lunes, 4 de julio de 2016

Ester – De memorias y honra







Amaos los unos a los otros con amor fraternal; en cuanto a honra, prefiriéndoos los unos a los otros. (Romanos 12:10)


Honra: Timé quiere decir “precio” o bien lo que tiene valor a los ojos del espectador


Valorándonos los unos a los otros, recordando que en el reino de Dios no hay lugar para “super estrellas”.  Cada uno de nosotros tiene un papel importante, por eso cuando trabajamos en equipo y honramos a nuestros hermanos, es Dios quien recibe la gloria, no nosotras.


Aquella misma noche se le fue el sueño al rey, y dijo que le trajesen el libro de las memorias y crónicas, y que las leyeran en su presencia. Entonces hallaron escrito que Mardoqueo había denunciado el complot de Bigtán y de Teres, dos eunucos del rey, de la guardia de la puerta, que habían procurado poner mano en el rey Asuero. Y dijo el rey: ¿Qué honra o qué distinción se hizo a Mardoqueo por esto? Y respondieron los servidores del rey, sus oficiales: Nada se ha hecho con él. Entonces dijo el rey: ¿Quién está en el patio? Y Amán había venido al patio exterior de la casa real, para hablarle al rey para que hiciese colgar a Mardoqueo en la horca que él le tenía preparada.  Y los servidores del rey le respondieron: He aquí Amán está en el patio. Y el rey dijo: Que entre.  Entró, pues, Amán, y el rey le dijo: ¿Qué se hará al hombre cuya honra desea el rey? Y dijo Amán en su corazón: ¿A quién deseará el rey honrar más que a mí?

Ester 6:1-6



Todo está escrito, todo tiene un propósito, esa noche se le fue el sueño al rey y al leerle el libro de las memorias recordó que Mardoqueo había salvado su vida y nadie le dio las gracias por ese hecho. Buscó saber cómo podía honrar un acto tan grande de bondad preguntándole a Amán, este hombre como vimos el tema anterior, tenía una estima baja y su arma de defensa era la soberbia. Creyó que aquél quien recibiría honra por parte del rey sería él.


En estos tiempos tan llenos de tecnología podemos llevar un diario, ya sea escrito o en video. Si tienes la costumbre de hacerlo, sabes que años después cuando los lees, recuerdas cosas que habías olvidado y que tal vez el día de hoy tengan una consecuencia sea positiva o no.


Es bueno llevar un registro de lo que vivimos porque, recordaremos lo bueno que Dios ha sido con nosotras y también a aquellos que han sido bondadosos con nosotras. Es bueno recordar y recompensar a quienes han hecho cosas lindas para con nosotras siendo agradecidas con ellos y con Dios por extender su gracia aún a través de otros.


En la historia, Amán estaba cerca para pedir que colgaran a Mardoqueo en la horca que había construido especialmente para él. Y ¿sabes? Probablemente alguien nos hablará mal de las personas que nos han hecho bien porque no han recibido nada de ellos. Necesitamos ser sabias y pedir discernimiento para buscar buenos consejeros.


¿A quienes damos honra? Como cuerpo de Cristo nos instruye a dar honra los unos a los otros pero, ¿En realidad lo hacemos? Porque siendo miembros del mismo cuerpo buscamos estar arriba del otro, y eso ya no debe ser así.


¿De qué manera podemos reflejar nuestro sincero aprecio por un consiervo?


De manera que si un miembro padece, todos los miembros se duelen con él, 
y si un miembro recibe honra, todos los miembros con él se gozan.

1 Corintios 12:26




Nada hagáis por contienda o por vanagloria; antes bien con humildad,
estimando cada uno a los demás como superiores a él mismo;  no mirando cada uno por lo suyo propio, 
sino cada cual también por lo de los otros.

Filipenses 2:3-4



Hoy hagamos memoria de lo bueno y maravilloso que ha sido Dios con nosotras, de lo bendecida que hemos sido al encontrar personas que comparten con nosotras la misma visión y el amor por Cristo.
Somos parte de su cuerpo y como tal, unas a otras necesitamos apoyarnos, amarnos, cuidarnos, soportarnos, estar de acuerdo y cumplir el propósito por el cual somos hijas de Dios.



No olvidemos nunca lo que padeció nuestro Señor Jesucristo para darnos salvación y darnos la oportunidad de ser adoptados por Dios. Hoy reconozcamos que somos parte de un mismo cuerpo y dejemos de lado la competencia, el buscar sobresalir de entre todos los demás miembros, la envidia disfrazada, el egoísmo y la falta de amor y compasión entre nosotros.



Honrémonos unos a otros, alegrémonos y lloremos unos con otros, pero sobre todo amémonos como Cristo nos mandó hacerlo. Somos su cuerpo.



En esto conocerán todos que sois mis discípulos,
si tuviereis amor los unos con los otros

Juan 13:35



Para meditar:

¿Tengo memoria para recordar la bondad de otros para conmigo? ¿Recuerdo la bondad de Dios? ¿Soy agradecida con quienes han sido bondadosos conmigo? ¿Honro a mi esposo, a mis hijos, amigos y a mis padres? ¿Trato de hacer el papel de “super estrella” dentro del cuerpo de Cristo? ¿Puedo hacer algo y sinceramente dejar que otro reciba el aplauso? ¿En verdad me alegro con quienes tienen éxito?











En Su Gracia


Karla






Devocionales anteriores:



2 comentarios:

  1. Hola, buen día, muchas gracias por compartir estos devocionales, la verdad me encantan, han sido una gran ayuda para mi vida espiritual, las preguntas de reflexión son un gran reto para una misma, me hecen refleionar y ver en que estoy fallando y lo que puedo corregir, gracias porque definitivamente Dios te usa para hablarnos.
    Dios te siga bendiciendo y dando esa sabiduría, y por favor espero que sigas compartiendonos la Palabra de verdad

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a Dios Ileana! me alegra tanto leer tu mensaje, Dios te bendiga y guarde y siga hablándote a través de su Palabra. No desmayes te mando un abrazo grande!

      Eliminar

Licencia Creative Commons
Este blog y todo su contenido gráfico y escrito está protegido por derechos de autor bajo Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips