miércoles, 15 de junio de 2016

Ester – preparándose para el rey







Había en Susa residencia real un varón judío cuyo nombre era Mardoqueo hijo de Jair, hijo de Simei, hijo de Cis, del linaje de Benjamín; el cual había sido transportado de Jerusalén con los cautivos que fueron llevados con Jeconías rey de Judá, a quien hizo transportar Nabucodonosor rey de Babilonia. Y había criado a Hadasa, es decir, Ester, hija de su tío, porque era huérfana; y la joven era de hermosa figura y de buen parecer. Cuando su padre y su madre murieron, Mardoqueo la adoptó como hija suya. Sucedió, pues, que cuando se divulgó el mandamiento y decreto del rey, y habían reunido a muchas doncellas en Susa residencia real, a cargo de Hegai, Ester también fue llevada a la casa del rey, al cuidado de Hegai guarda de las mujeres. Y la doncella agradó a sus ojos, y halló gracia delante de él, por lo que hizo darle prontamente atavíos y alimentos, y le dio también siete doncellas especiales de la casa del rey; y la llevó con sus doncellas a lo mejor de la casa de las mujeres.

Ester 2:5-9


Después de todo lo que aconteció en la vida del rey Asuero durante sus 187 días de fiesta, y de los malos consejos y la posible cruda moral del rey,  vemos que todo es parte de los planes de Dios. Me encanta como todo tiene un orden y un propósito claro para que los planes de Dios sean cumplidos de acuerdo a su voluntad.


Hubo un judío en Susa, en la capital del reino de Asuero, él era Mardoqueo. Este judío vino a Persia en uno de los traslados que los babilonios impusieron en Judá cuando conquistaron su tierra. Todas las cosas ayudan a bien (Romanos 8:28) y la cautividad de Mardoqueo es parte del plan perfecto de Dios.


Mardoqueo crió a su prima quien era huérfana,  su  nombre judío era Hadasa significa “mirto;” el nombre persa Ester significa “estrella”


Mirto una flor, lo importante del Mirto es que su follaje siempre permanece verde, Hadasa da entender que su fuerza nunca desmaya, aunque las adversidades sean muy difíciles. Pero lo más impresionante es que una profecía de Isaías hace mención del mirto (también conocido como arrayán)


En lugar de la zarza crecerá ciprés, y en lugar de la ortiga crecerá arrayán;
y será a Jehová por nombre, por señal eterna que nunca será raída.

Isaías 55:13 


Un comentario bíblico dice: En el simbolismo profético el mirto reemplaza las zarzas y espinas del desierto representando el perdón y aceptación del Señor hacia su pueblo. ¿No es hermoso? Dios siempre ha cuidado de su pueblo y me impresiona tanto como un “simple nombre” pueda tener tanto peso en los cielos.


Así que comencemos con Ester. Huérfana criada por su primo, una mujer hermosa en todo sentido. Cuando sale el edicto del rey ella no tuvo otra opción más que obedecer; fue llevada a la casa del rey,  bajo el cuidado del eunuco Hegai un hombre a quien se le confiaba la vigilancia del harem.


Ester agradó a Hegai, halló gracia ante él. ¿Recuerdas el proverbio 3:3-4? Nunca se aparten de ti la misericordia y la verdad; átalas a tu cuello, escríbelas en la tabla de tu corazón; y hallarás gracia y buena opinión delante de Dios y de los hombres. Ester realmente era una mujer llena de la gracia de Dios.Esa gracia y su vida piadosa agradó al eunuco del rey, tanto que le fueron dados vestidos, alimentos y tuvo a 7 doncellas que cuidaran de ella. Ester estuvo en lo mejor de la casa de las mujeres.


Qué increíble enseñanza nos deja estos versículos. Nos muestra cómo es que Dios ha cuidado de su pueblo desde siempre, un judío en un pueblo pagano siempre tiene un propósito: preservar el pueblo de Israel. Oremos por Israel.


Mardoqueo nos muestra acerca del amor en familia, el cuidado y protección que debemos tener entre nosotros. Ya sea familia de sangre o en Cristo, sobre todo a aquellos quienes están desamparados, a aquellos que aún no son hijos de Dios, quienes siguen siendo huérfanos espirituales.


Estemos agradecidas con Dios porque siempre tiene un plan para nuestra vida, no importa lo que suceda Él tiene el control. (Jeremías 29:11) y de acuerdo a nuestra entrega y santidad podríamos ser llevadas al mejor lugar de la casa real, Dios puede darnos gracia con los grandes, con quienes serán nuestra autoridad, no olvidemos que: nunca se aparten de nosotras la misericordia y la verdad; átalas a tu cuello, escríbelas en la tabla de tu corazón; y hallarás gracia y buena opinión delante de Dios y de los hombres. (prov 3:3-4)



Ester no declaró cuál era su pueblo ni su parentela, porque Mardoqueo le había mandado que no lo declarase. Y cada día Mardoqueo se paseaba delante del patio de la casa de las mujeres, para saber cómo le iba a Ester, y cómo la trataban. Y cuando llegaba el tiempo de cada una de las doncellas para venir al rey Asuero, después de haber estado doce meses conforme a la ley acerca de las mujeres, pues así se cumplía el tiempo de sus atavíos, esto es, seis meses con óleo de mirra y seis meses con perfumes aromáticos y afeites de mujeres,  entonces la doncella venía así al rey. Todo lo que ella pedía se le daba, para venir ataviada con ello desde la casa de las mujeres hasta la casa del rey.  Ella venía por la tarde, y a la mañana siguiente volvía a la casa segunda de las mujeres, al cargo de Saasgaz eunuco del rey, guarda de las concubinas; no venía más al rey, salvo si el rey la quería y era llamada por nombre.

Ester 2:10-14


En ocasiones es sabio guardar silencio ante determinadas situaciones, No es bueno callar que somos cristianos, no debemos ser cristianos solamente en la congregación y fuera de ella ocultar que somos hijos de Dios. Nuestro Señor Jesús dijo:

A cualquiera, pues, que me confiese delante de los hombres, yo también le confesaré delante de mi Padre que está en los cielos.  Y a cualquiera que me niegue delante de los hombres, 
yo también le negaré delante de mi Padre que está en los cielos

Mateo 10:32-33


Sin embargo, hay ocasiones que el Espíritu Santo nos muestra que debemos callar por un tiempo por un propósito, no permanentemente, sino para en el momento preciso dar a conocer del pueblo al que pertenecemos y el Dios a quien servimos. Y sin duda Mardoqueo tuvo ese sentir.

Las mujeres eran preparadas durante un año, cada doncella era preparada para acudir una noche con el rey y regresaban a la casa de las concubinas hasta que el rey las volviera a llamar. ¿te imaginas? Podían pasar la vida entera en espera de que el rey las llamara y sin la oportunidad de salir y de casarse. Era una tradición terrible porque las mujeres eran usadas una sola noche y podían vivir como viudas hasta la muerte.

Esta enseñanza me hace pensar mucho en nuestra relación con Dios, en nuestra vida devocional. ¿Qué tanta importancia le damos a nuestra vida espiritual al presentarnos ante Él? Todo es parte de un proceso en el cual el presentarnos ante su presencia debe ser durante el tiempo que Él desee y todas las veces que Él quiera.

Nuestra prioridad es Él, nuestra vida espiritual es lo más importante del día. Esa preparación para encontrarnos con Él es bellísima, limpiarnos de pecado gracias a la sangre de Cristo, elevar nuestra alabanza y adoración a Él y entrar con acciones de gracias y entregarnos por completo a Él.

Dios es bueno y nos enamora, siempre.


Para meditar:
¿En qué circunstancias debo o puedo callar mi cristianismo sin negar mi fe? ¿Tengo un mentor que guía y vela por mi vida espiritual? ¿Cómo me presento ante Dios? ¿Cómo está mi vida devocional? ¿Le doy prioridad a mi vida espiritual o a la física?
¿Cómo me  presento ante mi rey? ¿Qué llevo a su presencia? ¿Mi adoración, mi mejor canción? ¿Cuánto tiempo paso en su presencia? ¿Estoy el tiempo que Él me pide estar? ¿Regreso a su presencia cada vez que Él me manda llamar?


En Su Gracia

Karla




Devocionales anteriores:






Escribe tu e-mail y recibe las publicaciones directo a tu bandeja de entrada:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡únete a la comunidad instagram!

Licencia Creative Commons
Este blog y todo su contenido gráfico y escrito está protegido por derechos de autor bajo Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

¡Suscríbete a mi canal!

Blogging tips