lunes, 15 de febrero de 2016

Eres una mujer elegida {Efesios}



La semana pasada hicimos una introducción al libro de los efesios leyendo el capítulo 19 del Libro de los Hechos de los apóstoles, leímos acerca de la primera vez que Pablo visitó Éfeso.


Hoy comenzamos a leer la carta a los Efesios. Este libro tiene verdades hermosas que aprenderemos con el paso de los días; por una parte nos enseña las riquezas que tenemos con Cristo en los lugares celestiales, nos da una enseñanza de cómo vivir en esta tierra, nos ayuda a enfrentar problemas cotidianas y nos enseña cómo hacerle frente a la vida espiritual en un mundo que día a día se aleja más de Dios.


La semana pasada leíamos cómo es que Pablo viaja a Éfeso y durante 2 años enseña las verdades del evangelio aún en una ciudad llena de idolatría. Éfeso era el hogar de la diosa Diana, su templo era considerado una de las 7 maravillas del mundo antiguo; dentro de él estaba Diana, una figura tallada en madera de una mujer con muchos senos, ella era la diosa de la fertilidad.


Pablo llega a esa ciudad donde el comercio de las estatuillas del templo era grande y próspero. Pablo estuvo poco más de dos años en ese lugar predicando con valentía la Palabra de Dios. (Hechos 19:10). Hubo disturbios y buscaron a Pablo pero Dios, lo guardó y protegió su vida (Hechos 19:23-41). En esa ciudad y en toda Asia hubo muchos que se convirtieron al escuchar el mensaje que compartía Pablo.


Esta semana estudiaremos el capítulo 1 de Efesios y veamos de manera global  lo que estudiaremos.




1Pablo, apóstol de Jesucristo por la voluntad de Dios, a los santos y fieles en Cristo Jesús que están en Efeso: Gracia y paz a vosotros, de Dios nuestro Padre y del Señor Jesucristo. Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos bendijo con toda bendición espiritual en los lugares celestiales en Cristo, según nos escogió en él antes de la fundación del mundo, para que fuésemos santos y sin mancha delante de él, en amor habiéndonos predestinado para ser adoptados hijos suyos por medio de Jesucristo, según el puro afecto de su voluntad, para alabanza de la gloria de su gracia, con la cual nos hizo aceptos en el Amado

Efesios 1:1-6



El día de hoy, tocando el tema de la iglesia de Cristo, Pablo nos muestra que fue llamado apóstol por voluntad de Dios, no fue llamado así por una iglesia, no por un hombre terrenal sino por Dios. Él sabía quién lo había elegido, tanto que hacia constantemente referencia a la voluntad de Dios como el fundamento de su apostolado.


Él saluda a los santos en Cristo Jesús.
Santos en el idioma original es “hagios” y significa “Separados o apartados para el uso único de Dios”. Tú y yo hemos confiado en Cristo, hemos sido elegidas y separadas para el uso exclusivo de Dios. (1Cor 6:17)


Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, nosotras le alabamos, le bendecimos, glorificamos su nombre por ser Dios, Él nos bendice por amor, nos ha bendecido en los lugares celestiales en Cristo, nosotras recibimos sus bendiciones a través de Él.


Él nos eligió… Él planeó la iglesia.
Nos predestinó y nos dio de su gracia en el amado.



Gracias a Dios porque somos parte de ese gran plan, sus bendiciones espirituales que tiene para nosotras están de acuerdo a su perfecta voluntad. Él nos eligió antes de la fundación del mundo para que fuésemos separadas para el uso exclusivo de Él, limpias de toda maldad, redimidas. Y es que cuando nos elige, sabía que le seguiríamos; tú y yo teníamos la libertad para seguirle o no. ¡Qué hermoso es Dios! Recuerda que nuestro Señor Jesucristo dijo (Juan 15:16)


“Ustedes no me eligieron a mí, sino yo los elegí a ustedes”


Agradecida con Dios porque nos eligió para santificarnos, para limpiarnos de toda maldad, para decidir seguirle y hacer su voluntad y vivir la vida nueva con Cristo. (1Juan 2:1-2) nos adoptó, somos parte de la familia de Dios, se nos da posición de hijos para alabanza de la gloria de su gracia, con la cual nos hizo aceptos en el amado, esto es en Cristo Jesús, nos aceptó en Él como está escrito en Juan 17:23-24 ¿Acaso no es hermoso?


Estos 6 versículos del inicio de Efesios nos dejan ver y conocer el gran amor con que Dios nos planeó como hijas y como miembro de su iglesia. Estamos en este mundo, no por accidente, no somos producto de una explosión o de un fallo en las cuentas; nuestra vida no es un error, hemos sido planeadas divinamente para ser hijas del Dios del universo para dar a conocer su plan de salvación a otras mujeres.


Siéntete amada, elegida, adoptada y con una nueva vida en Cristo Jesús. Eres parte de su iglesia, de su familia para cumplir su voluntad.


~En Su Gracia~


Karla



Contesta las siguientes preguntas:

¿Estás convencida que has sido elegida por Dios? ¿Qué significa vivir en gracia y Paz? ¿Buscas a Dios continuamente para ser limpiada? ¿Cómo podemos estar seguras de ser hijas de Dios? ¿Crees que has sido predestinada? ¿Qué lugar toma un hijo adoptado en su nueva familia? ¿Crees que tu vida aquí es una casualidad?


No olvides que aún puedes descargar tu diario devocional sin costo, sólo da clic aquí: EFESIOS



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Licencia Creative Commons
Este blog y todo su contenido gráfico y escrito está protegido por derechos de autor bajo Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips