viernes, 5 de febrero de 2016

10 áreas para orar por nuestro esposo




La Palabra de Dios nos enseña que la primera institución en haber sido establecida por Dios como el fundamento de toda la sociedad, fue el matrimonio.


Hoy en día ya no es tan respetado el matrimonio, hay un grave deterioro espiritual y moral de la familia. Conforme pasan los días y se aprueban nuevas leyes que van en contra de lo establecido por Dios, el matrimonio está en peligro.


¿Se puede tener un matrimonio sano y duradero? La respuesta es sí. Nosotras no caminamos ya conforme a las costumbres del mundo, antes de buscar terminar una relación por completo (salvo que corras peligro tú o tus hijos) buscamos el rostro y la dirección de Dios, buscamos su bendición y la manera de que sea restaurado y hasta renovado.


Y la verdad es que las mujeres somos influencia en nuestro hogar, en nuestro esposo aún inconverso y en el creyente también. Si tenemos un matrimonio pleno con Cristo, sigamos orando porque así sea siempre; por el contrario, si nuestro matrimonio está tambaleando y hay algunas cosas que aún no están bien alineadas, lo ideal es comenzar a orar específicamente por él, por nuestro esposo, por nosotras.


La oración no es magia, no es una solución a nuestros problemas de manera instantánea, la oración nos acerca a nuestro Creador, oramos cuando entendemos que no tenemos a nadie más en el mundo tan poderoso, que nos ame a tal magnitud, que cuide y vele por nosotras y que esté realmente interesado en lo que nos pasa. Oramos porque creemos que Él hará conforme a su voluntad lo mejor para nuestra vida. Por eso es que hoy, viendo matrimonios disolverse, quiero compartir contigo 10 áreas por las cuales podemos orar por nuestro varón.


Si tú y yo levantamos oración por ellos, serán bendecidos, nosotras también y por ende nuestro matrimonio. No nos centremos en orar exclusivamente por los problemas del matrimonio sino que, oremos por los integrantes de él. Nuestro esposo y nosotras.


Hoy nos enfocaremos a ellos. Oremos la Palabra de Dios.


Su Relación con Dios
Antes bien, creced en la gracia y el conocimiento de nuestro Señor y Salvador Jesucristo. A él sea gloria ahora y hasta el día de la eternidad. Amén.
2 Pedro 3:18



Sea un líder espiritual en su familia.
Pero quiero que sepáis que Cristo es la cabeza de todo varón, y el varón es la cabeza de la mujer, y Dios la cabeza de Cristo.
1 Corintios 11:3


Maridos, amad a vuestras mujeres, así como Cristo amó a la iglesia, y se entregó a sí mismo por ella, para santificarla, habiéndola purificado en el lavamiento del agua por la palabra, a fin de presentársela a sí mismo, una iglesia gloriosa, que no tuviese mancha ni arruga ni cosa semejante, sino que fuese santa y sin mancha. Así también los maridos deben amar a sus mujeres como a sus mismos cuerpos. El que ama a su mujer, a sí mismo se ama. Porque nadie aborreció jamás a su propia carne, sino que la sustenta y la cuida, como también Cristo a la iglesia,
Efesios 5:25-29



Que me ame profundamente
Maridos, amad a vuestras mujeres, y no seáis ásperos con ellas.
Colosenses 3:19


Vosotros, maridos, igualmente, vivid con ellas sabiamente, dando honor a la mujer como a vaso más frágil, y como a coherederas de la gracia de la vida, para que vuestras oraciones no tengan estorbo.
1 Pedro 3:7



Que tenga un corazón para saber criar a nuestros hijos.
Y vosotros, padres, no provoquéis a ira a vuestros hijos, sino criadlos en disciplina y amonestación del Señor.
Efesios 6:4


Padres, no exasperéis a vuestros hijos, para que no se desalienten.
Colosenses 3:21



Que tenga decisiones sabias
Porque vosotros, hermanos, a libertad fuisteis llamados; solamente que no uséis la libertad como ocasión para la carne, sino servíos por amor los unos a los otros. Porque toda la ley en esta sola palabra se cumple: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. Pero si os mordéis y os coméis unos a otros, mirad que también no os consumáis unos a otros.
Gálatas 5:13-15


Mas tú, oh hombre de Dios, huye de estas cosas, y sigue la justicia, la piedad, la fe, el amor, la paciencia, la mansedumbre. Pelea la buena batalla de la fe, echa mano de la vida eterna, a la cual asimismo fuiste llamado, habiendo hecho la buena profesión delante de muchos testigos.
1 Timoteo 6:11-12

Emociones, mentalidad y salud física
Así que, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios, que presentéis vuestros cuerpos en sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, que es vuestro culto racional. No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta.
Romanos 12:1-2

¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, el cual está en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros?
1 Corintios 6:19


Prospera su trabajo.
Así que, hermanos míos amados, estad firmes y constantes, creciendo en la obra del Señor siempre, sabiendo que vuestro trabajo en el Señor no es en vano.
1 Corintios 15:58

Que resista la tentación sexual

Bebe el agua de tu misma cisterna,
Y los raudales de tu propio pozo.
Proverbios 5:15

Yo soy de mi amado,
Y conmigo tiene su contentamiento.
Cantares 7:10

Pero fornicación y toda inmundicia, o avaricia, ni aun se nombre entre vosotros, como conviene a santos; ni palabras deshonestas, ni necedades, ni truhanerías, que no convienen, sino antes bien acciones de gracias. Porque sabéis esto, que ningún fornicario, o inmundo, o avaro, que es idólatra, tiene herencia en el reino de Cristo y de Dios.
Efesios 5:3-5

Que muestre respeto, gracia y amabilidad para conmigo

El corazón de su marido está en ella confiado,
Y no carecerá de ganancias. Le da ella bien y no mal
Todos los días de su vida.

Proverbios 31:11-12



Que tenga la sabiduría de Dios

Y reposará sobre él el Espíritu de Jehová; espíritu de sabiduría y de inteligencia, espíritu de consejo y de poder, espíritu de conocimiento y de temor de Jehová.
Isaías 11:2



Nuestra responsabilidad como mujeres temerosas de Dios es buscar que nuestro matrimonio esté fortalecido, de la mano de nuestro varón debemos buscar estar firmes en los fundamentos que Dios estableció para el matrimonio y la familia, debemos estar alerta día y noche resguardando nuestro matrimonio y mantenerlo a salvo. Rescatemos nuestra familia, rescatemos nuestro matrimonio.


¿Qué otras áreas incluyes en tu oración diaria por tu esposo? Comparte con nosotras.



En Su Gracia


Karla


No olvides que el próximo lunes comenzamos con el diario Bíblico del libro de los Efesios.


Te proporciono un diario devocional sin costo, para apoyarte en este estudio.



Puedes descargarlo clicando, aquí:

Efesios





No  te olvides de visitar mi Intstagram donde diario publicaré fotos de acuerdo al estudio, 
así como los tableros de Pinterest. ¡Te espero!









Escribe tu e-mail y recibe las publicaciones directo a tu bandeja de entrada:






2 comentarios:

  1. grandiosa enseñanza para nosotras las mujeres que estamos casadas DIOS TE BENDIGA

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias a Dios Yulimar que te fue de bendición! te mando un abrazo y que Dios te bendiga siempre!

      Eliminar

¡únete a la comunidad instagram!

Licencia Creative Commons
Este blog y todo su contenido gráfico y escrito está protegido por derechos de autor bajo Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

¡Suscríbete a mi canal!

Blogging tips