miércoles, 17 de febrero de 2016

Sellada con el Espíritu Santo {Efesios}




En quien tenemos redención por su sangre, el perdón de pecados según las riquezas de su gracia, que hizo sobreabundar para con nosotros en toda sabiduría e inteligencia, dándonos a conocer el misterio de su voluntad, según su beneplácito, el cual se había propuesto en sí mismo, de reunir todas las cosas en Cristo, en la dispensación del cumplimiento de los tiempos, así las que están en los cielos, como las que están en la tierra. En él asimismo tuvimos herencia, habiendo sido predestinados conforme al propósito del que hace todas las cosas según el designio de su voluntad, a fin de que seamos para alabanza de su gloria, nosotros los que primeramente esperábamos en Cristo. En él también vosotros, habiendo oído la palabra de verdad, el evangelio de vuestra salvación, y habiendo creído en él, fuisteis sellados con el Espíritu Santo de la promesa, que es las arras de nuestra herencia hasta la redención de la posesión adquirida, para alabanza de su gloria.
Efesios 1:7-14

Hemos sido elegidas por Dios, desde antes de la fundación del mundo nos eligió para ser hijas suyas.

Nos dotó de voluntad y decisión propia, nos dio libre albedrío y durante mucho tiempo caminamos creyendo que sabíamos diferenciar el bien del mal. Sin embargo esto solo lo conocemos a través de un nuevo nacimiento, de una renovación de nuestra mente.
En otro tiempo vivíamos en obscuridad siguiendo las reglas morales del mundo, dejándonos guiar por lo que los hombres influyentes en la sociedad dictaban como bueno y como malo.


Hoy, gracias a Dios y su palabra es  que conocemos su mente, sabemos cómo es que el creador del universo, el creador de la humanidad ha dejado escrito esas “reglas morales” que debemos seguir. ¿Quién mejor que el creador del humano para mostrarle cómo vivir? En su omnisciencia conocía que pecaríamos Él nos dio la libertad de elegir cómo vivir, y sabiendo que sin su dirección erraríamos deliberadamente y viviríamos en pecado, envía a Cristo a morir en nuestro lugar para recibir el perdón de nuestros pecados.


Por medio de la sangre derramada en la cruz, tú y yo vivimos hoy redimidas; es decir que Jesús pagó el rescate con su propia vida. En Él asimismo participamos de la herencia, pues fuimos predestinadas conforme a los planes del que todo lo hace según el designio de su voluntad.


Somos mujeres que han sido elegidas por Dios, hemos tenido la bendición de escuchar el evangelio de nuestra salvación, alguien nos habló acerca de la verdad que está escrita en su Palabra y creímos en él.


Cuando esto sucede, tú y yo somos selladas, apartadas, señaladas con el espíritu Santo que es las arras de nuestra herencia. Arras en el original es  arrabón y quiere decir: “la parte de pago por adelantado por la seguridad”.


Regocíjate mujer, después de haber escuchado el evangelio de nuestra salvación, de haber creído en él y ser selladas con el Espíritu Santo de la promesa; estamos aseguradas, pues su sello es símbolo de protección, es como si Dios dijera:
“Esto es mío, sepárenlo y resérvalo para mí. Nadie debe tocarlo porque regresaré para reclamarlo”  Él nos redime y nos sella para alabanza de su Gloria.


A partir de ahora, camina con la confianza y seguridad de que Si Dios te predestinó ara ser su hija, decidiste seguirlo, creer en su hijo Jesús; Él te resguarda y regresará por ti.


Eres amada por Él.


En Su Gracia


Karla




Si te animas, contesta las siguientes preguntas:

¿Estoy convencida de que he sido redimida? ¿Me queda claro lo que es la redención por su sangre? ¿Qué quiere decir que todas las cosas estarían reunidas en Cristo? ¿Cómo estoy segura de mi salvación? ¿Cuál es mi garantía de herencia?

¡Nos leemos pronto!



No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡únete a la comunidad instagram!

Licencia Creative Commons
Este blog y todo su contenido gráfico y escrito está protegido por derechos de autor bajo Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

¡Suscríbete a mi canal!

Blogging tips