miércoles, 27 de abril de 2016

Personas tóxicas






Hace unos días compartí en la página de Facebook una imagen que muestra las características de las personas tóxicas.







Creo que es tiempo de dejar de promover el "comportamiento" de las personas tóxicas, ¿cuántas nos hemos alejado de personas a raíz de este tipo de publicaciones?  Muchas de ellas sólo pasan por momentos difíciles, crisis de identidad o dolor que no saben cómo canalizarlo; en lugar de promover el "alejarnos" de personas con esas características, promovamos la ayuda a ellas, el amor y carácter de Jesucristo para que de su mano, busquemos una solución juntas..


No sabemos si el día de mañana presentemos esos síntomas y nos dejen solas, en lugar de extendernos una mano de ayuda y un hombro de apoyo. Hablemos verdad, hablemos bendición, hablemos amor,  hablemos de Cristo.


"No nos cansemos, pues, de hacer bien; porque a su tiempo
segaremos, si no desmayamos."
Gálatas 6:9


Estoy de acuerdo que el alejarnos de personas que no nos benefician, significa una carga menos pero, ¿Por qué no tratamos de ayudarles a cambiar eso? Tal vez una palabra correcta en el momento adecuado, ayude a ser libres de esas actitudes.  Nuestro Señor Jesucristo vino a sanarnos. (Isaías 61:1)


Cada actitud negativa tiene una raíz, un por qué en nuestra vida. Es solo nuestro Señor Jesucristo quien nos puede librar de ellas, ser llenas del Espíritu Santo y vivir la vida en libertad.


La próxima vez que encontremos a una “persona tóxica” recordemos el Proverbio 25:15 que dice: La mucha paciencia aplaca al príncipe; la lengua afable quiebra los huesos más duros. Oremos por ella y compartamos las buenas nuevas de Cristo, hablemos bendición  a su vida y hagamos de su conocimiento que viviendo desde la perspectiva de Dios, todo es en libertad y victoria.


También oremos mujer, pidiendo a Dios por amigas fuertes en la fe quienes nos amen de verdad, y nos hagan ver cuando estamos cayendo en actitudes contrarias a lo que la Palabra de Dios dice, para así orar juntas y vivir conforme Dios lo ha diseñado. Nadie está exento de adoptar alguna de esas actitudes, pidamos a Dios examine nuestros corazones.


Derribemos las actitudes tóxicas con la Palabra de Dios.



1.      Murmuración.

No nos cansemos, pues, de hacer bien; porque a su tiempo segaremos,
si no desmayamos.  Así que, según tengamos oportunidad,
hagamos bien a todos, y mayormente a los de la familia de la fe.

Gálatas 6:9-10

2.     Amargura

Quítense de vosotros toda amargura, enojo, ira, gritería y maledicencia, y toda malicia.
Antes sed benignos unos con otros, misericordiosos, perdonándoos unos a otros,
como Dios también os perdonó a vosotros en Cristo.

Efesios 4:31-32


Mirad bien, no sea que alguno deje de alcanzar la gracia de Dios;
que brotando alguna raíz de amargura, os estorbe,
y por ella muchos sean contaminados

Hebreos 12:15


3.     Celos, envidias

Porque donde hay celos y contención, allí hay perturbación y toda obra perversa. Pero la sabiduría que es de lo alto es primeramente pura, después pacífica, amable, benigna,
llena de misericordia y de buenos frutos, sin incertidumbre ni hipocresía.

Santiago 3:16-17

El corazón apacible es vida de la carne;
Mas la envidia es carcoma de los huesos.

Proverbios 14:30

4.     Sentimiento de derrota.

Mas gracias sean dadas a Dios, que nos da la victoria por medio de nuestro Señor Jesucristo.

1 Corintios 15:57


Estos confían en carros, y aquéllos en caballos; Mas nosotros del nombre de
Jehová nuestro Dios tendremos memoria.

Salmos 20:7

5.     Falta de Fe.

Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve.  que por fe conquistaron reinos, hicieron justicia, alcanzaron promesas, taparon bocas de leones,  apagaron fuegos impetuosos, evitaron filo de espada, sacaron fuerzas de debilidad, se hicieron fuertes en batallas, pusieron en fuga ejércitos extranjeros.

Hebreos 11:1, 33-34


6.     Falta de alegría.

Por lo cual, por amor a Cristo me gozo en las debilidades, en afrentas, en necesidades, en persecuciones, en angustias; porque cuando soy débil, entonces soy fuerte.
2 Corintios 12:10


¿Por qué te abates, oh alma mía,
Y te turbas dentro de mí?
Espera en Dios; porque aún he de alabarle,
Salvación mía y Dios mío.
Salmos 42:5

Y el Dios de esperanza os llene de todo gozo y paz en el creer, para que abundéis
 en esperanza por el poder del Espíritu Santo.
Romanos 15:13


¿Qué otras actitudes tóxicas recuerdas? ¿Con qué Palabra podemos derribarla?


En Su Gracia

Karla





Escribe tu e-mail y recibe las publicaciones directo a tu bandeja de entrada:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡únete a la comunidad instagram!

Licencia Creative Commons
Este blog y todo su contenido gráfico y escrito está protegido por derechos de autor bajo Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

¡Suscríbete a mi canal!

Blogging tips