miércoles, 22 de junio de 2016

Ester – Corazón perverso





En el mes primero, que es el mes de Nisán, en el año duodécimo del rey Asuero, fue echada Pur, esto es, la suerte, delante de Amán, suerte para cada día y cada mes del año; y salió el mes duodécimo, que es el mes de Adar. Y dijo Amán al rey Asuero: Hay un pueblo esparcido y distribuido entre los pueblos en todas las provincias de tu reino, y sus leyes son diferentes de las de todo pueblo, y no guardan las leyes del rey, y al rey nada le beneficia el dejarlos vivir. Si place al rey, decrete que sean destruidos; y yo pesaré diez mil talentos de plata a los que manejan la hacienda, para que sean traídos a los tesoros del rey. Entonces el rey quitó el anillo de su mano, y lo dio a Amán hijo de Hamedata agagueo, enemigo de los judíos, y le dijo: La plata que ofreces sea para ti, y asimismo el pueblo, para que hagas de él lo que bien te pareciere.

Ester 3:7-11


Amán era descendiente de Agag, quien era el rey de los Amalecitas, el pueblo que había sido enemigo a muerte de de los israelitas por generaciones (Éxodo 17:14-16) definitivamente él no amaba a Dios, pero nuestro Señor permitió que llegara a un alto puesto en el reino por un propósito específico.


Amán hizo que los magos o hechiceros lanzaran estas piedras para saber la fecha específica en la que se vengaría de la nación judía o buscaría al rey para tratar su destrucción. Él buscaba la aprobación divina para sus planes malévolos, la suerte cayó para después de 11 meses. No cabe duda que Dios es quien decide todo, en Él están nuestros tiempos; permitió que durante 11 meses los judío no fueran atacados.


La suerte se echa en el regazo;
Mas de Jehová es la decisión de ella.

Proverbios 16:33


La acusación de Amán contra los judíos era mal intencionada y con una verdad a medias.  Hay un pueblo esparcido y distribuido entre los pueblos en todas las provincias de tu reino, y sus leyes son diferentes de las de todo pueblo, y no guardan las leyes del rey, y al rey nada le beneficia el dejarlos vivir. Si era cierto que estaban distribuidos y que sus leyes eran diferentes, pero lo que no era verdad es que las leyes de ellos perjudicaban las leyes del rey.


Convenció al rey para destruirlos dando una gran cantidad de plata por ellos, Asuero accede y le entrega su anillo, señal de confianza y le dice que se quede el dinero él. Tal vez Asuero no tenía idea de cuantos judíos habitaban su reino.


Entonces fueron llamados los escribanos del rey en el mes primero, al día trece del mismo, y fue escrito conforme a todo lo que mandó Amán, a los sátrapas del rey, a los capitanes que estaban sobre cada provincia y a los príncipes de cada pueblo, a cada provincia según su escritura, y a cada pueblo según su lengua; en nombre del rey Asuero fue escrito, y sellado con el anillo del rey. Y fueron enviadas cartas por medio de correos a todas las provincias del rey, con la orden de destruir, matar y exterminar a todos los judíos, jóvenes y ancianos, niños y mujeres, en un mismo día, en el día trece del mes duodécimo, que es el mes de Adar, y de apoderarse de sus bienes. La copia del escrito que se dio por mandamiento en cada provincia fue publicada a todos los pueblos, a fin de que estuviesen listos para aquel día. Y salieron los correos prontamente por mandato del rey, y el edicto fue dado en Susa capital del reino. Y el rey y Amán se sentaron a beber; pero la ciudad de Susa estaba conmovida.

Ester 3:12-15


Mandan llamar a los escribas del rey para redactar el edicto que mandó Amán en cada lengua a nombre del rey Asuero y sellado con el anillo del rey. Se enviaron las cartas a todas las provincias del rey con la orden específica: Destruir, matar y exterminar a todos los judíos, jóvenes y ancianos, niños y mujeres, en un mismo día: esa copia se envió y publicó a todos los pueblos para estar listos para ese día. Salieron de inmediato los correos, el edicto fue dado en Susa, el rey Amán celebraban mientras el pueblo estaba triste.


La perversidad del corazón humano.


¿A qué grado podemos llegar para obtener lo que deseamos aún a costa de perder algo? Amán buscaba exterminar a los judíos porque no le rendía homenaje un solo hombre.


Cuando alguien que no nos cae bien hace algo diferente y sobresale de entre los demás. ¿Buscamos “exterminarle” hablando mal de ellos con personas de su esfera de influencia? ¿Me lo han hecho a mí?


Huye también de las pasiones juveniles, y sigue la justicia, la fe, el amor y la paz, con los que de corazón limpio invocan al Señor. Pero desecha las cuestiones necias e insensatas, sabiendo que engendran contiendas. Porque el siervo del Señor no debe ser contencioso, sino amable para con todos, apto para enseñar, sufrido; que con mansedumbre corrija a los que se oponen, por si quizá Dios les conceda que se arrepientan para conocer la verdad

2 Timoteo 2:22-25


A través de la historia se ha visto diferentes ocasiones en las que desean acabar con el pueblo judío, Dios siempre ha tenido cuidado de ellos. De la misma forma que con nosotros ahora, pues pueblo suyo somos. Encontraremos situaciones, personas y circunstancias que parezcan estar en contra nuestra buscando nuestro exterminio; buscando nuestra muerte física y espiritual. Es en ese momento en el que debemos recordar a que Dios servimos y somos hijas, recordar que si ha tenido cuidado de su pueblo durante siglos, tendrá cuidado de mi también.


Me llama mucho la atención que el pueblo de Susa estaba triste con el edicto del rey, ellos Vivian y convivían con ellos todos los días, sabían que el pueblo judío era pacífico y no buscaban el mal al reino. Si pasara con nosotras algo similar en nuestra esfera de influencia, ¿qué reacción tendrían? ¿se alegrarían o estarían tristes por la injusticia?


Vivamos de tal manera que quienes nos rodean se duelan cuando algo contrario nos suceda en la vida.  Y seamos de la misma forma con ellos.


No seamos como Amán, que gracias a sus inseguridades y orgullo herido buscó venganza contra un pueblo entero.


Recuerda que: Sólo Dios puede hacer un trasplante de corazón en un sentido espiritual. Él nos ha dado una vida nueva, somos nuevas criaturas, hemos nacido de nuevo y Él quien nos ha cambiado, nos da una esperanza hermosa:


"Trono de gloria, excelso desde el principio, es el lugar de nuestro santuario." Jer 17:12


Nuestra esperanza... Llegar a ese santuario, a ese trono de gloria, nuestro santuario donde estamos seguras, rodeadas por Él, llenas de su amor y de su paz. El trono de gloria, nuestro Santuario, nuestra protección. Créelo mujer. Ama y déjate amar por el Eterno Dios.







Para meditar:


¿Confió en la suerte o reconozco la soberanía de Dios? ¿Hablo en contra de aquellos que me caen mal? ¿Intento sobornar  otros para obtener lo que quiero? ¿Con palabras lisonjeras he conseguido que hagan daño a otros?


En Su Gracia




Karla


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Licencia Creative Commons
Este blog y todo su contenido gráfico y escrito está protegido por derechos de autor bajo Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips