle, buscar su rostro, eso hará que crezcamos espiritualmente; dejaremos de guiarnos por cualquier viento de doctrina o palabras de hombre, porque conoceremos más a fondo quién es nuestro creador y hacia dónde vamos.


Comprenderemos también el misterio revelado a Pablo y que somos partícipes de él; veremos cómo Pablo nos insta a seguir la sana doctrina y llevarla a la práctica correctamente en nuestra vida.


Efesios, una carta con gran contenido doctrinal, con mucho por aprender, conocer y vivir.


Aferrémonos a la vida eterna con Cristo.



En Su Gracia


Karla





Te proporciono un diario devocional sin costo, para apoyarte en este estudio. 

Puedes descargarlo clicando, aquí o sobre la imagen:





Si no deseas imprimir todo el diario devocional, también te comparto las lecturas diarias
 para que puedas imprimirlas, recortarlas y pegarlas en el cuaderno que harás el estudio.

Sólo da clic en este enlace:







No  te olvides de visitar mi Instagram donde diario publicaré fotos de acuerdo al estudio, 
así como los tableros de Pinterest. ¡Te espero!


Visita el perfil de Soy Mujer de Valor en Pinterest.





Escribe tu e-mail y recibe las publicaciones directo a tu bandeja de entrada:





viernes, 5 de febrero de 2016

10 áreas para orar por nuestro esposo




La Palabra de Dios nos enseña que la primera institución en haber sido establecida por Dios como el fundamento de toda la sociedad, fue el matrimonio.


Hoy en día ya no es tan respetado el matrimonio, hay un grave deterioro espiritual y moral de la familia. Conforme pasan los días y se aprueban nuevas leyes que van en contra de lo establecido por Dios, el matrimonio está en peligro.


¿Se puede tener un matrimonio sano y duradero? La respuesta es sí. Nosotras no caminamos ya conforme a las costumbres del mundo, antes de buscar terminar una relación por completo (salvo que corras peligro tú o tus hijos) buscamos el rostro y la dirección de Dios, buscamos su bendición y la manera de que sea restaurado y hasta renovado.


Y la verdad es que las mujeres somos influencia en nuestro hogar, en nuestro esposo aún inconverso y en el creyente también. Si tenemos un matrimonio pleno con Cristo, sigamos orando porque así sea siempre; por el contrario, si nuestro matrimonio está tambaleando y hay algunas cosas que aún no están bien alineadas, lo ideal es comenzar a orar específicamente por él, por nuestro esposo, por nosotras.


La oración no es magia, no es una solución a nuestros problemas de manera instantánea, la oración nos acerca a nuestro Creador, oramos cuando entendemos que no tenemos a nadie más en el mundo tan poderoso, que nos ame a tal magnitud, que cuide y vele por nosotras y que esté realmente interesado en lo que nos pasa. Oramos porque creemos que Él hará conforme a su voluntad lo mejor para nuestra vida. Por eso es que hoy, viendo matrimonios disolverse, quiero compartir contigo 10 áreas por las cuales podemos orar por nuestro varón.


Si tú y yo levantamos oración por ellos, serán bendecidos, nosotras también y por ende nuestro matrimonio. No nos centremos en orar exclusivamente por los problemas del matrimonio sino que, oremos por los integrantes de él. Nuestro esposo y nosotras.


Hoy nos enfocaremos a ellos. Oremos la Palabra de Dios.


Su Relación con Dios
Antes bien, creced en la gracia y el conocimiento de nuestro Señor y Salvador Jesucristo. A él sea gloria ahora y hasta el día de la eternidad. Amén.
2 Pedro 3:18



Sea un líder espiritual en su familia.
Pero quiero que sepáis que Cristo es la cabeza de todo varón, y el varón es la cabeza de la mujer, y Dios la cabeza de Cristo.
1 Corintios 11:3


Maridos, amad a vuestras mujeres, así como Cristo amó a la iglesia, y se entregó a sí mismo por ella, para santificarla, habiéndola purificado en el lavamiento del agua por la palabra, a fin de presentársela a sí mismo, una iglesia gloriosa, que no tuviese mancha ni arruga ni cosa semejante, sino que fuese santa y sin mancha. Así también los maridos deben amar a sus mujeres como a sus mismos cuerpos. El que ama a su mujer, a sí mismo se ama. Porque nadie aborreció jamás a su propia carne, sino que la sustenta y la cuida, como también Cristo a la iglesia,
Efesios 5:25-29



Que me ame profundamente
Maridos, amad a vuestras mujeres, y no seáis ásperos con ellas.
Colosenses 3:19


Vosotros, maridos, igualmente, vivid con ellas sabiamente, dando honor a la mujer como a vaso más frágil, y como a coherederas de la gracia de la vida, para que vuestras oraciones no tengan estorbo.
1 Pedro 3:7



Que tenga un corazón para saber criar a nuestros hijos.
Y vosotros, padres, no provoquéis a ira a vuestros hijos, sino criadlos en disciplina y amonestación del Señor.
Efesios 6:4


Padres, no exasperéis a vuestros hijos, para que no se desalienten.
Colosenses 3:21



Que tenga decisiones sabias
Porque vosotros, hermanos, a libertad fuisteis llamados; solamente que no uséis la libertad como ocasión para la carne, sino servíos por amor los unos a los otros. Porque toda la ley en esta sola palabra se cumple: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. Pero si os mordéis y os coméis unos a otros, mirad que también no os consumáis unos a otros.
Gálatas 5:13-15


Mas tú, oh hombre de Dios, huye de estas cosas, y sigue la justicia, la piedad, la fe, el amor, la paciencia, la mansedumbre. Pelea la buena batalla de la fe, echa mano de la vida eterna, a la cual asimismo fuiste llamado, habiendo hecho la buena profesión delante de muchos testigos.
1 Timoteo 6:11-12

Emociones, mentalidad y salud física
Así que, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios, que presentéis vuestros cuerpos en sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, que es vuestro culto racional. No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta.
Romanos 12:1-2

¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, el cual está en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros?
1 Corintios 6:19


Prospera su trabajo.
Así que, hermanos míos amados, estad firmes y constantes, creciendo en la obra del Señor siempre, sabiendo que vuestro trabajo en el Señor no es en vano.
1 Corintios 15:58

Que resista la tentación sexual

Bebe el agua de tu misma cisterna,
Y los raudales de tu propio pozo.
Proverbios 5:15

Yo soy de mi amado,
Y conmigo tiene su contentamiento.
Cantares 7:10

Pero fornicación y toda inmundicia, o avaricia, ni aun se nombre entre vosotros, como conviene a santos; ni palabras deshonestas, ni necedades, ni truhanerías, que no convienen, sino antes bien acciones de gracias. Porque sabéis esto, que ningún fornicario, o inmundo, o avaro, que es idólatra, tiene herencia en el reino de Cristo y de Dios.
Efesios 5:3-5

Que muestre respeto, gracia y amabilidad para conmigo

El corazón de su marido está en ella confiado,
Y no carecerá de ganancias. Le da ella bien y no mal
Todos los días de su vida.

Proverbios 31:11-12



Que tenga la sabiduría de Dios

Y reposará sobre él el Espíritu de Jehová; espíritu de sabiduría y de inteligencia, espíritu de consejo y de poder, espíritu de conocimiento y de temor de Jehová.
Isaías 11:2



Nuestra responsabilidad como mujeres temerosas de Dios es buscar que nuestro matrimonio esté fortalecido, de la mano de nuestro varón debemos buscar estar firmes en los fundamentos que Dios estableció para el matrimonio y la familia, debemos estar alerta día y noche resguardando nuestro matrimonio y mantenerlo a salvo. Rescatemos nuestra familia, rescatemos nuestro matrimonio.


¿Qué otras áreas incluyes en tu oración diaria por tu esposo? Comparte con nosotras.



En Su Gracia


Karla


No olvides que el próximo lunes comenzamos con el diario Bíblico del libro de los Efesios.


Te proporciono un diario devocional sin costo, para apoyarte en este estudio.



Puedes descargarlo clicando, aquí:

Efesios





No  te olvides de visitar mi Intstagram donde diario publicaré fotos de acuerdo al estudio, 
así como los tableros de Pinterest. ¡Te espero!









Escribe tu e-mail y recibe las publicaciones directo a tu bandeja de entrada:






¡únete a la comunidad instagram!

Licencia Creative Commons
Este blog y todo su contenido gráfico y escrito está protegido por derechos de autor bajo Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

¡Suscríbete a mi canal!

Blogging tips