miércoles, 29 de junio de 2016

Ester – El cetro de la gracia








Sin duda nuestro amoroso Dios nos ha puesto en un lugar donde cumpliremos sus planes, sea que los conozcamos ahora o no pero, en determinado tiempo se llevarán a cabo y será para beneficiar a otros también.


Imagino la desesperación de Ester al saber que serían destruidos por completo y ella aún en la posición en la que estaba no podía hacer nada, si intentaba algo probablemente moriría. Pero determinada y con valentía decide ir donde el rey.


Y Ester dijo que respondiesen a Mardoqueo:
Ve y reúne a todos los judíos que se hallan en Susa, y ayunad por mí, y no comáis ni bebáis en tres días, noche y día; 
yo también con mis doncellas ayunaré igualmente, y entonces entraré a ver al rey, aunque no sea conforme a la ley; 
y si perezco, que perezca.  Entonces Mardoqueo fue, e hizo conforme a todo lo que le mandó Ester.

Ester 4:15-17

Seguramente has estado en circunstancias en las que tus decisiones y lo que harás necesita la intervención divina, sí, o sí. Esas situaciones en las que por donde le busques no sales bien librada si no es con la ayuda soberana del Señor. Y Ester aunque no menciona la oración ni a Dios, su confianza está puesta en aquél que la colocó en ese lugar, en ese tiempo.

Busca el apoyo de su pueblo en ayuno, nuestro Señor Jesucristo nos enseña que las batallas espirituales son libradas de manera espiritual y no terrenal.  Decidida a entrar aunque pereciera, mostró bondad y compasión hacia su pueblo y obediencia aunque muriera.

Seamos valientes, reconozcamos el lugar en el que estamos y tomemos la determinación de hacer lo que Dios nos ha llamado a hacer.

Y no temáis a los que matan el cuerpo, mas el alma no pueden matar; 
temed más bien a aquel que puede destruir el alma y el cuerpo en el infierno.

Mateo 10:28

Esta porción de Ester me enseña que debo buscar la dirección del Espíritu Santo y ser guiada por él a la hora de orar y ayunar. Debo buscar el apoyo de personas que crean y estén fuertes en oración y ayuno para cuando busco el favor y la dirección de Dios, para recibir su gracia.

Cuando sabemos el propósito de Dios a nuestra vida,  y cuando reconocemos con quien estamos, vamos con todo.



No es por quienes somos,
sino por quién va delante de nosotras.


El Cetro de la Gracia


Aconteció que al tercer día se vistió Ester su vestido real, y entró en el patio interior de la casa del rey, enfrente del aposento del rey; y estaba el rey sentado en su trono en el aposento real, enfrente de la puerta del aposento. Y cuando vio a la reina Ester que estaba en el patio, ella obtuvo gracia ante sus ojos; y el rey extendió a Ester el cetro de oro que tenía en la mano. Entonces vino Ester y tocó la punta del cetro. Dijo el rey: ¿Qué tienes, reina Ester, y cuál es tu petición? Hasta la mitad del reino se te dará. Y Ester dijo: Si place al rey, vengan hoy el rey y Amán al banquete que he preparado para el rey. Respondió el rey: Daos prisa, llamad a Amán, para hacer lo que Ester ha dicho. Vino, pues, el rey con Amán al banquete que Ester dispuso.

Ester 5:1-5


¡Leo esta porción y no puedo dejar de sonreír! Ester, la mujer que había sido huérfana, exiliada y secuestrada para ser un botín para el rey, ahora estaba vestida con su vestidura real. Cuando se presentó delante de Asuero la primera vez, nada procuró para embellecerse, ahora ella sabía quién era en el reino y dónde estaba puesta.

¿Nosotras sabemos quiénes somos en este mundo y por qué estamos en este lugar? ¿Reconocemos el lugar que se nos ha dado por parte de Dios?

Y ahí estaba ella, de pie en ese patio frente a la casa del rey, frente al aposento real. Con su vestido elegante, recordándole al rey quien era ella, su reina.
Y aunque pudo haber muerto por esa osadía, ella obtuvo gracia ante sus ojos y le extendió el cetro de oro; el cetro de la gracia. El rey le estaba concediendo la vida y hace una declaración que sólo puede venir del Dios de los cielos, recordando lo soberbio y poderoso que era el re le dice a Ester: “¿Qué tienes, reina Ester, y cuál es tu petición? Hasta la mitad del reino se te dará” el favor de Dios estaba con Ester.


Necesitamos reconocer el lugar y el papel que tenemos como mujeres, como esposa, como madre, empresaria, trabajadora y tomar esas armas que el Señor nos ha dejado y luchar por nuestra heredad.


Ser fuertes y guerreras, pero a la vez dóciles, apacibles, respetuosas, hospitalarias y amables, mostrando siempre el carácter que Dios está formando en nosotras.


Nuestro Dios ha extendido su gracia salvífica a su creación. Es por su gracia que podemos acercarnos a Él y pedir perdón por nuestros pecados porque “por cuanto todos pecaron, están destituidos de la gloria de Dios”  (Romanos 3:23) no podríamos por nosotros mismos tener acceso al Padre ni a la vida eterna.


Fue que extendió su gracia a nosotros, su hijo Jesús vino a la tierra en forma de hombre, cargó nuestros pecados y se llevó todas nuestras maldades y transgresiones en la cruz del calvario. Fue Él quien pagó nuestro pecado, quien extiende “ese cetro de gracia” para darnos vida y vida en abundancia y recibir la salvación aún cuando merecíamos morir.


Somos Mujeres de Valor, ese valor que nos lo ha dado Cristo en la cruz, el valor de su Sangre.


Para Meditar:

¿Espero en Dios el tiempo correcto para hacer lo que me ha manda? ¿Reconozco el lugar que tengo como hija de Dios? ¿Busco el momento oportuno para actuar o sigo los deseos de la carne? ¿Oro por obtener gracia a los ojos de otros? ¿Busco encontrarme con Dios todo el tiempo? ¿Sé que soy amada por Dios? ¿Sé lo que he obtenido de parte de Dios por su Gracia?



En Su Gracia


Karla






Devocionales anteriores:





Escribe tu e-mail y recibe las publicaciones directo a tu bandeja de entrada:

lunes, 27 de junio de 2016

Ester – ¿Es este tu tiempo?







Comenzamos la semana 4 de este devocional del libro de Ester. Después de recibir malas noticias respecto a su pueblo, Ester es retada a interceder por él.

Todo lo que acontece en la vida de las personas tiene un propósito divino. Sea que logremos descubrirlo, nos cueste trabajo reconocerlo o nunca querer saber cual es, ese propósito existe.


Pasamos días, años enteros caminando sin imaginarnos lo que Dios tiene para nosotras, creemos que todo está bien en nuestra vida cuando nos hemos acostumbrado a la rutina. Pero tenemos un Dios que es increíble, nos hace recordar que con Él todo es movimiento, nada está estático y cuando nosotras estamos detenidas, de pronto y sin pensarlo viene un viento que nos sacude y permite que vivamos experiencias únicas con Dios.



Cada una de nosotras es responsable de escribir
su propia historia con Dios.




Todo tiene un tiempo específico en este mundo. ¿Este es tu tiempo? ¿Para ésta hora has llegado? ¿Cuál es el propósito por el cual hoy estés aquí?


Todo tiene su tiempo, y todo lo que se quiere debajo del cielo tiene su hora.

Eclesiastés 3:1


Ester no tenía la vida sencilla siendo reina, vivía lejos de su esposo, no dormía con él ni tenía intimidad con él a menos que la llamara. Al enterarse del decreto para aniquilar a su pueblo, le hace saber a Mardoqueo, su primo, que era muy difícil hablar con el rey sin ser llamado, la pena era la muerte.


Entonces Ester dijo a Hatac que le dijese a Mardoqueo: Todos los siervos del rey, y el pueblo de las provincias del rey, saben que cualquier hombre o mujer que entra en el patio interior para ver al rey, sin ser llamado, una sola ley hay respecto a él: ha de morir; salvo aquel a quien el rey extendiere el cetro de oro, el cual vivirá; y yo no he sido llamada para ver al rey estos treinta días.  Y dijeron a Mardoqueo las palabras de Ester.  Entonces dijo Mardoqueo que respondiesen a Ester: No pienses que escaparás en la casa del rey más que cualquier otro judío. Porque si callas absolutamente en este tiempo, respiro y liberación vendrá de alguna otra parte para los judíos; mas tú y la casa de tu padre pereceréis.
¿Y quién sabe si para esta hora has llegado al reino?

Ester 4:10-14



Todo estaba listo para que el enemigo del pueblo de Dios acabara con ellos en el tiempo fijado. ¿Y qué podía hacer una reina aislada y un judío sin voz en el reino para ayudar sin ser asesinados antes?


La iglesia de hoy, tú y yo estamos en la mira del enemigo de nuestra alma. Él no descansa, no duerme, no tiene prisa por hacernos caer, espera pacientemente hasta vernos derrotados. Tú y yo no sabemos bien a bien sus planes específicos contra nosotras, pero si sabemos que busca “robar, matar y destruir”. Dios sabe los  planes que tiene para nosotras y nos está preparando como a Ester y a Mardoqueo para cumplir ese propósito por el cual nos creo y así de la mano de Jesucristo, recordar que es Él quien ha venido a darnos vida en abundancia y que nos ha extendido el cetro de la gracia a nosotras.



Mardoqueo le recuerda: “No pienses que escaparás en la casa del rey más que cualquier otro judío”. El decreto estaba dictado para todo judío sin excepción, aún siendo reina perecería.



Lo peor que podía hacer Ester era darle la espalda a Dios y Mardoqueo lo sabía, él confiaba completamente en la fidelidad y amor de Dios por su pueblo. “Porque si callas absolutamente en este tiempo, respiro y liberación vendrá de alguna otra parte para los judíos; mas tú y la casa de tu padre pereceréis.” Lo vemos continuamente, en tu vida, en la mía y en el pueblo de Dios; Dios nunca nos falla aunque nosotros le fallemos a Él, nuestra supervivencia depende de nuestra dependencia a Dios. ¿Cómo no amarle y servirle siempre? Esa es su gracia derramada a nosotros.



Sin duda Mardoqueo sabía que la libertad del pueblo dependía de Dios y no de Ester, pero todos tenemos un propósito ¿recuerdas? Mardoqueo sabía que si Ester siendo extranjera, huérfana y exiliada había llegado a ese lugar y ser elegida como reina, era por un propósito divino. ¿Lo conocería Ester?



¿Y quién sabe si para esta hora has llegado al reino?



Ya sea que estés en la posición de reina, estés cuidando a bebés, seas una doncella que acompaña a la reina o en el lugar que estés, es por un propósito divino. Tal vez no sea el lugar donde habíamos planeado estar para servir a Dios, pero no nos enfoquemos más en eso; enfoquémonos en que el lugar donde hemos sido plantadas lo ha destinado Dios para algo específico para Él. Sea el lugar que sea en el que estamos, busquemos conocer para qué hemos sido plantadas allí.



Dios no se equivoca, no nos pondría en una posición donde sabe que no cumpliríamos el propósito por el cual nos creó. Hoy busquemos el rostro de nuestro Dios y busquemos dirección, discernimiento, valor y la sabiduría para encontrar ese propósito y cumplirlo porque:



¿Y quién sabe si para esta hora hemos llegado?




Dios nos pone como lámparas en medio de las tinieblas para alumbrar al perdido, para cumplir el propósito por el cual nos creó. Ese hombre que se quedó sin empleo durante tantos meses, realmente Dios los estaba preparando para cuidar de sus padres moribundos. Esa mujer que sufría el engaño de su esposo criando sus hijos, realmente estaba preparando hombres y mujeres que servirían a Dios con todo su corazón. Ese pequeño niño que fue rechazado y excluido durante tanto tiempo, realmente su carácter estaba siendo formado para tener compasión por los perdidos. Ese hombre que sin mancha ni pecado fue torturado y crucificado, realmente estaba dando vida eterna, amor derramado en una cruz y el perdón de pecados…




Sirve, ama y bendice ese lugar donde ahora estás.



En Su Gracia



Karla

  





Devocionales anteriores:




A partir de ahora puedes seguir el devocional “Viaja Ligera” desde la página de Facebook
ViveMujer.  De la iglesia Vida Nueva Para el Mundo.








viernes, 24 de junio de 2016

Ester – Malas noticias







Lo último que quieres recibir después de un tiempo e gran regocijo, son malas noticias. Es justo ese tiempo que anhelas sea eterno, que todo lo hermoso que te está ocurriendo no llegue a su fin.  Pero pasa a menudo todo lo contrario. Es como si algo conspirara en nuestra contra, y si, si hay algo o más bien dicho: alguien que conspira en nuestra contra.


Sed sobrios, y velad; porque vuestro adversario el diablo, como león rugiente,
anda alrededor buscando a quien devorar.

1 Pedro 5:7


No descansa, no tiene vacaciones y en verdad busca derrotarnos. Él es el enemigo de nuestra alma, pero bendito Dios que ha sido vencido, nos corresponde velar y estar firmes en la roca que es Jesucristo y recordar que Dios va delante de nosotros como poderoso gigante.


Luego que supo Mardoqueo todo lo que se había hecho, rasgó sus vestidos, se vistió de cilicio y de ceniza, y se fue por la ciudad clamando con grande y amargo clamor. Y vino hasta delante de la puerta del rey; pues no era lícito pasar adentro de la puerta del rey con vestido de cilicio. Y en cada provincia y lugar donde el mandamiento del rey y su decreto llegaba, tenían los judíos gran luto, ayuno, lloro y lamentación; cilicio y ceniza era la cama de muchos.

Ester 4:1-3


Tan grande era el dolor de Mardoqueo al saber que acabarían con su pueblo, que rasgó sus vestidos, se vistió de cilicio y ceniza y se fue clamando. Llegó hasta la puerta del rey aunque no podía pasar; todos cuando sabemos que conspiran en nuestra costra nos dolemos, tal vez hasta lo sentimos como algo injusto. Mardoqueo no la tenía sencilla, mira que celebrar que su prima ahora era reina y de pronto terminar llorando con profundo dolor porque serían destruidos. ¿Ese es el plan de Dios? ¿Es la forma de decirle que lo ama y cuida de él? A nuestros probablemente no lo sea; pero a los ojos de Dios sí.


Sus planes siempre son mayores que los nuestros y aunque veamos una gran nube negra que cubre los cielos y amenaza con una tormenta, nuestro Dios está sobre esa nube controlando todo. Vivamos sin temor y con confianza en Él.


Para Dios somos bienaventurados cuando sufrimos persecución o cuando conspiran contra nosotros. Mardoqueo se dolió tanto que lloraba amargamente en el pueblo; y es que cuando algo nos duele en el alma no lo podemos ocultar.


¿Qué acostumbramos a hacer cuando algo nos produce un inmenso dolor? ¿Lloramos? ¿Nos guardamos ese sentimiento? ¿Oramos a Dios, le adoramos? ¿Lo culpamos y cuestionamos sus decisiones?


Oremos para que nuestro corazón sea compasivo y sensible por aquellos que sufren y no sólo por nosotras, sino por nuestro entorno. Gracias a Dios Mardoqueo era judío, ¿Qué pasaría si el pueblo que hubieran querido destruir fuese otro? ¿Nos dolería igual? Aprendamos a clamar por todos aquellos que pudieran perderse sin conocer a Cristo. Cumplamos lo que hemos sido llamadas a hacer.


Te encarezco delante de Dios y del Señor Jesucristo, que juzgará a los vivos y a los muertos en su manifestación y en su reino, que prediques la palabra; que instes a tiempo y fuera de tiempo; redarguye, reprende, exhorta con toda paciencia y doctrina. Porque vendrá tiempo cuando no sufrirán la sana doctrina, sino que teniendo comezón de oír, se amontonarán maestros conforme a sus propias concupiscencias, y apartarán de la verdad el oído y se volverán a las fábulas. Pero tú sé sobrio en todo, soporta las aflicciones, haz obra de evangelista, cumple tu ministerio.

2 Timoteo 4:1-5


Las doncellas y eunucos de la reina Ester le hacen saber que Mardoqueo está consternado a las puertas del rey. Ella en un acto de amor intenta quitar su dolor y cubrirlo, suplir sus necesidades pero él se niega. La preocupación de Ester la lleva a investigar más, lo amaba.


Hatac el eunuco fue enviado a investigar  a Mardoqueo, él abrió su corazón, le habló de lo mal que estaban y de los planes contra ellos. Le hizo llegar a la reina el decreto que había sido dado en Susa para la destrucción del pueblo judío.


En verdad podía confiar en el eunuco, de lo contrario ¿qué pasaría si iba con el chisme al rey? Necesitamos ser sabias y tener discernimiento para reconocer con quienes abrimos nuestro corazón. Hatac fue fiel a Ester y le hizo saber la petición de Mardoqueo: él  le encarga a la reina, la reta a interceder por su pueblo delante del rey.


Y vinieron las doncellas de Ester, y sus eunucos, y se lo dijeron. Entonces la reina tuvo gran dolor, y envió vestidos para hacer vestir a Mardoqueo, y hacerle quitar el cilicio; mas él no los aceptó. Entonces Ester llamó a Hatac, uno de los eunucos del rey, que él había puesto al servicio de ella, y lo mandó a Mardoqueo, con orden de saber qué sucedía, y por qué estaba así. Salió, pues, Hatac a ver a Mardoqueo, a la plaza de la ciudad, que estaba delante de la puerta  del rey. Y Mardoqueo le declaró todo lo que le había acontecido, y le dio noticia de la plata que Amán había dicho que pesaría para los tesoros del rey a cambio de la destrucción de los judíos. Le dio también la copia del decreto que había sido dado en Susa para que fuesen destruidos, a fin de que la mostrase a Ester y se lo declarase, y le encargara que fuese ante el rey a suplicarle y a interceder delante de él por su pueblo. Vino Hatac y contó a Ester las palabras de Mardoqueo.

Ester 4:4-9


Qué importante es vivir en comunidad,  de estar pendientes de quienes amamos, de buscar su bienestar. Imaginemos que somos la reina y que nuestros seres amados no tienen a nadie cerca o en quien confiar. ¿Cómo podemos ayudarles? Busquemos la manera de comunicarnos con ellos y estar al pendiente de sus necesidades para que juntas busquemos una solución.


Principalmente lo espiritual, busquemos que ellos estén bien espiritualmente, que tengan una buena relación con Dios y busquen su consejo. No cesemos de orar por ellos, de clamar por su liberación, y que lleguen al conocimiento de Cristo aquellos que aún no tienen esa bendición.


Para meditar:

¿Qué tanta compasión tengo por mis consiervos? ¿Por los perdidos? ¿He buscado acercarme a Dios para el favor de otros? ¿Me es sencillo pasar por alto y depender de Dios cuando alguien conspira en mi contra?

¿Qué tan pendiente estoy de quienes amo? ¿Me buscan a mí? ¿Obedezco la voz de Dios cuando me pide buscar a alguien? ¿A quienes abro mi corazón, son confiables? ¿Busco el apoyo de otros en mis luchas diarias?



En Su Gracia

Karla






Devocionales anteriores:




A partir de ahora puedes seguir el devocional “Viaja Ligera” desde la página de Facebook
ViveMujer.  De la iglesia Vida Nueva Para el Mundo.




miércoles, 22 de junio de 2016

Ester – Corazón perverso





En el mes primero, que es el mes de Nisán, en el año duodécimo del rey Asuero, fue echada Pur, esto es, la suerte, delante de Amán, suerte para cada día y cada mes del año; y salió el mes duodécimo, que es el mes de Adar. Y dijo Amán al rey Asuero: Hay un pueblo esparcido y distribuido entre los pueblos en todas las provincias de tu reino, y sus leyes son diferentes de las de todo pueblo, y no guardan las leyes del rey, y al rey nada le beneficia el dejarlos vivir. Si place al rey, decrete que sean destruidos; y yo pesaré diez mil talentos de plata a los que manejan la hacienda, para que sean traídos a los tesoros del rey. Entonces el rey quitó el anillo de su mano, y lo dio a Amán hijo de Hamedata agagueo, enemigo de los judíos, y le dijo: La plata que ofreces sea para ti, y asimismo el pueblo, para que hagas de él lo que bien te pareciere.

Ester 3:7-11


Amán era descendiente de Agag, quien era el rey de los Amalecitas, el pueblo que había sido enemigo a muerte de de los israelitas por generaciones (Éxodo 17:14-16) definitivamente él no amaba a Dios, pero nuestro Señor permitió que llegara a un alto puesto en el reino por un propósito específico.


Amán hizo que los magos o hechiceros lanzaran estas piedras para saber la fecha específica en la que se vengaría de la nación judía o buscaría al rey para tratar su destrucción. Él buscaba la aprobación divina para sus planes malévolos, la suerte cayó para después de 11 meses. No cabe duda que Dios es quien decide todo, en Él están nuestros tiempos; permitió que durante 11 meses los judío no fueran atacados.


La suerte se echa en el regazo;
Mas de Jehová es la decisión de ella.

Proverbios 16:33


La acusación de Amán contra los judíos era mal intencionada y con una verdad a medias.  Hay un pueblo esparcido y distribuido entre los pueblos en todas las provincias de tu reino, y sus leyes son diferentes de las de todo pueblo, y no guardan las leyes del rey, y al rey nada le beneficia el dejarlos vivir. Si era cierto que estaban distribuidos y que sus leyes eran diferentes, pero lo que no era verdad es que las leyes de ellos perjudicaban las leyes del rey.


Convenció al rey para destruirlos dando una gran cantidad de plata por ellos, Asuero accede y le entrega su anillo, señal de confianza y le dice que se quede el dinero él. Tal vez Asuero no tenía idea de cuantos judíos habitaban su reino.


Entonces fueron llamados los escribanos del rey en el mes primero, al día trece del mismo, y fue escrito conforme a todo lo que mandó Amán, a los sátrapas del rey, a los capitanes que estaban sobre cada provincia y a los príncipes de cada pueblo, a cada provincia según su escritura, y a cada pueblo según su lengua; en nombre del rey Asuero fue escrito, y sellado con el anillo del rey. Y fueron enviadas cartas por medio de correos a todas las provincias del rey, con la orden de destruir, matar y exterminar a todos los judíos, jóvenes y ancianos, niños y mujeres, en un mismo día, en el día trece del mes duodécimo, que es el mes de Adar, y de apoderarse de sus bienes. La copia del escrito que se dio por mandamiento en cada provincia fue publicada a todos los pueblos, a fin de que estuviesen listos para aquel día. Y salieron los correos prontamente por mandato del rey, y el edicto fue dado en Susa capital del reino. Y el rey y Amán se sentaron a beber; pero la ciudad de Susa estaba conmovida.

Ester 3:12-15


Mandan llamar a los escribas del rey para redactar el edicto que mandó Amán en cada lengua a nombre del rey Asuero y sellado con el anillo del rey. Se enviaron las cartas a todas las provincias del rey con la orden específica: Destruir, matar y exterminar a todos los judíos, jóvenes y ancianos, niños y mujeres, en un mismo día: esa copia se envió y publicó a todos los pueblos para estar listos para ese día. Salieron de inmediato los correos, el edicto fue dado en Susa, el rey Amán celebraban mientras el pueblo estaba triste.


La perversidad del corazón humano.


¿A qué grado podemos llegar para obtener lo que deseamos aún a costa de perder algo? Amán buscaba exterminar a los judíos porque no le rendía homenaje un solo hombre.


Cuando alguien que no nos cae bien hace algo diferente y sobresale de entre los demás. ¿Buscamos “exterminarle” hablando mal de ellos con personas de su esfera de influencia? ¿Me lo han hecho a mí?


Huye también de las pasiones juveniles, y sigue la justicia, la fe, el amor y la paz, con los que de corazón limpio invocan al Señor. Pero desecha las cuestiones necias e insensatas, sabiendo que engendran contiendas. Porque el siervo del Señor no debe ser contencioso, sino amable para con todos, apto para enseñar, sufrido; que con mansedumbre corrija a los que se oponen, por si quizá Dios les conceda que se arrepientan para conocer la verdad

2 Timoteo 2:22-25


A través de la historia se ha visto diferentes ocasiones en las que desean acabar con el pueblo judío, Dios siempre ha tenido cuidado de ellos. De la misma forma que con nosotros ahora, pues pueblo suyo somos. Encontraremos situaciones, personas y circunstancias que parezcan estar en contra nuestra buscando nuestro exterminio; buscando nuestra muerte física y espiritual. Es en ese momento en el que debemos recordar a que Dios servimos y somos hijas, recordar que si ha tenido cuidado de su pueblo durante siglos, tendrá cuidado de mi también.


Me llama mucho la atención que el pueblo de Susa estaba triste con el edicto del rey, ellos Vivian y convivían con ellos todos los días, sabían que el pueblo judío era pacífico y no buscaban el mal al reino. Si pasara con nosotras algo similar en nuestra esfera de influencia, ¿qué reacción tendrían? ¿se alegrarían o estarían tristes por la injusticia?


Vivamos de tal manera que quienes nos rodean se duelan cuando algo contrario nos suceda en la vida.  Y seamos de la misma forma con ellos.


No seamos como Amán, que gracias a sus inseguridades y orgullo herido buscó venganza contra un pueblo entero.


Recuerda que: Sólo Dios puede hacer un trasplante de corazón en un sentido espiritual. Él nos ha dado una vida nueva, somos nuevas criaturas, hemos nacido de nuevo y Él quien nos ha cambiado, nos da una esperanza hermosa:


"Trono de gloria, excelso desde el principio, es el lugar de nuestro santuario." Jer 17:12


Nuestra esperanza... Llegar a ese santuario, a ese trono de gloria, nuestro santuario donde estamos seguras, rodeadas por Él, llenas de su amor y de su paz. El trono de gloria, nuestro Santuario, nuestra protección. Créelo mujer. Ama y déjate amar por el Eterno Dios.







Para meditar:


¿Confió en la suerte o reconozco la soberanía de Dios? ¿Hablo en contra de aquellos que me caen mal? ¿Intento sobornar  otros para obtener lo que quiero? ¿Con palabras lisonjeras he conseguido que hagan daño a otros?


En Su Gracia




Karla


lunes, 20 de junio de 2016

Ester – Un líder malvado






Después de estas cosas el rey Asuero engrandeció a Amán hijo de Hamedata agagueo, y lo honró, y puso su silla sobre todos los príncipes que estaban con él.  Y todos los siervos del rey que estaban a la puerta del rey se arrodillaban y se inclinaban ante Amán, porque así lo había mandado el rey; pero Mardoqueo ni se arrodillaba ni se humillaba. Y los siervos del rey que estaban a la puerta preguntaron a Mardoqueo: ¿Por qué traspasas el mandamiento del rey? Aconteció que hablándole cada día de esta manera, y no escuchándolos él, lo denunciaron a Amán, para ver si Mardoqueo se mantendría firme en su dicho; porque ya él les había declarado que era judío. Y vio Amán que Mardoqueo ni se arrodillaba ni se humillaba delante de él; y se llenó de ira.  Pero tuvo en poco poner mano en Mardoqueo solamente, pues ya le habían declarado cuál era el pueblo de Mardoqueo; y procuró Amán destruir a todos los judíos que había en el reino de Asuero, al pueblo de Mardoqueo.

Ester 3:1-6

El rey Asuero engrandeció a Amán y para honrarlo lo puso por encima de los otros príncipes. El rey ordenó que todos los siervos se arrodillaban y humillaran ante Amán, tal vez en un acto de favor, pero Mardoqueo no lo hacía.


Los siervos le preguntaban por qué no obedecía esa orden, eso nos preguntarán algunos cuando vean que no seguimos las órdenes o costumbres que ellos si. Cada día le cuestionaban y como no los escuchaba lo denunciaron a Amán para ver si seguía firme pues ya sabían que era judío. Tendremos presiones de amigos y conocidos.


Cuando Amán se dio cuenta de ello, se encendió de ira; muchos nos dejarán de hablar y se alejarán. Amán planeó vengarse de todos los judíos que vivían en el reino y aún lo vivimos en este tiempo.


Esta porción de la escritura me permite ver la importancia de los cargos, como pueden ser contraproducentes cuando no se toman con sabiduría y la dirección de Dios. Un puesto con poder y sin temor de Dios, puede ser nuestra perdición y podemos lastimar a más de una persona al elevarnos.


Muchas veces cuando nuestra vida es diferente a la de quienes nos rodean, nos cuestionarán el por qué; nuestra fe puede ser motivo de ataques por parte de ellos, de buscar nuestro mal para hacernos retroceder o cambiar a su forma de hacer las cosas; es nuestra responsabilidad estar firmes en nuestra fe, no tratar de agradar a los hombres sino solamente a Dios.


Pues, ¿busco ahora el favor de los hombres, o el de Dios? ¿O trato de agradar a los hombres? Pues si todavía agradara a los hombres, no sería siervo de Cristo.

Gálatas 1:10



Para meditar:
¿He sido promovida en algún cargo? ¿He buscado ser más que otros para que se humillen ante mi? ¿Me he humillado y arrodillado ante alguien? ¿Hay quienes me cuestionan el por qué no le rindo culto a otros dioses u hombres?
¿Qué tan visible es mi fidelidad a Dios? ¿Me han injuriado por causa de mi fe? ¿Han buscado hacerme quedar mal con otros por esa causa? ¿He causado la ira de alguien por causa de mi fe? ¿Han buscado mi mal por causa de mi fe?



En Su Gracia




Karla





Devocionales anteriores:

¡únete a la comunidad instagram!

Licencia Creative Commons
Este blog y todo su contenido gráfico y escrito está protegido por derechos de autor bajo Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

¡Suscríbete a mi canal!

Blogging tips