lunes, 14 de marzo de 2016

Sin inmoralidad {Efesios}





¡Hola querida amiga!
Hoy comenzamos a estudiar el capítulo 5 de la carta a los Efesios. La semana pasada estudiamos acerca del carácter y la conducta del creyente; esta ocasión el apóstol Pablo hace un llamado a vivir siendo luz a otros en diferentes áreas.


Por tanto, imiten a Dios, como hijos amados.
Vivan en amor, como también Cristo nos amó y se entregó a sí mismo por nosotros,
Como ofrenda y sacrificio a Dios, de aroma fragante.

Efesios 5:1-2



En el capítulo anterior aprendimos que hemos recibido al Espíritu Santo y que necesitamos de Él para vivir una vida renovada ya que en nuestras fuerzas y con la naturaleza pecaminosa nos sería imposible dejar la vieja manera de vivir.


Entendiendo esto, podemos actuar como Pablo nos instruye “imiten a Dios como hijos amados” necesitamos dar testimonio de que somos hijas de Dios; no es suficiente con leer la Biblia, tener ministerios enormes, si no aplicamos lo que hemos aprendido.


Tenemos al Espíritu Santo, pero si nuestra vieja manera de vivir aún sigue a flor de piel, será tropiezo a quienes nos observen porque, las personas que no creen en Dios pensarán que no somos hijas de Dios sino, las mismas de antes.


¿Cuál es el mejor ejemplo que Dios nos da para imitarle? El amor y el perdón.
Por amor envía a su hijo a morir por nosotras otorgándonos el perdón. Cristo se entrega a sí mismo por amor, como ofrenda. La cruz del calvario era como el altar de bronce en el Antiguo Testamento. Él fue ofrecido como holocausto, el sacrificio que quita el pecado del mundo.


Sabiendo y entendiendo eso, a nosotras quienes hemos creído en Él, no podemos vivir como antes, no podemos permitirnos entristecer al Espíritu Santo pues necesitamos el fruto que Él nos da, y el principal de ellos es el amor  (Gálatas 5:22) Amemos sabiendo que somos amadas, oremos porque su amor sea manifestado a otros a través nuestro.


Entre ustedes ni siquiera deben hablar de inmoralidad sexual, ni de avaricia,
Ni de ninguna otra clase de depravación, pues ustedes son santos.
 Tampoco digan obscenidades, ni tonterías ni palabras groseras.
Eso no es conveniente. En vez de eso, den gracias a Dios.

Efesios 5:3-4


Pablo nos instruye a vivir la vida lejos de la inmoralidad sexual, ni siquiera debemos mencionarla ni aún la avaricia.

En estos tiempos vemos una increíble promoción a la inmoralidad sexual, ahora es mal visto defender la moral, los principios y las buenas costumbres familiares. Somos tachados de intolerantes por no estar de acuerdo con las prácticas contrarias a lo que la Biblia establece, sinceramente no podría ser neutral entre el bien y el mal, entre lo que Dios pide y lo que el mundo ofrece.


Decidamos si vamos a seguir la corriente del mundo y lejos de Dios, o  vivir la vida en la voluntad del Eterno.

Si eres madre de familia, maestra, tía o tienes niños a tu cuidado, recuerda que la moral, los principios y las buenas costumbres jamás será una mala inversión en un niño. Tomemos tiempo para sembrar en nuestros hijos las reglas morales de quien nos creó a su imagen y semejanza.


México es un país que se ha dado a conocer por el uso del “albur”  (palabras o frases en doble sentido), gran parte de la población hacíamos uso de ese lenguaje y en realidad era “algo normal”. Leyendo estos versículos podemos entender que entre los creyentes ya no debemos hacer uso de ese tipo de expresiones; tal vez por costumbre o por pasar por alto esta escritura no lo habíamos dejado de hacer.

El punto aquí es que, somos mujeres renovadas, revestidas y buscando hacer la voluntad de Dios sin entristecer al dulce Espíritu Santo. ¿Cómo podemos contrarrestar todo esto que pablo menciona? ¡Hablando con Gratitud a Dios! Acciones de gracias, siempre es bueno cambiar nuestra forma de hablar, de expresarnos corporalmente y ser agradecidas. Necesitamos la ayuda del Espíritu Santo.


Probablemente estemos batallando con alguno de estos malos hábitos, hablemos con Dios, Él siempre tiene tiempo para nosotras. Es referible acercarnos al trono de la gracia y confesarnos con Él, a esperar a dominarnos y que pase más tiempo y sigamos en lo mismo entristeciendo al Espíritu Santo.


Ustedes bien saben que ninguno que sea libertino, inmundo,
o avaro (es decir, ningún idólatra), tendrá parte en el reino de Cristo y de Dios.

Efesios 5:5


Libertino, inmundo o avaro… cosas que nos dominaban cuando no habíamos sido renovadas por Cristo; lo preocupantes es si aún vivimos así, practicando esos pecados. Si es así, re direccionemos nuestra vida, hagamos un análisis a nosotras mismas, pidámosle al Padre que examine nuestro corazón y veamos si es que en realidad hemos creído y decidido vivir la vida con Jesús. No podemos ni debemos vivir en inmoralidad profesando ser hijas de Dios.


Que nadie los engañe con palabras vanas, porque por estas cosas viene
La ira de Dios sobre aquellos que no lo obedecen.

Efesios 5:6


Por estas cosas viene la ira de Dios… que nadie nos engañe con palabras vanas; que nadie nos convenza de que lo que está escrito en la Biblia “es pasado de moda” “que no evoluciona conforme el mundo” “que no se adapta” ¿lo has escuchado? Yo sí, y me entristece que vean los principios morales como algo del siglo pasado, pero vuelvo a mencionar: “es nuestra responsabilidad inculcarlo a nuestros hijos, de lo contrario el mundo los convencerá de hacer lo contrario”.


Y si con esos actos la ira de Dios viene sobre quienes lo hacen ¿por qué arriesgarnos? Si somos verdaderamente hijos de Dios, nos alejaremos cuanto antes de esas prácticas. Si seguimos viviendo así, es tiempo de examinarnos mujer y pedir ayuda cuanto antes.


Por tanto, no se junten con esa clase de gente.

Efesios 5:7


Mi madre decía: “dime con quién andas y te diré con cuántos has estado”  ella tenía muy claro que es más sencillo imitar lo malo que lo bueno. Es más sencillo llevar a alguien a pecar, que a vivir en santidad.


Vivamos en comunión con Dios, vivamos a la luz de Su Palabra y nuestro espíritu será fortalecido, de modo que aprenderemos a controlar los deseos de pecar deliberadamente.



En su Gracia



Karla






Escribe tu e-mail y recibe las publicaciones directo a tu bandeja de entrada:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Licencia Creative Commons
Este blog y todo su contenido gráfico y escrito está protegido por derechos de autor bajo Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips